Topic:

Bodegas Ostatu busca calcular y reducir su huella de carbono

 Publicado el por SeVi (colaborador)

La bodega Ostatu, en la localidad riojano alavesa de Samaniego ha iniciado un proceso de cálculo de su huella de carbono, comprometiéndose a reducir y compensar sus emisiones de CO2 acogiéndose a proyectos avalados por la ONU. A lo largo de este año Bodegas Ostatu se plantea cambios en su producción y gestión para reducir el impacto medioambiental. Dentro de estas medidas se encuentran ajustes en el diseño con la reducción de formatos, unificación de las cajas de vino, utilización de materiales más sostenibles en el etiquetado y embalaje, sustitución del gasoil por biomasa y botellas de menor peso.
Según la gerente de Ostatu, María Asunción Sáenz de Samaniego, “se trata de incidir en una viticultura orientada a preservar y respectar el medio natural en el que se ubican las viñas y bodegas”.
La denominada “huella de carbono” es la totalidad de gases de efecto invernadero (GEI) emitidos por efecto directo o indirecto de un individuo, organización, evento o producto" y se mide en masa de CO2 equivalente (CO2e o CO2eq). Una vez conocido el tamaño de la huella, es posible implementar una estrategia de re reducción y compensación de emisiones, a través de diferentes programas. en este caso avalados por la ONU y UNFCCC y registrados con Gold Standard. Todo ello gestionado por Access2 Carbon Markets. Esta práctica sostenible seguida por las explotaciones agrarias y bodegas más punteras de Europa ha sido asumida por la familia Sáenz de Samaniego Berganzo, propietaria de las bodegas Ostatu, a pesar de ofrecer una reducida huella de carbono situada entre 677 y 738 gramos de CO2/botella por debajo de las medias derivadas de diversos estudios de todo el mundo.
María Asunción Saénz de Samaniego explica que se trata de “un fuerte compromiso con el medio ambiente y la conciencia de saber que se está haciendo lo posible para dar esquinazo al cambio climático”.

La CECRV elige a Amancio Moyano nuevo presidente

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

La asamblea de la Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas (CECRV) eligió el pasado 6 de febrero a José Amancio Moyano, presidente de la Denominación de Origen Toro, como nuevo presidente. De esta forma se pone fin al periodo de interinidad que marcó la dimisión de Fernando Prieto (ex presidente de la D.O. Valdepeñas) el pasado mes de diciembre.

Cursos de cata del Aula Española del Vino

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Aula Española del Vino ofrece la posibilidad de saber cuanto desee sobre el vino, sin conocimientos previos. Sus cursos están impartidos por el prestigioso enólogo, crítico de vinos y Premio Nacional de Gastronomía, Jesús Flores. Según han informado desde esta entidad formativa, en la actualidad hay disponibles tres cursos de cata, de diferente duración y profundidad. El más sencillo de ellos tiene una duración de una hora y media, durante el que se degustan tres vinos diferentes y tiene un coste de 25 euros. Existe otro más amplio, de tres horas de duración, con la cata de siete vinos. Este curso tiene un importe de 50 euros y se expide certificado de asistencia. Además, ofrece un curso de cinco horas de duración, con la degustación de 14 vinos, certificado de asistencia y manual de cata, con un importe de 80 euros. Se puede ampliar la información en el teléfono 913 141 021, en el correo electrónico aulavinoes@gmail.com y en la página web www.aulavino.com. Aula Española del Vino se encuentra en la calle Simancas (Madrid).

Los grandes vinos de Torres alrededor del mundo

 Publicado el por SeVi (colaborador)

