Topic:

Monte Real Gran Reserva 1942 dejó huella en The New York Times

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Monte Real Gran Reserva 1942 ha merecido figurar este año entre los doce vinos seleccionados por el influyente crítico de ‘The New York Times’, Eric Asimov, como aquellos que le han dejado los mejores recuerdos entre todos los catados durante 2019. De nuevo un clásico de Rioja como Monte Real, la histórica marca de la centenaria Bodegas Riojanas S.A., demuestra la capacidad que tienen estos vinos únicos de provocar la admiración de los más prestigiosos críticos internacionales.

Que “los grandes vinos crean grandes recuerdos” era la premisa bajo la que Eric Asimov enfocaba el artículo “Best Wine Moments of 2019” publicado en ‘The New York Times’ el pasado 5 de diciembre, un artículo en el que afirma acerca de Monte Real del 42 que “este gran vino ha visto mucha historia” y expresa el deseo de que ojalá todos tuvieran “tanto por ofrecer”.

Reconoce el crítico estadounidense que “hay gemas poco conocidas, como Monte Real Gran Reserva de Bodegas Riojanas S.A., que han sido uno de los secretos mejor guardados”. Son vinos que en su opinión “tienen la capacidad de envejecer con gracia y evolucionar con complejidad y matices a lo largo del tiempo”.

Eric Asimov participó en abril de este año en una cata vertical de Grandes Reservas de Monte Real desde el año 42 hasta el 2011 organizada por la bodega para prensa y coleccionistas en Nueva York. Pionero en Rioja de los 'vinos de finca', creados a principios del Siglo XX por las bodegas históricas, Monte Real representa el carácter auténtico del tempranillo riojano y la singularidad de los viñedos situados en el paraje ‘El Monte’ de Cenicero, propiedad desde hace más de dos siglos de las familias Frías y Artacho, fundadoras de Bodegas Riojanas S.A.

“Para mí fue difícil superar el 1942”, dice el crítico de este vino que le regaló uno de sus mejores momentos del año y que describe como “puro, complejo y enérgico”. “Su color rubí se estaba oscureciendo alrededor de los bordes, y los sabores de las frutas rojas picantes se suavizaban con toques de cuero y hierbas”. Dos vinos que también le impresionaron y que destaca en su artículo son Monte Real Gran Reserva 2001, al que define como “joven, puro y complejo”, y el Monte Real Gran Reserva 1964, “elegante y encantador en todos los sentidos”, concluye Eric Asimov, un crítico que en otras ocasiones ya ha demostrado su admiración por este tipo de ‘joyas enológicas’ que muy pocas zonas vinícolas del mundo son capaces de producir.

Los cierres Diam Bouchage logran capturar más dióxido de carbono del que emiten

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

En su último informe medioambiental, publicado en junio de 2019, la empresa Diam Bouchage está mostrando excelentes resultados en términos de balance de carbono. Teniendo en cuenta el secuestro de dióxido de carbono (CO2) por los bosques de alcornoques en el análisis de su ciclo de vida, cada tapón de corcho producido, de hecho, tiene una huella de carbono negativa, es decir, en su ciclo de vida captura más dióxido de carbono del que emite a la atmósfera.

La firma Diam Bouchage, que produce y comercializa casi 2.300 millones de tapones de corcho cada año, ha implementado una política medioambiental desde 2009, perfectamente integrada en todas sus plantas industriales. Compromete a la empresa a mejorar continuamente el rendimiento de sus herramientas de producción.

Según explica su director general, Dominique Tourneix, el corcho con el que trabajan es un material “noble y natural... sabemos la importancia de preservar nuestro hermoso planeta. La voluntad de trabajar para el futuro, más allá del cumplimiento de las regulaciones, es lo primordial en nuestro desarrollo”.

El balance de carbono de los tapones de corcho Diam y Mytik se calcula desde el suministro de materias primas hasta la salida del producto de la fábrica. Tiene en cuenta la excepcional capacidad de secuestro de carbono por parte de los alcornoques, siguiendo las recomendaciones de la Comisión Europea.

