Topic:

Murcia prevé que la campaña de este año sea muy buena

 Publicado el por María José Hernández (colaborador)

Recogiendo uva Monastrell de la D.O. Bullas. (photo: )

Recogiendo uva Monastrell de la D.O. Bullas.

Los tres consejos reguladores de la Región de Murcia coinciden en señalar que la campaña de este año presenta una calidad muy buena, a pesar de la lluvia y el granizo caído en los últimos meses, lo que afectó a parte del viñedo de las tres denominaciones de origen. La Consejería de Agricultura ha valorado en 6,5 millones de euros los daños causados, los cuales han afectado a 3.583 hectáreas en los municipios de Yecla, Jumilla, Blanca y Abarán. El cultivo más perjudicado ha sido la viña con 2.034 hectáreas.

Influencia del sistema de extracción sobre el perfil aromático de mistelas Moscatel

 Publicado el por P. Carbonell (colaborador), J. PIcó (colaborador), J.L. Aleixandre-Tudó (colaborador), J.L. Aleixandre (colaborador)

Artículo con tablas en PDF adjunto.

Las principales zonas productoras de mistelas pertenecen a la cuenca mediterránea. La producción española es de aproximadamente 220.000 hl, de los cuales la mitad son elaboradas a partir de la variedad Moscatel. De estas últimas, 65.000 hl son producidos en la C. Valenciana, lo que equivale al 60% de la producción nacional (Aleixandre y Aleixandre Tudó, 2010).

Fue en 1946 cuando por primera vez Austerweil hipotetizó sobre el origen terpénico de los aromas de las variedades Moscatel, especialmente el linalol y sus derivados. Más tarde, entre 1966 y 1970, gracias a la introducción de la cromatografía de gases, diversos autores empezaron a estudiar estos componentes. Para algunos el componente característico del aroma de Moscatel seguía siendo el linalol, mientras que para otros este aroma era debido a varios compuestos terpénicos donde el linalol no era el único, sino uno más entre ellos (Ribereau-Gayon et al., 1975).

En alguno de estos estudios se identificaron en la uva Moscatel de Alejandría siete compuestos con notable importancia aromática: Linalol, α-terpineol, citral, citronerol, nerol, geraniol, y ho trienol. La presencia de estos compuestos y su proporción es similar en distintas variedades de uvas, siendo el geraniol y el linalol los más presentes ya que constituyen entre un 70-90% a la fracción terpénica. Aunque existen diferencias en las concentraciones de estos compuestos, según los estudios realizados por Lanaridis et al. (2002), los más abundantes son el linalol y el geraniol para Moscateles de grano gordo (Moscatel de Alejandría), y el nerol para Moscateles de grano pequeño (Moscatel de Frontignan).

El aroma primario del vino es el resultado de los compuestos odorantes presentes en forma libre en la uva o los producidos debido a las operaciones mecánicas de la uva previas a la fermentación alcohólica. Estas operaciones (despalillado, estrujado y prensado) provocan la rotura del grano de uva, originándose oxidaciones enzimáticas de ácidos grasos que llevan a cabo secuencialmente lipasas, lipoxigenasas, isomerasas y alcohol-deshidrogenasas. Como resultado se producen principalmente alcoholes y aldehídos de seis átomos de carbono (1-hexanol, cis-3- hexen-1-ol) que están relacionados con aromas vegetales y herbáceos. Aunque los aromas varietales principalmente dependan del cultivar, su intensidad también está influenciada por la altitud, suelo, clima y prácticas vitícolas (Reynolds y Wardle, 1997; Lanaridis et al., 2002).

Campaña conjunta de Fivin y la D.O.Ca. Rioja para fomentar el consumo responsable de vino entre los universitarios

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

El Consejo Regulador de la D.O.Ca. Rioja y la Fundación para la Investigación del Vino y la Nutrición (Fivin) van a desarrollar conjuntamente una campaña de divulgación de la cultura del vino entre los jóvenes universitarios durante el presente curso académico. Sera una de las principales iniciativas del programa de actividades contemplado en el acuerdo de colaboración que han suscrito ambas instituciones con el objetivo general de comunicar a la sociedad los aspectos positivos sobre la salud del consumo responsable de vino.

