Topic:

Estadísticas de apoyo al sector vitivinícola

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Artículo con tablas en pdf adjunto.

El capítulo de Apoyo al sector recoge la información más actualizada relativa al Plan de Apoyo al Sector Vitivinícola en España (PASVE), así como sus homólogos en la Unión Europea, así como la estadística relativa a la extensión de norma de la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE).

En el ejercicio FEAGA 2018 la ejecución del programa ha sido menor al de ejercicios anteriores. Entre las posibles razones de esta inejecución se encuentran las siguientes: falta de realización de operaciones a causa de fenómenos climatológicos adversos, la renuncia a la realización de proyectos y operaciones, la decisión de los propios operadores a la hora de solicitar las ayudas por determinadas razones comerciales o el adelanto de pagos de este último ejercicio a ejercicios anteriores.

Reestructuración y reconversión de viñedos:
La ayuda a la reestructuración y reconversión de viñedos tiene como finalidad aumentar la competitividad de los productores vitivinícolas y se articula a través del apoyo tres actividades: reimplantación del viñedo, reconversión varietal y mejora de las técnicas de gestión del viñedo.

Pueden ser beneficiarios de la medida los viticultores o futuros viticultores cuyos viñedos se destinen a la producción de uva para vinificación. En el ejercicio FEAGA 2018 los importes pagados en esta medida fueron de 63.322.590,38 euros, sobre un techo establecido en 96.636.689 euros, lo que arroja un nivel de ejecución del 65,53%, quedando distribuidos los pagos por comunidades autónomas como se muestra en la tabla que acompaña a esta información.

OIVE y CECRV analizan la situación del sector, las campañas promocionales y las líneas de actuación futuras de la Interprofesional

 Publicado el por SeVi (colaborador)

dav (photo: )

dav

La Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE) y la Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas (CECRV) celebraron el 18 de julio, en Madrid, una nueva sesión de su Comité Mixto OIVE-CECRV. Ambas organizaciones destacaron la sintonía entre las partes en estos meses porque “todos somos sector” como señaló David Palacios, presidente de CECRV. Por su parte, el presidente de OIVE, Ángel Villafranca, valoró positivamente la relación natural entre las dos instituciones que está siendo muy enriquecedora.

En esta ocasión la delegación de CECRV estuvo compuesta por su presidente David Palacios, a su vez también de la D.O.P. Navarra, Ramón Huidobro, secretario general tanto de CECRV como de la D.O. P.Rías Baixas, José Luis Lapuente, director general de la D.O.Ca. Rioja, cuyo Consejo Regulador ostenta la vicepresidencia 1ª de CECRV, Jesús Mora, coordinador general de CECRV, y Carmen Achiaga, técnica de dicha organización. Por la parte de OIVE acudieron todas las organizaciones de su junta directiva con su presidente, Ángel Villafranca, y su directora, Susana García.

El encuentro abordó algunos de los principales asuntos que ocupan la agenda del sector en este momento. Se aprovechó la reunión para conocer la que será la próxima campaña de promoción que desarrollará OIVE a partir del próximo mes de octubre, seleccionada la víspera por el Comité de Marketing, y que fue bien recibida por los asistentes. En este sentido, Jesús Mora, coordinador general de CECRV, destacó la fluidez en la comunicación con OIVE y la colaboración constructiva mantenida hasta el momento entre ambas organizaciones en el seno del Comité de Marketing de la OIVE, del que CECRV forma parte.

Nueva Extensión de Norma

A punto de publicarse la nueva Extensión de Norma, Susana García, directora de OIVE, expuso las líneas de actuación previstas para los próximos cinco años y agradeció el apoyo que hasta ahora se ha ido produciendo por parte de CECRV, sobre todo en actuaciones directas con el consumidor.

La reunión del Comité Mixto OIVE-CECRV permitió asimismo identificar líneas de trabajo conjunto entre ambas organizaciones en diferentes temas como las medidas de estabilidad y calidad del sector vitivinícola español que desde el seno de OIVE se están estudiando. El presidente de OIVE, Ángel Villafranca, aprovechó para solicitar un esfuerzo a todas las partes, incluido las instituciones públicas, para conseguir una mayor coordinación cuando nuestros vinos salgan a promocionarse fuera de España.

La constitución del Comité Mixto OIVE-CECRV es fruto del acuerdo de colaboración firmado en 2017 por la Interprofesional del Vino de España (OIVE) y la Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas (CECRV). Dicho Comité Mixto contempla en los propios estatutos de OIVE que los acuerdos adoptados por este órgano por consenso serán elevados a los órganos de gobierno de ambas organizaciones. El Comité Mixto ha permitido que ambas organizaciones puedan trabajar conjuntamente sobre asuntos relacionados con los fines y objetivos de la OIVE y de CECRV, así como poner en valor la aportación del sector en términos de sostenibilidad económica, social y medioambiental y para potenciar e impulsar la investigación, el desarrollo y la innovación del sector del vino.

Magnitudes e indicadores industriales del vino

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

 (photo: )

Tablas en pdf adjunto (para suscriptores)

Analizamos a continuación las principales magnitudes e indicadores de la industria del sector de elaboración de vino, poniéndolo en contexto con el total de la industria de alimentación, así como con el total del sector industrial español. Según las estadísticas del INE analizadas por SeVi, relativas a 2017, el número de empresas dedicadas a la elaboración de vinos fue de 3.995, que generaron una cifra de negocio de 6.958,7 millones de euros, lo que supone una mejora del 2,76% respecto al dato de 2016. El valor de la producción creció en proporciones similares (+2,72%), hasta los 6.847 M€.