Los alcornocales son sumideros de carbono, que lo capturan por fotosíntesis. Los expertos estiman que este secuestro de carbono está en el rango de 10 a 15 toneladas de CO2 por tonelada de corcho cosechado.

Un tapón de corcho Diam para vino sin gas y un tapón de corcho Mytik para vino espumoso contribuyen al secuestro de 150 g y 250 g de CO2 respectivamente; entre 6 y 8 veces más que las emisiones de su producción.

En total, un tapón de corcho Diam tiene un resultado de -124 g EqCO2, y un tapón de corcho Mytik, -218g EqCO2; datos que afectan al Balance de Carbono de los viticultores que utilizan estos tapones de corcho.

A juicio de Joaquín Herreros, director del QSE, el empleo del corcho contribuye a la mitigación a largo plazo del cambio climático. “Este no es el caso de otras soluciones que utilizan polímeros vegetales de cultivos de rotación rápida como la caña de azúcar, para lo cual el CO2 capturado se vuelve a emitir en la atmósfera mucho antes de los 100 años requeridos por los repositorios ambientales”, añade.

Diam Bouchage, está cada vez más involucrada en el desarrollo sostenible y la responsabilidad social. El crecimiento de las ventas de tapones de corcho de base vegetal Origen by Diam y la reactivación de la industria del corcho en Francia son ejemplos perfectos de ello.

Tras Los Muros 2017, la interpretación del Albariño más próximo de Pazo de Señorans

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Pazo de Señorans amplía la familia con la incorporación de Berta García y presenta su primer Albariño llamado Tras Los Muros 2017. Esta apuesta nace por el deseo de elaborar un Albariño con sus viñedos más cercanos, ubicados dentro de la finca de Pazo de Señorans, recorriendo los muros del siglo XVII.

Berta García, ingeniera química, se casó con Javier Mareque y fruto de su unión nació su actual vocación como enóloga tras estudiar en la Universitat Rovira i Virgili. Después de trabajar en diferentes bodegas francesas, como Château Louis Latour y Château Haut Brion, llegó a Pazo de Señorans en 2017 y fue en ese momento donde inició los primeros pasos para elaborar su vino Tras Los Muros, apoyada por Marisol Bueno y Vicky Mareque.

Tras Los Muros 2017 sale al mercado y se presenta para poner en valor la excelencia de la variedad Albariño. Su fermentación y crianza se elabora en barricas de roble de diferentes volúmenes, fabricantes y edades durante 6 meses. Además, se añaden 6 meses más de crianza en acero y después tiene una guarda de un año en bodega.

Resulta un vino elegante, estructurado, discreto y exquisito. Sus aromas se perciben al primer contacto de nariz. En boca, las lías confirman lo que se percibe desde el inicio. Olores primarios se convierten en protagonistas y llenan el paladar de estructura.

Caves Bohigas rediseña su cava Noa para producir su primer cava ecológico

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Coincidiendo con el año de su 90 aniversario, la bodega familiar de Caves Bohigas, situada en Òdena (Anoia), lanza al mercado el nuevo cava Noa, su primer cava ecológico y de edición limitada, que será degollado bajo pedido.

El nuevo Noa pertenece a la gama familiar de Bohigas, una selección de vinos y cavas de producción más exclusiva y limitada, en sustitución del antiguo cava Noa y con un formato de botella distinto, además de la certificación ecológica.

Noa tiene una producción de 2.643 botellas numeradas, que serán degolladas poco a poco, durante todo el año y bajo pedido. El producto se presenta en un estuche tipo 'canister' (caja alta, con forma de tubo) y etiqueta con tonos gris oscuro y dorado.

En cuanto a la elaboración, Noa es vendimia 2017 y su coupage: 50% Xarel·lo y 50% Pinot Noir, hecho como blanc de noirs. El cava busca el equilibrio entre la variedad autóctona más importante de la zona (Xarel·lo) y la variedad de origen galo Pinot Noir, que da elegancia y complejidad al coupage.

