Topic:

Balance de campaña del aceite de oliva a 31 de mayo de 2020

 Publicado el por SeVi (colaborador)

La producción de aceite de oliva en España en la campaña 2019/20 puede darse por finalizada, con las últimas entradas del mes de mayo, situándose en 1.120.095 toneladas de aceite, con lo que queda un 38% por debajo de la campaña anterior, según los datos de la AICA. Aunque es posible que hay alguna partida que se sume a esta producción, en el mes de junio, ya sería totalmente testimonial.

A esta producción, que podemos calificar como baja (la media de las últimas cuatro campañas quedó en 1.437.400 toneladas) se han sumado unas importaciones bastante elevadas, con compras de aceite foráneo por volumen de 170.500 toneladas, muy lejos de las 103.400 t importadas en la pasada campaña hasta el mes de mayo, o de las 94.500 que las estadísticas recogen como media en este periodo. En los meses de marzo, abril y mayo se registraron niveles máximos en estas compras al extranjero.

De este modo, y teniendo en cuenta que la campaña arrancó con un stock de 755.700 toneladas (+101%), los operadores españoles han manejado hasta el 31 de mayo unas disponibilidades de 2.046.300 toneladas de aceite de oliva, que se sitúan un 10% por debajo de la campaña anterior, debido a la caída de la producción, y a pesar del alto nivel de existencias iniciales y del aumento de las importaciones. Sin embargo, si la referencia es la media de las últimas cuatro campañas, las disponibilidades han sido un 12% superiores.

Del lado de las salidas, la AICA indica que la comercialización acumulada hasta mayo se sitúa un +11% por encima de la media de las últimas cuatro campañas, con un total de 1.056.600 toneladas y un promedio mensual de 132.100 toneladas. Se mantiene el ritmo de las exportaciones que se sitúan por encima de la campaña anterior y de la media por tercer mes consecutivo. En el acumulado hasta mayo, alcanzan las 707.600 toneladas, un 9% superiores a la campaña anterior y un 18% por encima de la media de las últimas cuatro. El promedio mensual se sitúa en 88.450 toneladas exportadas. De hecho, el 67% de las salidas de aceites tienen como destino la exportación. El 33% restante lo asume el mercado interior, con 349.000 toneladas de aceite de oliva. De modo que el peso del mercado interior frente a las exportaciones se sitúa en valores inferiores a campañas anteriores. En comparación con la campaña 2018/19, el mercado interno cae un 8%; aunque el descenso es mucho más comedido (-1%) si se toma como referencia la media de las cuatro anteriores. En las estadísticas se puede observar un aumento del mercado interior en mayo respecto del mes anterior, en un contexto aún circunscrito al Covid-19.

Con estos movimientos de mercado, las existencias a 31 de mayo eran de 989.700 toneladas, inferiores en un 20% a las de la campaña pasada, pero pueden considerarse elevadas (+13% respecto a la media de las anteriores campañas). Continúa el máximo nivel de existencias en poder de las envasadoras (+10,9%), mientras que en las almazaras son un 29% inferiores al año pasado.

Bruselas incluye la medida de autorregulación para el aceite de oliva en el reglamento transitorio de la PAC

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Tras el tercer trílogo celebrado el 30 de junio en Bruselas, el Parlamento Europeo y el Consejo han cerrado un acuerdo político provisional y parcial sobre las disposiciones transitorias que regirán la PAC, hasta la entrada en vigor de la próxima reforma. El periodo transitorio abarcará los años 2021 y 2022, y su objetivo es asegurar que agricultores, ganaderos y otros beneficiarios de la PAC sigan recibiendo sus ayudas, de manera regular, sin cambiar las condiciones de admisibilidad hasta la entrada en vigor de los Planes Estratégicos de la futura PAC, algo que no será posible hasta enero de 2023.

Según ha informado la eurodiputada socialista Clara Aguilera, miembro de la Comisión de Agricultura en la Eurocámara, “hemos aprovechado esta oportunidad para apoyar a un sector de referencia en España, como es el aceite de oliva, poniendo a su disposición una herramienta de gestión de la oferta que ya existe para otros sectores y que no tiene coste alguno para el presupuesto comunitario”. Se refería así a la inclusión de la medida de autorregulación para el aceite de oliva en el reglamento transitorio de la PAC.

La eurodiputada ha subrayado que “hemos trasladado a nuestros colegas la difícil situación que arrastra el sector del aceite de oliva, agravada con los aranceles de EE.UU. y ahora también con la crisis del Covid-19”. La inclusión del nuevo artículo 167 bis, ha dicho, “prueba que han comprendido la importancia de la medida”. La aprobación definitiva del Reglamento de disposiciones Transitorias queda pendiente del acuerdo sobre los fondos PAC, dependientes de las negociaciones del nuevo Marco Financiero Plurianual (MFP).

