Topic:

Crece la incertidumbre sobre la posibilidad de un acuerdo comercial UE-Estados Unidos antes de final de 2016

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

Las negociaciones siguen su curso. (photo: )

Las negociaciones siguen su curso.

La polémica suscitada días pasados por la publicación de documentos confidenciales sobre el estado de la negociación entre la Unión Europea y Estados Unidos para alcanzar un Acuerdo Transatlántico para el Comercio y la Inversión (ATCI-TTIP) han elevado el grado de incertidumbre sobre esa posibilidad, a la vez que ha aumentado el sentimiento de oposición al mismo por la hipotética rebaja de los estándares comunitarios de seguridad y de calidad alimentaria, además de tipo social, laboral y medioambiental, que su firma conllevaría.

La falta de transparencia en el curso de las negociaciones es lo que ha llevado a este auge de la desconfianza entre la Comisión Europea y la Administración norteamericana y al auge de movimientos sociales e incluso gubernamentales (Francia, por ejemplo) que han expresado su opinión contraria al mismo.

España es líder europeo y mundial en varias producciones agrícolas de tipo mediterráneo, entre ellas la producción vitivinícola, que se vería muy beneficiada por un acuerdo UE-EE.UU. que abriría bastantes más oportunidades en el mercado norteamericano que hasta ahora. Pero hay otras producciones, sobre todo las de los sectores ganaderos, con costes de producción y estándares de tipo medioambiental muy inferiores en Estados Unidos, cuya supervivencia en el mercado depende del mantenimiento y respeto del modelo europeo de producción.

El sector del vino se juega, además, como ya avanzó la SeVi, en su día, la posibilidad de incluir un paquete o capítulo específico en el futuro acuerdo, que incluiría también a las bebidas espirituosas, dada la experiencia que se tiene ya con el “Wine Accord”, que en una segunda fase iría más allá, completando y mejorando las imperfecciones de este último, como por ejemplo y como propone la CE, con la creación de un Comité bilateral de comercio para vinos y espirituosas y de un marco legal estable y previsible.

A continuación, información exclusiva para suscriptores.

La dimensión económica de las explotaciones vitícolas aumentó en los últimos años

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

Según un reciente estudio del Ministerio de Agricultura, en el que se comparan los resultados de la Encuesta sobre la Estructura de las Explotaciones Agrarias 2013 con el último Censo Agrario 2009, la dimensión económica de las explotaciones vitivinícolas se incrementó durante los últimos años, en paralelo al proceso de concentración paulatina de las parcelas.

La dimensión económica de estas explotaciones se mide a través de la denominada Producción Estándar (PE), que es el valor monetario de la producción bruta a la salida de la explotación, es decir, en origen y antes de descontar los costes de producción y otros gastos, y sumar las ayudas o subvenciones.

En este sentido, según los datos del Magrama, el número de explotaciones según la Orientación Técnico Económica (OTE) y el estrato de Producción Estándar (PE) se elevaba en 2013 a 69.600, un 3,4% más respecto al último Censo Agrario de 1999, lo que supone un 7,2% de todas las explotaciones agrarias de España (965.000, un 2,5% menos).

A continuación, información exclusiva para suscriptores.

Una barrera más superada

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

Está bastante claro que el tema de la Organización interprofesional del Vino en España (OIVE) y su extensión de norma, lejos de solucionarse y permitir su puesta en marcha tras casi dos años transcurridos desde su constitución el 31 de julio de 2014, sigue levantando ampollas, que van más allá de cuestiones burocráticas o de procedimiento, como pudiera ser su publicación en el BOE.

El malestar creado entre la OIVE y las Denominaciones de Origen españolas, representados por la Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas (CECRV) promete ir mucho más allá y convertirse en un grave obstáculo para su desarrollo.

La convicción con la que desde las organizaciones fundadoras de la OIVE se entiende que no es posible legalmente darle cabida a los Consejos Reguladores como socios, al no poder incluirse en el ámbito profesional recogido en el artículo 6 de sus Estatutos; contrasta con la posición mantenida por la CECRV que, ante lo publicado en la pasada editorial anunciando que “…parecen superados los primeros roces…”, se han apresurado a aclarar, con gran rotundidad, en una nota interna que “…no entendemos en qué se basa esa afirmación, porque la posición de la CECRV o de los Consejos Reguladores en relación a la OIVE no ha variado en modo alguno en los últimos meses. Tal y como ha quedado de manifiesto en las últimas dos asambleas generales, se le ha transmitido que los Consejos Reguladores siguen sin entender ni aceptar que no se haya contado con ellos para darle forma a la OIVE…”.

La OIVE tendrá extensión de norma

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

Visto lo visto, no nos debería sorprender mucho encontrarnos con que alguna extraña razón acabara provocando que se demorara algún tiempo más la publicación de la Extensión de Norma, que permita poner en funcionamiento la Organización Interprofesional del Vino Español (OIVE). Pero, de no ser así, el compromiso del Magrama es hacerlo en el plazo de menos de un mes. Lo que permitiría su aplicación de cara ya a la próxima campaña.

Sin duda, será una excelente noticia que habrá que ratificar con la Orden Ministerial que se publique en el correspondiente Boletín Oficial del Estado (BOE), pero que, en mi opinión, supone un paso de gigante para el desarrollo del sector.

Está claro que ni la OIVE, ni su Extensión de Norma, ni la contratación del personal que la haga realidad, ni las campañas que vayan a desarrollar… van a solucionar todos nuestros problemas. Entre otras cosas porque una buena parte de ellos se encuentran en nuestra propia forma de ser, que se extiende también a nuestra clase política y la forma que tienen que hacer las cosas. Pero, al menos, supone la respuesta a una necesidad. Como es que el sector aborde de forma conjunta los problemas más graves a los que debe enfrentarse, como son la información actualizada y transparente y la pérdida de consumo o las grandes dificultades con las que se incorporan al mismo las nuevas generaciones. Dos asuntos que figuran como objetivos prioritarios en el documento fundacional de la OIVE y que debemos confiar aborden desde el primer momento.

Mercados 25-05-16

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en documento PDF adjunto.