Topic:

Perfil amínico de cuatro variedades blancas (Vitis vinifera L.) cultivadas en España: Airén, Cigüente, Moscatel de Alejandría y Verdejo

 Publicado el por M. Esperanza Valdés (colaborador), Mar Vilanova (colaborador), Daniel Moreno (colaborador), M. Inmaculada Talaverano (colaborador), Esther Gamero (colaborador), David Uriarte (colaborador), Jesús Yuste (colaborador), Amelia Montoro (colaborador), Juan R. Castel (colaborador)

Artículo con tablas en PDF adjunto.

Los compuestos nitrogenados son cuantitativamente, tras los azúcares, los nutrientes más importantes y necesarios para el crecimiento de la levadura y una adecuada fermentación del mosto [1]. Pero, en tanto que los azúcares están normalmente en exceso, no ocurre lo mismo con las sustancias nitrogenadas, por lo que el contenido de N es generalmente el factor metabólico que determina la tasa de fermentación [2]. La cantidad de estos compuestos oscila entre 60 y 2.400 mg N/l y la forman una gran variedad de moléculas: aminoácidos, amonio, proteínas, péptidos y polipéptidos, y en menor medida aminas,amidas, urea, pirimidinas, purinas, nitratos y nitritos [2].

Entre ellos, los aminoácidos tienen una importancia primordial, siendo necesarios unos niveles mínimos de NFA (Nitrógeno Fácilmente Asimilable), constituido por el nitrógeno amoniacal y el conjunto de todos los aminoácidos excepto la prolina, para un buen desarrollo de la levadura y para la finalización completa de la fermentación alcohólica. Además, son precursores de las propiedades organolépticas del vino al transformarse en alcoholes, aldehídos, ésteres, ácidos dicetónicos, etc., principales responsables del flavor [3,4].

Trabajos previos han encontrado que las diferencias y la tipicidad aromática varietal de los vinos son debidas en gran parte a las diferencias existentes en el perfil aminoacídico ya que determinados aminoácidos son precursores de compuestos aromáticos [5].

Aunque la cantidad y la distribución de estas sustancias están influenciadas por numerosos factores edafoclimatológicos y culturales [6], se ha demostrado que estos factores tienen sólo un efecto modificador y es la variedad el principal factor determinante de la distribución y de la cantidad de estas sustancias, habiéndose empleado el perfil aminoacídico para caracterizar y diferenciar variedades [7,8].

Para una variedad este perfil depende fundamentalmente del estado de madurez de la uva, pues no todas las variedades siguen la misma pauta de acumulación de estas sustancias durante el período de maduración [9]. El objetivo de este trabajo es analizar la composición nitrogenada de la uva de variedades blancas cultivadas en diferentes zonas vitícolas españolas en situación de semejante estado de madurez.

Influencia de la densidad de plantación en Tempranillo

 Publicado el por J.L. Asenjo (colaborador), Mª V. Alburquerque (colaborador), J.A. Rubio (colaborador), J. Yuste (colaborador)

Artículo con tablas en PDF adjunto.

La elección de la distancia entre plantas es una de las decisiones más importantes que hay que tomar durante el diseño de una plantación. La densidad de plantación tiene consecuencias a lo largo de toda la vida del viñedo en cuanto a fisiología de la planta, rendimiento, calidad de la cosecha (Hunter 1998b) y costes de plantación y de cultivo (Winkler et al. 1974).

En España, y más concretamente en el Valle del Duero, en las últimas décadas, se ha generalizado un espaciamiento de 3 m entre filas y de 1,5 m entre plantas (Pérez 2002). Esta elección de la densidad de plantación se basa fundamentalmente en necesidades de mecanización más que en la respuesta del viñedo ante distintas densidades de plantación.

Es difícil extrapolar los resultados de ensayos de plantación de una zona a otra, fundamentalmente cuando existen evidentes diferencias en el potencial productivo del medio (Archer 1991). La mayor parte de la información disponible procede de ensayos realizados en medios con mayor potencial productivo, fundamentalmente por una mayor disponibilidad hídrica. Los estudios en condiciones de baja capacidad de retención de agua del suelo y baja pluviometría son muy escasos.

