Topic: Estadísticas vitivinícolas

Assoenologi vaticina 52,6 Mhl (+24%) de producción vitivinícola en Italia en 2018

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

Italia. (photo: )

Italia.

Assoenologi, asociación más representativa de los enólogos y técnicos enológicos italianos, presentó el pasado 9 de noviembre su estimación definitiva de vendimia 2018. Así, con los trabajos ya concluidos, Assoenologi considera que la cosecha vitivinícola arrojará una producción de 52,6 millones de hectolitros, lo que supone incrementar un 24% el dato de vendimia de 2017. Conviene resaltar que en esta estimación, Assoenologi ha efectuado un cambio metodológico importante, pues abandona la tradición referencia a añadas anteriores basada en datos de Istat, para pasar a referenciar la progresión en base a datos del Ministerio (da 42,5 Mhl como producción en 2017).

A continuación, información para suscriptores.

Cambios en la normativa sobre la aplicación del PASVE 2019-2023

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

El Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes 2 de noviembre, a propuesta del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, el Real Decreto 1363/2018, de 2 de noviembre (BOE, 3 de noviembre) (íntegro en pdf adjunto, para suscriptores de SeVi), que viene a sustituir a la normativa hasta ahora vigente (RD 5/2018, de 12 de enero) en materia de aplicación de las medidas del Programa de Apoyo al sector vitivinícola español (PASVE) para el periodo 2019-2023.

Estos cambios, que ya fueron en gran parte adelantados por la SeVi a principios del pasado mes de septiembre, afectan a las medidas de promoción en terceros países, de reestructuración y reconversión de viñedos (incluida la replantación de vides por motivos sanitarios) de inversiones y de un anejo de la destilación de subproductos.

El nuevo RD 1363/2018 tiene por objeto clarificar y adecuar la norma española a las modificaciones del Programa de Apoyo al sector vitivinícola 2019/2023, remitidas a la Comisión Europea en junio de 2018, con el fin de mejorar su aplicación, También incluyen las recomendaciones efectuadas por la Comisión Europea al respecto.

La nueva normativa, que constituye el “corpus” legislativo central del apoyo comunitario específico al sector vitivinícola español, al menos hasta el año 2023, consta de 78 páginas, que incluyen un total 92 artículos, repartidos en 5 secciones (una por medida del PASVE), 2 disposiciones adicionales, 4 disposiciones transitorias, una disposición derogatoria, 4 disposiciones finales y hasta 25 anejos.

A continuación, información para suscriptores.

El potencial de producción vitícola en España queda en 993.262 hectáreas (-0,3%) a finales de 2017/18

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

 (photo: )

Informe completo en pdf adjunto (para suscriptores)

La Subdirección General de Frutas y Hortalizas y Vitivinicultura del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha hecho público el avance del informe de potencial de producción vitícola en España con datos a 31 de julio de 2018 (cierre de la campaña 2017/18). Según esta fuente estadística, el potencial de producción vitícola de nuestro país se sitúa en 993.262 hectáreas, con 2.831 hectáreas menos (un retroceso del 0,28% respecto al 31 de julio de 2017).

El potencial de producción es el resultado de sumar la superficie plantada de viñedo (953.226 hectáreas), los antiguos derechos de plantación todavía sin convertir en autorizaciones de plantación (todavía 14.918 hectáreas) y las autorizaciones de plantación del nuevo sistema vigente hasta el 31 de diciembre de 2030 y no ejercidas a 31 de julio de 2018 (12.847 ha de autorizaciones para replantación –de ellas, 8.614 ha se corresponden con resoluciones de arranque pendientes de solicitar autorización de replantación-, 3.172 ha de autorizaciones por conversión y 9.099 autorizaciones  de nueva plantación).

A continuación, información para suscriptores.

La OIV señala que la producción de vino en el mundo en 2018 (282 Mhl) será una de las más altas desde 2000

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

La OIV acaba de hacer pública (26 de octubre) su estimación de producción mundial de vino en 2018, que considera que será “muy elevada”, tras la vendimia 2017 que fue históricamente baja. El organismo internacional cifra la producción de vino (sin contar zumos ni mostos de uva) en 282 millones de hectolitros, lo que la sitúa como una de las más elevadas desde el año 2000.

Esta producción prevista, según las primeras estimaciones de la OIV, supondría 31 Mhl más que el dato de 2017 (251 Mhl) y una progresión del 12%.

