Topic:

Vuelven los ataques de viticultores galos contra el vino español en el sur de Francia

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

Se veía venir ya cuando el 20 de marzo se constituyó en el sur de Francia, en concreto en el departamento de Gard, el denominado Sindicato de Viticultores del Gard (SVG), con casi el único cometido de llevar a cabo una defensa acérrima y exacerbada de la producción propia de vino frente a las importaciones de vino procedentes de otros países comunitarios, principalmente de España.

Y así sucedió que el pasado 30 de marzo, solo 10 días después, viticultores franceses de esa zona de producción destruyeron decenas de botellas de vino de tres supermercados, que provenían de otros países de la UE, sobre todo de España, en protesta por “un etiquetado engañoso que induce al error sobre su origen a los consumidores.”

“Vamos a imponer que en el Gard no haya ya vinos extranjeros en los supermercados, pues nuestras bodegas están llenas”, señaló Xavier Fabre, portavoz del SVG, que encabezaba un largo convoy de vehículos con decenas de productores a bordo.

Tras realizar una supervisión de las estanterías, los viticultores salieron fuera con decenas de botellas en las manos que destruyeron fuera de los comercios, bajo la mirada impotente y pasiva de los responsables y clientes. Luego, los viticultores pegaron etiquetas en los supermercados, en los que se podía leer “Comprar vino francés es apoyar a la economía local. Producimos la excelencia, ellos les venden la mediocridad. ¡No a los vinos importados!”

El SVG pide a los responsables de los mercados y a la gran distribución local que retire inmediatamente los “bag-in-box” de vinos importados de sus lineales, añadiendo que resulta intolerable que cada día el vino español ocupe espacio en los estantes. “Ahora unidos, los viticultores de Gard estamos decididos a invertir la tendencia económica que parece llevarnos a una nueva crisis. En estos momentos, ni el volumen de cosecha de 2016, ni la calidad de los vinos que producimos pueden considerarse responsables de la caída progresiva del mercado, pues hemos identificado la competencia desleal de los vinos importados como causa principal de nuestras dificultades actuales”.

“Regresaremos mañana y la próxima semana, y seremos más aún, señaló Fabre, mientras que Delphine Fernández, secretaria general de la organización Jóvenes Agricultores del Gard, intentaba explicar que “intentamos que se nos escuche antes de que la situación degenere, pero los viticultores están enfadados frene a esta competencia desleal.”

Estamos, por tanto, ante un episodio más del enfrentamiento y de la presión que mantienen los viticultores del Sur de Francia frente a las importaciones de vino de otros países a precios más bajos. En enero pasado, derramaron dos camiones-cisterna con vinos y mosto de zumo de uva de origen español para denunciar la competencia desleal y la importación masiva de vinos extranjeros, y también se ha producido ataques a industrias que almacenaban vino español o italiano, así como un asalto a una planta francesa embotelladora de vino español.

Hace unos días también las oficinas de Vergnes et Pssarieux, uno de los distribuidores más importantes de Francia, fueron incendiadas en Béziers (sur), entre otras acciones violentas, que fueron reivindicadas por el denominado Comité de Acción Regional Vinícola (CRAV), uno de los brazos radicales de los viticultores.

El pasado 25 de marzo, en un alarde de chovinismo, entre 1.500 y 4.000 viticultores se manifestaron en Narbona, convocados por el sindicato de viticultores de la región de Aude, con asaltos a supermercados, mientras pedían a los candidatos a las próximas elecciones presidenciales que defiendan los productos franceses.

Las importaciones en Francia de vinos procedentes de España han crecido un 40% en dos años, según la interprofesional FranceAgrimer. En la campaña 2015/16, se importaron 5,56 Mhl de vino español, frente a 5,17 millones en 2014/15 y 3,9 millones en 2013/14. Este incremento y el bajo precio de los vinos españoles son denunciados desde hace varios meses por los productores del Sur de Francia, en especial de la región productora de Languedoc-Roussillon.

