Topic:

Sudáfrica cerró su vendimia 2020 con un 8,2% más de uva

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

Sudáfrica. (photo: )

Sudáfrica.

La vendimia 2020 en Sudáfrica cerró con una cosecha de 1.349.883 toneladas de uva, según los datos (provisionales) ofrecidos por la entidad sectorial South African Wine Industry Information & Systems. De este modo, la producción se vio incrementada un 8,2% respecto a la vendimia 2019. La producción vitivinícola se estima en 1.046,2 millones de litros.

Este año, las condiciones meteorológicas fueron favorables, en general, para el viñedo y el número de racimos parecía prometedor ya al principio de la temporada, pero las condiciones ventosas durante las fases de crecimiento de las bayas y la sensibilidad de estas dieron lugar a uvas más pequeñas y a una cosecha menor de la esperada al inicio. La campaña también se caracterizó por una gran heterogeneidad entre parcelas, e incluso dentro de ellas, en las zonas que experimentaron condiciones secas.

Por regiones, Stellenbosch, Swartland, Cape South Coast, Paarl y Breedekloof recogieron más uvas para vino que en 2019, y la región de Olifants River prácticamente volvió a niveles normales de producción, tras haber sido una de las regiones más afectadas por la reciente sequía. La región de Klein Karoo sigue luchando con la escasez hídrica, que también se experimentó en ciertas partes de la región de Robertson, mientras que los daños causados por las heladas provocaron grandes pérdidas de cosechas en Northern Cape.

Prosecco, cava y champagne: “Misión expansión”

 Publicado el por Carlo Flamini Il Corriere Vinicolo (colaborador)

Este texto es una síntesis. Artículo publicado originalmente por ‘Il Corriere Vinicolo’ y reproducido con su autorización por ‘La Semana Vitivinícola’. Todos los derechos reservados. Para consultar el artículo original, visite www.corrierevinicolo.com Artículo con tablas aquí.

Los tres grandes vinos espumosos en 2019 alcanzaron los 4.500 millones de euros en el extranjero (+300 M€ respecto a 2018), para un total de 667 millones de botellas (fueron 613 en 2018): la mitad son de prosecco, el resto se divide casi a partes iguales entre cava y champagne. En cuanto al valor generado, se invierte la situación, con los vinos espumosos franceses por valor de 3.093 millones de euros (200 millones más que en 2018), lo que equivale al 70% del total, frente al 23% del prosecco (1.062 millones) y el 7% del cava (351 millones de euros de facturación en el extranjero).

Los pesos sobre el total de las exportaciones de vino embotellado (tranquilo + espumoso + frizzante) de los respectivos países son más que elocuentes: un 33% para el champagne (+1 punto), 17% para el prosecco (+2 puntos) y 16% para el cava (-1 punto), con una fuerte dinámica de crecimiento del prosecco sobre el total de Italia, donde se ha convertido en una categoría por derecho propio. La cuota de exportación de su volumen total de ventas ve una propensión muy fuerte en el extranjero de italianos y españoles, más del 60%, frente al 50% de champagne, cuota que sin embargo ha crecido considerablemente en los últimos tres años.

El prosecco es el que más depende de sus tres primeros mercados (R. Unido, EE.UU. y Francia), que copan el 63% de su valor exterior; mientras que cava y champagne presentan un porcentaje similar (47% y 44%) aunque sus tres primeros mercados varían (EE.UU., R. Unido y Singapur para el champagne; y Bélgica, EE.UU. y Alemania para el cava).

---

La Semana Vitivinícola ha decidido, además, dado su compromiso con la información, ofrecer en abierto sus noticias mientras dure el estado de alarma nacional propiciado por la pandemia de coronavirus. Nuestros suscriptores seguirán disfrutando, en exclusiva, del acceso a las revistas en PDF y la información de Mercados.

 

¿Impondrá Reino Unido un arancel a los vinos de la UE a partir del 1 de enero de 2021?

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

Reino Unido (photo: )

Reino Unido

Salvo que se llegue a un acuerdo comercial antes de finales de año y se apruebe una nueva prórroga en las negociaciones entre la Unión Europea y Reino Unido, que vaya más allá de esa fecha, las posibilidades de que este último país aplique un arancel a las importaciones de vino europeo con destino a su mercado desde el próximo 1 de enero de 2021 están sobre la mesa y pueden ser más ciertas que nunca.

Recientemente, el Gobierno británico publicó un texto legal sobre cómo sería el nuevo régimen arancelario a aplicar como país extra-comunitario, en sustitución del arancel aduanero común de la UE, que hasta ahora viene aplicando.

En concreto y en relación al vino, Reino Unido se plantea aplicar un régimen arancelario global bastante similar al que la UE impone a los países que ostentan el título de “nación más favorecida”, un estatus que contempla la Organización Mundial de Comercio (OMC) y por el cual si se concede a un país una ventaja especial, se tiene que hacer lo mismo con todos los demás miembros de esta organización multilateral, salvo excepciones como, por ejemplo, que exista un acuerdo de libre comercio bilateral entre países.

