Topic:

Extraordinario Estadísticas 2014 - Estructuras

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Artículo con tablas en PDF adjunto.

El sector vitivinícola español presenta unas grandes dimensiones y un elevado grado de heterogeneidad, por lo que es complejo proporcionar unos rasgos simples que sirvan para definirlo en toda su extensión. No obstante, podemos aproximarnos a alguna de sus realidades para conocer un poco más qué estructuras presenta. Según los datos del Directorio Central de Empresas (Dirce) del Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2013 figuraban en España 4.036 empresas en el subsector de actividad “vinos”, el 14% del de total de empresas de la industria alimentaria española en ese ejercicio.

No obstante, estas cifras representan una disminución en el número de empresas dedicadas al vino, respecto a 2012, pues entonces se alcanzó la cifra de 4.083 firmas (-1,2% en 2013, por tanto).

Analizando ahora la estructura de esas 4.036 mercantiles dedicadas al vino, destaca la dimensión reducida de las mismas. Según los datos del Dirce, más del 84% de las firmas de este subsector de actividad cuentan con menos de 10 asalariados. Tan solo 66 firmas cuentan con una plantilla superior a los cincuenta trabajadores (el 1,6% del total) y de ellas, solo nueve tiene en nómina a más de 200 empleados. En total, las firmas dedicadas al vino en España daban ocupación a 23.743 personas (dato de 2012), el 6,7% de la población ocupada en la industria alimentaria.

Extraordinario Estadísticas 2014 - Producción

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Artículo con tablas en PDF adjunto.

Las bodegas españolas declararon una producción de vino y mosto sin concentrar correspondiente a la campaña 2013/2014 de 52,46 millones de hectolitros, de los cuales casi 44,73 Mhl corresponden a vinos y 7,73 Mhl serían de mostos sin concentrar, según los datos publicados por el Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) el pasado 15 de abril de 2014. La producción declarada de 52,46 Mhl de vino y mosto sin concentrar supone un 53,21% de incremento respecto a la producción de 2012/2013 (34,24 millones de hectolitros, según la correspondiente declaración).

La producción de vino, como hemos señalado supone el 85% del total e la producción vitivinícola y los 44,73 Mhl declarados en 2013/14 representan un importante incremento del 47,18% respecto al dato de 2012/13, que fue de 30,39 Mhl. El vino blanco supuso el 51,34% del total, frente al 48,66% del tinto. En vinos la categoría más elaborada fue la de vino sin indicación geográfica ni mención varietal, con un total de 18,25 millones de hectolitros declarados (el 40,8% del total del vino) y una progresión respecto a la campaña anterior del 60,5%.  

A continuación, figura el vino amparado por alguna D.O.P., del que se declaró una producción de 15,13 millones de hectolitros, que supone el 33,83% del volumen total de vino y que experimentaron un incremento del 19,96 frente al dato de 2012/2013. La categoría de vino varietal ya representa el 15,13% de la declaración de producción de vinos, con 6,77 Mhl y una evolución del 106,7% frente a la campaña precedente. Por su parte, el vino con I.G.P. supone el 9,8% del total del vino declarado, con 4,38 Mhl (+49,1%); mientras que en la categoría de otros vinos se han declarado 195.458,3 hl (+109,13% respecto a 2012/2013). 

Extraordinario Estadísticas 2014 - Macromagnitudes

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Artículo con tablas en PDF adjunto.

La Renta Agraria en términos corrientes, en su segunda estimación, ha experimentado en 2013 un aumento de un 7,7% respecto al año anterior. Considerando para el mismo periodo un descenso del 2,5% en el volumen de trabajo de la agricultura expresado en UTAs (Unidades de Trabajo Año), de acuerdo con los datos proporcionados por la “Encuesta de la Mano de Obra en la Agricultura” suministrados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), se obtiene un incremento de la Renta Agraria en términos corrientes por UTA del 10,4%.

