Bodega Las Virtudes insufla nuevos aires al vino fondillón de la D.O.P. Alicante

 Publicado el Por Salvador Manjón

 (photo: Jovi Fotógrafos)

Bodega Las Virtudes presentó el pasado 31 de mayo su vino Fondillón Tesoro de Villena Solera 1972, firmado por el enólogo Juan Huerta. Se trata de una apuesta por este vino tradicional de la D.O.P. Alicante para renovar la imagen que de este vino de crianza oxidativa tiene el consumidor actual. Para ello, en esta edición del embotellado de la solera 1972 se ha renovado totalmente el packaging, manteniendo la esencia y autenticidad del Fondillón Tesoro de Villena. Un diamante enológico que también utiliza ahora esa joya como emblema e imagen de marca.

Un producto arraigado en el ADN enológico alicantino y con una imagen que rompe esquemas en lo estético.

Fondillón Tesoro de Villena Solera 1972 se elabora exclusivamente en cosechas de excepcional calidad, a partir de uvas sobremaduradas de viñedos viejos con escasos rendimientos. Realizado únicamente con la autóctona variedad Monastrell de viñas situadas en el Valle del Vinalopó. Joya enológica convertida por méritos propios en una pieza fundamental del tesoro mediterráneo que supone la gastronomía alicantina en el mundo.

Existe una teoría acerca del origen de la palabra Fondillón, la cual apunta a que el nombre proviene del “fondo” que se acumulaba en los barriles que contenían este tipo de vino. Al rehenchirlos o volverlos a llenar por este tradicional sistema de soleras, se favorecía la crianza del vino rellenado con similares características al que contenía. Este sistema permite que la calidad de nuestro producto sea muy alta y homogénea, porque en todos los toneles existe un alto porcentaje de la solera madre iniciada en 1972 y esta solera transmite sus características al vino que ha llegado posteriormente.

Juan Huerta ha combinado diferentes toneles y barricas en diferentes proporciones condensados en cada botella para, respetando la autenticidad y esencia del producto, aproximarlo a las nuevas tendencias.

Su color cobrizo y ámbar denota su madurez. Posee complejos aromas entre rancios, balsámicos y frutos secos. Al paladar es suave y cálido con toques a mermelada de higos, pasas y un final gratamente amargo de la vieja madera noble. Puede tomarse como aperitivo, como postre y para combinaciones de coctelería debido a su persistencia y amplio rango de aromas.


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Bodega Las Virtudes insufla nuevos aires al vino fondillón de la D.O.P. Alicante”

Comentarios disponibles para usuarios registrados