Topic:

Ismael Arroyo y Pilar Pérez Albéniz, primeros Premios Herencia Ribera en reconocimiento a los creadores de la D.O.P. Ribera del Duero

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Ismael Arroyo y Pilar Pérez Albéniz. (photo: )

Ismael Arroyo y Pilar Pérez Albéniz.

El Consejo Regulador de Ribera del Duero, en colaboración con el Ayuntamiento de Aranda y la Ruta del Vino, ultima los detalles para la celebración de la III Gran Fiesta de la Vendimia Ribera del Duero los próximos 27 y 28 de septiembre.

Entre las actividades programadas para ese fin de semana, el Consejo Regulador ha anunciado la primera entrega de los Premios Herencia Ribera con el objetivo de reconocer la aportación y el esfuerzo de personas fundamentales en la fundación de la Denominación de Origen, que han hecho de la comarca Ribera del Duero lo que es en la actualidad, dejando una huella imborrable. Muchas de estas personas han estado en la sombra, sin ocupar mayor protagonismo y con la humildad de luchar por convertir la Ribera y sus vinos en un referente. En esta primera edición los premiados serán Ismael Arroyo y Pilar Pérez Albéniz.

Ismael Arroyo empezó a plantar viñas cuando no se le daba el valor que tienen en la actualidad y en 1979, con el apoyo de sus hijos, comenzó a elaborar y embotellar su propio vino. Fue un hombre hecho a sí mismo, que desde niño ayudaba a su padre y sus abuelos en las viñas, haciendo el vino en el lagar y limpiando las viñas en la bodega subterránea. Fundó su propia bodega antes de la creación de la Denominación de Origen y luchó junto a un reducido número de viticultores bodegueros en la fundación de la Denominación de Origen Ribera del Duero, que recibió la aprobación oficial en 1982.

Considerado uno de los grandes viticultores y pioneros de Ribera, Ismael fue un hombre trabajador, querido y admirado por todos por su carisma y su bondad. Ismael Arroyo, falleció el año pasado y recogerán el galardón a título póstumo sus hijos, coincidiendo con el 40ª aniversario de la fundación de la bodega.

Por otro lado, la segunda premiada, Pilar Pérez Albéniz, propietaria de la bodega Peñalba López-Finca Torremilanos, es una de las fundadoras de la Denominación de Origen y una mujer pionera y adelantada a su época. Participó en la fundación de la denominación en la sombra, ya que fue su marido uno de los ejecutores del proceso y posteriormente presidente de la Denominación de Origen Ribera del Duero.

A pesar de no haber tenido nunca un papel protagonista, es un elemento esencial de la historia de la Ribera del Duero, considerada por todos una mujer valiente y emprendedora, que abrió camino a las mujeres que vinieron después. Pionera en prácticas innovadoras como el uso de la biodinámica o el cultivo ecológico, Pilar también es precursora en fomentar las primeras grandes promociones internacionales de Ribera del Duero, así como de impulsar el enoturismo de la zona tras inaugurar su Hotel en Finca Torremilanos hace ya más de 15 años.

El acto de entrega del Premio Herencia Ribera, que concede el Pleno del Consejo Regulador de Ribera del Duero, se entregará el sábado 28 de septiembre en una ceremonia que tendrá lugar en el escenario Ribera del Duero (Parque de la Isla) y que contará con la presencia del Pleno y con un homenaje musical.

La Ribera del Duero se hermana con Galicia

También, como parte de las actividades programas para la III Gran Fiesta de la Vendimia, el Consejo Regulador Ribera del Duero celebrará un hermanamiento cultural con Galicia desde el escenario Ribera en el Parque de la Isla, el 28 de septiembre a las 17.30 h. Durante el acto, participarán el grupo de danza castellana de la Escuela Municipal de Folclore del Ayuntamiento de Aranda y desde tierras gallegas actuará el Grupo de baile y Banda de Gaitas Airiños do Castelo del Círculo Cultural y Deportivo Santa Eulalia de Mos, con sus bailarines, gaiteiros, pandereteiros y tambores. El grupo gallego Luar na Lubre, una de las bandas de referencia de música folk de nuestro país, será el encargado de poner el broche de oro a este hermanamiento con una actuación musical para el disfrute de todos.

