Filtración tangencial cerámica Della Toffola

 Publicado el Por Della Toffola Ibérica

 (photo: )

Siempre hemos querido limpiar los vinos con una clarificación espontánea con el fin de filtrar lo menos posible para no “dañarlos”. Hoy la industria enológica requiere, a demanda de los mercados consumidores, nuevas soluciones físicas que logren dar estabilidad a los vinos. La filtración se realiza por dos razones: uno el motivo tecnológico que busca limpidez y brillo y otro un motivo microbiológico que busca esterilización, prevención y una posible solución.

En este sentido, la filtración tangencial cerámica ha cobrado especial relevancia gracias al desarrollo constante y la evolución en la fabricación de membranas cerámicas y por ser el único tratamiento físico de esterilización que respeta al máximo las características de los vinos, además de dar una larga vida a nuestro producto ya que el vino que contiene microorganismos es un riesgo constante.

De acuerdo con nuestra experiencia, debemos conseguir el menor número de filtraciones posible para mantener aromas, color y estructura logrando la mejor limpidez del vino y minimizando los factores influyentes todo lo que sea posible.

Gracias a la filtración tangencial cerámica podemos conseguir que el flujo a filtrar corra paralelamente al lecho filtrante evitando la acumulación de sólidos que se traduce en una menor colmatación del equipo y en poder filtrar vinos con una turbidez elevada en un solo paso, quedando el vino con un índice de turbidez menor a 1 NTU.

Además de las ventajas operativas que ofrece la filtración tangencial por membranas cerámicas, su éxito radica en el respeto por las condiciones organolépticas del vino, lo cual se evidencia en la creciente demanda de este producto.

Otro aspecto importante en el respeto por los vinos es la baja presión transmembrana del orden de los 0,7-2 bar ya que al no tener prácticamente colmatación en el lecho filtrante son innecesarias mayores presiones.

La utilización de membranas cerámicas presenta ventajas a nivel operativo muy significativas sobre el resto, ya que estos soportes se lavan a altas temperaturas consiguiendo una perfecta sanitización.

Cabe destacar que esta tecnología es muy apropiada para aquellas bodegas que elaboran sus vinos bajo el concepto de orgánicos y/o bio-dinámicos debido a que es el mejor método para reducir los agregados de SO2, realizando la filtración al término de la fermentación malo láctica y manteniendo sus vinos en condiciones óptimas en la botella.

Con la tecnología desarrollada por Della Toffola, podemos llegar a filtrar tanto lías, fangos con bentonitas o restos de carbón, mostos flotados y vino, además de otros productos como zumos de frutas, sidra, cerveza y espumosos.

Dependiendo de las necesidades del cliente, la filtración permite realizarse en atmosfera inerte mediante la inyección de gas carbónico o nitrógeno y trabajar a presiones constantes en modo isobárico para los vinos carbonatados espumosos o la cerveza.

Por todos estos factores, la elección de Della Toffola ha recaído en las membranas del tipo mineral/cerámico, las cuales garantizan, además de la posibilidad de filtrar productos de cualquier naturaleza y con cualquier cantidad de suciedad, el poder filtrar productos que contienen coadyuvantes de clarificación como la bentonita.

En resumen, podemos afirmar que la filtración tangencial por membranas cerámicas representa hoy una gran alternativa para el enólogo ya que permite estabilizar el vino frente a los riesgos microbianos de una manera física respetando al máximo los caracteres organolépticos de los vinos.

Pol. Ind. Lentiscares

c/ La Losa, s/n

26370 Navarrete (La Rioja)

Tel: 941 44 04 20

dti@dellatoffola.es   

www.dellatoffola.es


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Filtración tangencial cerámica Della Toffola”

Comentarios disponibles para usuarios registrados