Terroirs, no tan eternos

 Publicado el Por Pedro Ballesteros MW

FOTO: Wellcome Library. (photo: )
FOTO: Wellcome Library.

Definiciones de terroir

El terroir se define como una combinación única de suelo, topografía, clima, plantas y prácticas culturales que dan como resultado unas uvas que son la materia prima para vinos con un carácter distintivo. Los conocedores del vino de todo el mundo pagan más por algunos vinos a causa del terroir. Algunos productores incluso afirman que ellos no hacen prácticamente nada, que el mérito de sus vinos radica totalmente en el terroir.

El terroir se explica a través de complejas historias sobre suelos que se formaron hace millones de años, sobre vientos predominantes, regímenes de lluvias e influencia de las masas de agua que originan climas únicos, del origen misterioso de algunas variedades de vid autóctonas (o cómo milagrosamente el Merlot importado halló su lugar natural en la otra punta del mundo), o mediante historias antiguas del Imperio Romano. En efecto, mucha gente todavía cree que los vinos de hoy en día son la consecuencia natural de muchos miles de años de producción continuada de vinos de calidad.

Todo lo que envuelve a los vinos de terroir parece tan mágico, tan eterno, tan más allá de nuestra comprensión y, sobre todo, tan íntima y firmemente ligado a un territorio particular que aceptamos la superioridad de los vinos de ese terruño como algo natural, incluso sobrenatural.

A continuación, información para suscriptores.


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Terroirs, no tan eternos”

Comentarios disponibles para usuarios registrados