A nivel general, Francia importó más que nunca en 2016, con un total de 765,6 millones de litros (7,65 Mhl), con un aumento del 6,8% respecto al año anterior, por valor de 737,8 M€, un 9,2% más, según datos del Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv). Un 82% del volumen total importado fue de granel, con 626 millones de litros (casi 6,3 Mhl), de los que algo más de 490 millones (4,9 Mhl) procedieron de nuestro país, un 0,7% más. España es el primer proveedor de vino a Francia, con más del 70% del volumen y del 33% del valor total facturado.

Protesta y sanciones

Las organizaciones agrarias y las cooperativas españoles expresaron su enérgica condena por los nuevos ataques al vino español en el sur de Francia. Para Ángel Villafranca, presidente de Cooperativas Agro-alimentarias y de la Interprofesional de Vino de España (IVE), las prácticas violentas y “pseudo-mafiosas” de un grupo de viticultores galos son inadmisibles y atentan contra la libre circulación de mercancías en el territorio de la Unión Europea.

En declaraciones a EFEAgro, Villafranca lamentó la estrategia de estos viticultores, quizás alentados por la proximidad de las elecciones francesas, y los movimientos de ultranacionalismo, que se va enroncando para que los ciudadanos del país vecino solo consuman alimentos del propio país. Al respecto, señaló que “si hay problemas de etiquetado de vino francés o alguna práctica comercial que no se ajusta a la legalidad, es responsabilidad de las autoridades francesas, y no de España, puesto que el sector vitivinícola español comercializa sus vinos con su origen y trazabilidad correspondientes, pero no somos responsables de lo que luego hagan las empresas de ese país.”

Por su parte, José Ugarrio, técnico responsable de la sectorial de Vino de ASAJA, instó además a Bruselas a que tome de una vez por todas cartas en el asunto e inicio un proceso sancionador contra Francia por unos hechos que se están repitiendo y que atentan contra la imagen del vino español. Ugarrio añadió que frecuentemente los viticultores españoles no reciben precios remunerativos por la uva, ni tienen márgenes de beneficio y no por ello la emprenden contra los productos de nuestros socios de la UE, ni se impide su venta en el mercado.

También Joaquín Vizcaíno, responsable sectorial de COAG, relacionó estos ataques con los próximos comicios, y que los viticultores galos utilizan el momento político porque saben que el Gobierno galo no les va a sancionar, a pesar que un factor clave es la progresiva pérdida de competitividad de los vinos franceses frente a los españoles por su mejor calidad y precio, aunque al final sea la distribución la que dicte las normas de mercado

Desde UPA, su portavoz y vicesecretaria general, Montserrat Cortiñas, afirmó que ha pedido al Gobierno español que traslade una queja formal a su homólogo francés, porque hay que frenar este tipo de actos vandálicos que criminalizan al vino español y están dando una imagen tremendamente negativa de nuestro sector.

Para Cortiñas, el sector vitivinícola español ha realizado grandes esfuerzos de modernización y adaptación a la demanda de los nuevos mercados, por lo que “no podemos permitir más ataques ahora que hemos conseguido mejorar la competitividad, a costa del esfuerzo y de que se haya quedado mucha gente en el camino. El Gobierno francés no puede tratar de liderar la idea de una nueva Europa y la libertad de mercado y, por otra parte, dejar a la impunidad estos actos vandálicos.”

Preocupación

Por su parte, el Gobierno español emitió el pasado 31 de marzo un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores, en el que afirma seguir con atención y preocupación las acciones de grupos incontrolados de viticultores franceses contra vinos de origen español, perpetradas tanto en almacenes de vinos, como en supermercados de Béziers y Narbona, así como los ataques a diferentes supermercados en Nimes.
Así, asegura que estos hechos, “que se producen con desafortunada periodicidad”, al igual que los ataques a camiones transportando vino a granel en las autopistas del Sur de Francia, “son motivo de preocupación para el Gobierno de España, “no sólo porque representan una quiebra del Estado de Derecho, sino también porque suponen una violación flagrante del Mercado Único, pilar fundamental de la UE”.

