Topic:

Gienol se traslada a 2021 (del 31 de mayo al 3 de junio)

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Toda la situación generada por la emergencia del Covid-19 en España ha obligado al Comité Organizador del Congreso Gienol, que iba a tener lugar en Murcia, del 1 al 4 de junio de 2020, a reconsiderar su calendario.

Una de las primeras opciones que barajaron fue la de mover el congreso, bien a julio o a septiembre-octubre. Ambas posibilidades tenían como problema principal la incertidumbre sobre si la situación habría finalizado en estas fechas, “a parte de la consideración de que un congreso en septiembre-octubre, para todos los que estamos involucrados en el mundo de la viticultura y enología podría no ser la mejor fecha”.

Por tanto, la organización ha decidido reprogramar el congreso para las mismas fechas, pero en 2021; con lo que las nuevas fechas quedan establecidas del 31 de mayo al 3 de junio de 2021.

“Todos sentimos que es una pena el no poder celebrar nuestro congreso, pero la situación y la seguridad de todo el mundo demandaban esta reprogramación. En las mismas fechas que las elegidas este año (se irán comunicando a través de la página web) se abrirá el plazo de presentación de abstracts. Aquellos de vosotros que ya hayáis presentado uno se os dará la oportunidad de mantenerlo, eliminarlo o modificarlo, así como la incorporación de nuevos abstracts”, explican sus responsables.

“Con la esperanza de que esta situación de emergencia mundial pueda ser pronto controlada y podamos recuperar la normalidad que todos estamos deseando, os esperamos en Murcia en 2021”, finaliza el comunicado.

Seminario online de Alfa Laval sobre vinos afrutados y cómo obtenerlos mediante prácticas vitivinícolas y tecnología: 29 de abril a las 11.0

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Elaborar vino es un proceso industrializado que requiere un conocimiento artesanal cualificado y especializado, todo al mismo tiempo. Para ofrecer soluciones que sean igual de atractivas para todos los que participen en la elaboración del producto es necesario una versatilidad considerable.

Alfa Laval ofrece tecnologías, soluciones y equipos en los que confían las empresas vitivinícolas y destilerías más reconocidas. Abarcan extracción, concentración por evaporación, termovinificación, tratamientos de calor, filtración de flujo cruzado, estabilización, calentamiento-refrigeración y recuperación y clarificación por separación centrífuga. También disponemos de soluciones para el tratamiento de fluidos, la mezcla y la limpieza de depósitos, el llenado y el envasado.

La firma le invita a participar en el webinar que celebraremos el próximo miércoles 29 de abril, a las 11 de la mañana, sobre cómo preservar la fruta en los vinos desde el campo a la botella. Prácticas vitivinícolas y tecnología para conseguir este propósito, así como diseño y control del vino que queremos crear.

El webinar consta de tres ponencias, la primera presentada por Xabier Kamio, enólogo y responsable de la consultoría AZ3oeno. Las dos siguientes serán impartidas por Alfa Laval, Luis Miguel Rivas, responsable de Desarrollo de Negocio y nueva venta para el sector del vino en España; y Juan Miguel Comillas, director regional de Negocio para las industrias de cerveza y vitivinícola en América del Sur, España y Portugal.

Las plazas son limitadas.

Recuérdalo: miércoles 29 de abril a las 11:00 de la mañana

Entra en el enlace y regístrate:

Pincha aquí

---

La Semana Vitivinícola ha decidido, además, dado su compromiso con la información, ofrecer en abierto sus noticias mientras dure el estado de alarma nacional propiciado por la pandemia de coronavirus. Nuestros suscriptores seguirán disfrutando, en exclusiva, del acceso a las revistas en PDF y la información de Mercados.

Uruguay, un país para beberlo

 Publicado el por Uruguay Natural Ministerio de Turismo (colaborador)

 (photo: )

Según los datos de molienda que registra el Instituto Nacional de Vitivinicultura (Inavi), 159 bodegas molieron este año 93.492.254 kilos de uva, un 10,75% más que en 2019, cuando se molieron en total 83.437.466 kilos.

Los especialistas entienden que la vendimia de 2020 fue excepcional y no solo por la cantidad, sino sobre todo por la calidad de las uvas cosechadas. En palabras José Lez, presidente de Inavi: “nuestro sector tiene una buena noticia y es que la vendimia 2020 ha sido realmente muy buena y nos permitirá seguir el camino trazado para consolidar nuestros vinos en Uruguay y el mundo”.

De igual manera, las bodegas uruguayas han tenido más tiempo para prepararse para compartir al mundo sus bondades una vez que pase la crisis. Las más de 50 bodegas turísticas registradas imaginan como maridar estas buenas cosechas con los platos típicos uruguayos.

