Topic:

Francisco Lalanne, de Bodegas Lalanne (D.O.P. Somontano) recibe la Medalla al Mérito Agrario

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Francisco Lalanne Matute, propietario de Bodegas Lalanne (D.O.P. Somontano),  empresa centenaria que ha tenido gran relevancia en la historia de la zona vitivinícola, recibía recientemente la Medalla al Mérito Agrario de la Orden Civil del Mérito Agrario, Pesquero y Alimentario que concede Su Majestad el Rey Felipe VI. El acto institucional de la entrega de estas medallas y de las del Mérito Medioambiental tuvo lugar recientemente en el Ministerio de Agricultura donde se entregaban estos premios en reconocimiento al “esfuerzo realizado por los galardonados en favor de sectores fundamentales para nuestro país y para el bienestar de los ciudadanos”.
Francisco Lalanne destacaba que el galardón recibido “es un reconocimiento a nuestra agricultura, a los vinos y a la trayectoria de nuestra empresa familiar que se inició en 1894 en Barbastro con la construcción de la bodega y la plantación de viñedos en el Somontano. Empresa en la que el nombre de la familia y la misma familia siempre han tenido un peso específico”. Lalanne vinculó la satisfacción por el reconocimiento recibido a poder “compartirlo con todos los altoaragoneses” y especialmente con las bodegas de su misma Denominación de Origen “donde tenemos una verdadera unión y todo el mundo tira del carro”. Un “gran tren”, el de la D.O. Somontano, en el que destaca el papel de bodegas como Osca y Fábregas con quienes protagonizó el nacimiento del Consejo Regulador y otras como “Viñas del Vero, Enate, Pirineos o Sommos que se han sumado a construir el presente y futuro” de esta zona vitivinícola. Su ilusión personal por este premio se suma a que estos reconocimientos no se entregaban desde 1993. Francisco Lalanne recibía este reconocimiento siguiendo la trayectoria familiar de sus antecesores (bisabuelo y abuelo) que recibieron otros de rango similar.

El corresponsal de SeVi en Utiel-Requena, Luis Ibáñez, recibe el premio FUVAMA por su trayectoria

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Luis Ibáñez. (photo: )

Luis Ibáñez.

La Fundación Valenciana de Agricultura y Medio Ambiente (FUVAMA) ha concedido el premio del 20º Certamen de Periodismo Agricultura y Medio Ambiente a Luis Ibáñez, en reconocimiento a la trayectoria profesional de este veterano periodista de Utiel-Requena que ha sabido convertirse en la voz de la agricultura de su comarca. Ibáñez ha colaborado en La Semana Vitivinícola, Levante-EMV, Canal Nou, Radio Requena y otras emisoras en las cuales dirige su programa ‘Revista Agraria’, como actualmente realiza para Es Radio Onda Requena.

Nuestra más sincera enhorabuena.

Reflexión y debate científico en torno al concepto de terroir

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Intervención de Pedro Ballesteros MW. (photo: )

Intervención de Pedro Ballesteros MW.

La décimo segunda edición del Congreso Terroir, celebrado recientemente en Zaragoza, reunió a más de 250 expertos del mundo del vino. En total más de 100 comunicaciones científico-técnicas presentadas, en las que el vino, como componente y resultado del terroir, ha tenido un gran protagonismo y es posible que el congreso aragonés haya marcado un punto de inflexión en este sentido, en opinión del director del evento, Ernesto Franco.

La cita, arrancó el pasado 18 de junio. El Master of Wine español Pedro Ballesteros fue el encargado de la primera de las conferencias magistrales. Ballesteros pidió “coherencia” a la hora de emplear el concepto terroir. A su juicio, los estudios sobre el terroir tienen sentido para conocer mejor los terrenos donde se cultivan las vides y compartir ese conocimiento, pero no tanto para influir en el consumidor. Reclamó que este concepto no quede en “intereses cortoplacistas y mercantiles”. En su intervención ‘La percepción del consumidor sobre el terroir’, Ballesteros fue crítico con las “incoherencias” que se dan en torno a este concepto. Así, señala la ruptura que se da entre el “equilibrio mágico” que hay en torno al terroir y lo que después se hace en la bodega pensando en el consumidor. Para el Master of Wine, el terroir es un ecosistema que supone un cambio en las características de la uva, el mosto y el vino, que presenta de esta manera unas características organolépticas distintivas.