Asimismo, se señala en este comunicado que “España ha trasladado oficialmente su preocupación a las autoridades francesas, como en su momento también se hizo a la Comisión Europea, por lo que estos hechos suponen de ataques a la libertad de comercio”.

Para el Gobierno, estas acciones pueden provocar de hecho “una retracción en nuestros clientes franceses habituales, que ven atacados sus establecimientos por vender en ellos productos de origen distinto que el francés”.

La exportación vitivinícola italiana marcó un récord en valor con 5.622,5 M€ en 2016

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

Italia. (photo: )

Italia.

La exportación italiana de vino y mosto alcanzó al cierre de 2016 un nuevo récord en valor, hasta los 5.622,5 millones de euros, tras registrar un incremento del 4,3% respecto al dato obtenido en 2015. Un incremento fundamentado en el buen comportamiento en los mercados internacionales de sus vinos espumosos, especialmente los de mayor calidad (los espumosos transalpinos bajo D.O.P. crecen al 25,1% en valor y aquellos amparados por I.G.P. lo hacen al 16%). En términos de volumen, la comercialización exterior de vino y mosto por parte de Italia suma 20,64 millones de hectolitros, un 2,8% más que el año precedente, según los datos facilitados por el Ismea y basados en estadísticas del Istat.

A continuación, información para suscriptores.

Fuerteventura pone en valor su tradición vitivinícola

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Desde el pasado 25 de marzo una placa instalada en la finca El Sobrado de Betancuria recuerda la tradición vitivinícola de Fuerteventura. En estos terrenos se encuentra una centenaria parra, posiblemente una de las más antiguas de la isla. Ahora esa cepa sirve de pretexto para los viticultores majoreros que trabajan desde hace tiempo para que el vino hecho en la isla consiga el reconocimiento de primera calidad.

El presidente del Cabildo majorero, Marcial Morales, el vicepresidente y consejero de Turismo, Blas Acosta, el consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca, Juan Estático, el concejal de Betancuria, Enrique Cerdeña, junto a otras autoridades y representantes de la asociación de viticultores de la isla acudieron a este acto homenaje a los viticultores majoreros.

Durante el acto, el enólogo Alberto González explicó que esta cepa, ubicada en una finca que podría ser de los herederos del conquistador Jean de Bethencourt, tiene más de 300 años de historia. Ahora está en manos de una universidad catalana dar con su origen, ver si representa algún tipo de cepa propia de la isla o si llegó de Normandía junto a los conquistadores o si su introducción fue posterior.

El pasado vitivinícola de la isla tiene a su favor otros datos históricos. En 1598 se hicieron públicos los bienes del primer conde Agustín de Herrera y Roxas entre los que figuraba la Viña de Aníbal en Fuerteventura. Este Aníbal podría ser el hijo bastardo de Gadifer, que abandonó Fuerteventura en 1412. Los Acuerdos del Cabildo testifican la producción de vino con alusiones al producto desde, al menos, 1630.

Marcial Morales destacó la importancia del acto de hoy ante la que “podría ser la cepa más antigua de Canarias y que nos vincula a una tradición y un hecho que es que las primeras cepas de Canarias estuvieron en Fuerteventura”.

El presidente apuntó que la isla tiene unas condiciones de suelo y clima “inmejorables” y reconoció que después de que un vino de la isla haya ya obtenido la Denominación de Origen, “nos espera en los próximos años una potente producción de vino”.

Blas Acosta señaló la importancia de poder trabajar con la enóloga Isabel Mijares para “la recuperación de esta parra histórica y que podamos tener una producción lo suficientemente grande como para poder comercializarla”.

Acosta se mostró convencido de que si se puede conseguir en unos años el número suficiente de producción de vino “se podrá ofertar a los turistas más allá de lo que ofrece la isla con productos como el queso, el aceite o el aloe”.

