Topic:

Datos definitivos de las exportaciones españolas de vino durante el año 2012

 Publicado el por SeVi (colaborador)

La Agencia Tributaria (AEAT) ha publicado recientemente los datos definitivos correspondientes a las exportaciones de vino del año 2012, que ha recogido el Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV). Según estos datos, España exportó 2.141,1 millones de litros de vino, por valor de 2.493,5 millones de euros a un precio medio de 1,16 euros por litro
Con respecto a los datos provisionales anticipados por la AEAT, se reduce el valor en 5,9 millones de euros, pero aumenta el volumen en 78,3 millones de litros. Estos nuevos datos hacen variar ligeramente los datos de evolución relativa respecto del año anterior: donde se anunció que aumentaban las exportaciones españolas de vino en 2012 con respecto a 2011 un 11,8% en valor, lo hacen con los datos definitivos en un 11,6%, mientras que, en términos de volumen, la diferencia es mayor, al caer un -4,5% con los datos definitivos, frente al -8% de los datos provisionales.
Para consultar el informe completo, visite www.oemv.es

El mosto español exportado gana en valor pese a bajar sus volúmenes hasta agosto

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Tablas en pdf adjunto.
La exportación de mostos alcanzó un valor, entre enero y agosto de 2013, de 151,49 millones de euros, con una progresión del 1,45% respecto al mismo periodo de 2012, según los datos facilitados por la Agrupación de Productores de Mostos y Zumos de Uva de Castilla-La Mancha (Azumancha). Sin embargo, este mantenimiento de los reembolsos está acompañado de unas caídas muy importantes en términos de volumen. En los mostos de la partida 2009 (aquellos que se expresan en kilos) desciende un -37,53%; mientras que la caída en los mostos de la partida 2204 (expresados en litros) es del -46,24%.

Las ventas de vino caen un 7% desde el inicio de la crisis

 Publicado el por Nielsen (colaborador)

Tabla en pdf adjunto.
Como la gran mayoría de los sectores de la economía española, el mercado del vino no ha permanecido ajeno al impacto de la crisis económica. Desde el año 2007 se ha registrado una caída de en torno al 7% en volumen de ventas en el mercado interior, lo que supone marcar un mínimo dentro de las ventas globales en los últimos veinte años. Al final de 2012 se vendieron en España, tanto en el canal de hostelería como en alimentación, 594 millones de litros de vino frente a los 661 millones de 1991, según un informe de Nielsen elaborado con motivo de la Cumbre Internacional del Vino que se celebró recientemente en Toledo.
En la recta final de la crisis, desde el año 2010 al cierre de 2012, las cifras de ventas retrocedieron un 4,6%, dato que se explica por el contexto económico generalizado de recesión económica y contención del gasto que ha afectado directamente al consumo. En volumen de negocio, se percibe un descenso algo menor del 3,1%, desde los 1.977 millones de euros que los españoles gastaron en vino en 2010, hasta los 1.914 millones al cierre del pasado año, debido principalmente a una clara democratización de la oferta.
Por tipología de vino, y pese a la caída de ventas, los vinos con D.O. mantienen una evolución creciente en el mercado doméstico, sobre todo en el hogar, hasta alcanzar el 51% del total de ventas en el año 2012, frente al vino sin indicación geográfica que representa el 42,9%. Estos datos evidencian la buena aceptación que el consumidor español dispensa a aquellos vinos asociados a una procedencia geográfica, algo motivado también por mayor número de denominaciones de origen surgidas en estos últimos veinte años.
Esta misma tendencia se confirma con la irrupción en 2005 de los vinos de importación, aumentando desde entonces su presencia en el mercado español, hasta representar el 3,6% del total de ventas en 2012. El volumen de vinos importados en España se basa principalmente en los conocidos lambruscos y otros vinos italianos, representando el volumen de vinos de otros grandes países productores del viejo y nuevo mundo una parte poco significativa de las ventas.
El descenso en el consumo es mayor en el canal de hostelería que en los hogares, ya que muchos de los consumidores han dejado de tomar el vino en bares y restaurantes para disfrutar de un buen caldo en la tranquilidad del hogar. En definitiva, el bolsillo de los españoles se resiente y la tendencia decae desde 2007, año que coincide con el estallido de la actual crisis económica.
El futuro del vino español está en el exterior
Frente al descenso de la demanda doméstica, los datos de Nielsen muestran cómo el vino español tiene una evidente oportunidad de negocio en el mercado exterior. El innegable crecimiento económico de los países emergentes generará en las próximas décadas un aumento sustancial de la clase media que alcanzará los 2.000 millones de consumidores en 2020, con su estilo de vida y forma de consumo como estandarte comercial. En este sentido, el reto de las empresas productoras residirá en aumentar la penetración en mercados como el chino, el ruso o el indio donde el consumo de vino está considerado como algo elitista y sofisticado.
En 2012, el 62,5% del vino se consumió en los hogares, frente al 37,5% del consumo en Horeca
Otro de los factores a tener en cuenta para la externalización del vino es la importancia de atraer al “público senior”, es decir, las personas mayores que además disfrutan de un mayor poder adquisitivo. Los ratios de crecimiento numérico de este sector de la población es muy potente en América, Asía y África. En Estados Unidos estos consumidores gastan más del 50% de su presupuesto en productos de gran consumo, pese a que tan solo el 5% de las campañas publicitarias se destina a ellos.
Por último, el papel de la mujer en los países emergentes es cada día más relevante. De hecho, el 66% del gasto en consumo pasa por sus manos. Esos sí, para seducir a este sector de la población los vinos españoles deberán variar sus actuales conceptos comerciales optando por vinos con una mayor demanda entre estos nuevos consumidores de alto potencial y desarrollando estrategias diferenciadas y adaptadas por tipo de mercado y consumidor.
 

