Topic:

Rioja comercializa 266,4 millones de litros de vino en el año 2012

 Publicado el por Antonio Egido (colaborador)

Tablas en pdf adjunto.
A pesar del “difícil contexto económico” que hemos vivido en el año 2012, la capacidad de penetración de Rioja en los que podemos considerar como mercados considerados estratégicos (los que concentran más del 80% del consumo mundial de vino), “ha permitido consolidar el liderazgo de Rioja respecto al resto de regiones vinícolas españolas, fruto sin duda del reconocimiento de la gran calidad y prestigio de los vinos de esta Denominación”. Con estas palabras presenta el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada Rioja, los datos de comercialización del año 2012, que ofrecen los siguientes números.
El volumen total de vino comercializado por la D.O.Ca. en el año 2012 ha sido de 266,4 millones de litros, lo que significa un 0,93% menos que el año anterior. España sigue siendo el principal mercado para Rioja, con 169,4 millones de litros, con una bajada de 4,26% sobre los datos de 2011. Esta cifra supone el 63,6% del total de las ventas, mientras que la exportación ha sumado 97 millones de litros, con una subida del 5,47%, incrementando su cuota de participación hasta el 36,4% de las ventas, una tendencia que viene siendo constante en los últimos años.

Concurso internacional de vino espumoso de Novy Svet 2012

 Publicado el por John Umberto Salvi (colaborador)

