Topic:

La exportación de la D.O.Ca. Rioja bajó un 2,24% en volumen en 2019

 Publicado el por Antonio Egido (colaborador)

La Denominación de Origen Calificada Rioja ha cerrado el balance de 2019, con un total de 255.914.084 litros, lo que supone un descenso del -2,84% sobre los 263.338.705 litros comercializados en el año 2018. Pero tenemos en la memoria los datos de la anterior vendimia, que en litros comercializados supusieron una caída de ventas del -7,35% respecto al año 2017, que fueron de 284.171.963 litros. Esta última cifra supuso un pequeño aumento del 0,64% sobre las cifras de 2016, que fueron de 282.445.109 litros.

Del total de ventas del año 2019, en el mercado nacional se quedaron 161.625.056 millones de litros, es decir un -3,18 sobre las cifras del 2018

en que se colocaron en el mercado interior 166.887.988 litros, y que fueron a la vez, un -5,12% que el año 2017. Viajaron a los diferentes mercados exteriores el año pasado 94.289.028 litros, un -2,24% sobre la referencia de ventas del 2017, que fueron de 96.450.717 litros, con una caída del 10,98%, importante, sobre la referencia del año 2017, que se quedaron en 108.344.804 litros.

Con estos datos, la comercialización total con la que el Consejo Regulador del Rioja cierra el año 2019, es inferior a la realizada en los 9 años anteriores en esta Denominación de Origen. Recordemos: en 2018 fueron de 263.338.705 litros; en 2017, 284.171.963 litros; los de 2016, 282.445.109 litros; los de 2015, 284.023.663 litros; los de 2014, 280.789.424 litros; los de 2013, 277.167.280 litros; los de 2012, 266.415.555 litros; los de 2011, 268.905.537 litros y en 2010, 267.117.831 litros; en 2009, se comercializaron 236.097.895 litros y en 2008, 251.909.233 litros. 

Vista la comercialización del vino de Rioja a través de los fríos números de las estadísticas, por lo menos dejamos remarcado que en el año 2019 en Consejo Regulador tiene que aportar un -2,84% sobre las ventas del año anterior en toda su comercialización y en el mercado exterior un -2,24%, cuando las cifras de 2018 sufrieron un descenso del -7,35% en toda la comercialización y un -10,98% en el mercado internacional.

Mercado exterior del Rioja

Los 94.289.028 litros de Rioja que se han comercializado el año pasado fuera de nuestras fronteras siguen recalando, especialmente, en los mercados del Reino Unido, Alemania y Estados Unidos –que siguen siendo los tres importadores más importante– pero que podemos completar el listado del top 10 de los mercados externos con los siguientes países: Suiza; Rusia, que en 2019 se ha colocado en el puesto 5º ascendiendo desde el 8º; Holanda; Canadá; China, que ha descendido desde el puesto 6º del año pasado al actual 8º; Suecia e Irlanda, que es nueva en este listado, y que ha provocado la salida de estos primeros diez países a Bélgica. Al resto de los mercados del Rioja, que llegan a ser un centenar, se les ha vendido 18.198.355 litros, con una caída del -2,17% sobre las cifras del 2018 que fueron de 18.378.256 litros, pero que siguen suponiendo el 19,27% del total del vino comercializado en el mercado exterior.

Los dos principales países importadores de vino de esta Denominación Calificada, siguen siendo Reino Unido y Alemania, mercados que, no obstante, han acumulado unas bajadas de consumo de un -2,87 y -7, 93% respecto al año pasado, cuyas caídas de consumo fueron, recordamos, del -16,11% y -15,51%, respectivamente. De esta forma, al Reino Unido llegaron 29.005.746 litros (el año anterior, 29.862.302 litros) lo que significa el 30,76% del total exportado, mientras que el mercado alemán importó 12.809.250 litros (13.912.524 litros en 2018), lo que supone un 13,59% del total. A los Estados Unidos viajaron 9.546.950 litros, el -1,38% de los 9.679.784 litros que se vendieron en 2018; el mercado suizo consumió, más o menos, la misma cantidad que el año pasado, es decir 5.304.824 litros con una mínima subida del 0,13% sobre los 5.297.966 litros de la vendimia anterior, y la sorpresa la ha ofrecido el mercado ruso donde llegaron 3.740.094 litros, lo que supone un 22,86% más que en 2018. En sexto lugar figura el mercado de Holanda, que ha consumido 3.692.317 litros, con una mínima bajada del -0,90 sobre los 3.725.669 litros de comparación; Canadá que con 3.597.883 litros ha ganado un 3,45 sobre los 3.477.918 litros del año anterior. La caída del mercado chino, ha sido de un -17,72%, por lo que en el 2019 se vendieron 2.881.122 litros frente a los 3.501.411 litros de 2018, caso muy especial pues ya había perdido el -19,27% sobre los datos de 2017. Queda informar que los mercados de Suecia, con 2.826.990 litros y un 1,55% más sobre los datos que aportaba la vendimia anterior, 2.783.891 litros y finalmente la subida a este ranking del mercado de Irlanda, donde se han comercializado 2.685.497 litros con un aumento sobre sus cifras del año anterior del 4,79%.

