Topic:

Los Premios Zarcillo 2018 conceden 11 Grandes Oros

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

 (photo: )

Los Premios Zarcillo 2018 volvieron a superar cualquier expectativa, con 2.020 vinos presentados a concurso (lo que supone un incremento del 12% frente a su anterior edición en 2015). Una muestra vitivinícola, en la que estuvieron representados 25 países productores,  que durante cuatro sesiones de cata en el Fórum Evolución de Burgos fue evaluada por un panel de 84 expertos catadores nacionales e internacionales. Como resultado de la evaluación 11 referencias (ver cuadro adjunto) merecieron el máximo galardón del certamen organizado por la Junta de Castilla y León: el Gran Zarcillo de Oro.

Vinos premiados con el Gran Zarcillo de Oro 2018

Ortega Beerenauslese - Bad Bergzaberner Kloster Liebfrauenberg 2017, Weingut Werner Anselmann (Alemania)

Alceño Organic 2016, Bodegas Alceño (D.O.P. Jumilla)

Altogrande Vendimia Seleccionada 2014, Bodegas Altogrande (D.O.P. Ribera del Duero)

Aula Reserva, Coviñas (D.O.P. Cava)

Coto de Hayas Garnacha Rosado 2017, Bodegas Aragonesas (D.O.P. Campo de Borja)

Leonor Palo Cortado, González Byass (D.O.P. Jerez)

Lleiroso Crianza 2012, Bodegas y Viñedos Lleiroso (D.O.P. Ribera del Duero)

Monteabellón Finca La Blanquera 2014, Bodegas Monteabellón (D.O.P. Ribera del Duero)

Tarsila 12 Meses 50% Petit 50% Tempranillo 2012, Bodegas Társila  (V.T. Castilla y León)

Tokaaj Cuvée Slamové 2016, Ostrozovic (Eslovaquia)

Viyuela Xº Aniversario 2013, Bodegas Viyuela (D.O.P. Ribera del Duero)

En esta edición de los Premios Zarcillo se han presentado 513 muestras de blancos; 137 de rosados; 1.211 de tintos; 3 de aguja; 100 de espumoso; 16 de licor; 25 de otros y dulces y 15 variedades aromáticas.

Los Premios Zarcillo 2018 formaron parte de la primera Fiesta Internacional del Vino, junto con el Congreso Internacional Duero Wine Fest, los Palacios del Vino, una exposición y varios conciertos.

Palmarés completo aquí

Drones y robótica: la viticultura del futuro en Intervitis 2018

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: THOMAS WAGNER)

En 2018, Intervitis Interfructa Hortitechnica (4 al 6 de noviembre en el recinto ferial de Stuttgart, Alemania) dedicará una amplia exposición especial al tema “Drones y robótica”. En este evento organizado por la Asociación Alemana de Viticultores (DWV) junto con el Ministerio Federal de Alimentación y Agricultura de Alemania, se realizarán demostraciones de robots y drones el pabellón Paul Horn (pabellón 10) todos los días a las 10.00 y las 15.00 h. La dirección científica de la parte robótica le corresponde al Prof. Dr. Hans-Peter Schwarz de la escuela superior Hochschule Geisenheim University. Entre otras cosas, se presentarán robots para la poda automática y la preparación de cepas y un cortador de follaje electrónico.

La parte de los drones, que tendrá lugar tras la exhibición de media hora de los robots, correrá a cargo de Manuel Becker, del Instituto Nacional de Formación e Investigación de Viticultura y Fruticultura de Weinsberg, en colaboración con droneparts.de. Los drones equipados con cámaras, por ejemplo, se utilizan para la detección remota, y sus resultados pueden aplicarse en una protección específica de plantas o un riego adecuado a las necesidades concretas. En este contexto, se simula también su uso en terrenos planos y en pendiente. Una conferencia final en el foro especializado sobre las posibilidades de aplicación de los drones en la viticultura completará el programa. También podrá encontrar empresas expositoras en torno a la misma temática.

Además el 63º Congreso Internacional de la DWV, que tendrá lugar el 5 de noviembre, tratará en varias sesiones, sobre drones y robótica en el marco de “Viticultura 4.0: Digitalización de la cadena de procesos”.

