Estudian el poder saciante de los polifenoles del vino

 Publicado el Por SeVi

Encuentro de empresas colaboradoras del proyecto Satisfood, en Bodega Matarromera. (photo: )
Encuentro de empresas colaboradoras del proyecto Satisfood, en Bodega Matarromera.

El proyecto científico Satisfood “Desarrollo y validación de alimentos saciantes mediante la integración de señales pre y post ingestivas, en el que participa Bodega Matarromera, junto con siete organismos públicos de investigación, estudia el efecto saciante de los extractos polifenólicos del vino, así como de la fibra de uva soluble, con el objetivo de desarrollar alimentos saciantes que mejoren la calidad nutricional de los productos, así como la salud de los consumidores, ofreciendo soluciones al exceso de peso. El sobrepeso es, hay que recordarlo, uno de los más graves problemas de salud, por su relación directa con las enfermedades cardiovasculares, entre otras, una de las primeras causas de muerte y hospitalización.

En este sentido, Alberto Guadarrama, director del Departamento de I+D+i de Matarromera, afirma que con este proyecto se pretende “diseñar alimentos saciantes a base de uva para que, sin esfuerzo, podamos llevar una dieta controlada y así hacer frente a uno de los retos de la salud de nuestro tiempo: la obesidad y las enfermedades cardiovasculares que conlleva”.

Los pasos a seguir en este proyecto son: obtener los ingredientes de origen animal o vegetal (aromas, fibras, extractos de polifenoles de uva y olivo) y probióticos con potencial efecto saciante, el desarrollo de alimentos a través de dichos ingredientes y estudiar las interacciones y características de esos alimentos, su vida útil y capacidad saciante.

Matarromera aporta extractos polifenólicos de uva blanca de la Denominación de Origen Rueda y uva tinta de las DD.OO. Ribera del Duero y Toro; y lleva a cabo junto con el Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos (IATA) el estudio de la saciedad preingestiva, ingestiva y postingestiva que proporcionan estos extractos. Además, colaborará con el Centro Tecnológico AINIA en el diseño de un proceso de obtención de fibra soluble, a partir de orujos de uva, para evaluar posteriormente su efecto saciante.

La firma vitivinícola también intervendrá en los análisis de las matrices de otras empresas del consorcio (cárnicas, confitería, pescado, verduras, cereales, lácteos...) a las que se incorporen esos extractos derivados de la uva para estudiar sus posibles variaciones organolépticas, microbiológicas, físico-químicas, etc.

Está previsto que el proyecto finalice en octubre de 2019. El consorcio público privado que lo impulsa está formado por Matarromera, Carinsa, Fruselva, Biopartner, Primo Mendoza, El Horreo Healthy Food, Friobas y centros de investigación como AINIA, IATA-CSIC, Anfaco-Cecopesca, Universidad de Navarra, Universidad Miguel Hernández de Elche, IdiPAz y Leitat. Engloba un presupuesto de 8,8 millones de euros, de los que Bodega Matarromera aporta el 4,53%.

Para ver el resto del artículo tiene que estar registrado.


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Estudian el poder saciante de los polifenoles del vino”

Comentarios disponibles para usuarios registrados