Topic:

Superficie

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Artículo con tablas en documento PDF adjunto.
España registró en 2012, según la Encuesta sobre Superficies y Rendimientos de Cultivos en España (Esyrce), 967.055 hectáreas de viñedo total, un 1,8% menos que en 2011. De esta forma, la superficie de viñedo español se volvió a distanciar, al parecer ya sin retorno, de la mítica cifra del millón de hectáreas. El 98,65% de la superficie vitícola correspondió a las plantaciones de uva de transformación, con 954.020 hectáreas (-1,7%), mientras que el 1,35% restante fueron explotaciones destinadas a la producción de uva de mesa, con 13.035 hectáreas de superficie.  
La variedades más implantadas son la blanca Airén y la tinta Tempranillo, seguidas de las tintas Bobal, Garnacha tinta y Monastrell, y las blancas Macabeo/Viura y la variedad Pardina.
Este año, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) publicó el ‘Análisis de las plantaciones de viñedo en España’, que analiza la situación y la evolución del viñedo de transformación (cuyas 954.020 hectáreas representan el 5,6% de la superficie de cultivo total en España. Desde 2005 la superficie de viñedo de transformación ha disminuido un 15,4% en España. En Castilla la Mancha el descenso de superficie es de99.378 ha.Extractamos aquí el contenido de este análisis, relativo, insistimos, solo a viñedo de transformación. 
Distribución territorial
En la distribución de la superficie por CC.AA. destaca Castilla-La Mancha, con el 48,8% de la superficie de viñedo de transformación nacional. Le siguen en importancia Extremadura (8,6%), C. Valenciana (7,2%), Castilla y León (6,7%), Cataluña (5,7%) y la Rioja (5,1%). En el resto de CC.AA. no se llega al 5% de representatividad.
No obstante, las comunidades autónomas de La Rioja, I. Canarias y País Vasco, a pesar de no tener una superficie relevante de viñedo respecto al total nacional, sí tiene este cultivo especial relevancia dentro de su agricultura. En La Rioja, el viñedo representa el 30,6% de las tierras de cultivo de la Comunidad. En I. Canarias y P. Vasco supera el 16% de sus tierras de cultivo. En Castilla la Mancha supone el 12,6%. 
El 34,12% de la superficie de viñedo de transformación ha recibido algún tipo de riego a lo largo de la campaña 2012. El 61,7% de la superficie regada de viñedo está en Castilla la Mancha. En el resto de comunidades no supera el 7% de la superficie regada. En Navarra, La Rioja, I. Baleares y Castilla la Mancha la superficie regada supera el 40% de la superficie total. En las regiones vitícolas de la España húmeda se hace innecesario el riego de este cultivo.
El sistema de riego utilizado en el viñedo de transformación es en su inmensa mayoría (94,9%) de tipo localizado, lográndose una alta eficiencia en la aplicación del agua. Cabe destacar que frecuentemente y a diferencia de otros cultivos, el viñedo recibe únicamente riegos de apoyo con dotaciones menores que las propiamente exigidas por las plantaciones.
Exceptuando Galicia, en todas las CC.AA. más del 73% de la superficie regada se hace por riego localizado. En I. Baleares el 100% del riego es localizado. Tan solo en La Rioja y P. Vasco la superficie regada por aspersión supera porcentualmente el 24% de la superficie regada. En Galicia el riego por gravedad (53,3%) supera al riego localizado (46,1%). También el riego por gravedad adquiere relevancia en I. Canarias con el 14,2% de la superficie regada. El sistema de riego automotriz es prácticamente inexistente, tan solo es utilizado en Galicia, Castilla y León y Castilla la Mancha, y no supera en ninguna de estas comunidades el 0,1%. 
Viñedo de transformación según estado de producción El 89,3% de las plantaciones de viñedo de transformación en España en 2012 están en producción. Las plantaciones comerciales, es decir las que están en producción, las de primer año y las jóvenes se concentran fundamentalmente en Castilla la Mancha, donde está el 47,5% del viñedo productivo. En el caso de las plantaciones de primer año, superan el 50% en Castilla la Mancha, pero también adquieren relevancia en Extremadura con el 10,7% de éstas plantaciones. En Castilla la Mancha, Extremadura y C. Valenciana se supera el 10% de plantaciones jóvenes. El 92% de las plantaciones no comerciales se encuentran en el País Vasco. Estas plantaciones son aquellas que sin llegar a ser de autoconsumo no cumplen los requisitos para ser plantaciones cuyo fruto será empleado con fines comerciales.
En Asturias, el 82,2% del viñedo de transformación está en estado de abandono. En Madrid este tipo de plantaciones también son bastante relevantes con el 22,7% del viñedo abandonado. En Cantabria el 100% de las plantaciones están en producción. En el País Vasco el 46,1% de las plantaciones son de uso no comercial. Por su parte, La Rioja es la comunidad con mayor superficie porcentualmente de viñedo de primer año (4,8%).

Unas 700.000 ha de viñedo podrían formar parte del nuevo pago base directo de la PAC

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

Informe completo en pdf adjunto.
El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) remitió el pasado 9 de julio, tal y como estaba previsto, el informe “Reflexiones para la definición del modelo de aplicación de la nueva PAC en España” a las comunidades autónomas y al sector (organizaciones agrarias, cooperativas y asociaciones de la industria agroalimentaria), en el que se incluyen 52 preguntas, que deben responder en 10 días (hasta el 19 de julio), sobre cómo quieren que se aplique la reforma de la Política Agrícola Común (PAC) en nuestro país.
Las respuestas, junto con la opinión del propio Ministerio de Agricultura, serán la base de las reuniones que mantendrá este departamento con las organizaciones agrarias y el resto del sector agroalimentario el próximo 23 de julio; y con las CC.AA. los días 24 y 25 de julio.

