Topic:

Sitevi 2013 pondrá el foco en los avances técnicos y tecnológicos más innovadores

 Publicado el por SeVi (colaborador)

El salón internacional de los sectores vitivinícola, hortofrutícola y olivícola Sitevi se celebrará en el Parc des Expositions de Montpellier (Francia), del 26 al 28 de noviembre de 2013 y, como viene siendo habitual, desvelará su Palmarés a la Innovación. Según informaron sus organizadores, para participar en este concurso, que premia a las mejores novedades técnicas y tecnológicas del sector, es necesario que la empresa interesada sea expositora en Sitevi 2013. La reserva de espacio puede realizarse directamente a través de la página web del salón (www.sitevi.com).
Una vez registrada como expositora, la firma en cuestión debe ingresar las novedades a concurso antes del próximo 9 de julio, en los ámbitos de maquinaria y equipos agrícolas, servicios y técnicas. Asimismo, las empresas dispondrán de plazo hasta el 12 de julio para remitir, debidamente cumplimentados, los documentos relativos a cada una de las innovaciones presentadas.
Sitevi 2013 espera recibir a más de 49.000 visitantes de 54 nacionalidades diferentes, que podrán conocer las novedades que exhibirán más de 760 expositores.

Principales variedades de vid en Canarias para vinificación

 Publicado el por O. González S.S. González (colaborador)

Artículo con tablas en PDF adjunto.

El origen de la vid (Vitis vinifera L.) en Canarias se remonta a finales del siglo XV, cuando los colonos, principalmente provenientes de toda la geografía peninsular y otras culturas del Mediterráneo, introdujeron el viñedo en las islas al amparo de unas buenas condiciones geoclimáticas. Durante los siglos XVI y XVII este cultivo alcanzó un notable auge en las islas debido fundamentalmente a dos razones: la situación geográfica del archipiélago, puente de tres continentes y escala obligada en las rutas oceánicas, y el prestigio internacional alcanzado por los vinos que en aquella época se elaboraban, destacando el Malvasía, evocado por ilustres personajes (Shakespeare, Góngora…).  

La aparición de la filoxera a finales del siglo XIX, que arrasó prácticamente con la totalidad del viñedo europeo, ocasionó la desaparición en el continente de muchas variedades de vid cultivadas hasta entonces. Sin embargo, en Canarias este insecto no ha sido nunca detectado. La adaptación y aclimatación de un gran número de variedades de procedencia muy diversa, unido a la ausencia de la filoxera, han dado lugar en Canarias a una riqueza varietal inigualable en otras partes del mundo.
La superficie de vid cultivada actualmente en las islas asciende a 8.786 ha, lo que supone el 21,15% de la superficie total cultivada en las islas (Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente del Gobierno de Canarias, 2010). En Canarias existen diez denominaciones de origen, repartidas una en cada isla a excepción de Fuerteventura y cinco en Tenerife; y una denominación de calidad: Vinos de Canarias. En todas ellas se encuentran admitidas hasta un total de 30 variedades. 

Dada la importancia del cultivo de la vid en el sector agrario canario, el Instituto Canario de Investigaciones Agrarias (Icia) cuenta con una importante colección de variedades de vid. En dicha colección se encuentran presentes 54 variedades de vid diferentes cultivadas tradicionalmente en Canarias, la mayoría de ellas minoritarias, y algunas de ellas exclusivas de las islas.
El objetivo del presente trabajo es la caracterización agronómica de 22 variedades de vid presentes en la colección de variedades de vid del Icia, destacadas por emplearse tradicionalmente en la elaboración de los vinos canarios.

Conocer los defectos de los aceites de oliva: una cata esencial (y II)

 Publicado el por Domingo C. Salazar (colaborador)

Artículo con imágenes en documento PDF adjunto.
Ribera (1946) además de listar los posibles defectos que pueden y deben ser controlados en AOVE los define y describe como recogemos a continuación.

Las definiciones de los defectos que menciona Ribera (1946) son las siguientes:

1. Rancidez relativa:

Este defecto segúnel mencionado autor “puede proceder de la naturaleza del terreno donde se cultiva el olivo, si es demasiado fértil, profundo y ligero, se tendrá una vegetación vigorosa, el aceite que se extrae del fruto, que también es muy desarrollado, presenta una diferencia en su sabor ordinario que le hace desmerecer, por temor de que este defecto aumenta con el tiempo”.