En el año 2019, las cifras del mercado exterior muestran una bajada sobre los datos comparativos del -2,24%, si bien debemos de dejar apuntado que el vino blanco consumido en el exterior ha sido de 7.520.698 litros con una subida del 18,28% sobre los datos comparativos del año anterior, en que se exportaron 6.358.373 litros. También hay que anotar el repunte de los vinos rosados que en 2019 fueron consumidos 4.823.474 litros con un aumento del 1,36% sobre los 4.758.848 litros de referencia del año 2018. Finalmente, sobre los vinos tintos, indicar que se comercializaron en el mercado externo 81.944.856 litros con un descenso del -3,97 sobre los datos de referencia del año anterior en que se comercializaron 85.333.496 litros. Estos mismos datos nos sirven para indicar que el 85% de los vinos de Rioja que salen a los mercados internacionales son tintos, seguidos de los blancos, con el 9% y los rosados que son el 6%.

Y por aportar algunos datos positivos en un mercado internacional cambiante, indicar que la venta de los blancos de Rioja sin crianza ha aumentado un 18,31%, con 7.413.924 litros; los de blanco con crianza que han aumentado en un 47,59%, con 36.558 litros y los de reserva, un 5,40%, pero colocando en el mercado 67.343 litros. Sobre los vinos rosados, poco hay que indicar pues el aumento en las ventas ha sido en el último año de 1,36%.

Artículo con tablas aquí.

Fecoar valora positivamente los resultados del proyecto Oídio Detection

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

A principios de 2018, se inició el proyecto Oídio Detection, programa de 24 meses cuyo objetivo principal era el de dotar a los viticultores riojanos de una potente herramienta que les permita conseguir por un lado una agricultura más sostenible debido a la reducción de aplicación de productos sanitarios, y por otro lado también más rentable al reducir los costes asociados a la producción.

Cuando hablamos de oídio, nos referimos a una enfermedad endémica en nuestra región que, en condiciones climáticas favorables, puede causar daños considerables en ese patrimonio tan preciado e importante en nuestra economía regional, el viñedo. Podemos afirmar que dicha enfermedad ha traído consigo la necesidad de aplicar ciertos tratamientos costosos, no necesariamente sostenibles y muchas veces poco efectivos.

Así, el grupo operativo de este proyecto, formado por las principales asociaciones representativas del sector, varias bodegas, investigadores y empresas tecnológicas, se ha volcado en desarrollar y poner en práctica un modelo predictivo adaptado a las condiciones y peculiaridades de nuestro viñedo.

En este sentido, durante estos últimos dos años se eligieron varias parcelas de viñedo afectadas por esta enfermedad y que fuesen representativas de las diferentes zonas de nuestra región. En cada una de ellas se llevo a cabo ambos años varios ensayos específicos (distribución de testigos, repetición de tratamientos) todo ello en base a diferentes criterios: uno “predictivo” basado en las recomendaciones de la herramienta creada a tal fin (Modelo Gubler-Thomas), y otro “convencional” basado en el criterio del viticultor.

Como resultado del proyecto tras estos dos años podemos resaltar que durante la campaña 2018, la infección por oídio se manifestó con mucha severidad en la mayor parte de La Rioja, al contrario de lo que sucedió en 2019 en la que se manifestó con muy poca severidad. Con la ayuda del Modelo Gubler-Thomas en la toma de decisiones durante ambas campañas se logró reducir el número de aplicaciones en más de un 20% en más de la mitad de las parcelas ensayadas.

