Nuevas añadas de Pago de Carraovejas y Ossian Vides y Vinos

 Publicado el Por Salvador Manjón

 (photo: )

Los amantes del vino están de enhorabuena, como cada vez que se dan a conocer las nuevas añadas de Pago de Carraovejas y Ossian. Pero en este caso el júbilo es si cabe mayor, pues en pocas ocasiones confluyen en el mercado los tres tintos de la familia Ruiz Aragoneses. Así este año, Pago de Carraovejas 2016 acompaña a El Anejón 2014 y Cuesta de las Liebres 2014. En blanco la voz cantante la llevan Ossian 2016 y Capitel 2016, junto con un renovado Quintaluna 2017.

La presentación tuvo lugar el pasado 20 de noviembre en el Restaurante El Paraguas, de Madrid, donde José María Ruiz Benito y Pedro Ruiz Aragoneses dieron a conocer el esfuerzo (hecho vino) del más de un centenar de trabajadores que configura el patrimonio humano de Pago de Carraovejas y Ossian Vides y Vinos.

El vino que abrió fuego fue el renovado Quintaluna 2017, remozado en imagen y actualizado en filosofía. Esta añada de Quintaluna viene acompañada de un rediseño general de la marca Ossian Vides y Vinos que, paulatinamente, se irá incorporando en las futuras añadas del resto de referencias. Quintaluna 2017 expresa a la perfección la frescura y el carácter genuino de la Verdejo segoviana, aun a través de una añada complicada. Ofrece untuosa mineralidad y una finura vibrante sostenida por su óptima acidez. Se acompañó de colmenillas con foie y aceite de trufa.

A continuación, Ossian 2016, elaborado íntegramente con viñas viejas centenarias en pie franco con cultivo ecológico certificado. Nos trasladó al cultivo ancestral de la vid en el norte de Segovia para regalarnos una expresión singular, poderosa de un Verdejo sabroso, sin artificios y de gran equilibrio.

Por su parte, Capitel 2016, que define gran parte de su carácter a través del componente pizarroso del viñedo sobre el que enraízan cepas de hasta 200 años. Esa fuerza mineral la narra el vino, hablando un idioma de complejidad, concentración y profundidad. Complejo y de gran finura. Hecho para durar. Tanto Ossian como Capitel se maridaron con un plato de merluza con carne de centollo y jugo de cigalas.

Pasamos a los tintos con Pago de Carraovejas 2016, continuación de la transformación en la gama (abandono de los corsés de la crianza). Tempranillo (90%), Cabernet Sauvignon (6%) y Merlot (4%), con 12 meses de roble francés y americano, en un vino expresivo, abierto, potente pero fino en el que encontramos fruta, pero también matices florales. Con taninos presentes y sutiles y un carácter reconocible y equilibrado. Su pareja de baile unas sabrosas verdinas con faisán.

Llegaron a continuación, dos vinos de viticultura que podríamos denominar de extrema. Primero Pago de Carraovejas El Anejón 2014 (84% Tempranillo, 8% Cabernet y 8% Merlot). De gran finura y elegancia, pero con garra. Aromas florales integrados con una fruta poderosa. Con carácter mineral y frescura. De boca poderosa, estructurada y llena de matices.

Cerró la presentación Pago de Carrovejas Cuesta de las Liebres 2014, la viña “más precisa y pura”, como la define la bodega. Clones propios de Tinto Fino, con 24 meses en barricas nuevas de roble francés. Suelos calizos. Un vino de gran complejidad y fuerza. Elegante, potente, transmite autenticidad y respeto por el paisaje del que nace.


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Nuevas añadas de Pago de Carraovejas y Ossian Vides y Vinos”

Comentarios disponibles para usuarios registrados