Topic:

Por la parte más débil

 Publicado el por

Aunque la Comisión Europea deberá revisar más allá del 2020 el sistema de autorizaciones de plantación, lo que hasta ahora es conocido como los “derechos de plantación”, el 1 de enero del 2016 entrará en vigor, y en un principio hasta el 31 de diciembre del 2030, un nuevo sistema de derechos que consiste, básicamente en transformar lo que hasta ahora ha sido un “derecho” (susceptible por lo tanto de ser transmitido), por una autorización administrativa que prohibirá su transferencia y que dependerá de los Estados Miembros. Quienes serán los encargados de conceder esas autorizaciones, previa solicitud y de forma gratuita, que será obligatoria para cualquier superficie que no sea un viñedo experimental, de vivero, una replantación como resultado de expropiación o cuya producción vaya destinada al autoconsumo.
Esta transformación, que supone pasar de derechos a autorizaciones, tendrá como primera consecuencia económica en los balances de las empresas viticultoras una pérdida de valor que todavía no está muy claro cómo será reflejada. Ya que pasará de ser un inmovilizado inmaterial susceptible de ser valorado en términos monetarios, a desaparecer del balance, con la consiguiente pérdida que deberá reflejar su cuenta de explotación y disminución de su capacidad de solvencia frente las entidades crediticias y accionistas.

Mercados 13-11-13

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en documento PDF adjunto.

Mercados 21-11-13

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en documento PDF adjunto.

Parotet 2011 y Cullerot 2012: el secreto tesoro del barro

 Publicado el por SeVi (colaborador)

El nuevo tinto de Celler de Roure Parotet 2011 (libélula, en valenciano) viene a confirmar lo que ya dejó entrever su hermano blanco Cullerot (renacuajo) con su primera añada hace tres años. Que las preciosas tinajas de barro enterradas que había “dormidas” en su “bodega fonda” pueden otorgar a los vinos muchas de las bondades que otorgan las barricas de roble, potenciando la “pureza, la esencia y el alma” de los vinos y que merece la pena el esfuerzo que está realizando esta bodega por recuperar esta tradición milenaria.
Parotet 2011 está elaborado a partir de uvas de Mandó (75%) y Monastrell (25%). Es el primer tinto de la bodega criado en tinajas de barro (14 meses en tinajas de 2.800 litros enterradas). El protagonismo de la variedad Mandó es destacado. Una variedad autóctona de la zona que ha interactuado muy bien con la crianza en barro, poniendo en valor la frescura y la personalidad de esta aromática y singular variedad. Con el culmina el proyecto iniciado en 2009 para recuperar la relación que barro y vino han mantenido en el Mediterráneo durante más de 2.000 años.
Por su parte, el blanco Cullerot estrena añada, la 2012 y lo hace con nueva etiqueta, para homogeneizar la imagen de ambos vinos (ambos desarrollos a cargo de Dani Nebot. En la elaboración de Cullerot 2012, Pablo Calatayud, enólogo y responsable de la bodega, emplea las variedades Pedro Ximénez (30%), Verdil (30%), Chardonnay (30%) y Macabeo (10%). Cada variedad se elabora de forma independiente, con maceraciones prefermentativas de entre 4 y 8 horas y fermentaciones en depósitos de acero inoxidable. Poco antes de acabar la fermentación alcohólica los vinos se llevan a tinajas de barro donde se crían sobre sus lías finas. A continuación se trasiegan, se realiza el coupage y vuelven a tinaja, completando así una crianza que en este caso ha sido de seis meses en tinajas de barro enterradas.

Bodegas Marqués de Terán apuesta por la I+D+i y el respeto al medio ambiente

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Desde su puesta en marcha en el año 2004, la bodega riojana Marqués de Terán ha apostado por la investigación, el desarrollo y la innovación (I+D+i), convirtiéndola en una de sus señas de identidad. Técnicas innovadoras están presentes en todo el proceso de vinificación para lograr que, a día de hoy, todos los vinos de la bodega se elaboren con 0 emisiones de CO2.
Esto es posible gracias a que sus instalaciones están integradas en una montaña, por lo que la temperatura es 100% natural. Por otro lado, el uso de la geotermia, la energía limpia procedente de la tierra, permite mantener una temperatura constante de bodega (entre los 14 y los 18ºC) durante todo el año, adaptándose así a las diferentes necesidades del proceso de elaboración del vino. Para extraer esta energía, Marqués de Terán cuenta con un circuito cerrado de cinco pozos de 100 metros de profundidad. El agua fría de la superficie baja hasta el fondo, capta el calor de la tierra y sube caliente a la superficie a 18ºC. Esto permite reducir en más del 80% el consumo eléctrico y, en consecuencia, las emisiones indirectas de CO2 al ambiente, reduciendo casi en su totalidad las emisiones directas.
Marqués de Terán fue pionera mundial en el uso de esta energía para elaborar vino, siendo Versum la primera marca de la bodega obtenida gracias a la geotermia, que ahora se aplica a la totalidad de las referencias de la casa: Marqués de Terán Crianza, Marqués de Terán Reserva, Marqués de Terán Selección Especial, Ollamendi y Versum.
Gracias al uso de esta fuente de energía renovable, el sistema de elaboración vinícola de la bodega es el menos contaminante del planeta. Estas prácticas respetuosas con el medio ambiente han contribuido a la obtención del sello Bureau Veritas, que demuestra el compromiso de Marqués de Terán con el desarrollo sostenible y la lucha frente al cambio climático.
También en línea con su apuesta por la I+D+i, la bodega ha sido pionera en utilizar la criomaceración en la elaboración de vinos tintos. Esta técnica, hasta hace poco utilizada casi exclusivamente para los vinos blancos, consiste en aplicar nieve carbónica para macerar en frío las uvas y extraer la mayor cantidad de polifenoles y aromas posibles, antes y durante la fermentación. La utilización de depósitos de pissage ha sido otra de las innovaciones incorporadas en la elaboración de los vinos de Marqués de Terán. Mediante un sistema automático de pistones dotados de unas planchas transversales que consiguen romper y hundir el sombrero, se consigue mantener un estrecho contacto de los hollejos con el mosto-vino para obtener la máxima extracción de antocianos y taninos, mediante un sistema no agresivo para la uva.
Vinos más saludables
Son múltiples los estudios científicos que demuestran las propiedades saludables del vino. Conscientes de ello, actualmente, el departamento de investigación de Marqués de Terán, en colaboración con la Agencia de Desarrollo de La Rioja (ADER), está trabajando en un proyecto que persigue como objetivo multiplicar por diez los niveles de resveratrol presentes en la uva. Estas sustancias polifenólicas presentes en el vino tinto aportan gran cantidad de beneficios a la salud humana, siempre y cuando el consumo se realice de forma moderada.
Más información en www.marquesdeteran.com