Topic: Legislacion vitivinicola

La AICA propuso el pasado año 91 sanciones a empresas del vino

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

 (photo: )

La Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) desarrolló en 2017 un total de 1.882 inspecciones de oficio en el control del cumplimiento de la Ley de la Cadena Alimentaria. Ha sido un ejercicio prolífico al respecto, puesto que en 2017 se han llevado a cabo más de la mitad de las inspecciones desarrolladas desde el inicio de la actividad de la AICA (3.669 inspecciones desde su creación en 2014). Del total de inspecciones durante el pasado ejercicio, 100 correspondían al sector del vino (el 5,31% del total). Desde el nacimiento de la AICA, las inspecciones al sector del vino ascienden a 665 (18,12% del total de inspecciones).

No obstante, además de estas inspecciones de oficio, la Agencia también recibe denuncias de operadores y asociaciones por posibles incumplimientos de la Ley de la Cadena Alimentaria. En 2017, a la AICA llegaron 59 denuncias, de las que 7 correspondían al sector del vino. Desde la creación de la Agencia, se han recibido 210 denuncias, de las que un 10% han correspondido al vino (21 denuncias).

A continuación, información para suscriptores.

El FEGA publica la modificación de los controles de ayudas a la promoción del vino en terceros países

 Publicado el por SeVi (colaborador)

El FEGA ha publicado la Circular de coordinación 2/2018, mediante la que se modifica la Circular 8/2017 por la que se establecen criterios de coordinación para la gestión y control de ayudas a la promoción del vino en terceros países. En concreto, la modificación afecta al punto 8, relativo a los controles, pues el resto de apartados y anexos de la Circular 8/2017 se mantienen sin cambios.

En el enlace puede acceder a la circular completa

Aprobado y publicado el Programa de Apoyo al Sector Vitivinícola (PASVE) para el periodo 2019/2023

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

 (photo: )

RD completo en pdf adjunto (para suscriptores)
El Consejo de Ministros aprobó el viernes 12 de enero, a propuesta del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama), el Real Decreto 5/2018 para la aplicación de las medidas del Programa de Apoyo al sector vitivinícola (PASVE) en el periodo 2019-2023 (BOE, 13 de enero de 2018).

Según el Mapama, la regulación comunitaria establece que los Estados miembros de la Unión Europea deben presentar un Programa de Apoyo quinquenal, que contenga al menos alguna de las medidas admisibles previstas en la misma.

Dado que el PASVE para el periodo 2014-2018 finaliza el próximo 15 de octubre de 2018, el Ministerio de Agricultura español presentó ya, como estaba previsto, en el mes de julio pasado a la Comisión Europea un nuevo Programa para la aplicación de las medidas admisibles en el periodo quinquenal siguiente, al que esta institución comunitaria dio también su visto bueno.

En opinión de este departamento, la aprobación del citado RD irá en beneficio del sector vitivinícola español, con medidas financiadas por el Fondo Europeo de Garantía Agrícola (FEAGA) que, en principio, podrían contar con un presupuesto de más de 1.000 millones de euros para los próximos cinco ejercicios financieros.

A continuación, información para suscriptores.

Maasvallei Limburg, primera D.O.P. vitivinícola transfronteriza en la UE

 Publicado el por SeVi (colaborador)

La Comisión Europea ha aprobado recientemente (el pasado 21 de diciembre) la primera denominación de origen protegida (D.O.P.) transfronteriza para un vino, se trata de la D.O.P. Maasvallei Limburg, que comprende territorio tanto de Bélgica, como de los Países Bajos.

Los vinos producidos bajo esta denominación proceden de variedades de uva cultivadas a ambos lados del río Mosa, unas zonas vinculadas histórica y geográficamente entre sí. La región del valle del Mosa limburgués está situada en la llanura aluvial de guijarros del Mosa (la parte que corresponde en gran medida a la frontera física entre los Países Bajos y Bélgica). En concreto, la nueva D.O.P. supranacional ampara vinos elaborados con las variedades Acolon, Auxerrois, Chardonnay, Dornfelder, Gewürztraminer, Pinot Blanc, Pinot Gris, Pinot Noir, Riesling y Siegerrebe. Los vinos Maasvallei Limburg pueden ser blancos, tintos o rosados.

En la parte belga se ampara la producción de cinco municipios, mientras que la nueva D.O.P. incluye a siete municipios de la parte neerlandesa. En total la superficie protegida es de 155,09 kilómetros cuadrados.

Si bien es cierto que ya existían otras denominaciones de origen transfronterizas protegidas para productos alimenticios o bebidas espirituosas como el Rosée des Pyrénées Catalanes (Francia/España) o el Jonge jenever/Jonge genever (también Bélgica/Países Bajos), esta es la primera denominación vitivinícola supranacional.

Convocatoria de nuevas ayudas a inversiones en industrias vinícolas para el periodo 2019/2023

 Publicado el por Jordi Melendo (colaborador)

El autor de la entrevista, junto a Miguel J. Rius, gerente de Rius & Rius. (photo: )

El autor de la entrevista, junto a Miguel J. Rius, gerente de Rius & Rius.

