Topic:

Quince años y apenas hemos cambiado

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

 (photo: )

Sin entrar en muchos detalles, que encontrarán en las páginas siguientes, parece que 26,56 millones de hectolitros vendidos en exportación es una cifra más que considerable que debería hacernos sentir muy felices. Con total independencia de si superaremos o no a Italia y logremos ocupar el primer puesto mundial. El mero hecho de vender más de dos veces y media lo que consumimos dentro de nuestras fronteras y recuperar, con creces, lo que perdimos el año anterior, es una excelente noticia.

Quizá mucho más de lo que en realidad representa; puesto que, sin quitarle ni un ápice de importancia al dato, deberíamos fijarnos también en lo sucedido con los precios, que han caído prácticamente en el mismo porcentaje en el que hemos incrementado nuestro volumen. Vamos que, hemos vendido un 25,5% más por prácticamente (-3,2%) el mismo importe. Pero nada de todo esto es nuevo, ¿o sí?

Por la adaptación

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

Una de las preguntas que con mayor insistencia y profundidad se hacen los bodegueros es: ¿cómo llegar al consumidor?, ¿cómo llamar su atención, conseguir que pruebe su vino y, lo que todavía es mucho más difícil, que repitan? Lo que por otra parte, tampoco difiere mucho del interrogante de cualquier negocio o actividad empresarial, aunque en el caso del vino este venga precedido por una serie de condicionantes sociales que exceden, en mucho, sus propias características.

Si partimos de la base que, al igual que sucede con la comunicación, cada colectivo de consumidores son un mundo, con características que pueden llegar a hacer que lo apropiado para unos resulte perjudicial para otros. O que los recursos con los que cuentan nuestras bodegas son tan limitados que la imaginación es casi la única forma en la que tienen la posibilidad de encontrar la clave con la que suplir esas carencias. Parece bastante sensato pensar que lo más inteligente es estudiar y definir el consumidor al que me dirijo, averiguar cuáles son las cualidades de nuestros vinos que él más valora y resaltarlas.

Mercados 05-03-15

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en documento PDF adjunto.

Mercados 26-02-15

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en documento PDF adjunto.

La Semana Vitivinícola, toda una institución

 Publicado el por Rafael del Rey (OEMV) (colaborador)

Quizás la mejor forma de festejar un aniversario redondo y extraordinario como son los 70 años de actividad para una publicación como La Semana Vitivinícola sea plantearse cómo sería el sector vitivinícola español si no existiera la SeVi. De entrada, llamarle “publicación” es término que se nos queda corto. La SeVi (permítannos el cariñoso diminutivo) es toda una institución. Normal, siendo medio tan extendido y reconocido. Va más allá de una publicación al uso, puesto que es, desde hace muchos años, el medio de referencia para saber lo que ocurre en el sector español del vino.

Dada la enorme capacidad de adaptación del ser humano (y, por extensión, de algunas de sus creaciones como son las empresas) podemos pensar que, por supuesto, el sector vitivinícola español existiría si no existiera la SeVi, pero está claro que sería distinto. ¿Dónde si no, íbamos a encontrar los comentarios sobre cada una de nuestras principales regiones vitivinícolas? ¿Dónde podríamos seguir con rigor los aspectos técnicos en viticultura y enología que nos reciben en sus primeras páginas? ¿Dónde hacer un seguimiento global y actualizado de toda la información económica del sector (con la inestimable colaboración del OEMV en estos menesteres) y de las actividades programadas en todo el territorio nacional? ¿Dónde encontraríamos las referencias de precios que se manejan en el sector? ¿Dónde podríamos encontrar con tanta seguridad y buen seguimiento todas las novedades legislativas que nos afectan? ¿E incluso la información internacional para saber lo que ocurre en otros países productores y consumidores? Y, sobre todo, ¿dónde podríamos encontrar toda esa información condensada y muy profesionalmente tratada, en una misma publicación si no tuviéramos la SeVi?

Pero, gracias a Dios, La Semana Vitivinícola existe, goza de magnifica salud, cumple 70 redondos años y confiamos en que siga prestando su inestimable servicio por muchos años más. Buena salud y general reconocimiento, que tiene mucho que ver con la labor de sus magníficos profesionales, encabezados por su muy apreciado director, Salvador Manjón. Por cierto, y en la línea de las preguntas anteriores, ¿quién haría cada semana el llamado a nuestra conciencia sectorial, poniendo en dedo en la llaga, si no contáramos con esas “Impresiones de la semana”?

Por supuesto que, desde el Observatorio Español del Mercado del Vino, seguimos y seguiremos (mientras el cuerpo aguante) reforzando las colaboraciones con la SeVi, en todo lo que al sector pueda convenir. Enhorabuena SeVi. Muchas felicidades por el aniversario y muchas gracias por vuestro trabajo, cronista de un sector que, aunque a veces no lo parezca, evoluciona a mejor y tiene un gran futuro por delante.