Es importante resaltar que el impacto estimado en los objetivos de este proyecto para los 16.500 viticultores y las más de 500 bodegas que componen el sector vitivinícola riojano es reducir al menos en un 20% las aplicaciones de productos fitosanitarios por parte de la mitad de los viticultores. Esto supondría un ahorro económico de un 1.100.000 € aproximadamente y medioambiental de 9.538 litros de producto fitosanitario al año.

Desde Fecoar, se valoran de forma positiva los resultados de este proyecto y pese a la disparidad de ambas campañas parece factible poder lograr al menos este impacto con la ayuda de modelos predictivos. En vista de los resultados obtenidos en los testigos de 2019, podría contemplarse incluso la aplicación de menos tratamientos frente al oídio.

La UAGR-COAG presenta alegaciones al Ministerio sobre las medidas extraordinarias para el sector vitivinícola

 Publicado el por UAGR-Coag (colaborador)

La Unión de Agricultores y Ganaderos de La Rioja ha trasladado a la Consejería de Agricultura y al Ministerio (a través de COAG, coordinadora de la que la UAGR forma parte) sus alegaciones al proyecto de Real Decreto de medidas extraordinarias para el sector vitivinícola ante la crisis provocada por la Covid-19. Son las siguientes:

  1. En primer lugar, la UAGR-COAG considera que el RD debe defender prioritariamente el modelo de viticultura de calidad (que es el que se practica en la D.O.Ca. Rioja). Por este motivo, la Unión sostiene que “en esta situación de crisis no podemos seguir apoyando con disposiciones normativas y ayudas europeas un modelo de viticultura productivista en detrimento de otros modelos que han apostado históricamente por el control de rendimientos, vinos de calidad y equilibrio entre oferta y demanda. El Covid-19 ha afectado principalmente al canal Horeca en donde los vinos de calidad se han visto especialmente perjudicados”.
  2. Desde la UAGR y desde COAG se considera que es necesaria una mayor dotación económica para lograr la efectividad de las medidas previstas, así como una mejor distribución de las mismas, para que no se penalice a las Denominaciones de Origen que en su apuesta por la calidad tienen bajos rendimientos productivos y mayores costes de producción.
  3. Respecto a las ayudas a la destilación reclaman precios justos y equitativos en función de los rendimientos de producción y, por tanto, del gasto de elaboración del vino en cada una de las D.O.P.: “El importe de 0,4 €/litro para el vino con D.O.P. se queda insuficiente en el caso de D.O.P. que han apostado por la calidad, y no tanto por la cantidad, reduciendo sus rendimientos productivos y aumentando así los costes del vino elaborado. Por lo que dicho importe debería tener en cuenta los rendimientos productivos en cada una de las D.O.P. para poder realizar una retribución equitativa de la ayuda en función de los costes de producción de dicho vino y corresponderse con valor del vino a destilar, en caso contrario la ayuda no será efectiva y está medida de destilación de crisis no será atractiva para los vinos con D.O.P.”.
  4. Apuesta clara por la vendimia en verde. “Si el importe de la ayuda para las medidas de destilación y de almacenamiento privado no se incrementa y se adapta a las necesidades de los vinos con D.O.P., la cosecha en verde debiera ser la prioritaria para los viticultores de vinos de D.O.P.”. Una medida, en opinión de la UAGR-COAG que, para hacerla atractiva, debería elevar el importe máximo a abonar a los viticultores que se acojan a ella (pasando del 50% previsto al 60% del precio medio de la uva en las tres últimas campañas).

La D.O.P. Navarra crece un 12% en el exterior

 Publicado el por Antonio Egido (colaborador)

La Denominación de Origen Navarra cerró el año 2019 con la comercialización total de 34.068.833 litros de vino embotellado, de los cuales, 10.643.120 litros salieron al mercado internacional, lo que supone un aumento del 12,03 % sobre la cifra del año anterior, el 2018, en que vendieron en el mercado exterior 9.499.885 litros de vino embotellado. Una importante recuperación de comercialización del vino de esta Denominación de Origen en comparación con el año anterior, si bien, en su histórico, recordamos que en el año 2017 vendieron 11.063.390 litros; en 2016, 11.662.321; en 2015, 12.236.175 litros o en 2014, 13.373.485 litros.