El MAPA plantea prohibir el envasado de AOVE destinado a consumidor final en recipientes plásticos

 Publicado el por SeVi (colaborador)

El Ministerio de Agricultura ha elevado a consulta pública (hasta el 30 de junio) el proyecto de real decreto por el que se aprueba la norma de calidad de los aceites de oliva y de orujo de oliva. Entre los cambios que más han llamado la atención, respecto a anteriores borradores, destaca la prohibición de envasar los aceites de oliva virgen extra en envases PET o plásticos (a excepción de los suministrados en envases monodosis). Parte del sector ya ha alertado de que los procesos necesarios para cambiar hacia el envasado de cristal o de otro tipo conllevaría mayores costes de producción. Esta exigencia no entraría en vigor hasta el 1 de enero de 2023.

El proyecto recoge, además, que los envases de los aceites de oliva y de orujo de oliva destinados a la venta o entrega al consumidor final, incluyendo aquellos entregados por las almazaras a sus cosecheros para su consumo, así como aquellos suministrados a colectividades, deberán disponer de un dispositivo de cierre irrecuperable y tendrán una capacidad máxima de cinco litros. Sin embargo, los aceites suministrados a colectividades podrán asimismo comercializarse en envases de diez, veinte, veinticinco y cincuenta litros de capacidad.

También plantea que los envases a disposición de los consumidores finales, en los establecimientos de las colectividades, deberán contar con un sistema de protección que impida su reutilización una vez agotado su contenido original.

Separación clara

Otra de las modificaciones de hondo calado es la que se refiere a la separación absoluta entre las instalaciones destinadas a la elaboración de aceite de oliva y las extractoras de aceite de orujo de oliva. Así, las almazaras, las refinerías y las extractoras de aceite de orujo deberán estar ubicadas de manera independiente. En ningún caso, podrán estar conectadas por conducción alguna. Además, deberán estar debidamente aisladas o separadas de cualquier otra industria o local ajeno a sus cometidos específicos y, en particular, de los dedicados a la producción, transformación, almacenamiento a granel y envasado de grasas animales o vegetales, y de grasas y aceites industriales o minerales. En concreto, en las envasadoras de aceite, las conducciones y los depósitos nodriza de los aceites regulados en esta norma deberán estar debidamente acondicionados para evitar contaminaciones cruzadas.

El MAPA incluye en el proyecto de RD un periodo transitorio de tres años para adaptarse a estos cambios.

Prácticas prohibidas

El RD incluye, entre las prácticas prohibidas, la producción para su comercialización en el mercado nacional de mezclas de aceites de oliva y de orujo de oliva con otros aceites o grasas de origen vegetal. También, la utilización del término “virgen” o “virgen extra” en el etiquetado de productos alimenticios de apariencia oleosa que puedan confundirse con los aceites de oliva de la presente norma, tales como aceites, condimentos, aderezos, productos similares. Tal prohibición no afectará a la lista de ingredientes del producto en cuestión.

Igualmente, se plantea la prohibición de la comercialización de los aceites de oliva virgen extra destinados a los consumidores finales en recipientes de plástico, a excepción de los suministrados en envases monodosis, como hemos analizado anteriormente. El trasvase o rellenado de recipientes o envases destinados al consumidor final, de aceite de oliva o de orujo de oliva en los establecimientos de restauración colectiva.

También quedaría prohibido que las mezclas de aceites de oliva vírgenes previamente clasificados, se clasifiquen con una categoría superior, a la del aceite de menor categoría utilizado; o que, en las almazaras, almacenes y los envasadores de aceite de oliva virgen se disponga de instalaciones y medios técnicos específicos para la desodorización y/o cualquier otra etapa o forma de refinación de aceites. Entre otras prohibiciones.