Enrique Cerdeña dio la bienvenida a los asistentes y se mostró satisfecho de que el municipio de Betancuria esté formando parte de la historia vitivinícola de la isla con estas parras históricas al tiempo que destacó la importancia de recuperar este producto de la economía insular.

Juan Estárico señaló que después de que el vino hecho por Pedro Antonio Martín haya sido el primero majorero en obtener la Denominación de Origen Islas Canarias “se escribe la primera página en un trabajo con el que vamos a intentar que la isla se incorpore a los buenos vinos”.

El representante de los viticultores, Antonio Sánchez, coincidió con los asistentes en que hoy “es un día grande para Fuerteventura después del reconocimiento de estas parras centenarias”.

El acto fue amadrinado por una de las enólogas más importantes de España, la extremeña Isabel Mijares. La especialista en vinos se mostró “emocionada” de ver en ese paisaje una parra con estas características y “una cepa que está diciendo en sí misma la edad que tiene y a la vez el vigor que es el mejor presagio de que se puede tener para pensar que de ahí solo puede salir un buen vino”.

A su juicio, ahora solo queda “el esfuerzo de los isleños en convertir ese fruto que está tan cerca de la tierra en ese líquido que es el vino y que muere tan cerca del corazón del hombre”.

Mijares, miembro de la Real Academia de Gastronomía y con galardones como la Medalla de Oro de la Federación Española de Enólogos, el Mérite Agricole del Gobierno de Francia y el Mérito Vitivinícola del Gobierno de Chile, apostó por “hacer vinos que asemejen a su entorno y a sus gentes.

Cava: concentración empresarial y clara vocación exterior

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

El ejercicio 2016 cerró con una comercialización total de más de 245 millones de botellas de cava, con lo que mantiene las cifras del ejercicio precedente, gracias a la estabilidad del mercado interno y al dinamismo de los mercados de países terceros, que compensan el retroceso experimentado en el mercado de la Unión Europea (-1,94%). Así, la buena evolución de los países terceros, con un crecimiento  absoluto de 4 millones de botellas, absorbe la caída de mercado europeo (2 millones) y del mercado interior (700.000 botellas).

A continuación, información para suscriptores.

Vinos ganadores del Concurso Oficial de Vinos de la Comunitat Valenciana Proava 2017

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Presentación oficial de la Mostra de Proava 2017. (photo: )

Presentación oficial de la Mostra de Proava 2017.

Un año más aterriza a la ciudad el mayor evento gastronómico de la Comunidad Valenciana: la 29ª Mostra de Vins, Caves i Licors y 27ª d’Aliments Tradicionals de la Comunitat Valenciana, organizada por Proava y que permitirá conocer y degustar los productos de mayor calidad esta tierra. Las fechas confirmadas por la organización para esta cita de referencia en el calendario son del 20 al 24 de abril, en el tramo lúdico del antiguo cauce del río Turia, de Valencia, entre el Puente de la Exposición y el Puente de las Flores.

Al margen de la actividad lúdico-expositora, uno de los eventos que mayor relevancia y consolidación ha adquirido en los últimos años es el Concurso Oficial de Vinos de la Comunitat Valenciana Proava, en cuya edición de 2017 se han presentado 230 referencias, que han sido evaluadas por un panel de cata compuesto por 22 catadores (presididos por José Vicente Guillem).  El concurso se realizó mediante estricta cata ciega en tres sesiones de cata, dos de ellas preliminares para seleccionar los vinos que se cataron en la final.

