Topic:

Proyección de dióxido de carbono como técnica de higienización y renovación aromática en barricas usadas

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Francisco Javier Flor Montalvo ha obtenido el grado de doctor por la Universidad de La Rioja tras la defensa de su tesis titulada “Estudio de técnicas de higienización mediante proyección de dióxido de carbono y renovación aromática mediante inserción de duelillas en barricas usadas”, con la que ha logrado la calificación de sobresaliente ‘cum laude’.

Desarrollada en el Departamento de Ingeniería Mecánica, esta tesis ha sido dirigida por Emilio Jiménez Macías y Julio Blanco Fernández dentro del programa de Doctorado en Innovación en Ingeniería de producto y procesos industriales.

La tendencia actual entre los consumidores de vino se está desplazando cada vez más hacia el consumo de vinos de alta calidad y valor añadido. Estos vinos suelen caracterizarse por un color intenso y un toque de madera, fino y bien integrado. La producción vinos de calidad con estas características exige el uso de barricas de roble para el envejecimiento del vino, así como los sistemas alternativos mediante adición de madera de roble. Las alternativas clásicas para el envejecimiento en roble sin barricas son la inserción de duelas de roble en depósitos de acero inoxidable o la introducción de fragmentos de roble en una malla sumergida en el vino; y, con frecuencia, estos sistemas se utilizan con tecnologías de micro-oxigenación.

La tesis doctoral de Francisco Javier Flor Montalvo presenta los resultados de la integración de un sistema que, mediante la colocación de duelas en la barrica, proporciona múltiples tonos y aromas derivados, de manera que es posible reutilizar barricas y prolongar su vida útil.

La investigación muestra cómo el vino contenido en estas barricas sufre un proceso de envejecimiento similar al de las barricas nuevas, pero a un costo menor que el que implica la sustitución de las barricas; sin comprometer la alta calidad de los vinos y produciéndolos a un precio final competitivo.

La penetración de microorganismos en los barriles a lo largo de los años incrementa el riesgo de deterioro del vino. Actualmente, la técnica más utilizada para su limpieza es la aplicación de dióxido de azufre gaseoso combinada con tratamientos físicos (agua a presión fría y caliente o tratamiento mediante vapor).

No obstante, el uso de dióxido de azufre para la limpieza de barricas ha sido prohibido por las directivas de la UE. Por lo tanto, es necesario desarrollar tecnologías de limpieza efectivas y económicamente viables para que las barricas puedan ser reutilizadas.

En este sentido, la tesis doctoral propone una alternativa a los métodos tradicionales de limpieza, un nuevo tratamiento de dióxido de carbono que se puede integrar en la línea de limpieza de la propia bodega, proporcionando a la industria vitivinícola un adecuado sistema de mantenimiento de barricas.

Finalmente, analiza el impacto del envejecimiento clásico con diferentes barricas de roble y con adoquines en el sistema barril. Aunque la selección de las tecnologías para vinificación es diferente para cada vino y para cada enólogo, los estudios desarrollados ofrecen una herramienta para determinar qué sistema para el envejecimiento del vino con madera de roble es el más adecuado para nuestro vino.

Proceso para potenciar de forma natural la concentración de flavanoles extraídos de la uva

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Enrique Costas Rodríguez, director general del Grupo Terras Gauda; José Mª Fonseca Moretón, presidente; Emilio Rodríguez Canas, director técnico de Bodegas Terras Gauda; Carmen Martínez, investigadora del CSIC y directora del grupo de viticultura de la Mi (photo: )

Enrique Costas Rodríguez, director general del Grupo Terras Gauda; José Mª Fonseca Moretón, presidente; Emilio Rodríguez Canas, director técnico de Bodegas Terras Gauda; Carmen Martínez, investigadora del CSIC y directora del grupo de viticultura de la Mi

Terras Gauda y el grupo de viticultura de la Misión Biológica de Galicia - CSIC han profundizado en su larga trayectoria de colaboración para desarrollar un proceso pionero, protegido bajo la figura de “secreto industrial” de titularidad mixta, que potencia de forma natural las propiedades biosaludables de los vinos al incrementar sustancialmente la concentración de flavanoles extraídos de la uva.

Los flavanoles son un tipo de polifenoles en los que se incluyen las catequinas, epicatequinas, ésteres del ácido gálico y otro grupo de compuestos que derivan de los primeros, y que se engloban bajo el nombre común de proantocianidinas. Dentro de este último grupo destacan las procianidinas B1 y B2. Todos ellos, avala el CSIC y las numerosas publicaciones científicas al respecto, de probado efecto beneficioso para la salud humana.

Gracias al proyecto de investigación Biofunciogal, un estudio científico ha permitido, por primera vez, elevar de forma natural la concentración de flavanoles en los vinos de las tres variedades blancas de vid autóctonas que cultiva Terras Gauda: Albariño, Loureiro y Caíño Blanco. El vino Albariño ha sido el que ha presentado los niveles más altos, con más de 160.000 ng/ml, y el que evidenció una mayor diferencia entre el testigo y el vino sometido al proceso de enriquecimiento. Le siguieron el de Loureiro (más de 120.000 ng/ml) y el de Caíño Blanco (más de 100.000 ng/ml).