Finalmente, para un deflactor del PIB del 0,4%, el valor del Indicador A (valor de la Renta Agraria en términos constantes por UTA) registra un incremento del 9,9%. La Rama de Actividad Agraria a precios básicos ha experimentado un aumento del 4,9% en valor. La producción vegetal se incrementó un 7,9% en valor, mientras que la producción animal registró un aumento del 0,6%.

En cuanto al vino y el mosto, su valor ha experimentado un 26,1% de incremento en 2013 en comparación con 2012, con unas alzas del 41,4% en sus cantidades, que compensaron el 10,8% de descenso experimentado en sus precios básicos.

Extraordinario Estadísticas 2014 - Precios

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Artículo con tablas en PDF adjunto.

El precio medio del vino blanco sin denominación de origen en la campaña 2012/2013 se situó en 4,40 euro por hectogrado, precios históricamente elevados (también en tintos), con un diferencial de 1,55 euros respecto a los precios medios de la temporada 2011/12 (+54,39%). Por su parte, el precio medio del vino tinto sin indicación de origen en esa misma campaña alcanzó un valor de 4,60 euros por cada hectogrado, con una progresión del 46,50% frente a la campaña precedente. En el caso de los vinos blancos, según el precio testigo medio, los valores más elevados se alcanzaron durante los meses de marzo, abril y mayo de 2013 (en orden ascendente), mientras que en cuanto a los tintos, los mayores valores se registraron en marzo y abril. Una producción escasa lanzó, en primer lugar los precios de las uvas hacia arriba, que se trasladaron inmediatamente al vino, con las consecuencias que eso tuvo, fundamentalmente en los mercados de exportación a los que habíamos accedido por precio (bajo).

En cuanto a los precios de las uvas en la vendimia de 2013 para determinadas variedades y zonas, una cosecha históricamente elevada propició que los nerviosismos y presiones vividas en la anterior por quienes necesitaban abastecerse de materia prima para asegurar sus necesidades desaparecieran y, por tanto, que los precios tendieran a la baja, ante una oferta elevada.

Extraordinario Estadísticas 2014 - Intervención

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Artículo con tablas en PDF adjunto.

La Unión Europea a 28 (incluida Croacia) cuenta con un presupuesto asignado inicial para el Programa de Apoyo al sector vitivinícola de algo más de 5.703 millones de euros para el periodo 2014-2018 (que ascendería a 6.241,5 millones, si se le suman a España los 142,75 M€ anuales de Pago Único de 2015 a 2018, que realmente se pierden al diluirse en el montante global de Pago Básico).

Sea como fuere, del montante financiero global para este sector, unos 2.482,8 M€, un 44,5% del total (si se exceptúa el Pago Único de 2015 a 2018), corresponden a la medida de reestructuración y reconversión del viñedo; otros 1.160,8 M€, un 20,4% irían a la medida de información y promoción del vino en países terceros; otros 1.153,54 M€, un 20,2%, se han asignado a la medida de inversión; otros 481,5 M€, un 8,45% del total, a la medida de destilación de subproductos; unos 147,51 M€ (2,6%) a los seguros de cosecha y, finalmente, unos 53 M€ (0,93%) están previstos destinar a la medida de la vendimia en verde.

Se trata de una distribución indicativa que podría cambiar según lo decidan algunos países productores, como el caso de España, que tiene previsto incluir la nueva medida de innovación dentro de los fondos previstos para la medida de inversión, y la de la vendimia en verde, para la que habrá que esperar a este otoño para ver si se aprueba o no, incluyéndola en el marco del Programa de Apoyo, y de qué medida de las ya contempladas se detrae el presupuesto para su financiación. En el caso de nuestro país, el sector vitivinícola cuenta con casi 353,1 millones de euros para el actual ejercicio financiero Feaga de 2014 y, tras desaparecer el Pago único, se quedará en 210,33 M€ anuales cada año en el periodo 2015-2018, tal y como viene reflejado en el cuadro adjunto.