Las empresas cuya actividad principal fue la elaboración de vino generaron un excedente bruto de explotación (resultante de deducir del valor de las actividades de producción los empleos en concepto de consumos intermedios, remuneración de los asalariados e impuestos menos subvenciones a la producción, y antes de considerar tanto los ingresos y pagos por rentas originadas por operaciones de préstamo y alquileres como las generadas por la propiedad de activos financieros y de activos no producidos) de 847,3 M€ (-1,54%).

A continuación, información para suscriptores.

Las menciones de "crianza", "reserva" y "gran reserva": trayectoria, regulación y vigencia

 Publicado el por Luis F. Leza Campos (colaborador)

I.- Antecedentes

Parece existir un consenso en considerar que el envejecimiento de los vinos, y las menciones que se vinculan con dicho proceso, dejando fuera de este análisis a los vinos generosos (que merecen un capítulo aparte), ha tenido su punto de partida y su desarrollo más destacado dentro nuestra geografía, en el territorio de la Denominación de Origen Rioja. En dicha tierra se experimentaron e impulsaron procesos de mejora de las elaboraciones tradicionales, que tuvieron como hitos significativos, las experiencias de los hermanos Quintano, en Rioja Alavesa y posteriormente, a partir de mediados del siglo XIX, por las iniciativas lucidas y emprendedoras de los marqueses de Riscal y de Murrieta.

Básicos también fueron los intercambios de todo tipo que se produjeron como consecuencia de la llegada de las plagas y enfermedades que asolaron el viñedo europeo a partir de 1850 (mildiu, oídio y filoxera). En particular la filoxera se hizo notar en Francia en fechas bastante anteriores a su detección en los viñedos ibéricos. Téngase en cuenta que para la filoxera ya se identifica su presencia en Francia en 1863 y que a finales de la década de 1870 había causado muy serias pérdidas en el viñedo del país vecino. Su incidencia obligó a operadores de regiones como Burdeos a buscar fuera de dicho entorno los vinos que pudieran reemplazar, al menos coyunturalmente, las pérdidas de cosecha ocasionadas por la plaga.

La Rioja, por su emplazamiento y por su entonces ya significativa dedicación al negocio del vino, fue una de las opciones que más tuvieron en cuenta los negociants franceses para aprovisionarse de vinos que reemplazaran a los perdidos por la plaga. España en general, y Rioja en particular, se aprovecharon de esta coyuntura desastrosa para nuestros vecinos, que hasta final de siglo no afectaría significativamente a nuestros viñedos (la detección de la filoxera en La Rioja no tendría lugar hasta el año 1899).

Nuestros vecinos encontraron, en todo caso, unos vinos que precisaban ser adaptados a los usos y al perfil de los vinos de La Gironda. Habida cuenta del muy superior nivel enológico que se daba al otro lado de los Pirineos, la presencia y conocimientos de los enólogos franceses marcó una impronta para mejora e innovación de los vinos de las bodegas riojanas con las que contactaron. Rasgo fundamental en ellos fue la introducción de la tonelería de roble en la elaboración y en los procesos de envejecimiento de los vinos.

Tras la crisis filoxérica, y una vez recuperada la vitivinicultura nacional y específicamente la riojana, fue el momento de la consolidación de las bodegas fundadas en la época anterior y la creación de otras nuevas. En ambos casos, las nuevas técnicas y en particular el saber hacer vinculado al envejecimiento de los vinos en barrica, aportaron un indudable “gancho” comercial, permitiendo el despegue del negocio del vino. No obstante lo cual, cabe decir que a lo largo de un amplio periodo del siglo XX no se han encontrado textos legales que establezcan los requisitos precisos a cumplir por los vinos envejecidos, ni las menciones o términos que debían, en cada caso, distinguirlos.

Las primeras normas que pusieron en pie a la Denominación de Origen Rioja (ver nota nº1) se refieren con frecuencia a los vinos envejecidos y a las bodegas de crianza, pero sin que se llegue a indicar mayores precisiones. Tampoco encontramos evidencias al respecto en normas de alcance general, como fue el Estatuto del Vino de 1932, aprobado por Decreto de 8 de septiembre de 1932, ni tampoco en la más cercana en el tiempo, Ley 25/ 1970, del Estatuto de la Viña, del Vino y de los Alcoholes.

Las ventas de las bodegas españolas alcanzaron los 5.402,7 M€ en 2018 (+4%)

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

Durante el ejercicio 2018, las ventas de vino y mosto en España alcanzaron un total de 42,92 millones de hectolitros, por un valor total de 5.402,71 millones de euros, según los datos de la Encuesta Industrial Anual de Productos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Si se comparan estas cifras con los datos corregidos de 2017, los volúmenes experimentaron un descenso importante, del -5,91% (lógico, por su parte, al contar con una escasa producción en 2017), que fue acompañado, no obstante, de una recuperación en valor (+3,96%) y precios medios estables que crecieron un 10,49%.

A continuación, información para suscriptores.