Sanidad realiza una consulta pública previa al texto de anteproyecto de la Ley del alcohol en menores

 Publicado el Por Alfredo López

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha convocado, con carácter previo a la elaboración del Anteproyecto de Ley de referencia, una consulta pública en la que se recabará la opinión de los sujetos, las organizaciones y las asociaciones potencialmente afectados por la futura norma.

La ciudadanía, organizaciones y asociaciones que así lo consideren, podrán participar remitiendo sus contribuciones a través del portal web del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (https://www.msssi.gob.es), sección “Participación pública en proyectos normativos”, subsección “Consulta pública previa”.

Asimismo, pueden hacer llegar sus opiniones sobre los aspectos planteados en este cuestionario, hasta el día 11 de mayo de 2018, a través del siguiente buzón de correo electrónico: menoressinalcohol@msssi.es .

Según Sanidad, el consumo de bebidas alcohólicas por menores de edad en España constituye un fenómeno que conlleva efectos y consecuencias claramente perjudiciales para su salud física, psíquica y social y, por tanto, para toda la sociedad en general.

Así lo demuestran los datos obtenidos de las encuestas que se realizan periódicamente por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad desde 1994. De acuerdo con la última Encuesta ESTUDES 2016/2017, existe una tendencia a la baja, iniciada en 2012, en cuanto a la prevalencia del consumo de alcohol por menores.

El 76,9% de los estudiantes de entre 14 y 18 años ha probado alguna vez en la vida el alcohol (el 83,9% en 2012); el 75,6% ha consumido en el último año (el 81,9% en 2012) y el 67% lo ha hecho en el último mes (el 74% en 2012), si bien, el consumo de alcohol entre los menores de edad no debería existir, ya que es una sustancia a la que los menores no pueden acceder.

Del mismo modo, se ha elevado la edad de inicio en el consumo de alcohol en España, pero ésta sigue siendo muy baja, tanto en el consumo de manera ocasional (14 años de media entre aquellos adolescentes que consumen antes de la mayoría de edad), como en el consumo con periodicidad establecida (15,1 años para el consumo con periodicidad semanal).

Evidencia científica

Existe, además, amplia evidencia científica, cada vez más precisa y abundante, sobre la especial vulnerabilidad de los menores a los perjuicios del consumo de bebidas alcohólicas, por ser etapas en su desarrollo en las que la maduración física, psíquica y social no ha sido aún completada. El hígado, el páncreas y especialmente el cerebro todavía se están desarrollando y madurando. Su cuerpo es muy vulnerable a sus efectos y puede verse gravemente afectado por su ingesta tanto desde el punto de vista de la salud física como intelectual.

Además, interfiere con el desarrollo madurativo del Sistema Nervioso Central, produciendo déficits asociados relacionados con la capacidad de concentración y resolución de tareas tanto para este periodo como para el futuro.

Respecto a los daños psicosociales, el consumo de alcohol ocasiona peor rendimiento académico, al producir déficits de memoria y atencionales, conflictos familiares y con los iguales, o mayor número de accidentes, además de que el inicio temprano en el abuso del alcohol es un buen predictor de la dependencia y otras problemáticas cognitivo conductuales.

 Los menores perciben muy poco riesgo en el consumo de bebidas alcohólicas, ya sea a diario o en fin de semana, siendo la conducta que consideran menos peligrosa, en comparación con el resto de sustancias potencialmente adictivas.

También, si atendemos a los datos que arroja la última encuesta EDADES, realizada entre población general (de 15 a 64 años), el consumo de alcohol es considerado como el menos peligroso lo que revela la necesidad de generar una concienciación social al respecto. La evidencia científica, también nos indica que, cuando combinamos una menor percepción de riesgo, mayor tolerancia y mayor disponibilidad, nos encontramos con mayores prevalencias de consumo.

Por todo ello, La Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas se ha planteado la conveniencia de elaborar el texto de un Anteproyecto de Ley de protección de los menores frente a los efectos del consumo de alcohol.