Palmarés:

Gran Premio Proava

Vall de Xaló Moscatel 2016, de Bodegas Xaló (D.O.P. Alicante)

Blancos

Oro: Pasión de Moscatel 2016, Bodega Sierra Norte (D.O.P. Valencia)

Plata: Al Vent Sauvignon Blanc 2016, Bodegas Coviñas (D.O.P. Utiel-Requena)

Bronce: Il·lusiona’t 2016 Sauvignon Blanc-Viognier, Celler Cataruz (D.O.P. Valencia)

Rosados

Oro: Alto Cuevas Bobal 2016, Bodegas Covilor (D.O.P. Utiel-Requena)

Plata: Fuenteseca 2016 (Bobal-Cabernet Sauvignon), Bodegas Sierra Norte (D.O.P. Utiel-Requena)

Bronce: Laderas Rosado 2016 (Tempranillo-Bobal), Bodegas El Villar (D.O.P. Valencia)

Tintos jóvenes

Oro: Vegamar Selección Syrah 2016, Bodegas Vegamar (D.O.P. Valencia)

Plata: Vegamar Selección Merlot 2016, Bodegas Vegamar (D.O.P. Valencia)

Plata: Los Frailes Monastrell 2016, Bodegas Los Frailes (D.O.P. Valencia)

Bronce: Icono Cabernet Sauvignon 206, Bodegas Anecoop (D.O.P. Valencia)

Tintos con hasta 6 meses de barrica

Oro:

El Capitán Julián 2015 (Tempranillo), Bodegas Ontinium (D.O.P. Valencia)

Plata: Pasión de Monastrell 2014, Bodegas Sierra Norte (D.O.P. Utiel-Requena)

Bronce: Bala Perdida 2015 (Garnacha Tintorera), Bodegas Antonio Arráez (D.O.P. Alicante)

Tinos con más de 6 meses de barrica

Oro: Esencia Vegamar 2014 (Bobal-Shiraz), Bodegas Vegamar (D.O.P. Valencia)

Plata: Aula Cabernet Sauvignon 2014, Bodegas Coviñas (D.O.P. Utiel-Requena)

Plata: Juan de Juanes Vendimia Oro Tinto 2013 (Garnacha-Syrah), Bodegas Anecoop (D.O.P. Valencia)

Bronce: Aula Syrah Crianza 2014, Bodegas Coviñas (D.O.P. Utiel-Requena)

Dulces

Oro: Laudum Dulcenegra (Monastrell), Bodegas Bocopa (D.O.P. Alicante)

Plata: Riu Rau 2014 (Moscatel), Bodegas Xaló (D.O.P. Alicante)

Bronce: Pedro X (Pedro Ximénez), Bodegas El Villar (D.O.P. Valencia)

Vinos aromatizados

Mención única: 13.30 La Hora del Vermut, La Baronía de Turís

La entrega de premios se realizará el próximo 20 de abril de 20.00 a 21.00 horas.

Media hora antes tendrá lugar la inauguración oficial de la Mostra (19.30 horas), que en esta edición tendrá los siguientes horarios:

20 de abril: 17 a 22 horas

21 a 23 de abril: 11 a 22.30 horas

24 de abril: 11 a 22 horas

Según anunciaron sus organizadores en la de presentación a medios de comunicación, en La Mostra 2017 participarán 88 expositores, de los que 44 son bodegas, además de los Consejos Reguladores que también estarán presentes con stand propio.

En la presentación, junto con Félix Cuartero, presidente de Proava y su equipo técnico, estuvieron dos directores generales de la Generalitat, Maite Chafer de Desarrollo Rural y Política Agraria Común; y Natxo Costa, de Comercio y Consumo.

La Mostra funcionará con el habitual sistema de tickets (10 euros dan derecho a cuatro degustaciones de alimentos y sendas de bebida, copa y cazuela), pero se han introducido algunas novedades. La primera de ella es un sistema de venta online, para evitar colas en el recinto y la segunda un ticket de recompra al que se tiene derecho tras la primera adquisición de entradas y que por 5€ ofrece 5 degustaciones.

Por lo demás, se mantienen servicios que han demostrado ser un éxito, como la ludoteca, el guardarropía y el servicio de entrega a domicilio de los productos adquiridos en la Mostra. También se ha incrementado el servicio de seguridad.