Por ello, se llevó a cabo un ensayo en dichas condiciones de dos densidades de plantación, frecuentes en el Valle del Duero, con la finalidad de conocer los posibles efectos de la densidad sobre la productividad total, el rendimiento y la expresión cualitativa en la variedad Tempranillo, la más importante de la región.

La AESA analiza si la cepa de la Xylella fastidiosa en Italia no se extiende al viñedo

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

La Comisión Europea ha solicitado a la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (AESA) que analice los resultados de una serie de estudios realizados en Italia que, al parecer, demuestran que la cepa de la bacteria Xylella fastidiosa, que ha venido devastando los olivares de la región de Apulia (Puglia), en el sur del país transalpino, no afecta a la vid.

La Xylella fastidiosa (Wells et al.) es una de las bacterias más peligrosas para los vegetales en todo el mundo, que provoca una variedad de enfermedades con enorme impacto económico sobre la agricultura. Está considerada en la UE como un organismo de cuarentena y, por tanto, debe prohibirse la introducción y la propagación del mismo en todos los Estados miembros.

Precios del aceite 25-11-15

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en documento PDF adjunto.

La Junta de Andalucía prevé una producción superior al millón de toneladas de aceite de oliva en la región (+53%) en esta campaña

 Publicado el por SeVi (colaborador)

La producción de aceituna de almazara en la campaña 2015-2016 se acercará a los 5 millones de toneladas (4,95 millones) que, de acuerdo con los rendimientos estimados, permitirá una producción de aceite de oliva de 1.030.000 de toneladas, un 53% más que el año anterior, según las primeras previsiones del aforo del olivar presentadas en Jaén por la consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Carmen Ortiz, quien ha resaltado "la recuperación de la producción, que se situará en los niveles medios de las últimas cinco campañas, después de la baja cosecha del año pasado", una de las más escasas que se conocen.

Durante la presentación del aforo del olivar 2015-2016, la titular de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha insistido en que se trata de una primera estimación que se ha realizado a partir de "un trabajo exhaustivo y riguroso conforme a una metodología consolidada", y que hay que tomar con cautela porque son muchas las circunstancias que pueden hacer variar el resultado final a lo largo de la campaña de recolección. No obstante, Ortiz ha recalcado que los datos apuntan a una "buena campaña", con "perspectivas favorables para los mercados, tanto en producción como en precios". Además, tendrá una importante repercusión en el empleo, pues se esperan 17,55 millones de jornales -15,67 en la aceituna de almazara y 1,88 en la aceituna de mesa- un 43% más que los que generó la cosecha pasada.

Entre otras circunstancias determinantes para la cosecha final, la consejera ha explicado que la baja producción de la anterior campaña ha favorecido el efecto de la vecería, pero que, sin embargo, en este año se han producido "condiciones meteorológicas desfavorables, ya que durante la época de floración, en primavera, se registraron temperaturas muy altas que dieron lugar a un menor cuajado del fruto". Además, el caluroso verano y la escasez de precipitaciones han incidido en que las aceitunas tengan menor tamaño, aunque "las lluvias otoñales pueden contribuir a mejorar el calibre", ha confiado Ortiz.

La escasez de la campaña anterior ha provocado que las existencias actuales de aceite hayan alcanzado el nivel más bajo de los últimos años, apenas 180.000 toneladas en toda España; y que las exportaciones descendieran desde las 800.000 toneladas de hace dos años, que fue excepcionalmente buena, a las 574.000 vendidas al exterior de la cosecha 2014-2015, una cantidad que es "muy elevada" en proporción a la producción total, según la consejera.

Ortiz ha explicado que con las primeras previsiones del aforo, la suma de la producción (1.200.000 toneladas en España) más las reservas existentes permitirían una disponibilidad de aceite muy similar a la que se tuvo en la campaña anterior, de forma que se podría atender la demanda interior española (unas 500.000 toneladas), y recuperar un volumen de exportaciones en torno a 800.000 toneladas.

