Topic:

Mercados 25-10-13

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en documento PDF adjunto.

Agroseguro afirma que el grado de satisfacción con el seguro agrario es elevado

 Publicado el por SeVi (colaborador)

El servicio que presta el seguro agrario a agricultores y ganaderos cubre las expectativas de los asegurados, tal y como revelan las encuestas de satisfacción que cada año Agroseguro encarga a ASM, empresa independiente de investigación de mercados, según indicó esta entidad en un comunicado. Dichas encuestas revelan que el 80,7% de los asegurados agrícolas entrevistados se muestran satisfechos con el seguro.
Al fijarnos en aspectos concretos del seguro, encontramos que los agricultores asegurados valoran muy positivamente el servicio recibido en la contratación o renovación de la póliza, así como el trato a la hora de enviar un parte de siniestro, concediendo puntuaciones en torno al 8,5. Destaca también el 8,26 que los asegurados entrevistados otorgan a la rapidez y eficacia en la gestión de un siniestro. El 7,01 que conceden a la indemnización ante el siniestro o el 7,18 ante la rapidez en el cobro.
Por sectores productivos, los citricultores son los que se muestran más satisfechos con el seguro, un 87,9% se declara satisfecho puntuando de forma general al seguro de cítricos con un 7,26.
Parece claro que el seguro agrario cumple una función muy importante para el sector y que, aunque existen áreas de mejora en las que Agroseguro trabaja día a día para ofrecer los mejores productos y servicios, los agricultores y ganaderos reconocen y valoran, en general, de una manera positiva la eficacia del seguro agrario.

Amor y familia triunfaron en el cuarto certamen fotográfico de Bodegas Pradorey

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Con sedes en la Ribera del Duero y Rueda, Bodegas PradoRey es todo un referente en la elaboración de vinos singulares por pequeñas parcelas a nivel nacional. Pero, también, una bodega preocupada y comprometida por el impulso de la cultura y el arte. Por ello, desde hace cuatro años organiza y promueve un concurso fotográfico, que se ha convertido ya en una cita ineludible tanto para profesionales como para amateurs. En esta cuarta edición, bajo el lema “Tenemos un montón de razones por las que brindar en 2013” se trataba de destacar el importante papel que juega el vino en los buenos momentos de nuestra vida.
El jurado, compuesto por profesionales de reconocido prestigio, el ganador de la edición anterior y representantes de la organización convocante, ha concedido el primer premio a Miguel Planells Saurin de Banyoles (Girona) que en su trabajo fotográfico mostraba la felicidad y el amor de un matrimonio brindando con vinos por sus Bodas de Oro, mientras que el segundo premio ha recaído en María del Rivero Pastor Arranz, una ribereña de 43 años que, aunque nacida en San Esteban de Gormaz, lleva viviendo en Aranda de Duero desde los cinco.
Su afición a la fotografía se inicia en el año 2010 cuando comienza a realizar los primeros cursos con Mario Pascucci (Asociación En-cuadra). En diciembre de 2012 adquiere su primera réflex y desde entonces ha realizado varios cursos de fotografía, con fotógrafos de la talla de Pablo Senra, Alain Perdomo, Gabriel Brau u Óscar Molina, y de edición con retocadores como Tony Yague o Javier Herrero. La fotografía donde se siente más cómoda es la fotografía callejera y conceptual, un estilo en el que realizó las fotografías para el libro Tiempo de Espera, de Javier Pascual. María ha obtenido el segundo premio del concurso de Bodegas PradoRey con una serie de tres fotografías en el que ha querido ilustrar los motivos por los que ella brindaría: “mi familia, mi pareja y mis amigos; en definitiva, la gente que es mi aliada en el día a día”.
Por último, el tercer premio ha sido para Abel Valdenebro Gutiérrez, de Madrid, por ‘Buenas noticias’.
La dotación económica del concurso, entregada en la localidad de Aranda de Duero, ha sido de 1.500 € para el primer premio, de 500 € para el segundo y de 200 € para el tercero, más un regalo en los tres casos de un pack de enoturismo y vino que incluye una noche de alojamiento para dos personas en la Posada Real Sitio de Ventosilla, el hotel rural que la bodega tiene cerca de la localidad de Villalba de Duero (Burgos), una visita a la bodega de PradoRey en Ribera de Duero con cata guiada y un lote con las referencias de PradoRey. Las fotografías de los tres ganadores, junto con la del premio especial del público y una selección de 16 fotografías finalistas, están expuestas en las instalaciones de PradoRey en Rueda y en la vinoteca Arte y Vino en Aranda de Duero desde el mes de octubre. La muestra se puede visitar en ambos sitios de manera de forma gratuita.
Todas las obras presentadas a concurso pueden verse en la página web de Bodegas PradoRey: http://www.pradorey.es/concursofotos
 