El país del Tannat

En Uruguay predomina la uva Tannat, una uva de origen francés que, gracias al clima del país charrúa, ha ido cogiendo cada vez más importancia. Esta cepa, originaria de las zonas de Madiran Irouleguy (sudoeste de Francia), llegó a Uruguay en el último cuarto del siglo XIX, cuando inmigrantes comenzaron a cultivarla en el país. Pero fue el vasco Pascual Harriague quien dio a esta variedad su gran impulso: este empresario, nacido en 1819, llegó a Uruguay en 1840 y, tras diversas actividades ganaderas en el país, se afincó en la ciudad de Salto. Hacia 1870, y tras algunos años de ensayos con distintas variedades, encontró en las uvas Tannat las condiciones para elaborar un gran vino tinto, que fue presentando en 1887 y que recibió elogios internacionales y premios en las exposiciones mundiales de Barcelona y París de 1888 y 1889.

Pascual Harriague dejó el legado de su cultivo, que dio a Uruguay identidad de país vitivinícola y, desde entonces, cuatro generaciones de viticultores uruguayos han continuado su trabajo.

Argentina cierra su vendimia 2020 a la baja, con una producción vitivinícola de 13,78 Mhl

 Publicado el por Paola Perticarari (colaborador)

Argentina.

  (photo: )

Argentina.

Se dieron a conocer los resultados de la semana 22 de la cosecha de uvas en territorio argentino, donde se puede ver que al 26 de abril (con la vendimia prácticamente finalizada) se obtuvieron 2.036,8 millones de kilos de uva frente a los 2.389, millones del mismo periodo del año anterior. Esto muestra un descenso en el volumen total (-14,75%) (el diferencial es mayor si se compara con la cifra de cierre de 2019, cuando llega hasta el -19,19%), algo que ya se venía previendo durante la colecta de uva. Por otro lado, los especialistas han coincidido en la excepcional calidad del producto obtenido.

Del total cosechado, la cantidad de uva destinada a la elaboración fue de 1.994,2 millones de kilos y en el periodo mencionado se produjeron 953,2 millones de litros de vino y 424,9 millones litros de mosto, dejando la producción vitivinícola total en 13,78 millones de hectolitros. 

El informe detalló además los datos de la provincia de Mendoza, principal productora, donde se cosecharon 1.441 millones de kilos, frente a los 1.637 millones del 2019.

San Juan, por su parte, la segunda provincia en volumen de producción, obtuvo 486,8 millones de kilos frente a los 617,3 millones del año anterior.

Se trata de datos preliminares, que se irán afinando en las próximas semanas y meses, puesto que todavía pueden faltar partidas más tardías, lo que harán que la cifra final se eleve, aunque, en principio, no significativamente.

Recordemos que este año 2020 (atípico, por la situación de pandemia generada por el Covid-19, hubo en Argentina 1.213 bodegas inscritas, de las cuales solo 824 estuvieron elaborando.

Se trató de una cosecha totalmente inusual, que adelantó sus inicios por las altas temperaturas y que estuvo atravesada por la pandemia del coronavirus. En Argentina, se tuvo conocimiento del primer caso cuando la cosecha había comenzado, lo que hizo que la actividad tuviera que adaptarse rápidamente a los protocolos exigidos a nivel sanitario para preservar la salud de las personas que desempeñaron su labor en ese sector. 

En relación a esto, desde el viernes 20 de marzo ha regido en el país el aislamiento social preventivo y obligatorio, en el que están comprendidas todas las actividades, salvo algunas excepciones dentro de las que están incluidas “actividades vinculadas con la producción, distribución y comercialización agropecuaria”. Fue en ese contexto en el que la cosecha se llevó adelante, implementando medidas tendientes a minimizar las posibilidades de contagio.

Se destacó la calidad

Especialistas en la materia coincidieron en que se trató de una vendimia histórica, debido a la sanidad y calidad excepcional, que serán las bases de muy buenos vinos. Indican que, a pesar de la merma en volumen, la excelente calidad es lo que le dará el valor agregado a la producción.  

Será un año que quedará sin dudas en la memoria del todo el sector vitivinícola. En diálogo con la agencia estatal Télam, Adrián Toledo enólogo de la bodega Vicentín Sottano, compartió la experiencia de trabajar con las exigencias para hacerle frente al Covid-19. “La vendimia fue muy distinta a otras, con mucha incertidumbre, muchos cambios diarios, muy difícil de programar y organizar. Día a día íbamos viendo cómo solucionábamos los inconvenientes que se iban presentando”. Indicó además que favoreció que se adelantara el proceso, lo que permitió finalizar antes el trabajo. 