Cantidades que suponen, en algunos casos, aumentar hasta mil veces la concentración de flavanoles gracias al conocimiento de las variedades desarrollado durante los muchos años de colaboración entre la Misión Biológica de Galicia-CSIC y Terras Gauda, así como del suelo donde se cultivan, del manejo que requiere cada variedad y de los diferentes procesos de elaboración.

Este innovador proceso, cofinanciado por CDTI (Biofunciogal), se ha llevado a cabo en los viñedos y la bodega de Terras Gauda a partir de muestras de 2015 y 2016. “No se producen desviaciones a nivel organoléptico respecto al vino testigo procedente de la misma uva”, explica Emilio Rodríguez, director enológico de Terras Gauda. “Es más, en alguno de los parámetros de cata analizados, podemos considerar que se mejora”.

Este proyecto forma parte de Biofunciogal, en el que participan otras empresas y grupos de investigación con diferentes cultivos. Terras Gauda y la MBG-CSIC cuentan con la colaboración en este estudio del Departamento de Farmacología de la Universidad de Santiago de Compostela.

Por otra parte, ya existen trabajos científicos previos que demuestran las propiedades antiinflamatorias y antioxidantes de los flavanoles en diversas patologías relacionadas con trastornos del metabolismo.

La robótica permitirá al viñedo español optimizar su competitividad y sostenibilidad

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

El Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama), estableció por resolución de  10 de agosto de 2017 la concesión de la  subvención  para la creación del grupo operativo supra-autonómico  denominado “Aplicaciones y uso de Robótica en el manejo del Viñedo” (Acrónimo ROBODRONVI), en el marco del Programa Nacional de Desarrollo Rural y en relación a la Asociación Europea para la Innovación en materia de productividad y sostenibilidad agrícola (AEI-AGRI). ROBODRONVI, es un Grupo Operativo de reflexión estratégica que nace con el objetivo de impulsar la aplicación de la robótica (aérea y terrestre) como herramienta que facilite la toma de decisiones operativas en las explotaciones vitícolas por parte de viticultores y técnicos.  Además, con ello se pretende mejorar la competitividad, rentabilidad y sostenibilidad del sector vitivinícola español.

El trabajo del grupo se ha iniciado con un diagnóstico elaborado por todos los participantes sobre el estado actual de dichas tecnologías. Una vez puesto en común, se tomarán decisiones estratégicas y conjuntas para elaborar un proyecto de innovación cuya ejecución, a partir de 2018, permitirá aplicar en campo la robótica terrestre, apoyada en vuelos de robot aéreos (drones). De esta forma, se espera ayudar al viticultor en su toma de decisiones diaria en relación con el manejo del viñedo.

Como resultado de este proyecto, se podrán minimizar los inconvenientes que presenta actualmente el uso de estos prototipos de robots para uso terrestre y aéreo en viñedo, entre los que se pueden citar su escasa flexibilidad, eficiencia y robustez y su alto coste operativo. Otros aspectos que busca el proyecto es evaluar la adaptación real de estos sistemas robotizados al viñedo nacional con distintos sistemas de cultivo, así como minimizar su impacto medioambiental, mejorar la calidad y sanidad de la vendimia e incrementar la rentabilidad de la producción en los viñedos en los que se implementen.

El Grupo Operativo ROBODRONVI lo conforman los siguientes socios: Robotnik Automation  (líder del consorcio), cuatro bodegas de distintas zonas vitícolas españolas (Bodegas Matarromera de Castilla-León, Puerto Fino-Grupo Luis Caballero-de Andalucía, Viticultores Heroicos Asturianos del Principado de Asturias y Bodegas Terrras Gauda de Galicia),  dos  empresas vinculadas al subsector de nuevas tecnologías con aplicación en viticultura (Seresco y 3Edata Ingeniería Ambienta), dos centros de investigación de excelencia pertenecientes  al CSIC (Grupo de Viticultura de la Misión Biológica de Galicia MBG-CSIC y Grupo de Percepción Artificial del Centro de Automática y Robótica-CAR-CSIC) y uno de la Universidad de Santiago de Compostela (Departamento de Botánica), dos asociaciones (Plataforma Tecnológica del Vino y Asociación Gallega de Sistemas Inteligentes no tripulados), dos denominaciones de Origen (D.O. Jerez-Xérès-Xherry y D.O. Rías Baixas) y una Pyme (Vara y Pulgar) especializada en el asesoramiento vitícola sobre plagas y enfermedades de la vid colaboradora con el Departamento de Sanidad Vegetal de la Junta de Andalucía.

ROBODRONVI, es un grupo operativo supra-autonómico, que se enmarcan dentro del Programa Nacional de Desarrollo Rural, subvencionado por el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) y por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER). Su objetivo final es impulsar el uso de la robótica en el viñedo español para optimizar su competitividad y sostenibilidad, y su trabajo se desarrollará desde enero hasta noviembre 2017.