Ser llamado para actuar como jurado en un concurso de vino espumoso en la República Autónoma de Crimea, en Ucrania, siempre tiene algo de aventura, especialmente cuando resulta que no solo se es el único juez europeo, sino que además, te solicitan ser el presidente del concurso y, sobre todo, cuando el único idioma ruso que uno aprendió durante el servicio militar en Bodmin, Crail y el Cuartel General de Comunicaciones en Cheltenham, hace ya 57 años, está prácticamente olvidado.
La competición en cuestión era la cuarta edición de Novy Svet, lo que significa “Nuevo Mundo” y es el nombre tanto de un municipio como de una gran planta de vino espumoso que se encuentra en el centro de él, en Crimea, en la costa del Mar Negro. Es una próspera zona turística durante la temporada alta, con hermosas playas de arena y aguas templadas y cristalinas, pero tan muerto como un dodo y totalmente desierto en cualquier otra época. El concurso tiene el nombre oficial de Concurso Internacional de Vino Espumoso Príncipe Golitsyn, en honor al príncipe Lev Golitsyn, que fundó la bodega en 1878, así como la famosa bodega de Massandra junto a Yalta, ambas pertenecientes ahora al Gobierno de Crimea. Su pasión por el vino era tanta que empleó toda su vasta fortuna en las bodegas, cuando quebró, ofreció las bodegas al Zar, que las aceptó y le nombró gerente de por vida.
Lamentablemente, este año el concurso no contó con el patrocinio de la OIV, que sí que tuvo en el pasado. No fue, en modo alguno, culpa de la bodega Novy Svet, ni del concurso, ni siquiera de Crimea. Fue culpa de Ucrania que, a pesar de los numerosos recordatorios, no pagó las tasas correspondientes a la OIV y, por tanto, perdió su condición de miembro. De forma lógica, la OIV no podía dar su patrocinio a un concurso organizado en un país que no es miembro, por lo que se le retiró. En estos momentos, Crimea está negociando convertirse en miembro de la OIV al margen de Ucrania, lo que es una posibilidad perfectamente legal. Si lo consiguen, entonces la OIV podrá revolver el patrocinio al concurso y sinceramente espero que así sea pues ayudé a que lo consiguiera hace tres años, mostrándoles todas las normas y reglas, persuadiéndolos para utilizar copas adecuadas para la cata y eliminando la palabra champagne de toda la documentación de las muestras, excepto para aquellas realmente remitidas por bodegas de Champagne. Ya que, mientras que ese término no puede ser empleado en la Comunidad Europea para vinos que no procedan de la región de Champagne, es todavía legal y habitual utilizarlo en Ucrania.
La bodega produce más de un millón de botellas de espumoso al año. Ni una gota de él es acratofórico (derivado del griego aktratophoros-vasija para vino puro; el profesor francés Maumené propuso en 1859 un equipo para elaborar vino espumoso mediante el método de tanques para sustituir el costoso método en botella para elaborar champagne) y todo él está elaborado por el método clásico (que se solía llamar método Champagne antes de que el uso del término estuviera limitado, como hemos visto antes).
Hay inmensas cantidades de viñedos cerca de Novy Svet, alrededor de Sudak, pero los vinos resultantes no son adecuados para sus espumosos y son fundamentalmente de Moscatel y de uvas de mesa. Por tanto, traen las uvas de Sebastopol mediante camiones refrigerados. El establecimiento está dirigido con riendas firmes por su directora Yanina Petrovna Pavulenko, que no es solo la jefa aquí, sino que también es miembro del Gobierno de Crimea, mientras que el gerente de la planta, Alexey Pugachev, es el alcalde de Novy Svet. Mientras estuve allí se descubrió una nueva estatua del príncipe Golitsyn y del zar Nicolás I, con marchas militares, rotundos discursos políticos, coloridas banderas y vestidos y enormes sonrisas de los habitantes.
En cuanto al concurso, estuvo impecablemente organizado en una sala de catas nueva. Éramos solo cinco jueces por lo que no eliminamos las puntuaciones más extremas. Todos íbamos vestidos con batas blancas de laboratorio y nos sentamos en mesas separadas. La iluminación fue perfecta, las mesas estuvieron cubiertas con mantelería blanca, se emplearon buenas copas y tuvimos a disposición galletitas, agua mineral y elegantes escupideras. Los miembros del equipo sirvieron los vinos limpia y eficazmente y yo ejercí la presidencia tan bien como pude, con la ayuda de un intérprete que repetía todas mis indicaciones en ruso.