El nombre de Noa representa la nueva generación de la familia Bohigas, que gestiona las cavas desde 1929, cuando Joan Vives, tío-abuelo de los actuales propietarios, comenzó a elaborar vino espumoso para su comercio. Desde entonces, la bodega ha ido creciendo y mejorando sus instalaciones y tecnologías hasta día de hoy, que celebra su 90 aniversario.

Apuesta por la innovación y la sostenibilidad

Siguiendo la tendencia del mercado, Bohigas apuesta por la innovación y la renovación de productos en las gamas media y alta. Hace dos años, ya sacó al mercado el nuevo vino tinto Inicis, elaborado con una variedad recuperada, Sumoll, y producido siguiendo un método de fermentación milenario, de la época de los romanos, con ánforas de arcilla. Ahora, el vino Inicis y el nuevo cava Noa conviven en la gama familiar de productos Bohigas, junto con el vino blanco Udina.

Después de tres años de conversión, el próximo 2020, la totalidad de los viñedos (situados en Òdena y Gelida) ya serán de producción ecológica, a fin de ir convirtiendo de forma gradual todos los cavas Bohigas en productos ecológicos.

Harlan Estate: un ‘grand cru’ en apenas tres décadas en el mercado

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

 (photo: )

¿Es posible que una bodega con apenas 30 años en el mercado alcance la categoría de icono mundial? Sí lo es y la bodega californiana Harlan Estate es la prueba viviente de ello. El pasado 11 de diciembre, la Fundación para la Cultura del Vino organizó una nueva edición de “Sabor de los Grandes”, en la que pudimos conocer un poco mejor este fenómeno vitivinícola del Valle de Napa de mano de su director Don Weaver.

Aunque H.William Harlan y su familia fundaron la bodega en 1984, ya con el objetivo de elaborar un “premier cru” (en términos borgoñones) de California, la primera añada comercial de este tinto mayoritariamente de Cabernet Sauvignon (complementado en pequeñas proporciones, según añada, de Cabernet Franc y Merlot) no fue hasta la de 1990 (salió al mercado en 1996. Hoy en día, la añada más reciente de Harlan Estate que se puede adquirir es la de 2015 (se puso a la venta en mayo de 2019) y su precio de venta recomendado es de 1.500 dólares.

Una bodega situada en las colinas occidentales de Oakville, en el mismo corazón del Valle de Napa en la que cultivan 17 hectáreas de viñedo (70% Cabernet Sauvignon, 20% Merlot, 8% Cabernet Franc y un 2% de Petit Verdot). Son viñas situadas en las laderas de las colinas, con suelos tanto volcánicos, como sedimentario. Practican la viticultura biodinámica, pero “abierta a la tecnología”.

Tras la presentación de la bodega se procedió a una espléndida cata de sus vinos. La abrió The Maiden 2014, segundo vino de Harlan Estate, que se vende solo exclusivamente por medio de la lista de distribución de la bodega. Un tinto potente, sedoso, con mucho tacto, glicérico. Capaz de conjugar la energía con un carácter aterciopelado. Largo y fresco.

Luego realizamos una vertical por el primer vino, en la que recorrimos las añadas 2015, 2013, 2010, 2005, 2001, 1994 y 1991. Harlan Estate es un vino complejo y profundo, denso, con vigor y muy largo. Cada añada expresa las condiciones climáticas que la alumbraron. Así destacó la exótica mineralidad, ligereza y potencial de guarda de la añada 2015; la complejidad de matices y carga frutal, con notas de madurez de la 2013; la ligereza en boca de una añada 2010 llamada a expresar su potencial todavía dentro de uno años; la potencia, voluptuosidad y frescor mineral del vino nacido en 2005; la profundidad y madurez de la añada 2001 o la elegante decadencia de la 1991.

Mención aparte merece la añada de 1994, porque marcó un hito en la bodega. Fue la primera añada en obtener los míticos 100 puntos Parker. Una añada clásica y un vino que se mostró maduro, con aromas de sotobosque y grosella, delicado y complejo. Con matices minerales y balsámicos. Enérgico pero puro equilibrio.