Topic:

El precio medio de la exportación vitivinícola española crece un 12% en el acumulado enero-junio 2016

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Exportación. (photo: )

Exportación.

El ecuador del ejercicio exportador 2016 presenta un balance positivo para el sector vitivinícola español, que sigue instalado en el mantra de valorizar sus productos y, parece, lo está consiguiendo. Según el último informe de exportaciones del Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV), que puede ser adquirido en su web (www.oemv.es), los operadores españoles exportaron en el primer semestre de 2016 un total de 1.376 millones de litros de productos vitivinícolas (el 82% vino y el resto otros productos como vinos aromatizados, mostos y vinagres). Así, aunque ese volumen representa un notable retroceso del 10,2% en comparación con el primer semestre de 2015, en términos monetarios, la exportación se mantiene en una facturación de 1.383 millones de euros (+0,2%), y los precios medios del producto vitivinícola patrio crecen un 11,6% hasta el euro por litro (1,11 €/litro en el caso del vino).

A continuación, información exclusiva para suscriptores.

La extensión de norma ‘da alas’ a la Organización Interprofesional del Vino Español (OIVE)

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Consumo de vino en hogar. (photo: )

Consumo de vino en hogar.

Con la publicación, el pasado 23 de julio, de la Orden Ministerial AAA/1241/2016, que recoge la extensión de norma del vino español (y la aportación económica obligatoria que ella conlleva para todos los operadores del sector), las actuaciones de la Organización Interprofesional del Vino (OIVE) entran en una “nueva fase” en la que van a alcanzar su “máxima intensidad para llevar a cabo el programa de trabajo aprobado”, según han comunicado desde la misma Interprofesional.

En próximas fechas, se incorporará el nuevo director de la Interprofesional y se presentará la página web oficial, en la que se alojará toda la información necesaria para que los operadores puedan llevar a cabo con la mayor facilidad sus contribuciones obligatorias.

Hay que recordar que la extensión de norma hace obligatoria para todos los operadores del sector vitivinícola una aportación económica para realizar actividades de promoción del vino en el mercado interior, mejorar la cadena de valor vitivinícola y realizar estudios y programas de investigación, desarrollo e innovación tecnológica, durante las campañas 2016/2017, 2017/2018 y 2018/2019.

Las primeras actuaciones estarán orientadas a diseñar una estrategia de recuperación del consumo en el mercado interior que sirva de base para el desarrollo de campañas y acciones concretas de promoción, con el objetivo de que el vino vuelva a estar entre las opciones de consumo de la población adulta española.

Esta estrategia tomará en consideración toda la información disponible sobre el consumo en España y definirá los públicos objetivo, los mensajes y barreras de consumo, la propuesta de medios para llegar al consumidor, las campañas de comunicación y los indicadores de éxito para medir el logro de los objetivos planteados. Para el desarrollo de estos trabajos, la Interprofesional del Vino ha invitado a la CECRV para que participe en la Comisión de Marketing, que será la encargada de diseñar todas las actuaciones promocionales.

Modelo de contrato

Dentro de las actuaciones para mejorar la cadena de valor vitivinícola, la Interprofesional del Vino está trabajando también para acordar un modelo de contrato de compra-venta de vino que, conjuntamente con el modelo de contrato de uva de vinificación acordado en julio de 2015, puedan ser propuestos a homologación por el Magrama próximamente. Estos modelos pretenden poner a disposición de los distintos operadores modelos de contratos que faciliten el complimiento de las obligaciones legales en materia de contratación agroalimentaria (ley 12/2013 de medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria) y dotar así de mayor seguridad jurídica y transparencia al funcionamiento de la cadena de valor vitivinícola.

Además, la Interprofesional del Vino debe pronunciarse respecto al número de hectáreas de nuevas plantaciones para el año 2017 en España, teniendo en cuenta las propuestas que, en su caso, presenten las DD.OO.PP. e II.GG.PP. vitivinícolas.

Del mismo modo, la Interprofesional del Vino puede proponer al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, “si llegara el caso”, la aplicación de una medida extraordinaria de comercialización en el sector prevista en el RD 774/2014, de 12 de septiembre, por el que se desarrolla la aplicación del artículo 167 del Reglamento (UE) nº1308/2013, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de diciembre de 2013 y se fijan los requisitos y el contenido de una norma de comercialización en el sector del vino, que tiene por objeto corregir las perturbaciones de mercado que podría ocasionar una cosecha altamente excedentaria, asegurando el abastecimiento de las calidades que demandan los distintos segmentos del mercado.