El arancel global que aplicaría Reino Unido, según el régimen aprobado por su Gobierno y en una situación de no-acuerdo comercial con la UE, sería inferior al vigente arancel exterior común de la Unión, pero supondría un indudable paso atrás en relación al actual libre comercio, sin trabas arancelarias, del mercado único europeo, en el que sigue estando instalado por ahora ese país.

Por ejemplo, según un reciente análisis la Federación Española del Vino (FEV), los vinos espumosos con D.O.P. Cava podrían verse gravados por parte de Reino Unido con un arancel global de 29,09 €/hl, frente a 32 €/hl del arancel exterior común (AEC) de la UE; los vinos tranquilos, blancos con D.O.P. Valencia, en envases de igual o menos de 2 litros de igual o menos de 13% vol. alc., con 11,19 €/hl, frente a 13,10 €/hl del AEC; los vinos tranquilos no blancos, con D.O.Ca. Rioja en envases de igual o menos de 2 litros con más de 13% e igual o menos de 15% vol. alc., con 13,42 €/hl, frente a los 15,40 € del AEC; el vino de licor con D.O.P. Jerez, en envases de igual o menos de 2 litros, de más de 15% e igual o menos de 18% vol. alc., con 13,42 €/hl, frente a los 14,80 €/hl del AEC, y el vermut y otros vinos de uvas frescas aromatizados, en envases de igual o menos de 2 litros, de igual o menos de 18% vol. alc. no tendrían gravamen arancelario, frente a los 10,90 €/hl de AEC de la Unión Europea.

Sin avances

Este nuevo régimen arancelario, publicado por el Gobierno del Reino Unido, vendría a sustituir a partir del 1 de enero de 2021 y en caso de “no-deal”, ni prórroga en las negociaciones, al actual arancel aduanero común que la Unión Europea aplica a países con los que no existe un acuerdo comercial bilateral más favorable.

Esto es algo que, al menos por la parte comunitaria, se quiere evitar, pero que no es imposible que suceda ante una situación, como la actual, en la que no existen apenas avances ni resultados, después de tres rondas de negociación, sobre la forma de relación, no solo comercial, que se quiere que exista entre la UE y Reino Unido.

Este mes de junio será determinante para saber qué puede pasar. En esta primera semana se celebrará la cuarta ronda de negociación post-Brexit y el 19 de junio está prevista una cumbre de Gobiernos al máximo nivel para decidir si se prorroga o no la fecha límite del periodo transitorio para alcanzar un acuerdo, que expira este 30 de junio, o si, por el contrario, se rompe la baraja, se quiebran las negociaciones y se va hacia una salida abrupta del Reino Unido de la UE a partir del 1 de enero de 2021, feche en que este país pasaría a ser un país tercero con todas las consecuencias.

A nivel comercial y en lo que respecta al sector de bebidas alcohólicas, Gran Bretaña perdería mucho más con los aranceles comunitarios a sus bebidas espirituosas, sobre todo el whisky, que la UE con un arancel global a sus vinos. Y los perdedores por ambos lados serían, además de importadores y comerciantes, por supuesto, los consumidores tanto británicos, como europeos, que les saldría a precios más elevados adquirir estos productos por tener que añadir un arancel hasta ahora inexistente. Sería como tirarse piedras sobre el propio tejado de ambos mercados.

Actitud proactiva

Las asociaciones de la industria y el comercio de vinos de ambos lados del Canal de La Mancha, el Comité Europeo de Empresas del Vino (CEEV) y la Wine & Spirits Trade Association (WSTA) han llevado una actividad proactiva ante sus respectivas instituciones públicas a lo largo de todos estos meses para evitar llegar a situaciones no deseables, como la planteada por Reino Unido con su régimen arancelario.

El objetivo de ambas asociaciones es asegurar que la futura relación comercial no difiera en lo sustancial de la que existe en la actualidad para que no se interrumpan los flujos mercantiles entre ambas partes, llegando a un acuerdo sobre la base del reconocimiento mutuo en un marco regulatorio común, que evite no solo la imposición de aranceles para el vino y los productos aromatizados a base de vino, sino que también mantenga la legislación específica del sector del vino en materia de definiciones de productos, de producción y de elaboración de vino, de métodos de análisis, así como de protección de las Indicaciones Geográficas, de procedimientos de import/export, de expedición, de circulación, de etiquetado y certificación, etcétera.

---

La Semana Vitivinícola ha decidido, además, dado su compromiso con la información, ofrecer en abierto sus noticias mientras dure el estado de alarma nacional propiciado por la pandemia de coronavirus. Nuestros suscriptores seguirán disfrutando, en exclusiva, del acceso a las revistas en PDF y la información de Mercados.