Catamos 92 vinos de 12 países, con una generosa contribución de las casas de Champagne. El panel estuvo formado por: Eugene Sholtz-Kulikoff, jefe del departamento de vitivinicultura de la Universidad Agrícola de Crimea (Ucrania); Victor Zagoruiko, vicedirector de Enología del National Magarach Institute, miembro de la Academia Agrícola Ucraniana y premiado por el Gobierno de Ucrania; Ludmila Dubinchuk, jefa del Laboratorio de Investigación del Champagne y del Vino Espumoso de Rusia; Nicolas Taran, vicedirector de Moldova Vin Corporation (Moldavia) and yo. Catar los 92 vinos nos llevó una jornada completa y una mañana.
Los tres principales ganadores, de entre 22 medallas de oro, fueron anunciados al día siguiente: 1. Barone Pizzini Franciacorta Brut, Saten 2008. 2. Novy Svet Classical Brut 2008. 3. Bolney Wine Estate Blanc de Blanc Brut 2009 (Inglaterra). Hubo, además, ocho medallas de plata.
Todos estos catadores tenían amplia experiencia y fueron muy profesionales, por lo que la presidencia no generó ningún problema, de hecho fue un placer. Empleamos las fichas de cata de la OIV y seguimos estrictamente sus normas.
Antes y después de las catas se celebraron sendas ruedas de prensa, que fueron atendidas masivamente por los profesionales de la prensa. Realizaron muchas preguntas y mostraron un interés mucho mayor que el que se encuentra generalmente en los concursos europeos.
Los programas sociales en Crimea son de extrema importancia y son grandes, vistosos y extravagantes. Una de las tardes, la noche de gala empezó a las 16.00 horas y se prolongó hasta medianoche, con cantantes, bailarines, música, acróbatas, actuaciones infantiles, mesas repletas de comida, ilimitadas cantidades de espumoso de Novy Svet y un fantástico castillo de fuegos artificiales para finalizar. La otra de las tardes, todos los invitados recibieron una invitación formal que requería esmoquin. Las damas se vistieron magníficamente con vestidos largos y joyería, pero la mayoría de los hombres acudió en tejanos y camisas de cuello abierto. De nuevo la música y el baile se prolongó de 17.00 a 23.00 horas. Yo creo que la música se podía escuchar desde el pueblo de al lado.
Pero el mejor acontecimiento, destacable e inolvidable de todos fue la ópera. Tuvo lugar en una antigua caverna con vistas al Mar Negro a la que se accedía a través de un rocoso camino flanqueado de precipicios a lo largo de la costa de Novy Svet. La caverna, conocida como la Gruta del Príncipe Golitsyn, es amplía y tiene muy buena acústica. Los datos históricos señalan que ha sido utilizada durante casi 2.000 años para múltiples usos, entre ellos la ópera. El genial bajo operístico Feodor Chaliapin (1873-1938) actuó aquí hace casi 100 años.
En esta ocasión, con música de la Orquesta Académica de la Filarmónica de Crimea, dos cantantes (uno famoso, Vladimir Grishko; y un desconocido con una voz estupenda y formidable, Rotislav Korusha, ganador del concurso ‘Voice of the Country’) llegaron desde Kiev para cantarnos. Después de que Yanina y yo anunciáramos los resultados del concurso y presentáramos las medallas y diplomas, subieron al escenario y nos deleitaron con ópera clásica, baladas napolitanas y canciones populares rusas y ucranianas. Magnífico.
Este concurso es pequeño pero serio y muy importante y valioso para Ucrania. Hay muy pocos concursos en todo el mundo que estén dedicados exclusivamente a los vinos espumosos con jurados profesionales y especializados en este campo específico. Juega un papel muy útil y debe continuar.
Si Crimea puede convertirse en miembro de la OIV (o mejor todavía si Ucrania puede reingresar en ella), entonces Novy Svet podrá volver a obtener su patrocinio y el concurso podrá ir ganando fuerza y llegar a ser rápidamente conocido y respetado en el escenario mundial del vino.
Traducción: Vicent Escamilla
 

