Crítica estimulante del vino catalán: ‘La Guia de vins de Catalunya 2018’

 Publicado el Por Vicent Escamilla

 (photo: )

El pasado 13 de noviembre se presentó en sociedad la décima edición de “La Guia de vins de Catalunya” en la magnífica sala Marqués de Comillas, del Museu Marítim de Barcelona. Más de 1.400 profesionales arroparon a la publicación, a la que ponen cara (y alma) los expertos Jordi Alcover y Sílvia Naranjo. En esta edición de 2018 figuran en la guía más de 1.450 vinos catados y puntuados, una lista con los vinos “top”, 280 bodegas y las 12 denominaciones de origen catalanas (más múltiples vinos elaborados fuera de D.O.P.). Un aspecto interesante es que recoge cinco años de estadística, bodega a bodega, con las puntuaciones medias de sus vinos, así como la nota media de cada una de las DD.OO. según categoría de producto.

En la presentación, que se ha convertido en la muestra más representativa del vino catalán, con la participación de 115 bodegas que daban a catar centenares de referencias que habían merecido puntuaciones por encima de los 9,50 puntos. Antes de abrir la degustación, se procedió a la entrega de los premios a los mejores vinos de la guía de 2018, que fueron los siguientes:

Premi La Guia 2018 al Millor Vi Negre i Millor Vi de l’edició: Vi d’Altura Les Manyes 2014, Terroir al Límit, D.O.Ca. Priorat con 9,81 puntos.

Premi La Guia 1018 al Millor Vi Blanc: Ex aequo con 9,80 puntos, De Calpino 2016, Mas de l’Abundància, D.O.P. Montsant; Tiques 2016, Joan Rubió, sin D.O.P.

Premi La Guia 2018 al Millor Vi Escumós: Gramona Enoteca Brut Nature Gran Reserva 2002, D.O.P. Cava, Gramona con 9,80 puntos.

Premi La Guia 2018 Millor Vi Dolç: Mistela Molt Vella del Masroig, Celler Masroig, D.O.P. Montsant con 9,74 punts.

Premi La Guia 2018 Millor Vi Rosat: Fins als Kullons, Celler Finca Parera, sin D.O.P. con 9,67 puntos.

En las categorías de premios honoríficos, los ganadores fueron:

Premi La Guia 2018 Territori: Heretat Mont Rubí.

Premi La Guia 2018 Trajectòria: Carles Esteva, Celler Can Ràfols dels Caus.

Premi La Guia 2018 Futur: Celler Abadal i Celler At Roca.

A lo largo de estos 10 años de trayectoria, desde aquella primera edición en 2008 (La Guia 2009), se han catado a ciegas más de 14.000 vinos de más de la mitad de las bodegas elaboradoras de Cataluña. Por ese motivo, los responsables de la publicación quisieron reconocer la labor de personas y entidades que les han acompañado.

La obra, de 496 páginas, destaca por unos apuntes de cata basados en descriptores muy sintéticos e ideogramas explicativos, muy gráficos. Además, incluye un “informe” firmado por los “ideólogos” de la misma (Jordi Alcover, Sílvia Naranjo y Sergi Sevé) sobre la evolución del vino catalán y su concepto; así como una selección de relatos en torno al vino.

Como novedad, en esta edición estará disponible la guía en formato online, por fin en inglés y en castellano. Esta versión digital pretende ser una herramienta de apoyo a la edición impresa y, sin duda, ayudará a la proyección internacional de los vinos que recoge. A través de la guía en formato online, los usuarios podrán realizar diferentes búsquedas con múltiples criterios y acceder a fichas dinámicas de los vinos.

Una vez presentados los premios y las características de la obra, se abrió la cata “masiva”. Acudimos con tan solo unas horas de tiempo y no pudimos probarlo todo. La cata se prolongó durante cerca de ocho horas y las hubiéramos necesitado para recorrer palmo a palmo este magnífico escaparate del vino catalán.

De nuestro paso por esta auténtica fiesta del vino catalán dejamos apuntadas las conclusiones a las que llegamos y que son tendencias ya consolidadas.

Por un lado, la definitiva apuesta por variedades autóctonas, trabajados cada vez más como monovarietales y reforzando, tan solo, aquellos coupages tradicionales e históricos.

Una gestión de la crianza en madera enfocada a minimizar su impacto en el vino. Naranjo y Alcover defienden, tal vez de una forma un tanto excesiva (pero necesaria para actuar como el “Pepito Grillo” del sector catalán) que “el vino catalán ha de ser vino, y por tanto los aromas terciarios de la barrica no forman parte, no son vino, son madera”. No lo compartimos, pues creemos que, si bien es cierto que son los aromas primarios y secundarios aquellos que otorgan identidad al vino, son los terciarios (o la ausencia de ellos) aquellos que permiten otorgar una personalidad al producto, en conjunción con los anteriores. Prueba de ello que las prácticas enológicas de crianza con maderas alternativas al roble, como el castaño (tradicional en Cataluña), y otros envases de crianza (ánforas y tinas de barro), demostraron en el salón estar cada vez más presentes.

Empezamos nuestro rápido recorrido por los cavas y espumosos. El miedo/complejo a las largas crianzas se ha esfumado (el cava ganador cuenta con 171 meses de crianza). La triada clásica del cava (Macabeo, Xarel·lo y Parellada) sigue siendo la mayoritaria, pero cada vez está ganando protagonismo la Xarel·lo en segunda fermentación en botella, tanto monovarietal pura, como llevando la voz cantante.

En blancos sigue sorprendiendo el potencial de la Garnacha Blanca, desde aquellos vinos más florales y etéreos a otros más contundentes, con gran carga frutal y de seducción; y cómo es capaz de expresar matices según la zona de la que procede, así como la complejidad que puede alcanzar la Xarel·lo, dotándola de un amplio abanico de productos. Los anisados en la Picapoll… Dentro de las prácticas enológicas, vimos un mayor número de referencias de vinos blancos vinificados casi como tintos, con mayor contacto de la sección líquida con los hollejos (brisats, vinos naranjas…).

En rosados, nos sorprendieron los del Priorat, básicamente elaborados con bases de Garnacha, y en los que aparecía seriedad, con notas minerales y una gran carga de hierbas aromáticas. Muy interesantes.

Cambiamos a tintos y nos dejamos arrollar por las garnachas frutosas y elegantes, los matices tan ricos que ofrece la Carinyena/Samsó vinificada en ánfora, la aparente sutileza de la cada vez más recuperada Mandó…

Y acabamos con los dulces. No probamos muchos, pero dejamos aquí anotado que debemos ahondar en los dulces de Xarel·lo que se elaboran en Alella, potentes y cítricos.

Esperamos volver otro año y contar con más tiempo. Gracias Sílvia y Jordi por vuestra estimulante labor crítica.

Autores: Jordi Alcover y Sílvia Naranjo

Editorial: Cossetània Edicions.

Precio: 19,90 euros

Pedidos a la editorial

Para ver el resto del artículo tiene que estar registrado.


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Crítica estimulante del vino catalán: ‘La Guia de vins de Catalunya 2018’”

Comentarios disponibles para usuarios registrados