En el mercado interior esta Denominación, la comercialización se ha quedado en los 23.425.713 litros de vino embotellado, con un mínimo descenso de ventas, -0,35 % sobre los datos de 2018 que fueron de 23.507.095 litros, y los 23.797.310 litros con los que cerraron el año 2017.

No obstante, el Consejo Regulador de esta Denominación de Origen se sigue acordando del 2014, año que sigue marcando el récord absoluto de cifras, al colocar en el mercado nacional, 24.167.640 litros y en el extranjero, 13.373.485 litros lo que supusieron un total de 37.541.125 litros. Con el cierre de 2019 supone también volver a la cifra de los 34 millones de litros que dados los tiempos que corre no es un mal dato, sino todo lo contrario.

En cuanto al ranking de los 10 mercados exteriores de la Denominación de Origen Navarra correspondiente al año 2019 de vinos embotellados, se mantienen los tres primeros puestos del año pasado que son, por este orden: China, Alemania y el Reino Unido. Hasta el mercado chino viajaron 3.037.156 litros, (2.514.200 litros en 2018), por lo que absorben el 28,54 % del total del vino de Navarra que sale de nuestras fronteras; a Alemania enviaron 1.637.501 litros (1.744.926 litros el año anterior), lo que supone el 15,39 % de todo el mercado exterior y en tercer lugar está el mercado del Reino Unido con una cifra de 1.064.795 litros (1.178.801 litros en 2018), lo que supone el 10,00 % de todo lo exportado.

Por debajo del millón de litros exportados, encontramos mercados como el holandés, a donde se mandaron 873.663 litros, más que los 712.218 litros de la vendimia anterior, con una cuota de mercado exterior del 8,21 %; EE.UU. a donde llegaron 619.618 litros, bastante más que los 484.411 litros del 2018 y una cuota de mercado del 5,52 %; Canadá que consumió 409.841 litros, superiores a los 400.287 litros del 2018, lo que supone el 3,85 % del total exportado; Suiza, con 537.027 litros, bastante más que los 311.660 litros del año anterior y un 5,05 % del total exportado; Japón con 146.383, consumo inferior a los 208.124 litros del 2018 y una cuota del 1,38 % del mercado exterior; Noruega, a donde viajaron el año 2019, 226.732 litros, ligeramente superiores a los 200.786 litros de la vendimia anterior y una cuota de mercado del 2,13 % y finalmente Bélgica donde consumieron 211.769 litros, superiores a los 195.605 litros, lo que supone el 1,99 %. Señalar que salvo en los mercados alemán, inglés y japonés, la comercialización del año 2019 ha ido en aumento.

La Denominación de Origen Navarra ha conseguido mantener su cuota de mercado en el mercado chino, recuperando incluso la cifra de 2017, que fue de 2.876.441 litros, en lo que es el primer país importador y manteniendo su potencial de mercado en posible expansión, de hecho, en el año del análisis, se han consumido 522.956 litros más que en 2018.

Un año más, se ha mantenido la distribución de comercialización de los vinos tintos, rosados y blancos pues entre un 65 y un 70 % de los mismos son los que se quedan en el mercado interior mientras que entre el 35 y el 30% es el que sale de nuestras fronteras. Y, además, prácticamente el 75 % de los vinos que cruzan nuestras fronteras, llevan la etiqueta de tintos, mientras que tanto los rosados como los blancos, se reparten el 25 % restante con ligeras subidas y bajadas, aunque repartidos prácticamente en la mitad, un 12,5 % por cada uno de estos colores de vino.

De esta forma, en el año 2019, el mercado exterior ha consumido un total de 7.710.630 litros de vino tinto embotellado, 1.585.149 litros fueron los vendidos de vino rosado (en su tiempo los más prestigiosos de esta Denominación), mientras que 1.347.341 litros embotellados correspondieron a los blancos. Al cierre del año 2019, tanto los vinos tintos como los blancos han experimentado un aumento de ventas con referencia al año anterior y los rosados fueron los únicos que bajaron su comercialización, en 91.951 litros.

Artículo con tablas aquí.