El Magrama estima que la campaña 2013/14 arrancó con un stock de 29,26 Mhl de vino en bodega

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

Tablas en pdf adjunto.
Según el balance vitivinícola provisional de la pasada campaña 2012/13, presentado a mediados de octubre por la Subdirección General de Frutas y Hortalizas, Aceite de Oliva y Vitivinicultora del Ministerio de Agricultura, la misma se cerró el pasado 31 de julio con unas existencias estimadas de vino 29,26 millones de hectolitros, que suponen un 2,7% y 775.000 hl más que había al inicio de la misma, a pesar del descenso de las elaboraciones en 2,8 Mhl (-7,3%), de los que casi 1,34 millones (-25,8%) corresponden a mosto-zumo de uva y casi 1,47 millones (-4,4%) a vino.
En relación con la campaña 2011/12, la anterior se abrió con unas existencias inferiores en cerca de 4,5 Mhl (-13,6%), con casi 28,5 millones, uno de los volúmenes más bajos del último lustro. A esto hubo que sumar una producción vitivinícola total de 35,78 Mhl, que también fue inferior, como se ha señalado, correspondiendo 31,9 Mhl (-4,4%) a vinificación y apenas 3,85 Mhl (-25,8%) a la elaboración de mostos, unas cifras que son también las más bajas de los últimos cinco años.

El potencial de producción vitícola de la UE asciende a 3.538.976 hectáreas

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Informe completo en pdf adjunto.
Potencial de producción vitícola en la Unión Europea y en España. Elaborado por la Subdirección General de Frutas y Hortalizas, Aceite de Oliva y Vitivinicultura, del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama).
El potencial de producción vitícola de la UE asciende a 3.538.976 ha. España es el Estado Miembro que cuenta con más superficie seguido de Francia e Italia. Entre los tres países alcanzan el 75% del total de la UE. Casi todos los Estados Miembros han visto reducido su potencial vitícola desde la campaña 2000/2001, destacando los casos de España que se ha visto reducido en 163.841 ha, Italia en 114.573 ha y Francia en 74.298 ha. Pero ese descenso ha sido más acusado desde la campaña 2007/2008.
Por su parte, la superficie plantada de viñedo de uva de vinificación de la UE asciende a 3.236.052 ha. España es el principal país con 953.177 ha, casi el 30% del total de la UE, seguida por Francia con 807.599 ha (25%) e Italia, con 654.823 ha (20%) del total comunitario; estos tres países juntos, representan casi el 75% de la superficie plantada de viñedo de la UE, y junto con Rumania, Portugal y Alemania alcanzan el 91%.