Inversión en bodegas bajo el paraguas de ‘mamá’ Europa

 Publicado el Por Vicent Escamilla

 (photo: )

Artículo con tablas en pdf adjunto (para suscriptores)
La medida de inversiones en los programas nacionales de apoyo (PNA) al sector vitivinícola (PASVE en el caso de España) representa una importante herramienta para que las bodegas puedan acceder a bienes, tanto tangibles como intangibles, en instalaciones de transformación, infraestructura vinícola, estructuras e instrumentos de comercialización para la producción o comercialización de los productos vitivinícolas. Estas ayudas suponen, por lo tanto, un importante acicate para el sector a la hora de renovar su parque de maquinaria y no descolgarse de los avances tecnológicos en vitivinicultura, tanto para mejorar el rendimiento global de la empresa, su adaptación a las demandas del mercado para ganar competitividad, como, no lo olvidemos, mejorar el ahorro de energía, la eficiencia energética global y los procesos sostenibles.

Los primeros en darse cuenta de la oportunidad que esta medida representaba fueron los franceses que, rápidamente, pasaron de una ejecución de 10,9 millones de euros de su sobre nacional en 2009 a los 118,4 millones de euros que esta medida representó para ellos en 2013. ¿Qué hacía mientras tanto el sector español?

A continuación, información para suscriptores.


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Inversión en bodegas bajo el paraguas de ‘mamá’ Europa”

Comentarios disponibles para usuarios registrados