Un sector maduro

 Publicado el Por Salvador Manjón

A primera vista, que nuestras importaciones de productos vitivinícolas durante el pasado año crecieran un 68,6% en volumen y un 17,6% en valor podría parecer una mala noticia. Podría entenderse que cada vez somos más permeables a los productos de fuera, mientras que el consumo interno de nuestro vino se mantiene estabilizado. Y son verdad ambas cosas. No así la valoración de que sean malas noticias.

Abrirse al mercado es fundamental. Conocer y consumir lo que producen otros, esencial para poder desarrollar un sector de valor, competitivo y fuerte. Si queremos que nuestros productos vitivinícolas (vinos, mostos, vinagres, etc.) vayan creciendo en cuota de mercado en los mercados internacionales y aumentando su valor, es imprescindible que nuestras importaciones crezcan.

El consumo del vino en nuestro país necesita de muchas medidas y muy diversas. Requiere de una reorientación en los mensajes, de la utilización de un nuevo lenguaje, de nuevos mensajeros, de una mayor facilidad de acceso al producto. E incluso de un mayor conocimiento global que nos permita comparar y valorar lo nuestro.


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Un sector maduro”

Comentarios disponibles para usuarios registrados