Las bodegas de Baños de Ebro triunfan en el Concurso de Vinos Fiesta de la Vendimia de Rioja Alavesa 2019

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Como preámbulo a los festejos de la 26ª Fiesta de la Vendimia de Rioja Alavesa, en Baños de Ebro-Mañueta, tuvo lugar la entrega de premios del Concurso de Vinos Fiesta de la Vendimia de Rioja Alavesa-2019. El concurso nació en paralelo a la cita festiva, por lo tanto, cumple también 26 ediciones. Desde hace varios años la participación se ha venido moviendo entre 260 a 280 vinos, este año se han llegado a 311, lo que supone un 18% más que la anterior edición, que fueron 264.

Repasando el listado de los veinticuatro vinos premiados, tres en ocho apartados más la mención especial a vinos jóvenes elaborados con el método de maceración carbónica, las bodegas del municipio de Baños de Ebro han sido las más premiadas, en total cinco galardones han ido a parar a bodegas de la mencionada localidad. Es el mismo número que el pasado año. Siguiendo con la guía marcada en el Consejo Regulador del Rioja y teniendo en cuenta las zonas, podemos decir que Rioja Alavesa se ha llevado 17 premios, por 6 de Rioja Alta y 1 de Rioja Oriental.

Por bodegas son varias las que han obtenido más de un premio. Destacar que Bodegas Altún de Baños de Ebro ha conseguido tres. Con dos premios han quedado Valdelana (Elciego), Campinún (Yécora), El Coto (Oyón) y Solabal (Ábalos).

Las 311 muestras a concurso han llegado de las tres zonas del Rioja: Oriental (Baja), Alta y Alavesa. Esto lo convierte en un concurso único. Es el auténtico concurso de la Denominación, al ser exclusivo para vinos de Rioja, pero a la vez de las tres zonas reconocidas. Tras una cata eliminatoria, una cincuentena de muestras fue recogida directamente en bodega para ser catadas en la final. Esa cata final se desarrolló en el Centro Villa Lucía de Laguardia y los datos han sido guardados por el notario hasta la entrega de premios el 14 de septiembre en la Plaza de la Constitución de Baños de Ebro-Mañueta.

Premios Fiesta de la Vendimia de Rioja Alavesa 2019

Rosados:

1º.- ILURCE GARNACHA 2018, Bodega: Ilurce SAT de Alfaro

2º.- CASTILLO DE ALBAI 2018, Bodega: Pagos del Rey, S.L. de Fuenmayor

3º.- MUÑARRATE 2018, Bodega: Solabal, SAT de Ábalos

Blanco Joven:

1º.- LAGAR DE CAYO Tempranillo blanco 2018, Bodega: J.L. Quiroga de Pablo, S.L. de Azofra

2º.- MUÑARRATE 2018, Bodega: Solabal, SAT de Ábalos

3º.- EL COTO 2018, Bodega: El Coto de Rioja, S.A. de Oyón-Oion

Blanco Fermentado en Barrica:

1º.- ANA DE ALTÚN 2018, Bodega: Altún, S.L. de Baños de Ebro

2º.- MANUEL QUINTANO 2018, Bodega: Bodegas y Viñedos Labastida de Labastida

3º.- M. BELLO 2018, Bodega: Herederos Bello Berganzo, S.C. de Samaniego

Tinto Joven:

1º.- ARTUKE 2018, vendimia seleccionada, Bodega: Artuke, S.C. de Baños de Ebro

2º.- OIKÓS MC 2018, Bodega: Pedro Blanco Pascual de Baños de Ebro

3º.- JUAN CAMPINÚM 2018 TRADICIÓN FAMILIAR, Bodega: Juan Campinún, S.L. de Yécora

Mención Especial “Maceración Carbónica”:

            OIKÓS 2018 de Pedro Blanco Pascual de Baños de Ebro

Tinto Crianza:

1º.- AGNVS 2016, Bodega: Valdelana, S.L. de Elciego

2º.- BARÓN LADRÓN DE GUEVARA 2016, Bodega: Valdelana, S.L. de Elciego

3º.- JUAN CAMPINÚN, J.C. SEGUNDA GENERACIÓN 2016, Bodega: Juan Campinún, S.L. de Yécora

Tinto Reserva:

1º.- BERRUECO 2014, Bodega: Berrueco de Villabuena

2º.- VALSARTE 2014, Bodega: Solana de Ramírez Ruiz, SAT de Ábalos

3º.- CASA PRIMICIA COFRADÍA 2014, Bodega: Casa Primicia, S.A. de Laguardia

Tinto Gran Reserva:

1º.- OSCAR TOBÍA 2012, Bodega: Tobía, S.L. de Cuzcurrita de Río Tirón

2º.- CÉDULA REAL 2012, Bodega: Eguren Ugarte, S.A. de Laguardia

3º.- COTO DE IMAZ 2012, Bodega: El Coto de Rioja, S.A. de Oyón-Oion

Vinos Singulares:

1º.- TERRAN DE VALLOBERA 2017, Bodega: Vallobera, S.L. de Laguardia

2º.- EVEREST 2016, Bodega: Altún, S.L. de Baños de Ebro

3º.- SECRETO DE ALTÚN 2017, Bodega: Altún, S.L. de Baños de Ebro

22º Japan Wine Challenge (Tokyo)

 Publicado el por John Umberto Salvi (colaborador)

Con más de 20 años, el Japan Wine Challenge es el decano, más prestigioso y más profesional concurso de vino internacional de Japón. Es una cita ineludible en el calendario anual. Ronald Brown, su propietario y organizador, se apoya mucho en la experiencia de los Masters of Wine, que actúan como líderes del jurado en el concurso. Este año yo tuve el honor de ser el presidente del concurso.

Volé a Tokyo por una ruta interesante (de Burdeos a Helsinki con Finnair y luego a Tokyo con British Airways operado por Japan Airlines). Del aeropuerto fui al Shibuya Park Hotel, que resultó no ser el correcto, pero no sé cómo allí sabían dónde estaba alojado y acudí en taxi al Park Hotel. Nada más acceder a mi habitación, recibí un mensaje de Ron Brown invitándome a comer. Nos reunimos en el lobby y tomamos una excelente comida francesa mientras me daba todos los detalles del programa y de mis obligaciones como presidente. Descansé el resto del día y tomé una frugal cena japonesa con dos de los jueces del concurso: Chris Martin y Eduardo Dingle.

Al día siguiente se celebró el concurso internacional de sake y el de sidra. Toda la cata se desarrolló en el Conrado Hotel, a 2 minutos a pie desde mi hotel.

Para el concurso de sake éramos 10 jueces, entre los que había cinco de los mayores expertos japoneses en sake, tanto de la vieja escuela como de las nuevas corrientes. Estos especialistas son asombrosos. Pueden identificar el tipo de arroz que se empleó, el hongo y hasta el agua. Catan rápido y con una habilidad sorprendente. Los jueces extranjeros nos las vimos para catar más de 100 muestras de sake servidas en los tradicionales pequeños cuencos azules y blancos puestos en fila según las diferentes variedades. Catamos de pie y moviéndonos entre las filas de cuencos durante unas tres horas de arduo trabajo. Todos los jueces japoneses acabaron antes que nosotros. Hubo un sake envejecido en barrica con un color pardo que se llevó casi todas las máximas puntuaciones de los jueces y que tenía semejanzas con el jerez. Me encontré un poco desubicado, sin dar puntuaciones suficientemente útiles y entiendo que debo aprender mucho todavía de esta bebida tan compleja y fascinante antes de la cata del año próximo.

Después de un receso para comer en el hotel, unos pocos elegidos fuimos al Fuji Cider Challenge. En Japón, Fuji también es un tipo de manzana. Conformamos tres mesas con cuatro jueces cada una. En total había 54 muestras a concurso y mi mesa evaluó 19. La mayoría de ellas eran japonesas, pero hubo una muestra de Letonia y algunas de Bretaña, Normandía y el País Vasco, lo que posibilitó que el concurso pudiera denominarse como internacional. Hubo de todo, secas, semis, dulces, rosadas, ecológicas, de pera y, por supuesto, de manzana Fuji.