Para fecha próxima a cuando se redactan estas líneas (13 de diciembre) el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) publicará el Real Decreto para la aplicación de las medidas del Programa de Apoyo 2019/2023 al sector vitivinícola. Se trata de ayudas destinadas a la mejora de los procesos de transformación y comercialización de los productos vitivinícolas incluidos en el Reglamento (UE) 1308/2013. Por ello y de mano de Miguel J. Rius, gerente de Rius & Rius, consultoría que cuenta con un experimentado equipo de ingeniería vitivinícola y de gestión, les proponemos conocer con más detalle el Real Decreto en cuestión y las oportunidades que genera para el sector vitivinícola.

¿Nos puede hacer una valoración inicial del Real Decreto?

Vayamos por partes: en primer lugar hay que aclarar que el Decreto no está todavía vigente pero su publicación se prevé inmediata, puede que a finales de diciembre. En segundo lugar, el Real Decreto en sí mismo es una nueva y muy buena oportunidad para todas las empresas y operadores del sector vitivinícola que tengan previstas inversiones a corto y medio plazo. En tercer lugar, la convocatoria de estas ayudas de la UE implican un recorrido técnico y administrativo de mucha complejidad y envergadura, por lo que hay que estar alerta y preparados para hacer efectiva la solicitud, para cumplir con los plazos y cumplimentar la documentación requerida. Por último y ligado con el último punto, me permito hacer un llamamiento al sector en el sentido de que conocer bien las ayudas al sector posibilita obtenerlas y, en cambio, ignorarlas, inhabilita la opción de beneficiarse de ellas.

Entrando en materia, ¿qué puertas abre el Real Decreto al sector vitivinícola?

De entrada, las ayudas estarán destinadas a la mejora de los procesos de transformación y comercialización de los productos vitivinícolas incluidos en el Reglamento (UE) 1308/2013. Por ejemplo, ¿a quién le interesa? Pues, a las empresas vitivinícolas, organizaciones de productores vitivinícolas, asociaciones de productores y organizaciones interprofesionales. ¿A qué tipo de inversiones van dirigidas? El objetivo es la mejora del rendimiento global del sector y su adaptación a los requerimientos del mercado, al incremento de la competitividad a través de nuevas infraestructuras e instalaciones de transformación, y estructuras e instrumentos de comercialización, priorizando las que conlleven ahorro energético, mejora de eficiencia energética y procesos sostenibles.

Así a grandes rasgos, serán subvencionables las inversiones correspondientes a: la construcción, adquisición o mejora de bienes inmuebles, la adquisición de nueva maquinaria y equipamientos e instalaciones asociadas, y los honorarios técnicos vinculados, que tengan por objetivo la producción y/o comercialización de productos vitivinícolas. Hay que decir también que en esta convocatoria será fundamental el cumplimiento de los objetivos estratégicos establecidos en el mismo Decreto.

La letra grande está clara... y ¿qué pasa con la letra pequeña?

Hablemos primero de la cuantía: las ayudas, y en función de diversos parámetros, se establecen hasta un 40% a fondo perdido del total del presupuesto aprobado. Por otra parte, las operaciones planteadas deberán afectar presupuestariamente, como máximo, dos ejercicios FEAGA consecutivos. En segundo lugar, fijémonos en los procedimientos: en esta convocatoria, la tramitación de las ayudas incrementa notoriamente su grado de exigencia respecto a otros anteriores. Por eso hay que recomendar un inicio inmediato de actuaciones a fin de cumplimentar los plazos fijados para su presentación.

Supongamos que soy una bodega o una empresa que quiero pedir la ayuda. ¿Qué más debo saber?

Hay que dedicar especial atención a los criterios de priorización para la elegibilidad de los proyectos, ya que a cada proyecto se le otorgan dos puntuaciones: una vinculada a los requisitos que reúnen los solicitantes; y otra en función de las actuaciones a realizar. En este aspecto, es básico y fundamental conseguir el máximo de puntuación en cada concepto ya que no se considerarán los expedientes que no alcancen un mínimo de 20 puntos.

Más cosas: obviamente habrá que cumplir con todos los condicionantes establecidos en la legislación vigente sobre la materia, tales como: disponer del RIA actualizado, disponer de la licencia ambiental-actividades, estar al corriente de pago de las obligaciones tributarias y de la seguridad social... En resumen, disponer de las autorizaciones, licencias y permisos que requiera cada actividad.

¿Y a nivel funcional, cómo se tramitan las ayudas?

La presentación se realizará de forma telemática, esto quiere decir que es absolutamente necesario que el solicitante disponga de firma electrónica. Por otra parte, el éxito de las ayudas depende en buena parte del contenido y la forma de la presentación de las solicitudes. Aquí es donde la elección de especialistas cualificados para la realización de las peticiones es la clave para la primera garantía de éxito. En este aspecto, la trayectoria de nuestra consultoría Rius & Rius presenta uno de los mejores balances del sector tanto por el número de expedientes cursados como por el alto porcentaje de aprobaciones conseguidas.

Entonces, ¿cuál es su propuesta?

Muy sencilla: dado que las solicitudes deberán presentarse en un corto espacio de tiempo a partir de la publicación en el BOE del Real Decreto que nos ocupa, desde ahora estamos a disposición de los interesados para realizar, sin compromiso, un estudio previo de cada solicitud de ayudas para evaluar las opciones de éxito y, en su caso, gestionar la solicitud y su seguimiento hasta el final.