Bobal Blanco, ¿una variedad genuina?

 Publicado el Por Raúl Ferrer Gallego , Pablo Carbonell Bejerano , Carolina Royo , Javier Ibáñez , P. Pablo Ferrer Gallego

Artículo con tablas en PDF adjunto (solo para suscriptores).

Todavía hoy, algunas variedades blancas de vid tienen un origen incierto y siguen siendo objeto de estudio para muchos enólogos, botánicos y genetistas. Se puede decir que hay dos mecanismos fundamentales que pueden dar lugar a la aparición de nuevas variedades de uva blanca: 1) la vía sexual, tras el cruzamiento de parentales portadores de determinantes genéticos de desarrollo de uva blanca y 2) la vía asexual, en la que durante el crecimiento y la propagación vegetativa de variedades de uva tinta pueden surgir espontáneamente mutaciones nuevas que impidan la coloración del hollejo del fruto. Para la mayoría de variedades blancas cultivadas actualmente no existen registros que indiquen el mecanismo concreto que las originó, lo cual en muchos casos ocurrió hace varios siglos o incluso milenios. A pesar de este desconocimiento, existen procedimientos que pueden ser útiles para determinar el origen de estas mutaciones.

Por una parte, la ampelografía puede ayudar a detectar caracteres compartidos entre variedades tintas y sus posibles variedades blancas derivadas, mientras que por otro lado, el desarrollo de técnicas de análisis genético proporciona un gran potencial para determinar el origen de las variedades de vid. De este modo se sabe por ejemplo que Airén, la variedad blanca de vinificación más cultivada en el mundo según la OIV (Organización Internacional de la Viña y el Vino, http://www.oiv.int/public/medias/5336/infographie-focus-oiv-2017-new.pdf), se generó tras el cruzamiento entre la variedad Hebén y otra variedad todavía desconocida [1]. Asimismo, Viura (sinonimia de Macabeo) es otra variedad blanca muy extendida en España que también desciende de Hebén, en este caso tras su cruce sexual con la variedad francesa Brustiano Faux [1].

En cuanto a variedades blancas derivadas de mutación, la Garnacha Blanca, comúnmente conocida y extendida por diversas regiones vitícolas españolas y francesas, es una variedad originada a partir de su parental tinto Garnacha [2]. Más reciente es la variedad Tempranillo Blanco, que tiene su origen en un sarmiento mutante que producía uva blanca, que apareció en una planta de la variedad tinta Tempranillo en los años 80. Investigadores del ICVV (Instituto de Ciencias de la Vid y el Vino) han demostrado recientemente que una reorganización compleja entre varios cromosomas acarreó la pérdida de varios fragmentos del genoma de Tempranillo, incluyendo la región cromosómica que contiene los genes que desencadenan la pigmentación del hollejo, lo cual dio lugar a dicho Tempranillo Blanco [3].


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Bobal Blanco, ¿una variedad genuina?”

Comentarios disponibles para usuarios registrados