Topic:

El consumidor de vino ecológico: perfil y motivaciones

 Publicado el por E. Jorge (colaborador), E. López-Valeiras (colaborador), M.B. González-Sánchez (colaborador)

Artículo completo con tablas en pdf adjunto (para suscriptores)

El sector de la agricultura ecológica sigue creciendo de forma imparable desde finales de los años 90. Según el Research Institute of Organic Agriculture (FiBL, 2018), en los últimos cinco años, la superficie dedicada a este tipo de agricultura ha crecido un 54% a nivel mundial. Actualmente el 23% de esta superficie se encuentra en Europa. España, con 2,02 millones de hectáreas, es el primer productor europeo y ocupa el quinto puesto en el ranking mundial.

Esta tendencia se observa también en la viticultura internacional, que ha visto aumentar un 233% la superficie dedicada a viñedo ecológico en la última década, ocupando en la actualidad un 5,3% del viñedo total. Europa es la zona en la que el área de viña ecológica tiene su máxima extensión, ocupando el 85% del área total mundial. En España se encuentra el 32% de esa superficie (106,720 hectáreas de viña ecológica) lo que posiciona a nuestro país como líder mundial en este tipo de cultivo (FiBL, 2018). No obstante, no toda la producción de uva ecológica se destina a la producción de vino.

El aumento de la demanda de productos procedentes de la agricultura ecológica ha sido creciente en los últimos años alcanzando unas ventas globales anuales que ya superan los 80 mil millones de euros (FiBL, 2018). A pesar de que EE.UU. representa cerca de la mitad del mercado mundial de alimentos ecológicos, es en el continente europeo, sobre todo en Suiza y en Dinamarca, donde se registra el mayor gasto medio per cápita con más de 200 euros al año. España, con un gasto medio per cápita de 36 euros es el décimo país con mayor mercado para alimentos ecológicos en el mundo, con unas ventas que rondan los 1.686 millones de euros. Respecto al vino ecológico, a pesar de ser el mayor productor del mundo, el consumo en España todavía está muy lejos de los primeros puestos del ranking internacional encabezado por Francia (representa aproximadamente una quinta parte del mercado mundial), Alemania, Suecia, Italia, EE.UU. y el Reino Unido.

A continuación, información para suscriptores.

Solo dos de cada 10 de bodegas españolas superan las 10.000 visitas mensuales a su web

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

 (photo: )

Un reciente informe de la Agencia RAW sobre “El comportamiento digital de las bodegas españolas” concluye que más de la mitad, alrededor del 60% de las 174 seleccionadas y analizadas tiene un sitio web desde hace 14 años.

Sin embargo, solo el 20% de ellas han llegado a alcanzar las 10.000 visitas mensuales, un volumen considerado por esta Agencia relativamente bajo en comparación con otros sectores (financiero, energético, distribución, etc.).

Mientras que las bodegas que superan las 20.000 visitas mensuales son únicamente el 5% (solo 9 bodegas) del total analizado, más de la mitad de los sitios web analizados no alcanzan las 5.000 visitas mensuales. Y hay que tener en cuenta que en nuestro país operaban 4.093 bodegas, según el DIRCE, a 1 de enero de 2017, cifra que es tomada como referencia en este estudio.

Este patrón, según esta agencia, dedicada al marketing integral “online”, se repite también en los análisis de referencias en Internet y búsquedas de marca. Más de la mitad de las bodegas no llegan a alcanzar los 200 dominios de referencia en Internet por dominios únicos, ni llegan a alcanzar las 2.000 búsquedas mensuales por sus marcas o submarcas. Además, solo el 5% de las bodegas tienen más de 1.000 dominios de referencia.

A continuación, información para suscriptores.

España recupera la cifra de bodegas anterior a la crisis económica

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

El sector vitivinícola español cuenta ya (a fecha de 1 de enero de 2018) con 4.373 bodegas, en el que ha sido el salto cuantitativo interanual más importante (+280 respecto a 2017) en la historia. De hecho, con este incremento del 7% respecto al año precedente, España recupera la cifra de bodegas registradas por el Directorio Central de Empresas (DIRCE) del Instituto Nacional de Estadística (INE) de antes de la crisis económica, pues en 2008 ese número era de 4.190.

A continuación, información para suscriptores.

Jugando a las adivinanzas

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

Iniciamos el mes de septiembre y la atención del sector vitivinícola debe ir dirigida, obligatoriamente, hacia las vendimias. Asunto capital del que dependerá no solo la evolución de sus cotizaciones, tanto las referidas a las uvas, como mostos y vinos; sino la misma política empresarial que deberán desarrollar sus operadores de cara a establecer la estrategia de sus operaciones comerciales.

Y aunque ya llevamos, todos, muchas vendimias encima como para saber que cualquier previsión de la evolución del mercado no es más que ejercicios de imaginación, cuyo grado está mucho más cercano a los de los juegos de azar que la ciencia, nada de ello nos anima a no seguir haciéndolas y, jugando a las adivinanzas, intentar adelantarnos a lo que va a suceder.

Sabemos con un alto grado de certeza que el volumen de la cosecha va a ser muy superior a la anterior, prácticamente garantizado un veinte por ciento. Casi con la misma seguridad podríamos afirmar que los precios “sufrirán”, aunque en este sentido no podamos ser mucho más concretos, de momento, dado que no se han fijado prácticamente en ninguna bodega. E incluso podemos imaginar que la comercialización va a resultar mucho más complicada de lo que lo ha sido el pasado año como consecuencia de nuestra mayor oferta y la recuperación en las producciones de nuestros principales clientes: Francia e Italia.

A continuación, información para suscriptores.

Por una información fiable

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

Posiblemente sea consecuencia de las vacaciones, periodo en el que mi mente debe haber quedado más ociosa que de costumbre, pero releyendo el magnífico extraordinario de estadísticas que publicamos antes de emprender este tiempo de descanso, no consigo evitar ponerme de los nervios ante tal falta de sensibilidad por parte del Ministerio de Agricultura en el trato que le da a este asunto. No es, ni tan siquiera, una cuestión de que resulten más o menos exactas, o que aborden asuntos de cierto calado, es que sencillamente no las publican o las que lo hacen son incompletas.

El mejor ejemplo de esta falta de interés por dotar al sector de una información adecuada (y para ello debe de cumplir con dos condiciones que son básicas: veracidad y actualidad); son las estadísticas que hacen referencia al consumo de vino en España.

En campañas como a la que nos enfrentamos, donde las previsiones apuntan hacia volúmenes muy superiores a los del año pasado y vaticinan serios problemas en la exportación; conocer los datos de consumo en nuestro mercado interno supone una información vital. Si además esa información fuera capaz de concretarnos lo que corresponde a hogar, horeca, venta directa y on line; y permitiera conocer cuánto de ese volumen lo han adquirido los millones y millones de turistas que nos visitan, a los que, dicho sea de paso, da gusto verlos en las terrazas de nuestros pueblos y ciudades con una botella de vino en la mesa disfrutando de la gastronomía, o simplemente del sol; ya sería perfecto.