Topic:

Mercados 22-01-20

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en PDF adjunto.

Mercados 15-01-20

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en PDF adjunto.

Crece el empleo mundial de cierres de rosca de aluminio para vino

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

La patronal europea de roscas utiliza como referencia las medallas concedidas en la cata de verano de Mundus Vini. (photo: Patrick Altenstrasser)

La patronal europea de roscas utiliza como referencia las medallas concedidas en la cata de verano de Mundus Vini.

Los tapones de rosca como cierres para vinos están en alza, según sostiene la patronal europea Aluminium Closures. Para ello toma como referencia las estadísticas extraídas del análisis de la cata de verano de Mundus Vini 2019, en la que el 23% de los vinos premiados (397 de 1.737 medallas concedidas) estaban cerrados con rosca de aluminio (screwcap). Ese porcentaje es superior al de la cata de verano 2018, que fue del 20%.

En vinos tranquilos premiados, el porcentaje de referencias cerradas con rosca se situó en el 25%. La asociación empresarial destaca que, en la categoría de Medalla de Oro, el número de vinos tranquilos premiados sigue creciendo año tras año y se situó en 2019 en el 23% del total.

Aluminium Closures incide, en un comunicado, en que los mercados vitivinícolas más “modernos”, como Australia, Austria, Alemania y Nueva Zelanda, el cierre de rosca es el “dominador claro”. “Sus vinos tienden a favorecer este estilo de cierre, independientemente de la categoría de precio por razones de calidad, seguridad y conveniencia”, explican los productores de cierres de rosca que argumentan que, dado que la cuota de mercado de estos países a nivel mundial ha aumentado de forma importante desde principios del siglo XXI, “la cantidad de cierres de aluminio en uso ha aumentado en consecuencia”.

Mientras tanto, en marcados considerados como “tradicionales” (como Italia, Francia y España), en los que tradicionalmente los vinos con rosca han sido una minoría, el número de vinos con screwcap que ganaron una medalla prácticamente se duplicó.

Estadísticas recientes de Meininger, empresa responsable de algunos de los certámenes vitivinícolas más importantes a nivel mundial, referidas al periodo 2009 a 2018 revelan que los cierres de aluminio para vinos tranquilos blancos y rosados representan ahora más del 50% de todos los cierres utilizados en estas categorías. Para los vinos tintos, el tapón de aluminio es el segundo tapón más popular, con un 18% del total, mientras que los tapones tradicionales siguen siendo predominantes, especialmente en Francia, Italia y España. Los datos también muestran que, en la última década, a nivel mundial, el porcentaje de vinos que utilizan roscas de aluminio ha aumentado del 19% al 34%.

A juicio de Marika Knorr, directora ejecutiva adjunta de Aluminium Closures, una de las tendencias más importantes en el sector del cierre de rosca es la premiumización. Con su empleo en vinos de los rangos más elevados de calidad. Al tiempo que destaca que el cierre de rosca es un “cierre de futuro” que no afecta en nada al contenido de la botella, con ventajas ambientales y de conveniencia.

Acciones sobre el packaging secundario del vino para ganar ventas

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

Artículo completo con tablas y figuras en pdf adjunto (para suscriptores)

El packaging secundario podríamos definirlo como aquellos elementos del packaging que no están en contacto directo con el producto, en este caso el vino; y que agrupa a una o varias unidades del packaging primario (el ejemplo más claro sería la tradicional caja de cartón o madera con varias botellas de vino).

Cada vez más, este packaging secundario, cuya función primordial es la de proteger, contener y facilitar el transporte y almacenaje del primario, va ganando importancia en el sector del vino en su contacto con el consumidor final. Y, por tanto, se somete a un tratamiento de diseño y gráfico por parte de las bodegas.

A continuación, información para suscriptores.

Involucrar al consumidor en el proceso de diseño del envase

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Foto: Rafael Barquero en Unsplash. (photo: Rafael Barquero en Unsplash)

Foto: Rafael Barquero en Unsplash.

Es una especie de “mantra” budista que todo empresario debería repetir: “no perder de vista al consumidor, sus gustos y necesidades”. Una de las mejores formas de conseguir adaptarse a sus preferencias es convertirlo en partícipe de todos los procesos productivos y el packaging no debería ser ajeno a ello.

Al respecto, el Instituto Tecnológico del Embalaje, Transporte y Logística (ITENE) ha desarrollado recientemente dos metodologías para incorporar la percepción del consumidor al proceso de diseño del envase.

La primera de ellas es aplicable al diseño de un nuevo envase y la segunda para rediseñar un envase ya existente.

Todo ello ha sido posible gracias al proyecto CONSUPACK, desarrollado entre enero de 2018 y junio de 2019 y financiado por el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

Estas metodologías, recogidas en una guía disponible para su descarga, se pueden transferir con facilidad al conjunto de personas involucradas en las distintas fases de creación de un envase y, además, incorporan técnicas estandarizadas, fáciles y asequibles que permiten reducir los tiempos y costes asociados a la etapa de validación sin necesidad de fiarse solo de la intuición del diseñador y basándose en un público objetivo concreto.

Esta iniciativa parte de la base de que el packaging es una herramienta fundamental que actúa como un “vendedor silencioso” y las sensaciones que el consumidor experimenta son de vital importancia en el proceso de compra. Se considera que cuando un consumidor se sitúa frente al lineal en el que están expuestos los productos de un punto de venta emplea tan solo 7 segundos de media en tomar una decisión de compra. En ese tiempo entran en juego variables como el precio, la marca, la percepción de la calidad de producto y el vendedor.

Para incluir en ambas metodologías la percepción del consumidor se han aplicado diferentes técnicas de análisis sensorial que se utilizan tradicionalmente en marketing sensorial durante el desarrollo de nuevos productos, como focus group, preguntas Check All That Apply (CATA) o visual product evaluation questionnaire.

Estas técnicas, aplicadas como paso previo a determinadas fases del proceso de diseño, como la fase de diseño conceptual o la fabricación de un prototipo, permiten que el diseñador conozca qué opina el consumidor sobre determinados atributos del envase tales como el color, la forma, el material o la textura, así como qué aspectos se podrían mejorar o potenciar.

Guía completa aquí