Mercado exterior del txakoli del País Vasco

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Tres son las DD.OO. que llevan el apellido de txakoli y las tres están en el País Vasco: Getariako Txakolina, que es la más grande, seguida de la Bizkaiko Txakolina y la más pequeña en números, la Arabako Txakolina.

D.O.P. Getariako Txakolina

La primera de las tres DD.OO. de txakoli del País Vasco en volumen es la Getariako Txakolina, que a primeros del año 2020 dio a conocer los datos de su última campaña 2018/19 indicando que la producción había sido muy similar a la del año anterior, fijando lo cosechado entre los 3.050.000 y 3.100.000 kilos de uvas con las que se elaboraron 2.373.000 litros.

De este volumen se dedicaron a la exportación en el periodo 2018/2019, 416.509 litros, prácticamente un 2% menos que en la temporada 2017/ 2018 que se exportaron 419.894 litros, pero muy superiores a los datos que acumula esta Denominación en su histórico. En 2016/2017 fueron a la exportación, 334.630 litros; en 2015/2016, 329.476 litros o en 2014/2015, 242.110 litros, al tiempo de recordar que fue precisamente en este último año cuando esta Denominación superó los 200.000 litros comercializados internacionalmente.

Estos datos de exportación de la última campaña, suponen el 15% de la producción total, completando la comercialización del txakoli con su principal mercado que está en el propio País Vasco donde se queda la mayor parte de su producción, que acapara prácticamente el 80% del mercado y que además tiene como lugar de destino tanto Madrid como Barcelona.

Poniendo la mirada en ese mercado internacional, vuelve a destacar un año más el de los Estados Unidos que sigue siendo el país que más txakoli acoge. En el último año, fueron 280.500 litros, por lo tanto, superiores a los 271.423 litros que viajaron hasta el mercado americano en 2017-2018. En segundo lugar, se han situado los Países Nórdicos, entre los que ha crecido mucho el mercado noruego, donde han desembarcado 31.841 litros, a los que hay que sumar los de Suecia, que han importado 8.382 litros y Finlandia, con 6.075 litros. Basta apuntar que el año anterior, a Noruega llegaron 13.563 litros y a Suecia 9.266 litros, mientras que Finlandia no figuraba en los datos generales. El siguiente país importador de txakoli en el ranking es Reino Unido donde se han consumido 21.575 litros, seguido de Francia con 17.385 litros y Japón con 17.703 litros, mercado en el que ha disminuido sensiblemente el consumo de este producto, ya que el año anterior consumieron 22.077 litros. Tras este país asiático se sitúan mercados como el australiano con 5.445 kilos (el año anterior 2.376 litros) y Rusia, con 4.500 litros, los mismos que en el periodo 2017-2018.

Los datos de este Consejo Regulador, nos indican que la superficie de viñedo en producción en el período 2018/2019 fue de 393 hectáreas siendo elaborado este txakoli por las 33 bodegas inscritas en la D.O.P. Getariako Txakolina.

D.O.P. Bizkaiko Txakolina

La Denominación de Origen Bizkaiko Txakolina celebró a lo largo del año 2019 su 25º aniversario, lo que les ha servido para organizar diferentes actividades paralelas a sus naturales funciones de cuidar los campos, vendimiar, elaborar el vino y, por supuesto, comercializarlo.

El volumen de txakoli producido en la cosecha 2019 fue de 1.524.354 litros, entrando en bodega 2.278.159 kilos de uvas, superiores a los 1.228.858 litros comercializados en 2018 tras la entrada en bodega de 1.840.236 kilos de uvas, lo que supone un aumento del 25,51% respecto a la añada anterior aunque sigue estando por debajo de la de 2016 que marcó el máximo de esta Denominación, con 1.825.195 litros de 2.714.984 kilos de uvas. Además, las bodegas han declarado haber elaborado 3.850 litros de vinos de vendimia tardía y 1.000 litros de Espumoso de Bizkaia, volumen que no incluye la producción de la Bodega Experimental de la Diputación Foral de Bizkaia. El Consejo Regulador precisa que la entrada en producción de nuevos viñedos (21 hectáreas plantadas entre los años 2012 a 2015) ha influido positivamente en el volumen total de la producción, aunque el incremento de la producción de uva no ha sido suficiente para las necesidades del sector y expectativas que se habían marcado tras la corta cosecha de 2018.

