Hispano-Suizas Quod Superius de 2006 a 2013, sin esconder cartas

 Publicado el Por Vicent Escamilla

 (photo: )

El pasado 16 de febrero tuvimos la ocasión de comprobar el efecto del tiempo y el factor añada en el vino Quod Superius (D.O.P. Utiel-Requena), el vino top de la bodega Hispano Suizas, pensado como vino de guarda, enmarcada dentro del programa de catas de la Experiencia Verema en Valencia y dirigida por su director técnico, Pablo Ossorio, que ofreció un recorrido de todas las añadas en el mercado (desde 2006 a 2013), sin esconder ninguna carta, a pesar de que hay, entre ellas, añadas que fueron ciertamente complicadas.

Arrancamos la cata vertical con Quod Superius 2013 (30% Bobal, 30% Syrah y 40% Cabernet Franc y Merlot), con 30 meses en barrica. Presenta una buena capa granate con destellos rubíes. En nariz es intenso fresco y complejo con fruta roja madura, aromas especiados (pimienta negra y blanca), caja de puros y ligeros mentolados. Reitera su frescor en una boca bien estructurada, con agradables notas verdes equilibradas con tostados de la barrica. Recuerdo frutal, con tanino elegante y largo gracias a unos ricos amargos.

A continuación, la añada 2012, más mentolado y con una fruta roja y negra muy bien madurada. Agradables tostados y torrefactos propios de la crianza. Al oxigenar la copa aparecen las especias (pimienta, clavo) y un matiz trufado y ahumado que le aporta complejidad. Boca sólida y estructurada, con muy buena acidez, sabroso, y largo con recuerdos de cacao puro. Para seguirle la pista en unos años.

Pasamos a Quod Superius 2011, que muestra un color granate brillante con algún signo ya de cierta evolución. En nariz algún volátil que no molesta en excesos y un primer impacto especiado, que da paso a un abanico aromático complejo y profundo, con notas de regaliz, humos, tabaco, cacao y cueros ligeros con una fruta roja y negra en estado de compota. Elegante en boca, donde refuerza lo apreciado en nariz.

La añada 2010 presenta un coupage algo diferente (20% Bobal y el resto Syrah en su mayoría), de brillante color granate, con el ribete ya hacia tonos más atejados. Balsámicos y elegante, concentrado, con fruta negra y roja, ciruelas y cerezas en licor, en buen equilibrio con especias (clavo, comino) y un punto de flor seca. Muestra una boca fresca, con ricos ahumados y notas especiadas.

Quod Superius 2009 es fruto de una añada complicada. Rojo carrocería, con una nariz dominada por los aromas terciaros como el puro habano, las especias propias del vino que hemos visto en añadas anteriores, punto trufado y, por fin, la fruta en compota. La boca es fresca, con interesantes contrapuntos amargos y tostados. Equilibrado.

El 2008 estaba algo cerrado en el momento de la degustación, con unos balsámicos que predominaban en la nariz y ligeros volátiles. Al abrirse ofreció aromas de fruta seca como el orejón, junto con ricos ahumados y especias (comino y pimienta). Acidez medida en una boca elegante, amplia y sabrosa.

A continuación probamos Quod Superius 2007, de nuevo más secundarios y terciarios en forma de caramelo tostado, torrefactos y ahumados, y cierto perfil licoroso. Elegante boca con cierta frescor, sin la estructura de otras añadas.

Para cerrar con la añada 2006, la primera que salió al mercado (en 2009), color con tonalidades teja propio de los años. Sin el “físico” de sus hermanos más jóvenes, aún es muy cautivador. Perfumado con aromas ahumados, fruta seca, flor pasada, piel de cítricos y cierto carácter salino. En boca se muestra balsámico, con especias recién molidas (pimienta), ricos amargos y amable acidez. Sabroso y rico.


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Hispano-Suizas Quod Superius de 2006 a 2013, sin esconder cartas”

Comentarios disponibles para usuarios registrados