16 sumilleres se clasifican en Valencia para la final de La Nariz de Oro

 Publicado el por SeVi (colaborador)

El martes 19 de febrero se celebró en Valencia la 22ª Edición de La Nariz de Oro, el mítico concurso que premia a aquel sumiller capaz de distinguir un vino en una copa negra, guiado sólo por su olfato. El certamen congregó a 50 sumilleres que cataron más de 40 vinos dentro del concurso de Los Mejores Vinos de España. Mientras que en la prueba que decidió su paso a la final, realizada con vinos de Bodegas Azpilicueta, los participantes tuvieron que descifrar, tan solo guiados por su olfato, qué vino se escondía en la copa negra. En esta semifinal los sumilleres afinaron su olfato para identificar una muestra de las viñas de Azpilicueta en Fuenmayor (D.O.Ca. Rioja): un Tempranillo 2011, con 6 meses de barrica en roble francés. Además, los profesionales participaron en conferencias impartidas por Nuria Barrachina, enóloga del Taller Torres Valencia; Elena Adell, enóloga de Bodegas Azpilicueta; Javier Fernández de Bobadilla, responsable de Markéting y Comunicación de Dinastía Vivanco; y Jorge Santacruz, Brand Ambassador de Chivas Regal.
Aquellos sumilleres que demostraron un olfato privilegiado al identificar el vino oculto en la copa negra fueron los elegidos. Se clasificaron en total 16 sumilleres:
- Cesáreo Hernández, de Berenguer-Antón (Santa Pola, Alicante) Mejor sumiller de la convocatoria
- Arturo Giner, de Arrabal (Cullera), en Valencia
- David López, de Gastrobar Es Tapa Ti (Jávea), en Alicante
- Ferrán Ayora, de Tosca (Jávea), en Alicante
- Francisco Berenguer, de Berenguer-Antón (Santa Pola), en Alicante
- Francisco Javier del Castillo, de La Cava Aragonesa (Benidorm), en Alicante
- Francisco José Sánchez, de Labrioch (Vall d’Uixó), en Castellón
- Guillermo Llopis, de Le Sol (Benidorm), en Alicante
- José Esteban Ortuño, de Bodega Selección Esteban de la Rosa, en Alicante
- Juan Francisco Jaramillo, de La Casita de Paco (Javea), en Alicante
- Luca Bernasconi de El Celler del Tossal, en Valencia
- Miguel Angel Garri, de La Botiga del Vi (Torrellano), en Alicante
- Norberto Soro, de El Café de la Vianda (Massanassa), en Valencia
- Pedro José Pérez, de Rincón del Faro (Cullera), en Valencia
- Raúl Caselles, de Bodega Miguel (Javea), en Alicante
- Javier Cantos Pérez, de El Rincón del Faro (Cullera), en Valencia
Los Mejores Vinos de España
No solo los sumilleres compiten en La Nariz de Oro, sino que también lo hacen los vinos. Cada año, tanto los profesionales que concurren al concurso como el jurado que los califica, catan a ciegas múltiples vinos que aspiran a convertirse en los mejores vinos de España. En esta semifinal se cataron alrededor de 40 vinos, y estos fueron los elegidos:
En la categoría de espumosos:
Mar de Frades Brut Nature. Mar de Frades. Rías Baixas
Juvé i Camps Blanc de Noirs 2011. Juvé i Camps. Cava
Gramona III Lustros Gran Reserva 2005. Gramona. Cava
En la categoría de blancos:
Yllera Verdejo 2012. Yllera. Rueda
Enate Chardonnay 234 2012. Enate. Somontano
Verdeo 2012. Torres. Rueda
Marqués de Riscal Finca Montico 2011. Marqués de Riscal. Rueda
Cérvoles FB 2011. Cérvoles. Costers del Segre
En la categoría de rosados:
Lyna 2012. Enológica Wamba. VT Castilla y León
El Miracle Music 2012. Vicente Gandía Pla. Alicante
El Circo Payaso 2012. Grandes Vinos y Viñedos. Cariñena
Hiriart Elite 2012. Hiriart. Cigales
En la categoría de tintos con menos de 9 meses de crianza:
Altico 2011. Carchelo. Jumilla
Barahonda Barrica 2011. Señorío de Barahonda. Yecla
Dehesa de Luna 2010. Dehesa de Luna. VT Castilla
Arrayán Selección 2009. Arrayán. Méntrida
En la categoría de tintos con más de 9 meses de crianza:
12 Volts 2011. 4 Kilos. VT Illes Baleares
Secreto Vendimia Seleccionada 2010. Hijos de Antonio Barceló. Ribera del Duero
Curro 2009. Bernabé Navarro. Alicante
Pago Florentino 2009. Arzuaga. Castilla La Mancha
Opta Calzadilla 2008. Pago Calzadilla. Pago Calzadilla
Tarsus Reserva 2008. Tarsus. Ribera del Duero
En la categoría de dulces:
Moscatel Veritas 2011. Jose L Ferrer. Binissalem Mallorca
Finca Antigua Moscatel 2011. Finca Antigua. La Mancha
Tanto la actuación de los sumilleres como la calidad de los vinos participantes, fueron valoradas por un jurado de expertos compuesto por: Elena Adell, enóloga de Azpilicueta; Vanesa Viñolo, directora de catas de La Nariz de Oro; Maximiliano Bao, Nariz de Oro 2005; y María Luisa Martín, vicepresidenta de la Federación de Asociaciones de Sumilleres de la Comunidad Valenciana.
La Nariz de Oro Experimenta
También los valencianos se congregaron también en el Hotel Silken Puerta de Valencia de la ciudad para asistir a La Nariz de Oro Experimenta. Abrió sus puertas al público con una selección de expositores de algunas de las mejores bodegas del país como Arzuaga Navarro; Azpilicueta; Carchelo; Dehesa de luna; Dinastía Vivanco; González Byass; Grandes Vinos y Viñedos; Mustiguillo; y Ramón Bilbao.
El taller de copas a cargo de Elena Adell, enóloga de Bodegas Azpilicueta demostró el distinto comportamiento de un vino según el recipiente utilizado, además de realizar la cata en exclusiva del vino Azpilicueta Colección Privada en la copa Azpilicueta by Riedel.

Plazo hasta el 28 de febrero para presentar trabajos al Premio Assoenologi de investigación en viticultura y enología

 Publicado el por SeVi (colaborador)

El próximo 28 de febrero concluye el plazo para presentar trabajos al Premio Assoenologi para la investigación científica en viticultura y enología. Esta distinción se concederá a uno o más trabajos editados o inéditos que hayan sido elaborados en los últimos tres años y que versen sobre viticultura y enología. El concurso está abierto a todos ciudadanos italianos y está dotado con un premio de 9.000 euros, la más cuantiosa a nivel europeo para iniciativas análogas.
Las bases del concurso pueden encontrarse en la página web www.assoenologi.it en la sección Associazione > Premi.
Este premio se constituyó en 1976 por parte de la Asociación de Enólogos y Enotécnicos Italianos (Assoenologi) para estimular la investigación con el fin de buscar soluciones a los problemas prácticos tanto en viñedo como en bodega. El ministro italiano de Política Agrícola, Alimentaria y Forestal, Mario Catania, es el presidente del Premio. El galardón será librado durante el 68º Congreso Nacional de Assoenologi, que se celebrará durante la próxima primavera en fecha y lugar todavía por determinar.