En esta Denominación de Origen ha contado con 428 hectáreas que han sido trabajadas por 199 titulares siendo el txakoli blanco el principal producido ya que de este vino se elaboraron 1.496.338 litros, es decir el 97,72% de toda la producción, dejando para el txakoli tinto, 19.068 litros y el 1,24% del total y para el txakoli rosado, 8.948 litros, es decir el 0,58% de todo lo elaborado. Los vinos de vendimia tardía han supuesto 455 litros, un 0,30% y los de espumosos 240 litros, es decir el 0,16% de todo lo producido.

Además, hemos podido conocer por la Memoria de 2019 que los Bizkaiko Txakolina en el mercado exterior, han vuelto a ofrecer un crecimiento significativo de ventas en Holanda, que compensa el descenso que se ha producido en el mercado japonés, si bien este se mantiene como uno de los destinos de referencia en las exportaciones, por delante del Reino Unido, un destino sobre el que pesa la incertidumbre de lo que sucederá en el futuro a partir del Brexit. Estados Unidos también se reafirma un año más como el principal mercado internacional de estos vinos. No obstante, las cifras globales nos indican que en el año 2019 se vendieron en el mercado exterior 52.401 litros, que son inferiores a los 67.471 del año 2018, en un 22,40%, si bien superiores a los vinos comercializados internacionalmente en los años anteriores al 2017 que fueron 44.720 litros, 42.973 litros en 2016, 49.807 litros en 2015 y 40.971 en 2014.

Acudiendo a los datos concretos, los Estados Unidos consumieron 22.374 litros, inferiores a los 29.394 litros del año anterior. El segundo país importador de este vino es el japonés, cuyas cifras en 2019 han sido 5.220 litros frente a los 14.128 litros del año anterior, bajón que se compensa con el mercado holandés donde se han pasado a los 6.237 litros frente a los 1.734 del año anterior y por último el del Reino Unido a donde llegaron y consumieron, 3.742 litros, menos que los 5.342 litros del año 2018.

D.O.P. Arabako Txakolina

Y finalmente aportamos los datos de la D.O.P. Arabako Txakolina que es, en tamaño, la más pequeña de las tres del País Vasco en el vino de txakoli. Unos datos en 2019 que nos sitúan a esta Denominación, en la que están inscritos 37 viticultores que trabajan en el campo en 99,81 hectáreas y que cuenta con 7 bodegas inscritas, de las cuales 1 no es embotelladora, el resto sí.

La producción conseguida entre agosto de 2018 y julio de 2019 fueron de 511.380,52 kilos de uva vinificada, siendo el volumen de vino calificado de 328.160 litros. Y sobre la comercialización de esta Denominación de Origen, debemos marcar, pues así nos lo dice su Consejo Regulador, que el mercado interior consumió 244.660 litros, al tiempo que salieron al mercado exterior 41.200 litros. Lo datos de 2018 nos hablaban de lo que supone una caída de prácticamente un 11% con referencia a lo recogido el año anterior, que fueron de 455.128 kilos de uvas que se convirtieron en 292.063 litros. Datos que supusieron una recuperación sobre al año catastrófico del 2017, debido a las heladas de la primavera, en que se etiquetaron 350.000 botellas. No obstante en el histórico de esta Denominación se siguen destacando las vendimias de los tres años anteriores: en la de 2016 entraron en las bodegas de Arabako Txakolina, 662.000 kilos, lo que supusieron 459.236 litros, una cifra ligeramente superior a los 2015, con 641.500 kilos de los cuales, 239.305 litros se quedaron en el mercado nacional y 14.100 litros se consumieron en el mercado internacional, quedando el resto de existencia en bodegas, lo que es una cifra sensiblemente inferior en exportación a la del histórico de esta Denominación.

A lo largo de estos últimos años, y con muy ligeros cambios de uno a otro, se vienen mantenido las cifras de que el 80% de la producción de txakoli de la Arabako Txakolina termina siendo consumida en España, mientras que el 20% restante sale de nuestras fronteras para terminar, especialmente, en los mercados de Estados Unidos, seguido por este orden: Reino Unido, Japón, México, Canadá, Francia, Portugal, Noruega o Colombia, que vienen siendo tradicionales, a los que cada año se van añadiendo nuevos destinos exteriores.

Artículo con tablas aquí.