En este sentido, la Interprofesional hará un seguimiento exhaustivo de las condiciones climáticas de las próximas semanas para que, con toda la información disponible sobre cosecha, análisis de los datos de comercialización procedentes de las declaraciones obligatorias, existencias y perspectivas de mercado, la Junta Directiva pueda decidir sobre esta cuestión, y si fuera el caso, realizar las recomendaciones que reglamentariamente le corresponden con el objetivo de mejorar la gestión y evitar perturbaciones de mercado.

Excelente oportunidad

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

¿Son muchos cuarenta y cinco millones de hectolitros?

Esa es la pregunta que, con más o menos insistencia, nos estamos haciendo “todos” en estos momentos. Pues si bien no parece que la cifra pueda ser descabellada para un país con casi un millón de hectáreas (951.201), sí al menos es un problema, considerando que de esos, tan solo diez millones de hectolitros son consumidos en el mercado interno. Al resto hay que buscarle colocación en la elaboración de mostos, obtención de alcoholes de uso de boca o en exportación…

Cinco millones de hectolitros que se queden sin fermentar y vayan al mercado de los mostos en sus diferentes tipologías, no parece que sea una cifra exagerada. Es más, en campañas tan grandes como la 2013/14 esa cantidad destinada a mostos estuvo por encima de los siete millones de hl. Es decir, que margen para asumir esa cantidad hay suficiente como para que no sea un problema considerarla en nuestras estimaciones.

Lo que vaya asumir el sector de los destiladores y vinagreros en el capítulo de usos industriales es algo más complicado de establecer. Pero viendo la evolución que estos elaborados han tenido en las últimas campañas, asignarles otros cinco millones de hectolitros tampoco parece que sea una cifra descabellada que pudiera darnos alguna sorpresa.

Luego de los cuarenta y cinco millones ya tenemos veinte “colocados”. Considerando que según los datos publicados por el OEMV relativos a las exportaciones del primer semestre del año, llevamos vendidos 28,808 Mhl en cifra interanual; tampoco parece que vayamos a tener muchos problemas en seguir vendiéndoles a nuestros clientes extranjeros una cantidad similar, máxime cuando sus estimaciones de cosecha sitúan sus producciones ligeramente por debajo de las del pasado año en el caso de Francia, con 42,91 Mhl (-10%), Portugal 5,6 Mhl (-20%) y solo Italia presentaría un aumento en sus previsiones iniciales llegando hasta los 50 Mhl (+5%).

Todo a favor para una buena campaña

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

Tal y como era de esperar, y a pesar del retraso generalizado de entre diez y quince días sobre las del año pasado, las vendimias de 2016 acaparan prácticamente toda la atención de un sector que ha pasado por alto un dato tan importante como el que arrojan las estadísticas de exportación del primer semestre del año y que suponen no solo una aumento del valor, en cifra interanual, de más de noventa millones de euros (+3,5%), sino que, además, el aumento lo acapara la categoría de vinos envasados. Y aunque es cierto que en volumen el dato resulta inferior (seguimos en datos interanuales) al del año anterior, exportar más de veintitrés millones de hectolitros, casi veintinueve si consideramos mostos y vinagres, es una cifra más que aceptable.

Lo que explicaría, en buena parte, el optimismo con el que se contempla la vendimia de este año por parte de las organizaciones agrarias, que insisten, una y otra vez, en llamar la atención de sus asociados sobre la oportunidad que supone esta campaña de cara a conseguir mejorar los precios de sus uvas, dados los problemas de cosecha que están teniendo Francia y Portugal, con previsiones inferiores a las del año pasado, o apenas del cinco por ciento de incremento en Italia.

Tampoco es ajeno a generar esta expectativa en los precios el hecho de que las previsiones que se barajaban a finales del pasado mes de julio sobre la cosecha española se han desinflado debido a la ausencia de lluvias en agosto y la falta de desarrollo que ha tenido el fruto.

Mercados 31-08-16

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en documento PDF adjunto.