El 4s Concurso Regional de Vinos Tierra del Quijote, cita obligada para bodegueros, catadores y aficionados

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Alcázar de San Juan (Ciudad Real) volverá a convertirse en el epicentro vitivinícola de la región con la celebración del 4º Concurso Regional de Vinos Tierra del Quijote, que tendrá lugar el sábado 2 de marzo, a partir de las 12.00 horas en el Pabellón Díaz Miguel de la localidad.
Organizado por la concejalía de Desarrollo y Promoción Vitivinícola del Ayuntamiento alcazareño, el certamen “se ha convertido en una cita importante dentro del calendario anual de concursos oficiales” que tienen al vino como protagonista. Así lo indicaba la concejal de Desarrollo y Promoción Vitivinícola, María Jesús Pelayo, quien ha resaltado que este evento “es único a nivel nacional”, puesto que cuenta con la singularidad de que el jurado está integrado por mil personas, entre profesionales y aficionados al mundo del vino.
Pelayo aseguraba que el objetivo de este certamen es promocionar los vinos que se elaboran en Castilla-La Mancha y contribuir a fomentar la cultura del vino entre la población en general para que “cada vez más personas sepan apreciar las características organolépticas de unos vinos que, por calidad y precio, se encuentran entre los mejores del mercado”.
En este sentido, Pelayo afirmaba que la cata multitudinaria “aporta un valor añadido a los vinos participantes”, ya que los ganadores “tendrán el mayor aval posible: el respaldo que confieren, por un lado, los profesionales, y por otro, los consumidores, que son los destinatarios finales del producto”. Y es que, como reza el eslogan del concurso: “Mil no se equivocan”.
La responsable de Desarrollo y Promoción Vitivinícola ha destacado que “el concurso va a más cada año” y ha asegurado que este año, como novedad, participarán unos 200 turistas que vendrán desde Madrid en el denominado ‘Tren del Hidalgo’, formado por vagones construidos entre los años 1926 y 1930, para participar en el concurso y conocer Alcázar de San Juan. Durante todo el recorrido, habrá personas que les vayan explicando las características de los viñedos, qué tipo de vinos se elaboran en la zona, además de otros datos sobre la cultura y el patrimonio arquitectónico, en el que también tiene mucha presencia el vino.
Otra novedad de este año es que se quiere poner en marcha un Club del Vino. “Se trata de que el concurso tenga continuidad a lo largo del año y que dé lugar a la formación de una comunidad de personas amantes del mundo del vino que compartan experiencias y conocimientos”. Asimismo, se quiere apostar muy fuerte por las redes sociales y se intentará acaparar una mayor repercusión mediática para situar a este concurso donde se merece.
María Jesús Pelayo ha aseverado que “el concurso está adquiriendo unas dimensiones y una envergadura más que notable” e invitó a bodegas, empresas, profesionales y personas aficionadas a participar en este concurso “serio y riguroso”, que supone “una gran fiesta para Alcázar, para Castilla-La Mancha y para nuestros vinos”. Por último, dio las gracias a todos los que hacen posible el evento y contribuyen a engrandecerlo.
En el 4º Concurso Regional de Vinos ‘Tierra del Quijote’ podrán participar todas las bodegas de Castilla-La Mancha, que producen y embotellan vino de calidad acogido a cualquier Denominación de Origen de Castilla-La Mancha, Vinos de Pago o Vinos de la Tierra de Castilla. Las bases establecen cinco categorías: blancos; rosados; tintos jóvenes sin barrica cosechas 2011 y 2012; tintos con barrica, cosechas 2010, 2011 y 2012; y tintos envejecidos en barrica cosechas anteriores a 2010. En cada una de ellas, se concederán tres premios (Quijote de Oro, Quijote de Plata y Quijote de Bronce).
Las bases del concurso y toda la información del mismo, se encuentra en la página web www.vinostierradelquijote.com. Las personas interesadas en inscribirse pueden hacerlo a través de la propia web o bien dirigiéndose a la Oficina de Turismo.