Topic:

Nueva ampliación del plazo hasta el 31 de diciembre para las declaraciones obligatorias de vino y mosto de 2015/16

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

 (photo: )

La Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) volvió a informar sobre el retraso en la presentación de las declaraciones obligatorias en el sector vitivinícola. El plazo anterior, que concluía el 30 de noviembre, se vuelve a posponer, de tal forma que nuevo plazo para realizar las declaraciones de los meses de agosto, septiembre, octubre y noviembre, así como para llevar a cabo la primera declaración cuatrimestral de la actual campaña 2015/16, es hasta el próximo jueves 31 de diciembre.

La AICA informa, en todo caso, que está disponible la aplicación informática y que los operadores pueden realizar sus declaraciones, poniendo a su disposición ante cualquier duda o aclaración los teléfonos 91 322 53 83/ 91 322 54 46 y el correo electrónico del Centro de Atención al Usuario (CAU) cau_infovi@magrama.es

A continuación, información exclusiva para suscriptores.

Valorización integral de hollejos, pepitas de uva y lías

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Planta industrial de extracción y purificación Altex, creada por AINIA Centro Tecnológico. (photo: )

Planta industrial de extracción y purificación Altex, creada por AINIA Centro Tecnológico.

La elaboración de vino de mesa da lugar a una cantidad anual de unos 18 millones de metros cúbicos de subproductos al año en España, según los cálculos de la industria. Se estima que de cada 100 litros de vino producido se generan 25 kg de residuos de la uva, que incluirían semillas de uva, hollejos y lías de vinificación, entre los más relevantes. Por otra parte, hay un interés creciente en la recuperación de los compuestos bioactivos a partir de los derivados de la uva y que van más allá de las técnicas tradicionales como destilar estos residuos para obtener alcohol destilado, rectificado y/o aguardiente. Así, por ejemplo, las semillas de uva son muy ricas en antioxidantes polifenólicos con potenciales beneficios para la salud, hoy muy demandados por la industria de alimentación, nutracéutica y farmacéutica.

Pues bien, AINIA Centro Tecnológico ha conseguido obtener bioproductos de residuos agroalimentarios procedentes de la industria vitivinícola. En concreto, de la valorización del hollejo y las semillas de uva y las lías de fermentación se han obtenido en una fase piloto aceite de semillas de uva, antioxidantes naturales de alto valor en alimentación, cosmética y farmacia (extractos polifenólicos), biofertilizantes y biogás. Mediante la integración de diversas tecnologías, el equipo de investigadores de AINIA ha logrado no solo obtener estos nuevos productos de valor a partir de subproductos, sino también trabajar los escalados industriales para conseguir que sus costes de producción sean competitivos y puedan llevarse a una realidad de mercado.

Ello se ha desarrollado en el marco del proyecto Clamber, pionero en el desarrollo de las biorrefinerías en España y nacidopara fomentar la bioeconomía en la región de Castilla-La Mancha y persigue el desarrollo de la investigación aplicada para las Pymes. Todo ello, desde un enfoque integrado y sostenible para el aprovechamiento de los subproductos de la industria vitivinícola, que combine la reducción del impacto medioambiental de los residuos y la obtención de nuevos productos de valor.

Biorrefinerías

Las biorrefinerías son instalaciones donde, mediante procesos eficientes de transformación de biomasa, se genera bioenergía (calor, electricidad, biocombustibles) y un amplio espectro de bio-based products o bioproductos (alimentos, piensos, biofertilizantes, biomateriales, sustancias químicas, etc.).

Para conseguir esta extensa gama de productos se necesitan integrar distintos procesos mecánicos, térmicos, químicos o bioquímicos y tecnologías. El concepto de biorrefinería lleva intrínsecamente asociado un grado elevado de sostenibilidad medioambiental y socioeconómica, y obliga a tener una visión integral de toda la cadena de valor.