Más información en www.ivifho.de

La Cata de Otoño de los Premios Mezquita (26 al 28 de octubre, en Córdoba) permitirá dar a conocer los mejores vinos y AOVEs

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

La 7ª Cata de Otoño Premios Mezquita, certamen gourmet que se celebrarán los días 26, 27 y 28 de octubre próximo en el edificio de las Caballerizas Reales de Córdoba (anejo al Alcázar de los Reyes Cristianos) permitirá a las bodegas y almazaras participantes en el concurso presentar y promocionar sus productos a los sectores Horeca, distribuidores, tiendas especializadas y consumidores locales, a los que hay que sumar los numerosos turistas que visitan la ciudad en esas fechas.

Junto con las bodegas participarán almazaras concursantes en los Premios Mezquita y tabernas típicas de Córdoba, que ofrecerán al visitante una variada y rica carta de tapas y platos típicos.

Para participar en la Muestra Ibérica de Vinos y Aceites de Oliva Virgen Extra, los visitantes se deberá adquirir un ticket que le da derecho a 5 degustaciones y a un catavino. A partir de la 5ª degustación los visitantes tendrán que  adquirir botellas o bien abonar el importe de cada degustación adicional.

Lugar del evento, fecha y horarios:

Caballerizas Reales, calle Caballerizas, edificio anexo al Alcázar de los Reyes Cristianos.

Horarios

Viernes 26 de octubre.

Inauguración: 13 h. – 17.30 h.

Tarde: de 20 h. – 23 h.

Sábado 27 octubre

12:30 h. – 17.30 h.

Tarde de 20 h – 23 h.

Domingo 28 de octubre

12:30 h. – 18 h. Clausura.

Si desea mayor información puede llamarnos a los teléfonos: +34 957499900 Ext.: 10520 ó  +34 638 90 36 09 y +34 606 14 09 04 o a las direcciones: auladelvino@cordoba.espremiosaove@premiosmezquita.com

Información para expositores aquí

Virutas de roble y manoproteínas: efecto en la composición fenólica y propiedades sensoriales del vino tinto

 Publicado el por L. Martínez-Lapuente (colaborador), E. Suárez (colaborador), Z. Guadalupe (colaborador), B. Ayestarán (colaborador)

La crianza sobre lías y el envejecimiento en barrica son técnicas empleadas desde hace décadas cuyo objetivo es mejorar la calidad de los vinos desde el punto de vista sensorial. Esta mejora se debe principalmente a la liberación de compuestos como las manoproteínas durante la autolisis de las levaduras. Sin embargo, son técnicas costosas que suponen un complicado manejo de los vinos en múltiples recipientes de pequeño tamaño, así como un mayor riesgo de desviaciones organolépticas y alteraciones microbiológicas.

En la actualidad existen alternativas para el envejecimiento de los vinos, que pueden ser realizadas en depósitos de acero inoxidable con un menor coste y una gestión más fácil, permitiendo además la obtención de una calidad comparable a la del sistema tradicional. En este contexto, la adición de productos ricos en manoproteínas y el empleo de chips de madera de roble, suponen una combinación de técnicas compatibles y complementarias para llegar a la obtención de un producto de elevada calidad a menor coste. Este trabajo analiza y compara el efecto de la adición de preparados comerciales ricos en manoproteínas y virutas de roble en el contenido y la evolución de las diferentes familias de compuestos fenólicos en vinos tintos de la variedad Tempranillo, así como su repercusión en las características organolépticas de los vinos obtenidos.

La Dieta Mediterránea, que incluye el consumo moderado de vino, considerada muy saludable por un informe de la OMS

 Publicado el por Interprofesional del Vino de España (colaborador)

El sector vitivinícola aboga por un consumo moderado del vino dentro del patrón saludable de la Dieta Mediterránea. (photo: )

El sector vitivinícola aboga por un consumo moderado del vino dentro del patrón saludable de la Dieta Mediterránea.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha constatado en su informe de mayo 2018 los múltiples beneficios para la salud de la Dieta Mediterránea, considerada como una de las más saludables del mundo. En concreto, la OMS señala que la Dieta Mediterránea está directamente asociada con una menor tasa de mortalidad, gracias a sus efectos en la prevención de enfermedades cardiovasculares, enfermedades cognitivas, la diabetes tipo 2 y cáncer, entre otros.

Caracterizada por la abundancia de alimentos vegetales, el empleo de aceite de oliva como fuente principal de grasa, el consumo moderado de pescado, marisco, aves de corral, productos lácteos y huevos; el consumo de pequeñas cantidades de carnes rojas y aportes diarios de vino, consumido generalmente con las comidas, la Dieta Mediterránea es mucho más que una forma de comer. Diversos expertos invitan a adoptarla como modelo de vida saludable, hasta tal punto que en 2010 la UNESCO la declaró Patrimonio Inmaterial de la Humanidad “por ser un elemento cultural que propicia la interacción social”.

