Topic:

La norma europea del vino ecológico tendrá un impacto muy positivo en las zonas vitivinícolas españolas

 Publicado el por SeVi (colaborador)

El nuevo reglamento europeo del vino ecológico aprobado por la Comisión Europea, que entró en vigor el 1 de julio, tras 20 años de espera, será “beneficioso para el sector y para el desarrollo rural en España”. Así lo manifestaron los expertos que participaron en el 3º Simposio de Calidad Agroalimentaria Ecológica, organizado por la Sociedad Española de Agricultura Ecológica (SEAE) y WWF, los pasados 10 y 11 de octubre en Valencia. Al evento, realizado en colaboración con la Universitat Politècnica de València (UPV), asistieron más de 60 personas de varias comunidades autónomas.
La citada norma es un acuerdo de mínimos entre productores de diferentes partes de la Unión Europea que permite usar la denominación de vino ecológico para los vinos elaborados con estas normas y, a la vez, sienta las bases para su mejora permanente en el futuro, en aquellos aspectos donde fue más difícil llegar a consensos, tales como el uso de dióxido de azufre, el empleo de prácticas enológicas más acordes con el respeto al medio ambiente o el uso de técnicas y aditivos más naturales, entre otras cuestiones.
Al contrario de lo que se pensó en un primer momento, el reglamento de ejecución UE 203/2012 del vino ecológico, impulsará la elaboración de vino dentro del marco de los principios de la producción ecológica y apoyará el desarrollo rural sostenible. Los citados principios tienen que ver con el impulso de sistemas ecológicos que utilizan recursos naturales propios, la restricción del recurso a medios externos o la estricta limitación del uso de medios de síntesis o la adaptación de las normas de la producción a la situación sanitaria local, las diferencias regionales climáticas.
Asimismo, una vez puesto en práctica, este reglamento va a facilitar la incorporación de innovaciones tecnológicas “ecológicas”, como por ejemplo el uso de tapones de corchos FSC en el vino embotellado, que irán mejorando el valor añadido de esta industria ecológica, que se sitúa en el medio rural y cuyos beneficios repercuten directamente en el territorio.
Conseguir el consenso en este aspecto ha sido posible gracias al fomento del intercambio entre vitivinicultores ecológicos europeos que han promovido organizaciones del sector de Alemania, España, Francia, Italia y Suiza para que conocieran de forma directa, de agricultor a agricultor y de bodeguero a bodeguero, las razones del uso de distintas prácticas enológicas en los países elaboradores y la alianza de algunas organizaciones en torno a la llamada Carta Europea de Vinificación Ecológica (www.organic-wine-carta.eu/).
Asimismo, las recomendaciones del proyecto Orwine, tras sus trabajos de consulta a productores y consumidores y de investigación en bodegas, en el que han participado expertos de SEAE apoyando al Grupo europeo de la Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Ecológica (Ifoam EU), han sido decisivas para lograr una norma europea como la actual, que no ofrece mayores problemas para la elaboración del vino ecológico a los operadores y que supone un espaldarazo a la comercialización de este producto típicamente mediterráneo.
 

Jornada de la SECS sobre la investigación e innovación sensorial, el 23 de octubre en Castelldefels

 Publicado el por SeVi (colaborador)

La industria y la economía sensorial se encuentran ante una doble encrucijada: superar la crisis global y la indefinición de sus propios límites, un asunto este último nada trivial a la hora de optimizar recursos y plantear estrategias de mercado. Hay un ocurrente aforismo de marketing que reza: “sector sensorial somos todos”, sin embargo, aunque la inmensa mayoría de la economía mundial se mueve a golpe de decisiones emocionales (sensoriales en origen), no todo lo que se produce y comercializa tiene en el perfil sensorial su valor principal.
Si fijamos nuestra atención en la forma en que las industrias autorreconocidas como sensoriales se articulan y aprovechan sus sinergias, incluso en la composición de los grupos empresariales, se dibujan con cierta claridad tres grandes ámbitos que pueden denominarse, genéricamente: alimentos, bebidas y gastronomía; bienestar, salud y calidad de vida, y cosmética, fragancias y aromas. Hay que destacar que esas industrias excluyen el universo de lo audiovisual, que tiene su propia realidad compartida, por lo que los tres vértices dibujan un triángulo háptico, como representación de las sensorialidades más táctiles y moleculares.
Con el fin de conectar y compartir experiencias, la Sociedad Española de Ciencias Sensoriales (SECS) organiza el próximo 23 de octubre de 2012 en el Clúster Agroalimentario de la UPC (Castelldefels) un encuentro transversal y de actualización, de una mañana de duración, sobre conocimientos e innovaciones que marcarán el rumbo de los contenidos sensoriales en el futuro inmediato.
Se trata de una iniciativa novedosa especialmente diseñada para que participen investigadores, innovadores, emprendedores y profesionales de las distintas disciplinas del sector sensorial.
La jornada cuenta con la presencia de directores de I+D del mundo de la gastronomía (Gallina Blanca Star, Freixenet, Danone), de la cosmética y fragancias (Puig, Productos Aditivos) y de la salud y la calidad de vida (Hospital Municipal de Badalona, GAES), entre otros, que compartirán con los asistentes el hallazgo, la metodología o la técnica que, desde su posición, más influye e influirá en la innovación sensorial. A continuación, se abrirá un debate conducido entre ponentes y asistentes, que permitirá elaborar un decálogo, a modo de conclusiones de la jornada, con el que enfrentarse a las crecientes exigencias que plantea el mercado sensorial.
Se puede consultar el programa y ampliar la información en la página web: www.percepnet.com/NEXT_SENSES12/next_senses12.htm