Tras la firma del acuerdo, tanto el presidente del Consejo Regulador, José María Daroca; como el secretario general de Fivin, Domingo Valiente, mostraron su satisfacción por una alianza que permitirá acercar a los más jóvenes la cultura y tradición vitivinícola de nuestro país. Para este último, “la firma de este convenio supone un avance cualitativo importante que ayudará a difundir el mensaje de moderación y salud, ya que el vino forma parte de la Dieta Mediterránea, Patrimonio Inmaterial de la Humanidad y, por tanto, desde el sector se debe ofrecer una información correcta para defender, sin intereses, el consumo responsable de vino”.

Rioja asume el compromiso con la promoción de los valores y beneficios de un consumo moderado de vino, afirmó José María Daroca, y por ello se alía con Fivin, “una institución que goza de gran credibilidad, avalada por un amplio colectivo médico cuyos estudios científicos demuestran los efectos beneficiosos del consumo moderado de vino en la salud”. El presidente del Consejo destacó la importancia de la labor investigadora que impulsa Fivin y de sus esfuerzos para transmitir el conocimiento de los resultados a los ciudadanos.

Para divulgar entre los jóvenes universitarios la cultura del vino y educarles sobre hábitos saludables de consumo y de estilo de vida, Fivin y la D.O.Ca. Rioja organizarán en diferentes universidades de Madrid y Barcelona ocho seminarios que incluyen una parte teórica y una cata de vinos a cargo de expertos profesionales del campo de la salud y la enología. Dirigido a estudiantes de último curso o másters, cerca de un millar de jóvenes participarán durante los próximos seis meses en estos seminarios, que pretenden promover el consumo responsable de vino como una norma sociocultural.

Además, el Consejo Regulador y Fivin realizarán una campaña informativa dirigida al público en general sobre los valores y beneficios de un consumo moderado de vino en el marco de una alimentación saludable, siguiendo las pautas de la Dieta Mediterránea. Los artículos de divulgación serán elaborados por los especialistas de Fivin y estarán basados en los resultados de investigaciones científicas, difundiéndose a través de los medios de comunicación, así como del microsite del Consejo Regulador de la D.O. Ca. Rioja www.riojacelebralavida.com

Evolución y persistencia de los residuos de plaguicidas en suelos de viñedos de la D.O.Ca. Rioja

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Investigadores de la Universidad de La Rioja (UR) y del Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Salamanca (IRNASA-CSIC) han publicado sendos artículos sobre la evolución de residuos de plaguicidas en suelos de viñedos de La Rioja. La revista ‘Enoviticultura’ ha publicado el artículo “Evolución de residuos de plaguicidas en suelos de viñedos de La Rioja”, en su número 35; mientras que ‘Science of the Total Environment’ ha publicado el artículo “Pesticide residues in vineyard soils from Spain: spatial and temporal distributions’.

Los artículos están firmados por Marisol Andrades, profesora del Departamento de Agricultura y Alimentación de la Universidad de La Rioja, y los investigadores del IRNASA-CSIC de Salamanca: Eliseo Herrero Hernández, Mª Jesús Sánchez Martín, Sonia Rodríguez Cruz y Eva Pose-Juan.

El uso de plaguicidas en el sector agrícola ha proporcionado enormes beneficios debido al aumento de la producción y a la calidad de las cosechas, ya que las plagas y enfermedades dañan hasta un tercio de los cultivos en las fases de crecimiento, cosecha y almacenamiento. Los plaguicidas son considerados contaminantes del medio ambiente debido a su potencial toxicidad y a su uso generalizado. Algunos tienen una vida media corta y en consecuencia son poco persistentes, mientras otros tienen una vida larga y por tanto son persistentes.

La persistencia de los plaguicidas puede provocar la contaminación del suelo y de las aguas superficiales y subterráneas y en consecuencia una pérdida de calidad en los alimentos y en el agua de bebida. De hecho, en los últimos años ha habido un incremento en el número de casos descritos de contaminación de las aguas por los plaguicidas y esto ha llevado a la Unión Europea (UE) a la promulgación de leyes para proteger el medio ambiente de la contaminación por el uso de estos compuestos.