En concreto, el vino, considerado un alimento tal y como expresa la Ley 24/2003 del 10 de junio de la viña y el vino, forma parte de este patrón alimentario y es una de las piezas claves. Además, según Isabel Bertomeu, nutricionista de la Fundación Dieta Mediterránea: “el vino forma parte de la identidad mediterránea, actúa por sí mismo como protector ante enfermedades coronarias” y añade: “el papel del vino se estudia a partir de “la paradoja francesa”. En el estudio MONICA de los años 1980 se comprobó que la mortalidad en Francia era menor que los países nórdicos, igual que la observada en otros países mediterráneos como España o Italia, a pesar de consumir un alto contenido en grasa saturada (lácteos y derivados). El consumo de vino en Francia contrarrestaría los efectos perjudiciales del consumo de grasa saturada (mantequilla…) Se llegó a la conclusión de que el vino tendría un importante efecto protector cardiovascular.”

Para seguir correctamente la Dieta Mediterránea, se ha establecido un decálogo/pirámide en el que se incorporan elementos cualitativos y cuantitativos respecto a la selección de alimentos. En la base, aquellos que sustentan la dieta y, en los estratos superiores, aquellos que se deben consumir con un control como sería el vino. En este aspecto el sector vitícola siempre ha sido consciente de su responsabilidad con la sociedad y ha abogado por un consumo moderado. Recientemente la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE) presentó su Código de Comunicación Comercial que regula este aspecto.

Decálogo de la Dieta Mediterránea

1. Utilizar el aceite de oliva como principal grasa de adición: al ser un alimento rico en vitamina E, beta-carotenos y ácidos grasos monoinsaturados se le otorga propiedades cardioprotectoras. Es el aceite más utilizado en la cocina mediterránea y, además le añade a los platos un sabor y aroma únicos.

2. Consumir alimentos de origen vegetal en abundancia: Las verduras, hortalizas y frutas son la principal fuente de vitaminas, minerales y fibra de esta dieta y, además, aportan una gran cantidad de agua. Lo ideal es consumir 5 raciones de fruta y verdura a diario.

3. El pan y los alimentos procedentes de cereales, deberían formar parte de la alimentación diaria: Los carbohidratos procedentes de estos alimentos aportan la energía necesaria para el ritmo de vida diario.

4. Los alimentos poco procesados, frescos y de temporada son los más adecuados: Consumir los productos de temporada aporta mayor ingesta de nutrientes y disfrute de su aroma y sabor.

5. Ingerir productos lácteos a diario: Estos alimentos son una gran fuente de proteínas de valor biológico, minerales y vitaminas. Además, el consumo de leches fermentadas se asocia a un equilibrio de la flora intestinal gracias a los microorganismos vivos. Lo ideal es consumirlos diariamente.

6. La carne roja, con moderación: Es recomendable establecer una moderación en cuanto al consumo de carne roja y, si puede ser, como parte de guisos y otras recetas, acompañada de verduras y cereales.

7. Consumir pescado en abundancia y huevos con moderación: Como mínimo una o dos veces a la semana es recomendable comer pescado azul, ya que, a sus grasas, se le atribuyen propiedades protectoras frente a enfermedades cardiovasculares. Respecto a los huevos, al contener proteínas de buena calidad, se recomienda su ingesta a tres o cuatro veces por semana.

8. La fruta fresca debería ser el postre habitual y los dulces y pasteles tendrían que consumirse ocasionalmente: Las frutas son una fuente de nutrientes que aportan color y sabor a la alimentación diaria. Además, son una buena opción para comer a media mañana y como merienda.

9. El agua, bebida por excelencia, y el vino, con moderación y durante las comidas: El agua es fundamental y su aporte diario debería ser entre 1,5 y dos litros. En cuanto al VINO, se trata de un alimento tradicional que puede tener efectos beneficiosos al ser consumido con moderación y en el contexto de una Dieta Mediterránea. El consumo recomendado es de una copa al día para las mujeres y dos para los hombres.

10. Realizar actividad física todos los días: Mantenerse activo diariamente es tan importante como comer adecuadamente. Eso sí, siempre dentro de las capacidades de cada uno.