Viticultura e innovación, combinación ganadora para afrontar los efectos del cambio climático

 Publicado el Por Plataforma Tecnológica del Vino (PTV)

 (photo: )

Fruto de la apuesta del sector vitivinícola español por la Innovación, en el año 2011 nacía la Plataforma Tecnológica del Vino con el firme objetivo de definir las necesidades científico-técnicas del sector y articular su actividad de I+D+i. Hoy, un comité de expertos representados por la Comisión Técnica de la PTV, y organizados en torno a 6 áreas de interés (Viticultura, Proceso, Producto, Salud, Sostenibilidad y Cambio Climático y Economía Vitivinícola), continúa trabajando para establecer los horizontes de los grandes retos del sector del vino y priorizar aquellos que urge abordar.

En este contexto, tanto el área de Viticultura como el de Sostenibilidad y Cambio Climático de la PTV coinciden en la importancia de implantar estrategias de mitigación y adaptación del viñedo a los efectos negativos del cambio climático, siendo una preocupación que afecta, no solo al conjunto del viñedo español, sino también al de buena parte del mundo. Efectos como el aumento medio de temperaturas, olas de calor o eventos climáticos extremos, son más que preocupantes, pero quizás, uno de los grandes retos no afrontados aún en profundidad es la escasez y heterogeneidad de las precipitaciones y que, en nuestras condiciones, puede ser un factor limitante del cultivo.

Ahora bien, no solo el viñedo se adapta a las condiciones cambiantes del clima, también el resto de las especies entre ellas plagas, patógenos, etc. Es por ello que, minimizar los efectos de plagas y enfermedades de la vid (especialmente enfermedades de la madera) a través del estudio de factores abióticos y bióticos implicados, y proporcionar soluciones sostenibles, respetuosas con el medio ambiente, económicamente viables y socialmente responsables, son otros de los retos fundamentales del sector vitivinícola.

Ante este nuevo panorama de constante cambio, la conservación y puesta en valor del material vegetal existente en el viñedo español se vuelve una herramienta clave para poder dar respuestas a estos desafíos. Los métodos de selección serán fundamentales tanto para el desarrollo de nuevas variedades de vid, como para la recuperación de variedades minoritarias con determinado potencial o resistencias, para el estudio de la mejora de la calidad de nuestras uvas y vinos, asegurando así la adaptabilidad de las variedades de vid a las condiciones del medio.

Algunas iniciativas innovadoras

Entendiendo la innovación como la única vía para hacer frente a estos, y otros grandes retos, que debe afrontar el sector del vino español, ya se han puesto en marcha algunos proyectos de I+D+i en el marco de la PTV.

Ejemplo de ello, a nivel nacional, es GLOBALVITI. Un proyecto liderado por Familia Torres que, con un presupuesto de más de 8 millones de euros, pretende mejorar la producción vitivinícola frente al cambio climático, mediante la aplicación de nuevas tecnologías transversales como IoT, Big Data, Robótica o Biotecnología.

Otra iniciativa española, de repercusión internacional, es el proyecto PRIORAT+MONTSANT que cuenta con la contribución financiera de la herramienta LIFE+ de la Unión Europea, por medio del cual se está aplicando un conjunto de tecnologías (red de estaciones meteorológicas coordinadas, cámaras de presión o equipos de muestreo de suelo), para una gestión eficiente del riego, uso de fertilizantes o predicción de plagas. Este proyecto, liderado por VITEC, cuenta con más de 1,5 millones de euros para su ejecución y sus resultados pretenden ser replicados en distintas zonas vitícolas europeas.

Más información en http://ptvino.com


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Viticultura e innovación, combinación ganadora para afrontar los efectos del cambio climático”

Comentarios disponibles para usuarios registrados