Caminando hacia el nacimiento de la Ruta del Vino D.O. Valencia

 Publicado el Por C.R.D.O.P. Valencia

Tópico(s): Enoturismo y turismo del vino

FOTO: Rubén López / 5barricas.es (photo: )
FOTO: Rubén López / 5barricas.es

La Denominación de Origen de Valencia está creando el producto especializado de la Ruta del Vino D.O. Valencia, que puede desempeñar un importante papel en el desarrollo turístico de varias comarcas de la provincia de Valencia en relación con el producto enoturístico. Recordemos que la D.O.P. Valencia se beneficia de una ubicación privilegiada, al estar situada en un territorio con un muy importante movimiento turístico por su cercanía a la costa y a un gran núcleo de población como es la ciudad de Valencia e importantes poblaciones a nivel turístico.

La cultura vitivinícola de la demarcación geográfica de esta Denominación de Origen es ancestral, encontrando sus raíces en los fenicios, quienes introdujeron las primeras cepas de vino en nuestro territorio. A lo largo de los siglos, la actividad vitivinícola ha venido incrementando y consolidando su implantación en nuestra provincia, y reforzando extraordinariamente la comercialización de los vinos durante los últimos años. Actualmente, el sector vitivinícola representa un papel primordial en la economía de la provincia de Valencia, no tan solo por su contribución a la generación de riqueza en dicho territorio, sino también por lo que comporta a nivel sociocultural para muchos municipios que tienen en la viticultura una importante fuente de ingresos y de fijación de población.

¿Por qué estamos creando la ruta del vino?

Recordemos los beneficios que aporta: 

Beneficios para el territorio:

- Dota a la industria turística de destinos adicionales con la creación de un producto de enoturismo que pueden añadir valor al territorio.

- El aumento del valor de los signos de identidad cultural.

- Una fuente de empleo, que ha de convertirse en un recurso contra la despoblación.

- Incremento de negocios y de inversiones, como consecuencia del mayor atractivo e interés que se despierta en la potencial demanda y en los visitantes real.

- Una mayor diversificación de la actividad económica.

- Un aumento de las rentas proveniente de su participación en la comercialización de productos y servicios.

Así lo confirma la Organización Mundial del Turismo (OMT) en 3ª Conferencia Mundial sobre Turismo Enológico de la OMT que se celebró en Moldavia en los días 6 y 7 de septiembre, 2018, donde se reclamó que el enoturismo se integre en las políticas nacionales de turismo y desarrollo rural. El turismo enológico debe ser un segmento que genere empleos, favorezca la innovación y fomente nuevos modelos de colaboración. “La complejidad del desarrollo del turismo enológico y la diversidad de las partes interesadas concernidas exigen modelos innovadores de colaboración; necesitamos derribar muros y promover nuevos grupos”, dijo el Secretario General de la OMT, Zurab Pololikashvili.

Beneficia a los servicios turísticos que se encuentran en la ruta al incorporar su oferta para elaborar productos turísticos experienciales de enoturismo. Da a conocer el entorno creando valor al conjunto de la oferta. Rentabiliza sus producciones al generar un flujo de turistas hacia el paisaje enoturístico.

Beneficios para el Cliente-Turista debido a la adquisición de conocimientos específicos sobre el territorio, su patrimonio y su cultura, incluyendo también los productos y marcas de las bodegas productoras. Así como de otros productos gastronómicos de la zona. Un aumento de la confianza en esos productos y marcas proveniente del mayor conocimiento obtenido en la visita. Vivencias y experiencias diseñadas y realizadas específicamente para sus características en cuanto a sus necesidades y preferencias.

La atención personalizada en la bodega es muy valorada por el turista. La posibilidad de generar una cierta influencia sobre la producción de los productos enogastronómicos. Aumenta su componente emocional al tener una relación directa con el sitio donde se produce el vino.

Preparada para afrontar el reto

Actualmente la D.O.P. Valencia se encuentra preparada para afrontar el reto de incorporar una Ruta del Vino D.O. Valencia, ya que se han empezado a dar los pasos necesarios encontrando en la actualidad 13 bodegas que ya están realizando y trabajando el enoturismo. Se encuentra desarrollando la fase 1 y 2 de la Ruta del Vino D.O. Valencia. Hemos incorporado un sistema de inteligencia turística que incorpora el conocimiento del entorno, competitivo y comercial de una forma sistematizada que provee de información y datos para la D.O. Valencia y los interesados en formar parte de la Ruta. Actualmente estas actuaciones coexisten con las jornadas de sensibilización en cada zona vitivinícola de la D.O.P. Valencia para presentar el proyecto y facilitar la adhesión de los Ayuntamientos, bodegas, establecimientos de alojamiento, restauración, comercios, guías turísticos y etc., que desean pertenecer a la Ruta. Hay que tener en cuenta que será la primera Ruta del Vino Inteligente de España,  y “que supondrá un tipo de turismo especializado, basado en una infraestructura tecnológica de vanguardia, respondiendo al desarrollo sostenible de esta zona de producción vitivinícola y facilitando la interacción del visitante en el entorno”, según indicó Cosme Gutiérrez, presidente del C.R.D.O.P.

Hoy por hoy, en la D.O.P. Valencia destacan dos subzonas vitícolas de gran valor paisajístico, en las que se concentra la mayor parte de las visitas. Por un lado, la subzona del Clariano, en la que nos encontramos con un territorio conformado por los términos municipales de Fontanars dels Alforins, La Font de la Figuera y Moixent. En 2011, varias bodegas productoras de esta zona, unieron sinergias para crear la Asociación Terres dels Alforins, con el objetivo de proyectar su enorme potencial y darlo a conocer, fomentando además, un desarrollo del turismo sostenible.

Asimismo, en el Alto Turia, la firma Vegamar es el reclamo enológico más importante de la zona. Bodegas Polo Monleón, Santa Bárbara de Titaguas y Baldovar 923 (Serrania Vins) son otras bodegas situadas en este enclave privilegiado, que se suman a la propuesta enoturística del Alto Turia.

La oferta se complementa con la subzona Valentino., que abarca las comarcas de la Hoya de Buñol, Camp de Túria y Los Serranos; y la de Moscatel (Chiva, Cheste, Godelleta, Montroy, Monserrat, Real de Montroy y Turís) No hay que olvidar que la D.O.P. Valencia, diversa como es en variedades, vinos y zonas de producción, ofrece también un amplio abanico enoturístico en el que conviven (y se complementan) el turismo urbano, cultural y de compras, focalizado en Valencia, capital y sede del C.R.D.O.P.; junto con las cada vez más amplias ofertas de turismo de interior en las diferentes zonas productivas amparadas, algunas de las cuales llegan prácticamente hasta el Mediterráneo, el mar que da personalidad a los vinos de la D.O.P. Valencia.

Con el objetivo de transmitir la cultura del vino al público más joven y conocer sus inquietudes y gustos, la D.O.P. Valencia ha puesto en marcha recientemente una experiencia pionera, denominada “cata millennials”, dirigida por el enólogo de la D.O.P. Valencia, Chema G. de la Cuadra, en la que participan estudiantes universitarios, que pueden experimentar y disfrutar del mundo del vino en primera persona, a través de una cata-maridaje muy atractiva y divertida, diseñada exclusivamente por y para ellos, en la que se degustan vinos jóvenes, ligeros, espumosos y de aguja, con un perfil más orientado a este tipo de público.

Más información en www.dovalencia.info


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Caminando hacia el nacimiento de la Ruta del Vino D.O. Valencia”

Comentarios disponibles para usuarios registrados