Fallece Pedro Vivanco Paracuellos

 Publicado el Por José Vicente Guillem

Pedro Vivanco. (photo: )
Pedro Vivanco.

Querido Pedro, ahora que has alcanzado la Plenitud y estas con el Padre, recuerdo la primera vez que la vida nos puso cara a cara. Eras alumno en la Escuela de Capataces de Requena, siendo tu promoción la primera que tuvo que soportar mi formación docente, por enfermedad del director, Pedro de Bernardi. Te recuerdo con la chaquetilla de la Escuela, estudiando o en conversación con tus compañeros, ayudando en ocasiones y siempre satisfecho. Fueron, para todos, años de ilusiones y la siembra de una utopía desde el aula

La muerte de Pedro Vivanco cuesta creerla, nunca estamos preparados para este tipo de noticias, aunque anteriormente el tiempo nos avise de lo que puede pasar. Morir es absurdo, pero se ha ido, dejándonos hundidos. Pedro era un hombre muy próximo y amable, siempre atento con los que le rodeaban, con una gran humanidad, que tuvo una vida larga y feliz, siendo muy querido por los suyos y por todos cuantos le conocieron. Y ahora se ha ido. Una muerte suave, me dicen. Triste consuelo, ya que es difícil asumir el vacío que un hombre como tú nos deja en su partida, pero todavía lo es más el seguir la huella que nos marcaste.

En cuantas ocasiones visité La Rioja nunca dejaste de ser punto de referencia y encuentro. Con orgullo conservo y custodio la botella del primer embotellado de Bodegas Los Tinos, aquella que me ofreció tu padre, representativa y original del primer envasado salido de Dinastía Vivanco y a su lado un sinfín de recuerdos y anécdotas tuyas que demuestran tu buen hacer, hombría de bien y capacidad de compartir. Fíjate, todo lo que has forjado para “devolver al vino todo lo que él te dio”.

Me ha llamado la atención, pues no podía ser de otra forma, el respeto con el que la profesión te ha tratado, la consideración distinguida que te profesaban y la satisfacción con la que demostraban cortesía y amistad hacia tu persona y lo que has podido trasmitir. Testigo espiritual, forjador de valores y amistades. Tu vida ha sido fecunda y de ello nos podemos beneficiar todos.

En estos momentos de recogimiento familiar en el dolor por tan irreparable pérdida, quiero manifestar, junto a estas líneas, mi condolencia y amistad, ya que entrañablemente estoy con todos vosotros, la familia Vivanco, y en la confianza de que la Fe en la Resurrección y la unidad familiar os servirá de consuelo, junto a vuestro temple y fortaleza, para superar estos momentos difíciles, que nuevamente os reitero desde mi consideración de pesar.

Junto con el pésame a la familia y al sector del vino, vaya mi convencimiento de que tu obra subsistirá y en la memoria nos seguiremos dando un abrazo, y compartiremos el valor de una copa de vino y amistad. Aquella inquebrantable amistad que nació en Requena, junto con D. Eduardo, D. Pedro. D Vicente y tus compañeros de promoción, que tanto nos ayudaron a ser mejores

Gracias por haber sido como eras y haberlo sido hasta el final. La intensidad de tu amistad la llevaré siempre conmigo, compañero, amigo y referente. Si existe otra vida, que seas feliz en ella. Si no la hay, descansa en paz.


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Fallece Pedro Vivanco Paracuellos”

Comentarios disponibles para usuarios registrados