Como presidente de los tres concursos (sake, sidra y vino) mi día todavía no había terminado. Tuvimos un tutorial para los nuevos jueces. También acudieron algunos de los veteranos. Nuestro objetivo era enseñar a los nuevos jueces la mejor forma para evaluar las muestras con la máxima precisión y profesionalidad. Además de trasladarles nuestras metas, que eran trabajar junto con el sector japonés para aumentar el conocimiento de los aficionados al vino y para hacer crecer las ventas en Japón de vinos de calidad y valor. El seminario estuvo completo y fue muy bien recibido.

Esa noche tomé un delicioso sushi con dos de mis camaradas jueces y me fui a la cama pronto para estar listo para la cata de vino del día siguiente.

El Japan Wine Challenge ocupó los siguientes tres días. Este año éramos ocho jurados de tres o cuatro jueces cada uno. Los presidentes de panel eran jueces internacionales (4 Masters of Wine) y el conocido Katsuyuki Tanake. La cata se celebró en los salones del Conrad Hotel, con condiciones perfectas. Una sala espaciosa, ventilada, fresca y bien iluminada. Mantelería blanca, galletas saldas, agua mineral, escupideras de cartón y una más grande y de metal en el centro. Las copas se renovaban con cada ronda de vinos, de hasta 15 referencias. En mi mesa éramos tres jueces y todos resultaron muy profesionales. El primer día fueron Mitsuaki Sato y Naoki Watanabe; y el segundo Yui Uno y Charles Lawrence. Fue una jornada de cata muy larga, con más de 100 vinos evaluados. Además de un creciente número de vinos japoneses, caté vinos de Bali, Kenia y Jordania. Una cata muy internacional.

Los vinos se dividieron en cinco categorías según su precio al por menor. Entrada de gama (hasta 999 yenes), Media gama (1.000 a 1.999 yenes), Premium (2.000 a 2.999), Boutique (3.000 a 3.999) y Ícono (más de 4.000 yenes). Vinos con 14,5 puntos o 15 sobre 20 conseguían una mención; de 15,5, 16 y 16,5 alcanzaban el bronce; 17 y 17,5 la plata; 18 y 18,5 merecían el oro y 19, 19,5 y 20 ganaban la medalla de platino. El jefe de cada panel tomaba las notas de cada juez y calculaba la media. También era tarea suya la de persuadir a sus jueces para aumentar o bajar sus notas si consideraba que los vinos lo requerían. Fue otra jornada con más de 100 vinos catados. Comimos en el restaurante del hotel y cené de nuevo sushi.

Al día siguiente, evaluamos los vinos restantes. Comimos de nuevo en el restaurante del Conrad, pero acabamos más pronto. Como presidente, tuve que tomar algunas decisiones en vinos que estaban entre la plata y el oro, puesto que contaba con voto de calidad. Unos pocos escogidos recatamos todos los vinos con medalla de oro y de platino para confirmar que no había ningún error. Esa noche, auspiciados por Charles Lawrence, un joven americano casado con una japonesa y con un profundo conocimiento de la gastronomía nipona y 20 años de residencia en Japón, disfrutamos del más maravilloso pollo yakitori.

El tercer y último de los días se dedicó a los Trofeos. Participaban todos los vinos ganadores de medalla de oro y platino, de cualquier rango de precio, país o región. Los resultados pueden consultarse en www.japanwinechallenge.com/results. La ceremonia de entrega de premios tendrá lugar en febrero de 2020. Una cita que se celebra junto con la gala anual benéfica Japan Wine Challenge para la ONG Wine into Water. Los beneficios se destinan a hacer que agua potable llegue todos los días a aquellos que carecen de ella. Ronald Brown considera que esta gala es un componente fundamental de los fines educativos y sociales del concurso.