Proyecto de RD completo aquí

Ventas de aceites de oliva de Anierac hasta el 31 de mayo de 2020

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Las ventas envasadas de las empresas de Anierac en el mes de mayo han alcanzado una cifra de salidas de 44,61 millones de litros, de los que casi 26 millones se corresponden al conjunto de las categorías de aceites de oliva, algo más de 550.000 litros a los aceites de orujo de oliva y 18,23 millones al resto de los aceites vegetales refinados. En el conjunto de los aceites de oliva, las salidas de mayo han ascendido a la cifra de 25,82 millones de litros. Las categorías virgen extra y virgen suman 13 millones de litros, 11,83 millones el virgen extra y de 1,33 millones de litros el virgen. La suma de las ventas del suave y del intenso se sitúa en 12,65 millones litros. Del suave salieron casi 9 millones de litros y 3,75 del intenso. En la categoría virgen extra, en los primeros ochos meses de la campaña 19/20, las empresas de Anierac han puesto en el mercado 97,46 millones de litros, 12,52 millones de litros más de los que salieron en el mismo periodo de la campaña anterior, lo que supone un aumento del 14,74%. Del suave han salido 81,30 millones de litros, 2,28 millones de litros más de los que salieron en el mismo periodo de la campaña anterior. Por su parte, del aceite virgen y del intenso se han puesto en el mercado 14,33 y 34 millones de litros respectivamente, cifras menores en un 23,53% y un 4,18% en comparación con la campaña anterior.

En estos ochos primeros meses de la campaña 2019/2020 los envasadores de Anierac han puesto en el mercado 227,11 millones de litros de aceites de oliva, lo que supone un aumento de casi un 4%. Las ventas de aceite de orujo de oliva acumuladas en esta campaña han sido de 8,29 millones de litros (-8,48%).

El Ministerio concede el “Premio Alimentos de España Mejores Aceites de Oliva Virgen Extra, campaña 2019/20”

 Publicado el por SeVi (colaborador)

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha concedido el “Premio Alimentos de España Mejores Aceites de Oliva Virgen Extra, campaña 2019/2020”, en sus modalidades “Premio Especial”, así como “Frutado Verde Amargo”, “Frutado Verde Dulce” y “Frutado Maduro”. Unos galardones destinados a revalorizar los aceites de oliva virgen españoles de mayor calidad y estimular a los productores a elaborar y comercializar este alimento.

En esta edición, el aceite de oliva virgen extra que ha recibido mayor puntuación organoléptica en la cata ciega ha sido el presentado por Cortijo de Suerte Alta, de Albendín-Baena (Córdoba), y por ello ha conseguido el Premio Especial Alimentos de España.

Frutado verde amargo

Este aceite cordobés ha sido el ganador en la modalidad frutado verde amargo. Se trata de un frutado muy intenso de aceitunas verdes, con notas de hierbabuena, alloza, tomatera y cítricos. En él se perciben también notas de alcachofa y frutas como manzana y plátano. En boca es ligeramente dulce de entrada, amargo y picante, ambos equilibrados, y almendrado. Es un aceite complejo, armónico y equilibrado.

En esta modalidad han resultado finalistas la Almazara de Muela, de Priego de Córdoba (Córdoba) y la Sociedad Cooperativa Andaluza San Vicente, de Mogón (Jaén).

Frutado verde dulce

En la modalidad de frutado verde dulce, el premio se ha otorgado a Olivapalacios, de Bolaños de Calatrava (Ciudad Real). Un aceite frutado muy intenso de aceitunas verdes y destacan en él notas de hierba, alcachofa, tomate, alloza y otras frutas verdes como plátano y manzana. En boca es de entrada dulce, con amargo y picante de intensidad media. Es un aceite equilibrado y con gran variedad de matices.

Como finalistas han quedado Manuel Molina Muñoz e Hijos, de Almedilla (Córdoba) y Aceites Finca La Torre, de Bobadilla (Málaga).

Frutado maduro

Y en la categoría frutado maduro el premio ha recaído en el aceite de Agrícola i Caixa Agraria i Secció Crèdit de Ruidecanyes, de Ruidecanyes (Tarragona). Es un aceite frutado intenso de aceitunas con notas maduras de almendra, manzana y plátano. Se perciben también apuntes de canela y frutos secos. Es muy dulce en boca, almendrado y ligeramente amargo y picante. El conjunto resulta armonioso y equilibrado.

Le acompañan como finalistas Pago Peñarrubia, de Albacete y Agrícola i Caixa Agraria i Secció Crèdit de La Selva del Camp-COSELVA, de La Selva del Camp (Tarragona).

El procedimiento de selección de los aceites, incluida la evaluación sensorial y la valoración físico-química, se ha desarrollado en el Laboratorio Agroalimentario del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, ubicado en Madrid. Los jefes de diferentes paneles oficiales de catadores de las Administraciones Públicas han realizado la valoración sensorial en las catas ciegas de los aceites, dirigidos y coordinados por el jefe del panel del Ministerio.

Un total de 55 muestras han participado en el concurso, en el que se ha garantizado la trazabilidad y anonimato de todas ellas. Estos premios forman parte de las acciones promocionales de #AlimentosdEspaña. Tienen como finalidad poner en valor la excelencia de los aceites de oliva españoles y promocionar entre los consumidores el conocimiento y valoración de este alimento.