En el marco de Madrid Fusión tuvo lugar una cata con los grandes vinos de Torres alrededor del mundo, dirigida por Vinyet Almirall y Victoria Pons de Bodegas Torres. Muestra de la voluntad exportadora de la bodega, se presentaron algunos de sus vinos icono producidos en diferentes países: Marimar Acero 2009 (Russian River Valley, California); Milmanda 2008 (D.O. Conca de Barberà); Marimar Cristina 2007 (Russian River Valley, California); Mas La Plana 2008 (D.O. Penedès); Grans Muralles 2007 (D.O. Conca de Barberà) y Manso de Velasco 2007 (Región del Valle Central de Curicó, Chile). A la cata asistieron cerca de 80 profesionales, sumilleres, restauradores y periodistas del sector que tuvieron la oportunidad de disfrutar y descubrir la grandeza de estos vinos.
La cata se inició con la degustación de dos vinos blancos para, posteriormente, seguir con los tintos. Los blancos Marimar Acero 2009 y Milmanda 2008 sorprendieron a los asistentes, que pudieron comprobar cómo dos vinos elaborados con la misma variedad de uva, la Chardonnay, pueden dar un resultado tan distinto. En este caso es debido a las diferencias en los métodos de elaboración y fermentación, así como por el clima de los países donde se ha cultivado la uva, en este caso en Russian River Valley, California y la Conca de Barberà, respectivamente.
Marimar Acero 2009 nace del Viñedo Orgánico Don Miguel, plantado en 1986 y situado en Green Valley, la región más fría y con más niebla de Russian River, a tan sólo 15 km del Océano Pacífico. Este vino ha fermentado en acero inoxidable para retener la pureza de los sabores, en lugar de hacerlo en barricas de roble. La uva, 100% Chardonnay, fue seleccionada especialmente por su intensidad aromática. La añada 2009 de Acero es estelar, sus aromas recuerdan a la lima y la mandarina, armonizando con notas minerales y florales. En paladar es fresco y vibrante, con gran equilibrio, lleno de sabores y con un final seco y largo.
Por su parte, Milmanda 2008 proviene de cepas de más de 40 años y está situado en la Conca de Barberà, Tarragona. Aquí se hace una rigurosa selección de las uvas para elaborar uno de los vinos más laureados de España, el blanco icono de la familia Torres. Es un vino blanco 100% Chardonnay, vendimiado a mano y criado en barricas de roble francés. Esta añada se caracteriza por su gran calidad, gracias a un invierno muy seco, con abundantes lluvias en primavera y temperaturas moderadas en verano, que favorecieron una maduración lenta y constante del viñedo. La añada 2008 posee un intenso aroma, con notas frutales de cítricos y compota de melocotón, y fondos de vainilla muy finos. Aporta un paladar untuoso y muy amplio, una excelente acidez y una agradable expresión de las notas frutales del aroma.
El tinto Marimar Cristina 2007 es un Pinot Noir que refleja a la perfección el terroir del Viñedo Don Miguel. Este vino es muy especial porque se elabora a partir de una selección de las mejores barricas de Pinot Noir. A la vez es selecto porque solo se elaboran 6.000 botellas. Marimar Cristina 2007 se considera una añada perfecta. Es un vino complejo. Intensa vía nasal con mucha fruta, tabaco y terrozas. En boca es fresco y muy frutal, otorgándole sensaciones de melocotón, yogur de limón, flores blancas y hierba recién segada. Con un final amargoso agradable.
Le siguió Mas La Plana 2008, un vino que se cató en primicia, ya que que no saldrá a la venta hasta finales de marzo. Mas La Plana, antes denominado Gran Coronas Etiqueta Negra, nació en 1970 a partir de la primera cosecha de Cabernet Sauvignon, variedad noble cultivada en 1966 en la Finca de Mas La Plana, en Pacs del Penedès. La finca de terrenos profundos y porosos, retienen el agua a la perfección y permiten un buen drenaje. Mas La Plana es un vino de producción muy limitada que cuenta con un gran prestigio a nivel mundial y ha sido premiado en múltiples ocasiones. El vino realiza la crianza en barricas de roble francés nuevo y siete meses en botella. En nariz se perciben frutas rojas y negras, pan tostado, pimienta negra y notas balsámicas.
A continuación, el “viaje” siguió con Grans Muralles 2007. Al pie de las murallas del Císter se sitúa uno de los pagos más representativos para Bodegas Torres, Grans Muralles, donde se extienden 94 hectáreas de tierra de extraordinaria calidad, 32 de las cuales están dedicadas al vino del mismo nombre. Más de 15 años han sido necesarios para seleccionar las cepas para sus suelos de pizarra y grava pulverizada, llamados llicorelles y que permiten muy bien el drenaje. Grans Muralles se elabora a partir de cinco variedades, tres de uva autóctona (Monastrell, Garnacha Tinta y Cariñena) y dos variedades ancestrales recuperadas como son el Garró y Samsó. El vino tiene una crianza de 18 meses en barricas de roble. En nariz: frutas maduras, laurel, bosque y pino. En boca, taninos densos pero dulces y una acidez muy buena que mantiene el frescor.
Por su parte, Manso de Velasco 2008 es un homenaje al que fue Gobernador de Chile, Manso de Velasco, fundador de la ciudad de Curicó, donde se encuentran estas viñas. Las tierras adquiridas por Bodegas Torres en 1979 significaron el inicio de hacer vino en nuevos paisajes y nuevos climas. En Chile, Torres fue pionero en la elaboración de vinos de calidad, introduciendo un tipo de cultivo hasta entonces olvidado. Manso de Velasco, elaborado exclusivamente con Cabernet Sauvignon, proviene de un viñedo centenario que le da un color extraordinariamente profundo e intenso con ricos aromas de fruta madura. Tiene notas de eucalipto y pimienta negra. Gran potencia en boca. Manso de Velasco, realizado con la misma uva que Mas La Plana, es totalmente distinto, debido a la climatología y las características del terruño, de restos volcánicos, pizarra y arena del Valle Central de Curicó.

Tío Pepe presentó en Enofusión en avance su fino en rama

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Como en la edición anterior, Tío Pepe presentó en el marco de Enofusión su fino en rama, un avance que verá la luz en primavera. El acto tuvo lugar el 25 de enero dentro de la cata magistral de “Las botas de gran olor, selección y clasificación de Tío Pepe en Rama”. Con este criterio de tipificación, el enólogo de la casa, Antonio Flores, redescubrió “las botas de gran olor”, reliquias inmersas en las soleras de Tío Pepe que Manuel Mª González Gordon solía marcar a tiza con una estrella y que atesoran los matices organolépticos más genuinos de este fino. Antonio Flores, con venencia y tiza en mano, trasladó a los asistentes a una de sus muchas sesiones de cata en bodega. Una experiencia única que acercó y proporcionó detalles de Tío Pepe en rama, resultado de la rigurosa selección de las botas de gran olor, y que será embotellado a mano sin clarificar ni filtrar en el momento más intenso de “la flor”, que suele tener lugar a comienzos de la primavera.