Anna Blanc de Blancs, de Codorníu, irrumpe en el mercado

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Anna de Codorníu lanza Anna Blanc de Blancs, un cava completamente nuevo, moderno y elegante, pensado exclusivamente para los restaurantes de moda de las principales ciudades del mundo: Barcelona, Madrid, Nueva York, Londres, etc.
Este Blanc de Blancs rememora el primer Anna de Codorníu que salió al mercado en 1984 y que conquistó,por su innovación,a toda la hostelería de este país. De nuevo cuenta con la combinación exitosa de la uva Chardonnay con las tres variedades más características y mediterráneas de la D.O. Cava: Macabeo, Xarel·lo y Parellada. Con una crianza más larga, de más de 12 meses, consigue redondear este nuevo cava, lo que le añade elegancia y versatilidad al resultado final.
El nuevo Anna Blanc de Blancs es una cava gastronómico y moderno. Gastronómico porque está elaborado principalmente con la variedad Chardonnay, lo que le confiere al cava una paleta de aromas y una cremosidad que lo hacen apto para maridar con múltiples tipos de cocina y para disfrutar de inicio a fin de un menú y durante todo el día. Y moderno porque, respetando su esencia femenina y sutil, tiene una imagen rompedora y revolucionaria, con un diseño elegante caracterizado por el color blanco de la botella y un refinado toque dorado que va a sorprender y a ambientar todos los locales de moda.
 

Emilio Moro ‘embotella su historia’ en la nueva imagen de sus vinos

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

La bodega, referente en la Ribera del Duero, renueva la imagen de sus vinos con fotografías que convierten su tradición en valor añadido.
La tradición como valor añadido. Eso es lo que transmite la nueva imagen de los vinos de la bodega Emilio Moro. Lejos de iconos y clichés, y con cercanía, las nuevas añadas de sus vinos (Finca Resalso 2012, Emilio Moro 2010, Malleolus 2009, Malleolus de Valderramiro 2009 y Malleolus de Sanchomartín 2009) incorporan fotografías de familia. Un ejercicio de honestidad que suma innovación y responsabilidad social, pues el nuevo etiquetado incluye, la lectura en Braille y una video cata a través de un código BIDI.
El pasado 17 de octubre se presentó esta nueva imagen en Valencia. El escenario fue el Restaurant Ricard Camarena, donde los vinos de la familia Moro fueron maridados con sendos platos del prestigioso chef valenciano por el sumiller David Rabasa. El presidente de Emilio Moro, José Moro, fue el encargado de introducir cada uno de los cinco vinos (durante la recepción se sirvió la última añada de Cepa 21). Abrió el Finca Resalso 2012, que recoge a la perfección la expresión frutal más genuina del Tinto Fino de la Ribera, que se enfrentó a un canapé de anguila ahumada y cacau del collaret. Le siguió uno de los hermanamientos más arriesgados y con más éxito, el que protagonizaron un mineral y elegante Emilio Moro 2010 con una sopa fría y ligeramente picante de alficoz, calamar y cilantro. Las hebras templadas de berenjena ahumada, ventresca de corvina y ajos encurtidos tuvieron su réplica en Malleolus 2009, un vino que marcó un hito en Ribera del Duero. Con una filosofía de vino de pago llegó Malleolus de Valderramiro 2009, especiado, mineral, complejo, que tuvo ante sí a un rape con coliflor frita, jugo de limón y alcaparras. La carne no llegó hasta el grandioso Malleolus de Sanchomartín 2009, con una presa ibérica de bellota en adobo con puerros asados, mostaza y bonito seco. El ejercicio de pasar de una copa a otra destapaba matices ricos en todos y cada uno de estos vinos, 100% Tinto Fino.