Por su parte, Benjamin Bois, presidente de la Comisión de Viticultura de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV) señaló, durante la inauguración del Congreso que, si bien el concepto terroir enlaza el análisis de las condiciones y evoluciones del suelo y el territorio y su reflejo en la vid, “es una idea que debe ser internacional y sostenible y debe tener siempre presente la calidad de los productos y la tipicidad de cada zona”.

La mejora de la eficiencia de las explotaciones vitivinícolas fue el eje de la segunda jornada del Congreso Terroir. El calificativo terroir supone la aplicación de prácticas de manejo del suelo y la viña que otorguen al vino rasgos distintivos. Así lo explicó  el profesor Vittorino Novello, del Departamento de Ciencia Agraria, Forestal y Alimentaria de la Universidad de Turín, que fue el encargado de abrir la sesión Novello ha incidido en la importancia de factores como el cuidado de las hojas de las vides para lograr un equilibrio entre el crecimiento vegetativo y el crecimiento productivo de los viñedos. Un equilibrio que además se trasladará al vino y que permitirá valorizar el vino de terroir. Otro de los aspectos que dan al vino de terroir un carácter diferencial es el control del vigor de las vides; un factor que se puede controlar a través de unas adecuadas podas, de la cantidad adecuada de fertilizantes con nitrógeno, para no exceder los límites de mineralización, y una cantidad de agua requerida por cada suelo para no romper el equilibrio necesario y para la obtención del tipo de vino deseado. Estas técnicas son algo más que modos de cultivo de un viñedo: han de ser “prácticas culturales” que arraiguen entre los viticultores.

El uso de cubiertas vegetales para evitar los efectos del excesivo laboreo del terreno, la eficiencia de la zonificación de los viñedos para obtener resultados más efectivos y precisos en los análisis llevados a cabo o la eficacia del cultivo de variedades resistentes a algunas enfermedades fueron otros asuntos abordados a lo largo de la jornada de debate.

La producción de una mistela en la zona de Campo de Borja sirvió como ejemplo de puesta en valor del terroir en el territorio aragonés. “Se trata de una elaboración compuesta de uva, mosto y alcohol, que no fermenta”, explicó Ernesto Franco, director del Congreso y encargado de exponer este caso ante los asistentes. “El hecho de que no haya fermentación es importante porque a veces este proceso puede alterar la relación directa entre el vino y el terroir”. A juicio de Miguel Lorente, doctor en Ordenación del Territorio y Medio Ambiente por la Universidad de Zaragoza, España es uno de los mayores productores de vino “y es el que más barato lo vende porque no aplica criterios de terroir”. Aunque, reconoció que la situación “está empezando a cambiar”. En la misma línea se expresó Ernesto Franco: “El sector ya dispone de todas las herramientas, tanto técnicas como legales. De hecho, la nueva PAC permite reconocer hasta vinos de viticultor”. “Las DD.OO. tienen todo a su disposición para hacer vinos singularizados”, concluyó el director del Congreso.

El temido cambio climático no será un problema para todo el mundo. Para algunos viticultores puede ser “una oportunidad para los viñedos que sufren de excesos de agua”. Así lo dejó patente en su intervención el director adjunto de la Unidad Experimental de Pech Rouge, Hernán Ojeda, que fue el encargado de impartir la conferencia de apertura de la tercera jornada. Ojeda expuso los resultados de un estudio llevado a cabo en la región francesa de Languedoc-Rosellón, que tenía como objetivo analizar el comportamiento de los viñedos en diversas situaciones de humedad. En situaciones de exceso de humedad se produce un exceso de vigor de la vid y un grano de excesivo tamaño, lo que produce una dilución de la calidad. En condiciones óptimas de humedad, el crecimiento vegetativo y el tamaño del grano son un poco más reducidos, pero se experimenta un aumento de los polifenoles que son precursores del aroma.  No obstante, cuando estas condiciones óptimas se reducen, los vinos pueden perder aroma y calidad.

En caso de falta de agua o estrés hídrico, Ojeda planteó la aplicación de diversas técnicas de manejo de la canopia como el ‘mulching’, consistente en crear una cubierta vegetal que retenga la humedad, o las defoliaciones y la poda. También el uso de variedades isohídricas, que se adapten a las condiciones de humedad, así como el sombreado de los viñedos; es decir, por cubrir las vides con estructuras que las protejan del sol. No obstante, afirmó Ojeda, cuando la escasez de agua alcanza ciertos parámetros, lo único que mantiene la humedad necesaria es el riego. Al respecto, destacó que el riego por goteo “es el único que asegura la precisión, eficiencia de agua, automatización y fertilización adecuadas”.