En la Unión Europea la vendimia será, según esta fuente, superior en un 19% con respecto a los niveles del año anterior. La producción de vinos, excluidos zumos y mostos, se estima en 168,4 millones de hectolitros, lo que implica un aumento significativo de 27,2 Mhl con respecto a la baja producción de 2017 (141,1 Mhl).

En los principales países productores europeos, las estimaciones de cosecha para 2018 son superiores a las correspondientes al año pasado. En Italia, la producción aumenta en un 14% con respecto a 2017 y se establece en 48,5 Mhl de vino, en línea con la media quinquenal. En Francia (46,4 Mhl) y en España (40,9 Mhl), respectivamente con un aumento en relación con 2017 del 27 % y 26 %, los niveles estimados son superiores a la media de los últimos cinco años.

En Alemania (9,8 Mhl), la producción aumenta en 2,3 millones de hectolitros con respecto al año anterior. Este nivel de producción sería el más elevado de los últimos diez años. En Rumanía (5,2 Mhl previstos), tras cuatro años de producción a un nivel medio, el año 2018 sería superior al nivel ya muy elevado de 2013. En Hungría (3,4 Mhl) y en Austria (3,0 Mhl), las producciones también serán muy buenas con respecto a los años anteriores.

Portugal y Grecia son los únicos países que experimentan una reducción de su cosecha en relación con sus volúmenes de 2017. En Portugal (5,3 Mhl), las condiciones meteorológicas propicias a los ataques de mildiú y oídio han tenido un notable impacto en la producción de 2018, con una disminución del 22% con respecto a 2017. La producción de 2018 sería la más baja de los últimos seis años. En Grecia, la producción vinificada sería de 2,2 Mhl, lo que representa una disminución del 15 % con respecto a 2017. Esta producción registraría una tendencia a la baja observada desde 2003.

Fuera de la UE

En los principales países productores de vinos fuera de la UE, el nivel de producción vinificada de 2018 es superior a la media de los cinco últimos años.

Estados Unidos, con 23,9 Mhl vinificados (-2% con respecto a 2017), registran por tercer año consecutivo un nivel de producción elevado, confirmando así su posición de cuarto productor mundial.

En el Hemisferio Sur, la producción 2018 de Chile se establece en 12,9 Mhl, o sea, una producción que aumenta un 36% con respecto a 2017. Argentina, tras dos años de producción muy escasa, vuelve en 2018 a un nivel alto (14,5 Mhl, lo que representa +23% con respecto a 2017). En Brasil, si bien el nivel de producción se encuentra en disminución con respecto a 2017 (-17%), la producción de 2018 sigue siendo elevada (3,0 Mhl).

En Sudáfrica, la sequía ha impactado notablemente en la producción de 2018 (9,5 Mhl), una bajada del 12% con respecto a 2017. Sudáfrica registra su nivel más bajo de producción desde 2012.

En Australia, tras las dos cosechas muy elevadas de 2016 (13,1 Mhl) y de 2017 (13,7 Mhl), la producción de 2018 (12,5 Mhl) registra una reducción del 9%. A pesar de esta baja, el nivel vinificado sigue siendo elevado con respecto a la media quinquenal. En Nueva Zelanda, la producción aumenta con respecto al año anterior y se sitúa en un nivel elevado de 3,0 Mhl, o sea, la tercera producción más elevada registrada en el país.

Previsión de aumento del consumo de vino en la Federación Rusa en los próximos años

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

 (photo: )

La Unión de Vitivinicultores de Rusia prevé que el consumo de vino en este país europeo continuará en aumento en los próximos años. Su presidente, Leonid Popovich, estima que dentro de 12 años el consumo ascendería a unos 250 millones de decalitros (25 millones de hectolitros) de vino en conjunto, tanto de producto nacional, como importado.

Durante el pasado año, el consumo de vino alcanzó en Rusia, según esta organización, casi los 82 millones de decalitros (8,2 Mhl) de vino nacional, a lo que habría que sumar otros 34 millones de decalitros (3,4 Mhl) de vino importado.

El pronóstico de la Unión de Vitivinicultores se basa en un par de factores, tal y como se recoge en el último número del boletín “Noticias del Exterior”, del Ministerio de Agricultura. El primero de ellos, aunque parezca paradójico, es la lucha que está llevando a cabo el Ministerio de Salud ruso en aras de una forma más sana de vida, que conducirá, más pronto o más tarde, a que la población rusa, como en Europa, comprenda que conviene beber menos bebidas fuertes (de elevada graduación alcohólicas, como las espirituosas) y sustituirlas por el vino.

A continuación, información para suscriptores.