Esa noche tenía que volar con Ronald hasta Adelaida para participar como juez en su Australian Internacional Wine Tasting, pero tuve tiempo de disfrutar de una magnífica tempura, con mis apreciados erizos de mar.

El concurso sigue creciendo y ya ha cumplido 20 años. No solo es de gran valor para los operadores y los consumidores japoneses, sino que ya ha entrenado a un considerable número de paladares japoneses como jueces expertos de vinos internacionales.

Traducción: Vicent Escamilla.

Arquitectura, diseño, packaging, tecnología y vino durante SIMEI 2019

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

“A cuatro meses de su apertura, esta 28ª edición de SIMEI se preanuncia aún más innovadora, global y transversal. Además de la excelencia tecnológica, la cual constituye el corazón del evento bienal que Unione Italiana Vini (UIV) organiza desde el año 1963, se ha llevado a cabo una revisión general del mismo y se han introducido nuevos sectores productivos del “liquid food” cercanos al vino. También se han introducido temáticas de actualidad excepcional como la arquitectura y el diseño relacionadas con el sector. Asimismo, será una edición aún más internacional. Gracias a una vasta operación de captación de operadores y productores procedentes de los cinco continentes, a nuevas colaboraciones con las asociaciones de categoría e importantes instituciones como Ministero dello Sviluppo Economico, ICE-Agenzia, SIMEST y Fiera Milano, SIMEI confirma su liderazgo convirtiéndose en un panel de foro internacional”.  

Con estas palabras Ernesto Abbona, presidente de Unione Italiana Vini, presenta la nueva edición de SIMEI, salón internacional de tecnología para la enología y el embotellado, que se llevará a cabo del 19 al 22 de noviembre de 2019 en Fiera Milano.

Fuertes perspectivas de crecimiento por lo que se refire a presencias internacionales. Ya han confirmado su presencia mas de 150 delegados provenientes de todo el mundo. Excepcionales novedades relacionadas con eventos y congresos caracterizan esta edición que lanza un nuevo desafío al sector, extendiéndose a áreas complementarias del mundo del vino y afrontando, con expertos internacionales, temáticas transversales que abarcan el “visual design”, la arquitectura y la sostenibilidad.  

Son seis los temas principales del programa de conferencias que este año proyecta SIMEI, y que van más allá de la dimensión expositiva para convertirse, cada vez más, en un espacio de encuentro y debate, abriéndose a un diálogo internacional de intercambio recíproco entre los operadores del sector vitivinícola, los expertos de nuevas tendencias y las empresas productoras de máquinas y productos para la enología y las bebidas.  

“El papel de la arquitectura en el proyecto y en el marketing de una bodega” abrirá la serie de congresos. Olivier Chadebost, uno de los más célebres arquitectos mundiales, será el encargado de conducirlo, dando a conocer cómo ha cambiado, y sobre todo, cómo puede cambiar la relación entre arquitectura y bodega. Chadebost, en sus ponencias, hablará de cómo será esencial en el futuro crear bodegas sostenibles, respetuosas del ambiente, siendo “plena expresión del territorio”.  

Durante SIMEI otro tema de vanguardia será coordinado por el Master of WINE Justin Knock y por Andrea Lonardi, director operativo de Bertani. “Las nuevas fronteras del empleo de la madera en la producción y en la afinación de los vinos” será el título bajo el que se analizará la evolución del empleo de la madera (barriles y barricas) en el vino durante los últimos 30 años, partiendo de un estudio realizado en algunas de las empresas vinícolas más importantes de Francia, Italia, Estados Unidos, Australia, España, Sudáfrica, Chile y Argentina; así como entrevistas con productores selectos y toneleros. Para completar el evento habrá una degustación exclusiva de 16 vinos de cuatro bodegas seleccionadas que permitirán descubrir cómo influye el empleo de la madera en la composición y en el gusto del vino.  

Una novedad absoluta de la edición de 2019 será también la primera convención mundial de Le Donne del Vino (Las Mujeres del Vino), asociación nacida en Florencia gracias a una idea de Elisabetta Tognana y cuya actividad inicia a partir del año 1988. Interconectarse, intercambiar conocimientos, confrontar conocimientos aumentando el propio bagaje cultural, estudiar los mercados y los estilos de consumo considerando el punto de vista femenino serán los temas discutidos durante este importante momento de intercambio.  