Los métodos de zonificación del suelo fueron el eje de la penúltima jornada. A juicio del profesor de la Universidad de Burdeos Kees van Leeuwen, el enfoque más adecuado para llevar a cabo una zonificación es el pedológico, centrada en los suelos.

La atención prestada a la enología es previsible que crezca en las próximas ediciones  de este Congreso como una evolución natural de los estudios científicos. Además, otros elementos vinculados al terroir, como la percepción del consumidor, se están abriendo paso asimismo en los debates. El presidente del comité científico del Congreso, Vicente Sotés, destacó la “profundización que se ha llevado a cabo en las metodologías para caracterizar y valorizar el terroir”, entre las que ha destacado una aportación aragonesa: la utilización de mistelas como herramienta de caracterización.

Organizado por el Gobierno de Aragón y con la tutela de la OIV, la duodécima edición de este Congreso dejó un alto nivel de satisfacción.

¿Cómo crecen las marcas de vino?

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

La jornada se impartió en la D.O.P. Valencia, organizada por la PTV. (photo: )

La jornada se impartió en la D.O.P. Valencia, organizada por la PTV.

El pasado 26 de junio, la sede del C.R.D.O.P. Valencia fue la sede del seminario organizado por la Plataforma Tecnológica del Vino (PTV) impartido por Juan Park, director en España e Iberoamérica de Wine Intelligence, y centrado en las claves del marketing vitivinícola para hacer crecer las marcas.

El experto incidió en que la marca de vino debe ser sostenible y rentable, para lo que hay que basarse en un conocimiento profundo y efectivo del mercado y de los consumidores, para poder establecer una estrategia que tenga en cuenta todas las variables, desde las características del mercado, hasta las tendencias, aspiraciones de los consumidores y incidencias de los precios.

Defendió la necesidad de contar con marcas de vino atractivas y que atrapen al consumidor, marcas “cool”, aunque incidió en que la marca no puede basarse únicamente en la estética. Una de las claves es mejorar la penetración (frecuencia de consumo de la marca) y el reconocimiento que los consumidores tienen de nuestra marca. Combinar eficiencia y efectividad en busca de la rentabilidad y la sostenibilidad de la marca.

Como elementos de crecimiento destacó el mejorar el mix del consumidor, minimizar las barreras al consumo que pueda ofrecer nuestra marca vitivinícola y mejorar la distribución. Una jornada muy interesante, que contó con la colaboración de la D.O.P. Valencia.

Programa de becas de investigación de la OIV 2018 basado en áreas de programas prioritarios

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Dentro del desarrollo de su Plan Estratégico, la OIV otorga cada año becas de investigación en sus programas prioritarios. Las becas propuestas en el marco de este programa son de corta duración (de seis meses a quince meses como máximo) y se proponen para una formación específica de nivel post-universitario. Las candidaturas deben presentarse antes del 4 de octubre de 2018 a la OIV (OIV. Becas de investigación. 18, rue d’Aguesseau, 75008 París; o job@oiv.int).

Temas prioritarios 2018:

Viticultura:

La huella hídrica en la viticultura / El desarrollo sostenible y la protección del medio ambiente / Las enfermedades de la vid: enfermedades de la madera y otras.

Enología:

Caracterización química y funcional de los taninos enológicos / Acción e impacto tecnológico de las proteasas sobre la estabilidad y la filtrabilidad en enología / Reducción del dióxido de azufre a nivel tecnológico y microbiológico / Métodos de análisis de bajo impacto ambiental / Autenticidad y trazabilidad del vino: tratamientos físicos y métodos de análisis.

Economía y derecho:

Comercio electrónico / Enoturismo / Impacto de la economía política en el mercado del vino.

Seguridad y salud:

Influencia del consumo de vino en las enfermedades degenerativas / Evolución de los hábitos de consumo, en particular, entre los jóvenes / Contaminantes, toxinas y aditivos (sulfitos, arsénico, zinc y cadmio).

Programa de becas de investigación de la OIV basado en áreas de programas prioritarios
Formulario de candidatura