 

 

El Gobierno francés anuncia otros 30 M€ de ayudas adicionales para su sector vitivinícola

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

Francia (photo: )

Francia

Los representantes del Gobierno francés, Bruno Le Maire, ministro de Economía y Finanzas, Didier Guillaume, ministro de Agricultura y Alimentación, y Olivier Dussopt, secretario de Estado de Gérald Darmanin, ministro de Acción y Cuentas Públicas, volvieron a reunirse, como se comprometieron el 11 de mayo, con los representantes de la profesión vitivinícola para completar el primer plan de apoyo a este sector.

Tras la reunión, se anunciaron nuevas medidas excepcionales y específicas de apoyo, cuyo objetivo es garantizar la estabilidad del mercado y la continuación de su actividad, por importe de 30 millones de euros, que se suman a los 140 millones ya anunciados el 11 en la fecha anterior para contrarrestar las consecuencias económicas del Covid-19.

Estos nuevos fondos, que no se cita si procederán de su Programa Nacional de Apoyo (PASVF 2020), como en el caso del Gobierno español, o si consistirán en ayudas de Estado, servirán, por un lado, para la apertura de una medida de ayuda al almacenamiento privado, al que se destinarán 15M€ para la retirada coyuntural de 2 millones de hectolitros del mercado.

Se trata de una medida que prefieren algunos productores de vinos de mayor valor añadido, frente a la de destilación de crisis, que complementará los 140 millones de euros acordados inicialmente para la quema de excedentes no comercializables, de los cuales 80 millones procederían de los fondos que se prevé no gastar del “sobre” de 280,5 M€ con que cuenta el PASVF 2020, y otros 60 millones serían ayudas de Estado.

Asimismo, se decidió incrementar el “sobre” financiero para esta misma destilación de crisis en otros 5 M€, con unos precios de compra del vino a destilar en alcohol de 78€/hl para vinos con D.O.P./I.G.P. y de unos 58 €/hl para el resto de vinos sin indicación geográfica (I.G.).

Con esta medida, el Ejecutivo galo fomenta la destilación alcohólica del vino para otros fines (industriales, sanitarios), para dar salida al género, que no se está vendiendo en el país, debido al cierre durante estos últimos meses de bares y restaurantes por el confinamiento.

En tercer lugar, se aprobó una ayuda específica a las destilerías de hasta 40 €/hl de alcohol, con un importe total de 10 millones de euros.

El Gobierno también confirmó que las empresas del sector vitivinícola, en particular las más afectadas por la crisis económica y sanitaria, podrán acogerse a la exención de cotizaciones a la Seguridad Social de sus empleados y a otras medidas fiscales, algo que se incluirá en la próxima Ley de enmienda financiera de modificación presupuestaria que se está elaborando

El pasado 11 de mayo, el Gobierno francés un paquete inicial de ayudas a su sector vitivinícola, con tres medidas de apoyo excepcionales y específicas, como exenciones de las cotizaciones a la Seguridad Social para pequeñas empresas y pymes; un sistema de destilación de crisis por importe de 140 millones de euros, así como volver a solicitar a la Comisión Europea un fondo de compensación europeo para paliar las consecuencias del alza desde el pasado 18 de octubre del 25% de los aranceles a la entrada de vino tranquilo envasado en el mercado de Estados Unidos por el contencioso comercial Airbus/Boeing.

---

La Semana Vitivinícola ha decidido, además, dado su compromiso con la información, ofrecer en abierto sus noticias mientras dure el estado de alarma nacional propiciado por la pandemia de coronavirus. Nuestros suscriptores seguirán disfrutando, en exclusiva, del acceso a las revistas en PDF y la información de Mercados.

 

Fallece Pepe Iglesias, histórico divulgador enogastronómico

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

El pasado 1 de junio falleció el crítico enogastronómico y hostelero Pepe Iglesias, histórico divulgador de la gastronomía y los vinos y auténtico mago de los maridajes. José Juan Iglesias del Castillo y Díaz de la Serna, conocido por todos como Pepe Iglesias deja tras de sí un inmenso legado cultural vinculado a la gastronomía y al vino.

Reputado catador, a principios de los ochenta, y como parte de su formación profesional hostelera, se inició en el análisis sensorial reglado. Desde entonces ejerció con rigor la crítica enogastronómica, que compaginó con una prolija producción editorial y colaboraciones habituales en medios de comunicación, especializados como ‘PlanetaVino’, y también generalistas; así como en internet (poseía la web www.enciclopediadegastronomia.es). Formaba parte de los socios de la asociación profesional MassVino.

Con decenas de libros como autor único y otros tanto en colaboración con otros escritores, fue un gran divulgador del patrimonio gastronómico, especialmente de la gastronomía de su querida Asturias. Por ellos recibió innumerables reconocimientos, entre los últimos el Gourmand Cookbook Awards a su obra “Maridajes de vinos españoles con cocinas exóticas” (2015).

Pepe Iglesias fue un gran divulgador que nunca se mordió la lengua, ni rehuyó la polémica, siempre con argumentos y fundamentos, como le gustaba a él la cocina y el vino.

Descanse en paz.