Influencia del riego en el comportamiento de P. Ximénez

 Publicado el Por Pilar Ramírez , Carmen Egea , Isabel López , José Morales

Artículo con tablas en PDF adjunto.

En la actualidad, existe una notable tendencia en el hábito de consumo hacia vinos blancos más suaves, ligeros, aromáticos y con graduaciones alcohólicas bajas. El mercado nacional e internacional de vinos generosos está estancado, cuando no en recesión. Esta situación ha motivado en el sector vitivinícola andaluz la necesidad de adoptar diferentes estrategias para disminuir los costes de producción y aumentar la rentabilidad de las explotaciones, entre las que destacan la diversificación de la producción, la adaptación varietal, la modernización de las técnicas de cultivo, la apuesta por la calidad final del producto y la promoción y mejora de la comercialización.

La variedad Pedro Ximénez se ha cultivado en España desde muy antiguo, principalmente en Andalucía. En la Denominación de Origen Protegida (D.O.P.) Montilla-Moriles es la variedad principal ocupando el 90% de su superficie total. En la actualidad, es variedad recomendada en las comunidades autónomas de Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura, Murcia y Valencia y está autorizada en Cataluña y Canarias. Además también se cultiva en países como Argentina, Australia, Chile, Nueva Zelanda y Sudáfrica.

Un 81,8% de la superficie de viñedo en Andalucía se dedica al cultivo de variedades blancas (Palomino, Pedro Ximénez, Zalema y Moscatel de Alejandría) cuyo destino principal es la elaboración de vinos generosos: finos, olorosos, amontillados y Pedro Ximénez. La mayor parte del viñedo se cultiva en secano, siendo de regadío solo el 7% de la superficie, por lo que en la mayoría de las explotaciones el único aporte de agua a las cepas procede de las precipitaciones, que suelen ser muy irregulares y con una distribución anual que no se corresponde normalmente con el ciclo vegetativo de la vid. Además, durante el periodo de maduración de la uva, las temperaturas y evapotranspiraciones son muy elevadas en esta región, por lo que las plantas se ven sometidas con bastante frecuencia a situaciones de fuerte estrés hídrico. En estas condiciones, los rendimientos suelen ser bajos, y sufren oscilaciones en función de la climatología anual.

Dada esta situación, en muchas ocasiones puede ser conveniente utilizar el riego para conseguir un desarrollo vegetativo más adecuado y elevar las producciones, manteniendo unas calidades óptimas. Esto se ve reforzado por el hecho de que las predicciones sobre el calentamiento global sugieren una reducción de las precipitaciones y un aumento de la temperatura y de la evapotranspiración en el sur de Europa para un futuro próximo [1].

El riego ha sido ampliamente estudiado en variedades tintas, donde se ha comprobado que aplicando periodos de estrés desde cuajado hasta envero se puede controlar el desarrollo vegetativo y se disminuye el tamaño de la baya (relación hollejo/pulpa), parámetro que está relacionado con el contenido en polifenoles del vino. Sin embargo, este factor es menos importante en variedades blancas ya que los compuestos del hollejo no son extraídos normalmente durante la vinificación en blanco. Aun siendo escasos los antecedentes que permiten demostrar la bondad del riego en variedades blancas, hasta la actualidad se ha evaluado esta técnica en variedades como Airén [2], Albariño [3], Baladí [2], Chardonnay [4,5,6,7], Godello [3,8,9], Montepila [2], Moscatel [10], Moscatel de Grano Menudo [2], Pedro Ximénez [2], Riesling [11], Sauvignon Blanc [12], Semillón [13] y Treixadura [3,9].

El objetivo de este trabajo ha sido evaluar la influencia de la aplicación del riego en la variedad blanca Pedro Ximénez sobre el desarrollo vegetativo, los componentes de la producción y los parámetros físico-químicos del mosto y del vino obtenido.

Para ver el resto del artículo tiene que estar registrado.


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Influencia del riego en el comportamiento de P. Ximénez”

Comentarios disponibles para usuarios registrados