Estos datos, según la consejera, permiten vaticinar que se mantenga el buen tono de las ventas y unos niveles aceptables de precios, por lo que, ha asegurado, "podemos pensar que estamos ante una campaña buena, tanto para los productores, que podrán aumentar su renta, como para los comercializadores, que no tendrán problemas de abastecimiento".

En la reunión que Carmen Ortiz ha mantenido con diferentes organizaciones representativas del sector para darles a conocer el aforo, les ha emplazado a "trabajar para que esta campaña beneficie a todos los eslabones de la cadena de valor de forma equilibrada, desde el productor, que vea adecuadamente remunerado su trabajo, hasta el consumidor, que pueda acceder a un producto saludable como es el aceite de oliva a un precio razonable y acorde a su calidad".

Para ello, les ha recordado que van a contar con el respaldo de la Junta, que ha puesto a su disposición un Subprograma Temático dentro del Programa de Desarrollo Rural, que cuenta con 304 millones exclusivamente dedicados a este sector. Algunas medidas ya se han puesto en marcha, como las agroambientales, para los sistemas sostenibles de olivar, dotadas con 94 millones de euros, y las ayudas para la conversión y el mantenimiento del olivar ecológico, con 71 millones. En los próximos meses se convocarán las ayudas para la modernización de explotaciones, la mejora de la transformación y comercialización, así como las ayudas para los grupos operativos de innovación en el olivar, que contarán con más de 5,5 millones de euros.

Datos por provincias

Por provincias, Jaén, que es la principal productora y la que contabilizó una mayor caída en la campaña anterior, registrará el mayor aumento de producción, con 2.200.000 toneladas de aceituna para almazara, de las que se podrán obtener 485.000 toneladas de aceite, un 111% más que en la excepcionalmente baja campaña anterior, pero apenas un 1% por encima de la media de los últimos cinco años. Jaén es también la provincia donde más repercusión en el empleo tendrá la recuperación de la cosecha, ya que se esperan unos 6,4 millones de jornales -incluyendo recolección y otras labores relacionadas con la producción-, más del doble de los producidos el año pasado (en términos porcentuales, el incremento se estima en un 114%).

También son destacables los crecimientos de producción de aceite en Córdoba (54%), Málaga (24%), Cádiz (17%) y Almería (16%), en tanto que en Huelva, la única provincia que no se vio afectada por el descenso del año pasado, se producirá una bajada en esta ocasión del 37%. Granada y Sevilla se mantienen en niveles similares a la campaña anterior, con un descenso del 1%.

Aceituna de mesa

En cuanto a la producción de aceituna de mesa, se prevé un descenso del 8% respecto a la anterior campaña. Según las estimaciones, se recogerán un total de 409.983 toneladas, lo que, en comparación con la media de los últimos cinco años supone un descenso del 6%.

Por provincias, en seis se espera una menor cosecha que la pasada campaña, con descensos que oscilan entre el 18% de Sevilla, la provincia más productora, al 2% de Cádiz. Por el contrario, en Córdoba se estima un aumento de la cosecha muy significativo, del 35%, y del 9% en Málaga.

El olivar en Andalucía

El olivar es el principal cultivo de Andalucía, con más de 1,5 millones de hectáreas repartidas en unas 170.000 explotaciones distribuidas principalmente entre Jaén, Córdoba, Granada, Málaga y Sevilla. Entre el aceite y la aceituna de mesa suman casi 3.000 millones de euros de valor de la producción.

Este sector se caracteriza por una clara vocación exportadora. Andalucía lidera las exportaciones de aceite de oliva, con el 70,8 % del valor total nacional, y con el 70,7 % del valor total nacional en aceituna de mesa. En cuanto al consumo, en 2014 ascendió a 72.890 toneladas, 194 millones de euros, lo que representa el 17,66 % del total de España.