Vinos ecosostenibles, hacia una nueva categoría vitivinícola

 Publicado el por María José Luna (colaborador)

El sector vitivinícola internacional vuelve citarse para debatir y valorar conceptos tan importantes para el futuro del sector como son sostenibilidad y ecología en defensa de la protección del medio ambiente. La cita será el próximo 6 de noviembre en Vilafranca del Penedès y en el marco de la conferencia EcoSostenibleWine.
En la actualidad, el consumidor internacional demanda vinos más allá de la producción ecológica que respeten el medio ambiente y preserven el territorio, tal y como se presagió en la anterior edición de EcoSostenibleWine.
Los actuales modelos de viticultura y los nuevos desafíos que se presentan en la agricultura hacía un nuevo escenario de producción requieren un cambio de mentalidad evidente en el sector productor, donde el conocimiento de la sostenibilidad es ineludible e importante.
La sostenibilidad es clave no solo en el compromiso y demanda del propio consumidor y de los agentes de la distribución con el medio ambiente, sino también es vital para el elaborador y viticultor que han de asegurar la racionalidad de la actividad vitivinícola.
El sector vitivinícola ya demuestra una actitud proactiva al respecto. Cataluña lidera en España el número de bodegas ecológicas, precedida de Castilla-La Mancha, Valencia y La Rioja. Las instalaciones que elaboran vino y cava ecológico representan un 16,84% de las 3.034 instalaciones que desarrollan actividades industriales de transformación relacionadas con la producción vegetal en 2011, según el Ministerio de Agricultura. EcoSostenibleWine 2012 reunirá a reconocidos profesionales, quienes expondrán las pautas y los mecanismos existentes para la adaptación de la sostenibilidad integral, en la viña, el vino, la bodega y entorno valorando las posibilidades futuras de crear una nueva categoría de vinos: los ecosostenibles.
Destaca la participación de José Ramón Fernández, secretario general del Comité Europeo de Vinos, quien nos ofrecerá la visión europea existente ante la creación de esta nueva categoría de vinos. Es muy importante la presencia en esta conferencia de Nick Room, de la distribuidora inglesa Waitrose, una de las más importantes a nivel internacional, que explicará la perspectiva del sector de la distribución al respecto y la influencia que genera en su decisión de compra.
Otra opinión a tener en cuenta será la de Aida Vila, responsable de la campaña de cambio climático y energía de Greenpeace, que advertirá los nuevos retos de la agricultura en este nuevo escenario. O la de Federic Ximeno, socio-director del Estudio Ramón Folch de Gestión Ambiente, sobre el binomio vino y territorio sostenibles.
El debate está asegurado en esta decisiva tercera conferencia internacional de vitivinicultura ecológica, sostenible y cambio climático. En ella se definirán cuáles son los parámetros y mecanismos para una posible futura regulación de la producción y elaboración de vinos amparados bajo una nueva y necesaria categoría: vinos ecosostenibles. Una tercera vía entre la viticultura ecológica y la respetuosa con el medio ambiente. Es decir, un vino ecológico que se ha elaborado cumpliendo los requisitos necesarios para proteger de forma integral el medio ambiente.
EcoSostenibleWine está organizado por Asociación Vinícola Catalana, Instituto del Cava y Vimac, con la colaboración de la Generalitat, el Incavi y la Asociación Catalana de Enólogos.

Sudáfrica gana volumen y vuelve a niveles de producción de 2008

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

La vendimia 2012 en Sudáfrica finalizó con una cantidad total recogida de 1.395.158 toneladas, según la última estimación hecha pública por la agencia oficial South Africa Wine Industry Information & Sistems (Sawis), de 29 de agosto de 2012. Esta cantidad supone un incremento del 7,1% respecto a las 1.302.530 toneladas vendimiadas en 2011.

Baja el volumen en la cosecha de uva argentina en 2012

 Publicado el por Paola Perticarari (colaborador)

La cosecha de este año en este país del sur de América registró un total  de 22,4 millones de quintales, registrando un marcado descenso con respecto al año anterior, cuando la cosecha fue de 28,9 millones de quintales. Al igual que el periodo anterior, la uva Malbec fue  la variedad tinta de alta calidad enológica que lideró la cosecha, con 2,8 millones de quintales. La blanca que registró mayor participación fue Pedro Giménez, con 1,2 millones de quintales, mientras que de las otras uvas para vinificar, la Cereza fue la variedad más cosechada con 4,2 millones de quintales.