Por su parte el enólogo Héctor Durigutti, de Durigutti Family Winemakers, indicó que “fue una gran vendimia, de una calidad excepcional, aunque de menor cantidad, muy sana y seca, en la que terminamos vendimiando unos 20 días antes dado que las temperaturas de febrero fueron bastante altas, lo que produjo maduración”. Sobre los productos que están elaborando indicó que “Los vinos que están saliendo hoy son espectaculares y espero que cuando los introduzcamos al mercado con la cosecha 2020 se pueda apreciar esta calidad que hemos logrado”.

---

La Semana Vitivinícola ha decidido, además, dado su compromiso con la información, ofrecer en abierto sus noticias mientras dure el estado de alarma nacional propiciado por la pandemia de coronavirus. Nuestros suscriptores seguirán disfrutando, en exclusiva, del acceso a las revistas en PDF y la información de Mercados.

¿Se salta la nueva categoría francesa “Vin méthode nature” la normativa comunitaria?

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

 (photo: )

La eurodiputada italiana, Elena Lizzi, del Grupo Identidad y Democracia, envió una pregunta por escrito a mediados del pasado mes de abril a la Comisión Europea, en relación al reconocimiento por parte del Gobierno francés de los vinos naturales que, a su entender, “son contrarios a la legislación europea”.

En concreto, Lizzi pregunta, en primer lugar, si la Comisión Europea tiene conocimiento de la iniciativa francesa y si, en su caso, piensa actuar contra la certificación del país vecino, “que es engañosa y contraria al derecho europeo.”

Asimismo, pregunta a Bruselas si considera aceptable que el vino pueda etiquetarse con la indicación “Vin méthode nature”, creada, a su juicio, para “saltarse las normas europeas”.

La eurodiputada italiana contextualiza sus preguntas en que el pasado 25 de marzo el sitio “web” de renombre mundial “Wine Business” anunció, como también avanzó la SeVi, que los enólogos en Francia obtuvieron el reconocimiento formal de las autoridades francesas respecto a la existencia de “vinos naturales.”

Según Elena Lizzi, “la normativa europea actual prohíbe el uso del término “Vino natural” y en todo el mundo no existe una definición única de este pequeño sector, puesto que es difícil definirlo como “natural”.

Por lo tanto, añade la parlamentaria europea, “las autoridades francesas decidieron eludir la ley creando una denominación con el nombre de “Vin méthode nature”, y establecieron una lista de criterios y un protocolo de selección para esta nueva denominación.

Además, los productores que decidan usar esta nueva denominación podrán poner un logotipo en cada botella con los términos “Vin méthode nature”. Una iniciativa que, según opina la eurodiputada italiana, “podría crear una competencia desleal, al poner a todos los productores europeos en desventaja competitiva y generar confusión entre los consumidores, que podrían confundirse con etiquetas, con una redacción no reconocida a nivel europeo.”

Nueva regulación

La nueva regulación de los denominados “Vin méthode nature” cuenta, al parecer, con un periodo de prueba de tres años y su uso debe identificar con claridad el proceso de producción y elaboración.

A grandes rasgos, se considera que se podrá utilizar esta nueva denominación y etiquetar como tal cuando las uvas provengan de viñedos certificados como ecológicos, la recolección de las uvas sea manual y solo se usen levaduras autóctonas para la fermentación.

Además, en la elaboración de esta categoría quedan prohibidos métodos como la termovinificación, la ósmosis inversa, la pasteurización el filtrado de los vinos.

En relación al uso de sulfitos, como conservantes de los vinos, a pesar de que su ausencia es definitoria de los vinos naturales, la normativa permite usar una pequeña cantidad (de hasta 30 miligramos de SO2 por litro), con lo que también se crean dos variables de la categoría para quienes no añadan sulfitos o contengan menos del máximo fijado.

No obstante, la polémica principal está en que si a este tipo de vinos se les denomina “nature”, aunque solo se haga referencia al método de producción y elaboración, el resto de vinos, incluso los ecológicos o de producción integrada, ¿acaso no lo son?

La Association des Vins Naturels o Nature, ha logrado tras unos 10 años de reivindicación que se reconozca oficialmente la elaboración de vinos naturales, como una tipología especial por parte del Ministerio de Agricultura Francés, el Instituto Nacional de Origen y Calidad, y la Oficina Francesa de Control de Fraude.

La nueva denominación “Vin Méthode Nature” es considerado un término mucho más adecuado, y no tan ambiguo, como el de “Vin Naturel”.

Por ahora, la producción de esta nueva denominación es bastante escasa, casi anecdótica, con alrededor de un centenar de pequeños productores, que podrán poner en el mercado en los próximos meses en torno a unos 1.000 hectolitros certificados bajo el método de “vino natural”.