Este defecto hoy se está observando en parcelas con excesivo riego, y especialmente con elevadas fertilizaciones con nitrógeno. Para muchos autores no se diferencian los aceites de secano de los de regadío, ni los intensivos excesivamente abonados.

Evidentemente, esto es así en la mayor parte de casos, pero si es cierto que el potencial de aromas herbáceos aumenta con el riego y la elevada vegetación, también es cierto que los aromas frutados disminuyen ligeramente al regar de forma excesiva al mismo tiempo que aumenta la sensación de falta de picante y amargo, en los aceites. Los riegos excesivos no son adecuados en el olivar ya que en catas varietales hace que algunos aceites pierdan parte de su equilibrio. 

Actualmente el excesivo vigor de los olivos puede llevar a este defecto que no es fácilmente asimilable ni es exactamente igual al establecido en su momento por Ribera (1946).
El defecto de rancidez es un claro motivo de desclasificación de los AOVE. Este defecto, por supuesto, es cada vez menos frecuente en nuestros aceites si están adecuadamente elaborados.

2. Rancidez absoluta:

Ribera (1946) definía la rancidez absoluta como la consecuencia de diversas causas entre ellas “la temperatura demasiado alta en la extracción, el aire excesivo (ocluido en las pastas) durante el batido, la poca limpieza de los aparatos, espartines y recipientes de conservación, especialmente cuando se dejan en el fondo de los mismos las heces, y no se lavan bien con lejía caliente y después con ácido acético o vinagre fuerte”.

Curiosamente este autor indica cuatro posibles formas de corregir la rancidez de los aceites que cuanto menos son curiosas pero que no entran en el concepto de este artículo.

Caracterización de materiales del olivo: Verdiales

 Publicado el por Domingo Salazar (colaborador), Isabel López-Cortés (colaborador)

Artículo con tablas en documento PDF adjunto.
Son sinonimias de esta variedad: Verdillo, Verdeja, Verda. La denominación varietal Verdial o Verdal es ambigua, hace referencia al color verde característico de las hojas de este conjunto de materiales de olivo y especialmente a los problemas de falta de maduración colorimétrica de las aceitunas en zonas frías, donde normalmente las aceitunas englobadas en estas denominaciones no llegan a perder el color verde de su epidermis. 
Es una de las castas más antiguas y más extendidas por España y son cultivadas especialmente en Andalucía y Aragón.
Normalmente los materiales de Verdial cultivados en Aragón están en regresión y son desde hace tiempo injertados de otras variedades. Algunos autores consideran la Royal como un tipo de Verdillo.

en realidad, agrupar las variedades de olivo en estudio, en la pretendida denominación científica histórica puesta en marcha por Rozier, Tournefort y Guan, conduce a problemas como el que supone incluir en la misma denominación, en este caso en Olea europaea L. virídula, a todos los materiales que no maduran bien, sin atender a otros rasgos diferenciales.
Autores como Priego (1930) recuerdan que, en realidad, y cumpliendo esta condición de no madurar adecuadamente, hay materiales que pueden ser o comportarse de manera diferente en distintas zonas olivícolas. Este autor recoge como “formas regionales” materiales, en principio similares, pero que se han diferenciado con el tiempo o que se comportan de forma distinta sin perder las características básicas que les engloban en la misma denominación.

Recogemos en un primer apartado de Verdial aquellos materiales descritos como material único por diversos autores y, después, en otros apartados, la diversidad de Verdiales especificada por otros autores dentro de la denominación Verdial y separando, como el mismo Priego (1930) ya indica, los materiales de este grupo de olivos en materiales andaluces-extremeño- manchegos y los materiales aragoneses-navarrocatalán- levantinos.