“Vestir el aceite de oliva virgen extra para ser triunfadores en el mercado” presentada por Luigi Caricato y Juan A. Peñamil, profundizará, a través de una comparación entre Italia y España, en la importancia del packaging en el mundo del aceite para expresar de la mejor manera su valor, poniendo el foco en los envases, materiales, estilos, etiquetas, tapones y packaging global.

Además, por vez primera, llega a SIMEI el Spirits Valley, el “Silicon Valley” de los destilados. Una delegación de Charentes, ofrecerá, en un congreso una panorámica de la más importante tradición productiva y cultural del “savoir-faire” vinculado a la excelencia en la industria de los destilados.

 

“Burbujas y cambio climático: vinos espumosos y champagne en el desafío del calentamiento global” será el tema afrontado en el panel dirigido por Nicola Tinelli de Unione Italiana Vini. Partiendo de un análisis sobre cómo el calentamiento global influirá en el sabor y la caracterización de los vinos espumosos; y sobre cómo la comercialización del vino espumoso deberá afrontar el reto de reducir el impacto ambiental, se fotografiará la nueva realidad relacionada con este mercado, que ya contempla la “migración” de la viticultura hacia climas más frescos y territorios más elevados, “relocalizando” hacia el norte realidades productivas que, hasta a hoy, han quedado principalmente concentradas entre Francia, Italia y España.  

Además, para integrar estos importantes eventos habrá un focus sobre la viticultura heroica y varios encuentros de formación y puesta al día en tema de investigación enológica.

Entre las ineludibles citas 2019 destaca la tradicional proclamación de los vencedores del “Innovation Challenge”, el concurso que premia a las mejores innovaciones de productos o procesos presentados por las empresas expositoras de SIMEI, que este año se enriquece con la colaboración de Vinidea. Junto al comité técnico-científico, compuesto por docentes universitarios, técnicos y representantes de las empresas usuarias, encargadas de la primera selección de las candidaturas, un panel técnico de expertos internacionales elegirá las innovaciones más destacadas. Para finalizar, las indicaciones del panel se sumarán a la clasificación final con la puntuación que los finalistas del concurso obtendrán de la votación popular del público de Enoforum.

Precisamente, Enoforum, el mayor congreso técnico-científico de Europa para el sector vitivinícola, organizado por Vinidea, contará con un espacio importante dentro de SIMEI, con un evento que ofrecerá un resumen de los descubrimientos científicos y las innovaciones tecnológicas de mayor impacto para el sector.  

Más información en http://www.simei.it/es/

Sitevi 2019 roza el lleno total de expositores a dos meses de celebrarse

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Después de una edición de 2017 marcada por un récord de participación y asistencia, Sitevi, el salón líder mundial de equipos y conocimientos para la producción de viña-vino, aceitunas y frutas y verduras, es un verdadero éxito comercial para su edición de 2019, que se llevará a cabo del 26 al 28 de noviembre de 2019, en el Parc des Expositions de Montpellier (Francia). Para responder a esta fuerte participación, se instalará nuevamente un pabellón efímero ubicado fuera de los pabellones habituales, dejando todo el espacio necesario para exhibir a los nuevos expositores. Según informan sus responsables, a 18 de septiembre el 97% de la superficie expositiva del salón está ya contratada y ya figuran 169 nuevos expositores.

Entre los avances que podrán verse en Sitevi destacan las últimas novedades en materia de vendimiadoras autónomas y ultra sofisticadas. Así como robots vitivinícolas multitarea o tractores para viñedo 100% eléctricos. También tendrán una presencia destacada los nuevos equipos y soluciones para luchar contra el cambio climático y sus efectos en el viñedo (por ejemplo, contra heladas tardías, granizo y plagas).

Las novedades más interesantes recibirán los Premios a la Innovación Sitevi, cuyo palmarés está previsto que se desvele el 24 de septiembre y del que informará SeVi.

Más información en www.sitevi.com