Sin embargo, a pesar del riesgo potencial de contaminación del agua debido a la presencia temporal o permanente de estos compuestos, la existencia de residuos en suelos no está regulada y existen pocos estudios sobre la presencia de residuos de plaguicidas en suelos. 

Plaguicidas en la D.O.Ca. Rioja

En la D.O.Ca. Rioja la viticultura requiere la aplicación de grandes cantidades de plaguicidas (más de 12 kg de herbicidas, insecticidas y fungicidas por hectárea). No hay informes sobre los niveles de residuos de plaguicidas en los suelos de esta zona, aunque estudios previos han identificado la presencia de algunos plaguicidas en aguas superficiales y subterráneas en niveles superiores a 0,1 μg L–1. Los resultados obtenidos en el trabajo realizado revelaron la presencia de los herbicidas, fungicidas e insecticidas estudiados en suelos muestreados en las tres subzonas de la D.O.Ca. Rioja a los diferentes tiempos de muestreo, manifestando así una persistencia ambiental con potencial toxicológico.

Las concentraciones de herbicidas detectadas en los suelos durante las tres campañas de muestreo reveló diferencias significativas, siendo las concentraciones detectadas en marzo superiores a las encontradas en junio y octubre, que fueron similares. Sin embargo no hubo diferencias significativas entre las concentraciones de fungicidas e insecticidas detectadas en los diferentes tiempos de muestreo.

Este patrón parece coherente con la aplicación de herbicidas para la preparación inicial de los suelos y la posterior aplicación de fungicidas e insecticidas de acuerdo con las prácticas agrícolas programadas para los viñedos de la región. Es especialmente relevante la presencia del fungicida metalaxil, los herbicidas terbutilazina y fluometuron y el insecticida metoxifenozida. Los resultados están de acuerdo con los niveles de estos compuestos encontrados en aguas superficiales y subterráneas de la región en estudios anteriores llevados a cabo por los autores,y que ponen de relieve la necesidad de implementar estrategias para una aplicación más eficiente de estos compuestos sin el riesgo de contaminación del agua.

Premios y precios del vino: El caso de los Baco 2015

 Publicado el por Raúl Compés López (colaborador), Jonathan Campos Trigoso (colaborador)

Artículo con gráficos en PDF adjunto.

Uno de los grandes debates en el mundo del vino es la influencia de la calidad en el precio final. Se trata de un problema complejo por dos grandes razones: en primer lugar, porque el número de variables que influyen en la formación del precio es elevado y, en segundo, porque es difícil definir y medir de forma objetiva la calidad. En lo que se refiere al precio, este viene eterminado por, en el lado de la oferta, los costes de producción, la zona, el tipo de vino, la marca, la reputación de la bodega, la calidad y otros factores más, y por supuesto la demanda.

Por lo que se refiere a la calidad, si de por sí ya es un concepto controvertido para casi cualquier producto, en el caso del vino lo es aún más, por la diversidad y heterogeneidad de las características que engloba y por la presencia entre ellas de numerosos aspectos intangibles y emocionales. En cualquier caso, a priori, una relación positiva entre precio y calidad debería existir.

Una de las formas de aproximarse a la calidad del vino es a través de sus atributos de experiencia (Compés et al., 2014). Son estos aquellos aspectos del vino que el consumidor solo puede conocer en el momento de consumir el producto, y no antes. Se trata básicamente de la percepción sensorial que ocurre durante la degustación o cata. Para muchos, estos atributos constituyen el factor esencial a la hora de evaluar un vino, y son los que inclinan la balanza en la valoración dicotómica básica para muchos consumidores: “me gusta” frente a “no me gusta”.

Sin embargo, estos atributos plantean un problema, ya que el consumidor en algún momento del tiempo los desconoce (o ha desconocido) en el momento de la compra. Esto significa que elegir un vino que no se ha probado antes supone un “riesgo”, ya que las características organolépticas pueden no ser las esperadas. Bien es cierto que el consumidor puede elegir otras variables como la marca, el origen o la variedad como marcadores indirectos de la “calidad de experiencia”, pero esta información no elimina el riesgo. Esta fuente de asimetría informativa puede llegar a inhibir lgunas transacciones, en particular la de aquellos consumidores que no quieren, o no pueden, hacer experimentos.