Para más información contactar con:

comunicacion@articai.es

La producción mundial de aceite de oliva podría alcanzar las 2.937.631 toneladas (+8%) en 2017/18

 Publicado el por SeVi (colaborador)

La producción mundial de aceite de oliva alcanzará las 2.937.631 toneladas en la campaña 2017/2018, según el aforo realizado por el Departamento de Estudios Oleícolas del Centro de Excelencia de Aceite de Oliva de GEA, un 8,3% de incremento frente a las 2.713.500 toneladas a las que ascendió la campaña precedente.  Según este estudio, las 11,5 millones de hectáreas de olivar repartidas por los cinco continentes alcanzarán una producción de aceituna cercana a los 20,3 millones de toneladas en la próxima campaña. En este sentido seis de los siete mayores productores (España, Grecia, Italia, Túnez, Turquía y Portugal) incrementaran su producción.

España registrará un pequeño aumento de 1,3% respecto a la anterior campaña llegando a una producción de 1.298.700 toneladas. Grecia volverá a ser el segundo mayor productor, muy cerca de Italia, con 294.100 toneladas, incrementando la producción con respecto a la pasada campaña en un 13,1%. Italia producirá un 18,8% más llegando a las 288,600 toneladas. En cuarta posición volverá a estar Túnez, con algo más de 202.900 toneladas, con un espectacular aumento de producción del 103%. Turquía se coloca en quinta posición muy cerca de Túnez con 200.400 toneladas y una subida del 13,2%. El sexto productor será Portugal, que se situará en 112.800 toneladas y tendría un aumento del 20% con respecto al año pasado. Por último, el séptimo lugar de la lista correspondería a Marruecos, que barajaría la producción con respecto al año pasado en un 2,6% quedándose en la nada despreciable cifra de 107.100 toneladas de aceite de oliva.

Especialmente llamativo es el incremento en producción de Portugal. Las nuevas plantaciones realizadas en el último lustro van a llevar al país luso a una producción estable superior a las 100.000 toneladas, por lo que este año GEA espera que supere su récord histórico de 109.100 toneladas en la campaña 15/16 y llegue al entorno de las 112.800. Las infraestructuras e inversiones realizadas en la zona del Alentejo son la clave que explica este crecimiento constante en los últimos años.

El enlace previsto con la campaña 2017/2018 estará en España por debajo de las 200.000 toneladas, por lo que será ‘técnicamente cero’. “Este dato, unido a la estabilidad en la producción con respecto a la campaña anterior y a los datos de leve incremento mantenido del consumo, apuntan a que el mercado tendrá una evolución de precios en origen muy estable en torno a los 4 €/kg, con ligeros repuntes en su caso producidos por las condiciones meteorológicas cambiantes, hasta el fin de la campaña próxima”, señala Rafael Cárdenas, responsable del CEAO. En la última década se han vivido oscilaciones en precios en una misma campaña de más de un 34%. Por tanto, esta estabilidad es muy positiva. El precio medio de la campaña 2015/16 fue de 3,040 euros/kg. Y en lo que va de campaña 2016/17, a fecha de redacción de este informe, el precio medio se ha situado en 3,46 euros/kg.

Previsiones de producción de aceite de oliva en 2017/18

País

2012/13

2013/14

2014/15

2015/16

2016/17

Prev. 2017/18

% Var.

España

618.201

1.781.499

842.199

1.401.600

1.281.951

1.298.772

1,3%

Grecia

357.900

132.000

300.000

320.000

260.000

294.172

13,1%

Italia

415.500

463.700

222.000

474.600

243.000

288.689

18,8%

Túnez

220.000

70.000

340.000

140.000

100.000

202.966

103,0%

Turquía

195.000

135.000

160.000

143.000

177.000

200.400

13,2%

Portugal

59.200

91.600

61.000

109.100

93.600

112.812

20,5%

Marruecos

100.000

130.000

120.000

130.000

110.000

107.169

-2,6%

Fuente: GEA. 11/09/17

         

 

Se inicia el verdeo 2017 con alerta por el tamaño de la aceituna y una previsión de 565.560 toneladas (-5,16%)

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

El 1 de septiembre marca el inicio de la campaña de la aceituna de mesa (verdeo) y la campaña 2017 se presenta como complicada para los olivicultores y entamadores a causa del déficit hídrico acumulado a lo largo del año agronómico. Así, aunque los olivos han arrojado una elevada cantidad de aceituna este año, en prácticamente todas las variedades y zonas, estos frutos presentan un tamaño excesivamente pequeño (en ocasiones no apto para su destino a entamadora) y algunos se han arrugado por el calor y la sequía.

El segundo avance de previsión encargado por Interaceituna señala que la producción podría reducirse en un 5,16% respecto a la campaña anterior y quedar en 565.560 toneladas. Todas las variedades, salvo Carrasqueña y Cacereña, verán mermada su producción.

A continuación, información para suscriptores.