La Verdial es recogida en su libro por Rojo (1840), y, siguiendo a Rojas Clemente y mencionando como material tipo Verdial de Arcos y del Condado, la asimila al olivo real o aceituna real y comenta que parece la Ocal (¿) de Aguilar (Olea europaea hispalensis de Clemente y Olea regia de Rocier); y describe de los materiales de Verdial lo siguiente: “los ramos son altos y derechos, su fruto violado-negro, parece a una ciruela; está muy pegada al pedúnculo o cabillo y es siempre de un gusto áspero, porque nunca llega a estar perfectamente maduro”.
Rojo (1840) indica también que “Amoreaus en su tratado sobre el olivo, impreso en Montpellier sobre el Verdial se explica en estos términos: La Verdial proviene de un árbol que tiene más apariencia que bondad (¿). La aceituna no parece que está nunca madura, subsiste largo tiempo en el árbol verde, y es de un color verde-manzana o amarillo-verdosa: se pudre fácilmente al madurar: lo cual ha hecho darle el nombre de Podridiza; y se hiela y esto pasa con poco frío que experimente. (…) Teme el frío y el calor y está muy sujeta a picarse: es estéril en terrenos de poca sustancia y da poco aceite y de calidad inferior (¿). En Languedoc solo la multiplican para tener buenos padrones en que injertar, porque el árbol no llega a ser muy grande”.
Hidalgo Tablada (1870) describe la variedad Verdejo considerándola como olivo viridula de Gouan, e indica que está presente en toda España y en Francia.
Priego, en 1930, habla de Verdiales cultivadas en Andalucía y Extremadura, considera que esta variedad es Olea europaea viridula de Gouan y Olea medio-rotunda viridior de Tournefort y la asimila a la denominada Verdeja en la región central y también a la llamada Verdillo, Verdillero o Verdiel en Aragón y Cataluña. Este autor indica que Verdial de Andalucía tiene las hojas más ensanchadas y las aceitunas más gruesas que en Aragón y Navarra. Priego (1930) recoge imágenes de Verdial de Jaén, Verde de Arnedo y Verdillo de Aragón.

Ribera (1946) tomando como guía las observaciones de Rojas Clemente habla del olivo sevillano Verdal, del que indica que su fruto violado negruzco, parecido a la ciruela, se adhiere fuertemente al pedúnculo. Concreta: “su sabor es áspero porque con dificultad llega a su completa madurez”. Este autor escribe que “su madera es menos dura y más blanca que la de los olivos silvestres”. Dice de sus hojas: “más brillantes por el envés miden de cuatro y medio hasta seis centímetros; los ramos son altos y derechos”; y continúa: “en algunos puntos (…) se cultiva con el único objeto de comer las aceitunas (…) también se destinan para aceite que le da claro, más abundante y más dulce que el de otras variedades”.

Patac et al. (1954) menciona la Verdial, la Verdal y la Verdenal. Al hablar de Verdial indica que en cada región española recibe un nombre distinto, lo que constata lo ya anteriormente expresado por Priego y ratificado más tarde por Barranco y Rallo (1984). Habla ya concretamente de la alta diversidad de materiales manejados bajo el nombre Verdial o similares. Así estos autores indican: “Verdillo, Verdillero es como se denominan a las Verdiales en casi todo Aragón, Verdeja en la región central, Verdial en Andalucía y Extremadura, Royuelo en Álava y Logroño, Limón o Limoncillo en Cáceres, Castellón y Valencia; Llimonenca en Valencia, Verdal en Cataluña, Salgar en Albacete y Jaén y también se le llama Robal en Lérida”.

COAG vaticina una producción media de aceituna en Jaén

 Publicado el por Francisco Acedo (colaborador)

Las primeras previsiones realizadas por los técnicos de la COAG apuntan que la próxima cosecha de aceituna en la provincia de Jaén alcanzará la producción media de los últimos años. Si se cumplen estas previsiones, se llegaría a las 800.000 toneladas, algo más del 80% del total que se produce en España. Inicialmente se esperaba una cosecha alta como consecuencia de la lluvia que se había recogido en la provincia durante los pasados meses. Los peritos agrónomos de COAG confirman que la fertilización y floración más temprana (la que comenzó antes del 15 de mayo) se ha desarrollado bien, pero no así la más atrasada, coincidiendo con las jornadas de bajas temperaturas que experimentó la provincia durante el mes de mayo.