Aspectos destacables

Los aspectos que se pretenden abordar con la futura norma, según este departamento ministerial, son proteger a los menores de edad frente a las graves consecuencias del consumo de alcohol e incrementar en el conjunto de la sociedad la percepción del riesgo que, para la salud de nuestros menores, comportan estos consumos.

Sobre la necesidad y oportunidad de su aprobación, Sanidad considera que la adopción de las medidas preventivas eficaces para evitar la problemática asociada al consumo de alcohol por parte de los menores de edad, con el fin último de hacer plenamente efectivo el derecho a la protección de la salud de los menores de edad y la tutela efectiva de la salud pública que encomienda a las Administraciones Públicas el artículo 43 de la Constitución Española.

Los objetivo que se plantea Sanidad con la futura norma son prevenir el consumo de bebidas alcohólicas por parte de menores de edad; impedir todas las actividades y conductas que estén destinadas a promover, favorecer o facilitar el consumo en menores de edad, así como incorporar en la planificación, diseño, ejecución y control de las distintas políticas públicas, actuaciones basadas en la evidencia científica, dirigidas a la prevención del consumo de bebidas alcohólicas, por parte de menores de edad.

También se busca promover hábitos saludables y alternativos de vida entre los menores de edad, y la educación específica de éstos, frente al consumo de bebidas alcohólicas. Sanidad considera que la alternativa más eficaz en este ámbito es, por tanto, la tramitación del citado Anteproyecto de Ley.

Menores sin alcohol

Como ya avanzó la SeVi, el pasado 24 de abril, la Comisión Mixta para el Estudio del Problema de las Drogas, presidida por la diputada popular Carmen Quintanilla, aprobó el informe de la ponencia "Menores sin alcohol", con 34 votos a favor y dos abstenciones, tras 11 meses en los que se habían celebrado 22 sesiones de debate y comparecencias de expertos, con el fin de elaborar unas conclusiones y recomendaciones para atajar consumo de alcohol en menores.

En el informe redactado por los miembros de la ponencia, éstos instan a la elaboración de una ley de prevención del consumo de alcohol para menores de edad que contemple, como objetivo primordial, "retrasar la edad de inicio en el consumo hasta los 18 años e incrementar la percepción social del riesgo de dicho consumo". 

La presidenta de la Comisión, Carmen Quintanilla destacó la importancia del acuerdo alcanzado, en el que se han incluido medidas como la rebaja de la tasa de alcoholemia de 0,25 a 0 para que "en ningún caso" haya un menor conduciendo un ciclomotor con tasa positiva de alcohol.

El texto acordado incluye también que las páginas de Internet, que son referentes para los jóvenes, no puedan incorporar publicidad de bebidas espirituosas.

Los miembros de la ponencia proponen también modificar la baja percepción de riesgo de consumo del alcohol, especialmente del consumo por parte de menores, e intentar erradicar el modelo de consumo "atracón entre la juventud"; contribuir a un cambio cultural que reduzca los consumos de riesgo; informar y concienciar, en concreto, a los colectivos a los que el alcohol pueda resultar más nocivo; promover acciones preventivas, así como favorecer actuaciones que permitan a los profesionales sanitarios la detección precoz en problemas asociados al consumo de bebidas alcohólicas, entre otros. 

En las conclusiones de la ponencia "Menores sin alcohol" se plantean recomendaciones, iniciativas y objetivos a alcanzar en los distintos ámbitos familiar, educativo, social y comunitario, cultural, deportivo, de ocio y tiempo libre, investigador, laboral, publicitario, urbanístico, sanitario y de seguridad vial. 

La Ponencia "Menores sin alcohol" se creó a partir de la proposición no de ley impulsada por todos los grupos parlamentarios y aprobada en marzo de 2017, que emplazaba a poner en marcha una ponencia de estudio, en el seno de la Comisión Mixta para el Estudio del Problema de las Drogas, que abordase de una manera multisectorial el problema del consumo del alcohol por parte de los menores con el fin de obtener unas conclusiones y recomendaciones que sirvan de orientación para la elaboración de la futura ley.


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Sanidad realiza una consulta pública previa al texto de anteproyecto de la Ley del alcohol en menores”

Comentarios disponibles para usuarios registrados