Data-Enotur permite obtener información sobre el perfil de los enoturistas en Tarragona

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Ya se conocen los primeros resultados sobre el perfil de los enoturistas en Tarragona obtenidos a partir de la aplicación Data-Enotur, una herramienta tecnológica desarrollada en el Parque Científico y Tecnológico de Turismo y Ocio de la Universidad Rovira i Virgili por el Consorcio para la Mejora de la Competitividad del Turismo y del Ocio en las comarcas de Tarragona. Los resultados estadísticos de este programa informático, que corresponden a la primera quincena del mes de mayo, muestran que la tasa de ocupación más elevada en establecimientos de turismo rural se registró en el territorio de la D.O.Ca. Priorat (21%), que albergó también la media más alta en cuanto a la duración de la estancia (3,3 noches). En el caso de los hoteles, el territorio de la D.O. Conca de Barberà tuvo la tasa de ocupación más elevada (37%), pero la media más alta de duración de la estancia la tuvo la D.O. Tarragona (3,7 noches).
La mayor parte de los turistas que se alojan el establecimientos de turismo rural son españoles en todos los territorios de las denominaciones de origen. Solo en la D.O. Montsant hubo más visitantes extranjeros (61%) que españoles (39%). En el caso de los hoteles, se observa la misma dinámica, predominando los españoles en todos los casos menos en la D.O. Tarragona litoral, donde los extranjeros representaron el 66% de las visitas.
Data-Enotur es una plataforma online de gestión estadística dirigida a bodegas, alojamientos, museos y centros de interpretación. Los agentes que introducen en ella datos sobre el funcionamiento de su negocio, pueden pedir al sistema la información que les interese y compararla con la de otras empresas del sector enoturístico en Tarragona. Los resultados podrán consultarse con una periodicidad mensual y se espera que esta información favorezca la toma de decisiones estratégicas adecuadas para la dinamización del sector.
 La puesta en marcha de esta herramienta se realiza en el marco del Plan Inturvi (Innovación del Turismo del Vino en las comarcas de Tarragona) y forma parte del proyecto “Activación de herramientas tecnológicas y de gestión estratégica para la vertebración y el desarrollo de la actividad de enoturismo”.

Las Rutas del Vino atrajeron a 1.430.592 visitantes en 2012

 Publicado el por Laura Perucho (colaborador)

Tablas en pdf adjunto.
El turismo enológico se consolida en España como complemento al turismo de sol y playa y como motor del turismo rural y de interior.  En 2012, las Rutas del Vino certificadas por la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin) contaron con un total de 1.430.592 visitantes. Este es uno de los datos que publica Acevin en su quinto informe sobre visitantes a bodegas asociadas a las Rutas del Vino de España.
En el informe se plasma una pérdida de 97.703 visitantes respecto a 2011, año en el que se alcanzó la cifra de 1.528.295 visitantes, considerando los datos de 546 bodegas de 22 Rutas del Vino. Sin embargo, no podemos tomar en cuenta esta cifra porque el número de bodegas incluidas es mucho menor en el informe de 2012 (se han contabilizado los datos de 90 bodegas menos que en 2011). De hecho, si se tomaran en cuenta los datos de las cuatro rutas excluidas en 2012 (las de Rioja Alta y Tenerife, que no aportaron datos, y las de Alicante y Condado de Huelva, que no se incluyeron porque no están certificadas todavía) el número total de visitantes se mantendría estable o incluso aumentaría. Por ello, no se puede hablar de un retroceso en el enoturismo, más bien lo que se está produciendo es su consolidación como una actividad complementaria al potencial turístico español y una interesante alternativa en un momento en el que se tiende a reducir la distancia del recorrido y la duración de las vacaciones.
En este estudio, llevado a cabo por el Observatorio Turístico de Rutas del Vino, se tomaron en cuenta los datos de 456 bodegas que forman parte de 18 de las 20 rutas certificadas por Acevin.
 

El sector se pone las pilas

 Publicado el por

Muy posiblemente, nada tenga que ver con la situación económica que atravesamos en Europa, y sí mucho más con la alta competitividad de un sector maduro, que sabe que el consumo se está desplazando hacia países no productores, tradicionalmente no consumidores y donde queda una ardua tarea por hacer en lo referente al aprendizaje sobre el consumo de vino.
Situación que nos lleva a reflexionar sobre lo que debería ser para el consumidor el vino y cuál la mejor forma de acercarnos hasta él. Sabemos lo que es el vino para nosotros, los países tradicionales; lo que representa en nuestra etnografía, medioambiental, económica y socialmente; pero ¿conocemos lo que es el vino para los nuevos consumidores? Incluso, ¿nos hemos planteado que los jóvenes pudieran ser unos “nuevos consumidores”? Y, si se trata de abordar nuevos mercados y nuevos consumidores, ¿lo estamos haciendo con el producto adecuado?
Muchos expertos dicen que ni el mensaje, ni el lenguaje, ni los medios utilizados son los adecuados. Que seguimos anclados en el pasado, transmitiendo ideas trasnochadas que no interesan a los jóvenes o que están muy alejadas de las aspiraciones de los nuevos países consumidores. Pero, ¿qué estamos haciendo para cambiar todo esto?