Jornada de Innovación: La biorrefinería como apuesta de futuro en el uso sostenible de la biomasa, el próximo 3 de diciembre

El desarrollo de las biorrefinarías en el modelo económico actual pasa por conocer el potencial de las mismas y por profundizar en los usos sostenibles de las biomasas generadas. Este es el objetivo que persigue la Jornada de Innovación: “La biorrefinería como apuesta de futuro en el uso sostenible de la biomasa”, que se celebrará el 3 de diciembre, donde además se analizará el importante papel de la innovación y la tecnología en este campo.

Participará José Manuel González, del CDTI, quien explicará el papel de la “Iniciativa Tecnológica Conjunta de Bioindustrias (JTI BBI) para el desarrollo de las biorrefinerías en la UE”, y Francisco García Iglesias, Coordinador del proyecto Clamber, quien explicará este proyecto innovador y pionero en España en el desarrollo e impulso de las biorrefinerías.

Esta jornada de innovación está especialmente dirigida a empresas del sector de la bioenergía (biogás y biomasa), explotadores de plantas en funcionamiento, tecnólogos y proveedores de equipamiento, empresas alimentarias y agropecuarias, gestores de residuos agroindustriales y administración.

AINIA, con su participación en el proyecto Clamber, y tras más de 20 años de experiencia en el desarrollo de procesos que implican la valorización de los subproductos de la uva, quiere contribuir a demostrar que la implantación de biorrefinerías vinícolas puede ser sostenible y viable económicamente para el sector, teniendo en cuenta las condiciones de proceso, volúmenes, precio de venta de los bioproductos y concentraciones a obtener, entre otros factores. Esto puede suponer una nueva vía nueva de explotación y rendimiento para bodegas y cooperativas vitivinícolas.

Se celebrará en horario de 10 a 14.00 horas en:

AINIA. c/ Benjamín Franklin, 5-11. Valencia Parque Tecnológico. 46980 Paterna. Valencia

Más información en www.ainia.es

 

 

Nuestro futuro es una cuestión de velocidad

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

La lógica parece indicar que cualquier solución que quiera adoptarse a la hora de abordar el problema de excedentes que presenta el sector vitivinícola español debe ser analizada con la mirada puesta en Castilla-La Mancha. La alta concentración de superficie, de casi el cuarenta y siete por ciento del total del viñedo plantado, o el más del cincuenta y cinco por ciento que supone su producción; así lo hacen presumir.

         Los precios a los que son pagados sus uvas, mostos y vinos, tampoco es que parezcan quitarle la razón a aquellos que ante cualquier análisis señalan a la región castellanomanchega como la “responsable de todos sus males”.

         Claro que si consideramos que la profesionalización del sector es la mejor vía para hacer un sector competitivo y acoplado al mercado; y que esta llegada de profesionales lleva aparejada la existencia de un capital económico que sea gestionado con el principal objetivo de maximizar los beneficios, podría hacernos cambiar la perspectiva del problema y llegar a cuestionarnos algunas premisas bajo las que parecen pivotar la mayoría de los análisis que sobre el futuro del sector vitivinícola se elaboran.

¿Cómo queremos que nos tomen en serio?

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

Si no fuese porque es un tema demasiado serio como para poder pensar que se trata de una tomadura de pelo, diría que lo que está sucediendo con el nuevo sistema de declaraciones obligatorias mensuales que debe poner en marcha la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) es totalmente incomprensible e inadmisible.

Que algunas Comunidades Autónomas no hayan volcado todavía los datos de los operadores en el REOVI es una flagrante falta de autoridad del Ministerio, organismo que debiera velar por el cumplimiento de las normas y permitir que los operadores españoles, pertenezcan a la Comunidad que pertenezcan, se sientan iguales ante la Ley.

Parece lógico y natural que la puesta en marcha de un nuevo sistema de declaraciones presente complicaciones en su puesta en marcha: rodaje de la aplicación informática, dudas, cuestiones no contempladas, matices que concretar… ¡Pero que quienes están obligados a cumplir la Ley no lo hagan! Eso lo único que demuestra es la ausencia de autoridad.

Mercados 10-12-15

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en PDF adjunto.