Topic:

El vino se pone la mascarilla ante el coronavirus

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

Coronavirus (Covid-19) (photo: )

Coronavirus (Covid-19)

///ACTUALIZACIÓN///

La pandemia (estatus que alcanzó el 11 de marzo por parte de la OMS) de coronavirus (Covid-19) está afectando a todos los sectores de la economía y el vino no está siendo ajeno, ni mucho menos, a sus consecuencias. A las iniciales cancelaciones de ferias y otros eventos vitivinícolas, anuncios de modificaciones de sus fechas y cierto nerviosismo y expectación en los mercados por ver cómo se comportaba, fundamentalmente, la demanda de los países importadores, se ha sumado, de forma precipitada, una paralización casi total de Europa y de buena parte del mundo para tratar de frenar los contagios.

Los hechos se suceden con una velocidad arrolladora en los últimos días, con España en situación de alarma nacional desde el 14 de marzo y, por tanto, lo publicado va perdiendo vigencia rápidamente. Desde la Federación Española del Vino (FEV), su director general, José Luis Benítez, señalaba a SeVi que, “dada la incertidumbre total sobre la duración e intensidad de las medidas de prevención, tanto nacionales, como globales”, la situación del vino ante la pandemia “no es nada halagüeña”. “Se ha paralizado el comercio exterior y ahora también el nacional”.

El sector ha respondido a la situación con mucha responsabilidad. “Por el momento, muchas bodegas siguen trabajando a nivel productivo de forma habitual, tal y como permite la situación. Afortunadamente hay trabajos en bodega muy automatizados. No obstante, se ha implantado el teletrabajo en muchas de ellas para las oficinas, departamentos comerciales, marketing…”, explica Benítez.

Sin embargo, existe una temerosa resignación ante las consecuencias de este brote vírico internacional; y cómo serán los caminos que se abren ante lo que resta de un año 2020 que “ya estaba siendo muy complicado”, según señala a esta revista Rafael del Rey, el director general del Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV).

El brote de Covid 19 agrava una situación ya delicada. “Arrancamos, antes del brote, con un comercio mundial relativamente estable en volumen y que venía creciendo en valor en los últimos años”, sitúa Del Rey. “Teníamos preocupación por la desaceleración económica de China, de forma importante en los dos últimos años; por el Brexit y, sobre todo, por los aranceles adicionales al vino impuestos en EE.UU., también preocupaba Japón, que daba señales de ralentización a finales de 2019, la nueva Ley del Vino en Rusia, que puede ser perjudicial para el vino a granel español…”, manifiesta el director general del OEMV.

Y en este “caldo de cultivo” llega el coronavirus, que ya impactó mucho (a nivel vino) en China, donde coincidió con su Año Nuevo, “época muy importante para su consumo de vino y que se ha perdido”. En el gigante asiático, Del Rey, vaticina que podría haber una “vuelta a la normalidad relativamente rápido, pero habrá una pérdida neta, seguro, pues el resto del año no va a poder compensar lo perdido”.

Y en el resto del mundo el parón es “total”. Y eso, para un sector que depende en más de un 50% de su comercialización del sector exterior, es un mazazo.

Por su parte, la directora de la Organización Internacional del Vino de España (OIVE), Susana García, insiste en la sensación de que, con la enfermedad, “llueve sobre mojado” para el sector del vino, por lo que 2020 va a ser un “año muy complicado”. A la paralización exterior, se suma el golpe que va a suponer para el consumo interno.

“En los últimos meses habíamos conseguido recuperar consumo interno”, valora García. Pero la cuarentena del país, con cierres de comercios de hostelería por responsabilidad y prevención ante el virus, cercena un canal, el Horeca, responsable de más de un 40% del consumo total.

“No podemos olvidar que el vino es un alimento de consumo social, ligado a la celebración”, explica la directora de OIVE. De hecho, la Interprofesional ha paralizado acciones de promoción y comunicación (empezaba en abril una campaña en Horeca).

Coinciden con ella Rafael del Rey y Benítez. Los tres señalan que el balance a final de año será negativo. “Hay incertidumbre ante la crisis económica global que esto pueda generar, a los efectos en cadena que se vivan y a que las bodegas vean cortados sus ingresos, sin suspender sus gastos”, explica Del Rey.

Al respecto, el director general de la FEV, José Luis Benítez, reclama, al margen de las ayudas que se establezca para las empresas en general, acciones específicas de apoyo dentro de la OCM del vino, como la que prevista para situaciones de crisis de mercados fuera de la UE. También de medidas posibles habló la directora de la OIVE (las relativas a la estabilidad y calidad del sector), pues señaló que si se alarga mucho la situación “llegará la nueva vendimia” y, para entonces, “esperemos que haya podido salir bastante vino de las bodegas”.

“Lo fundamental va a ser cuánto dure esta situación, espero que, a la vuelta de la pesadilla, en España y en el mundo, haya muchas ganas de celebrarlo con vino”, apunta García.

Bruselas espera un estudio de impacto antes de tomar decisiones por la subida de arancelarias de Trump al vino europeo

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

El comisario europeo de Agricultura, Janusz Wojciechowski, afirmó que la Comisión Europea quería esperar aún los resultados de un estudio de impacto en las próximas semanas antes de adoptar, si fuera necesario, decisiones que contrarresten las pérdidas por la subida del 25% de los aranceles de entrada al mercado de Estados Unidos para el vino tranquilo envasado igual o inferior a 14 grados de alcohol de Francia y España, principalmente.

En un encuentro celebrado por Wojciechowski con representantes de la Federación Europea de los Vinos de Origen (EFOW) el pasado 2 de marzo en Bruselas, el comisario señaló que estas decisiones no abarcarán solo al sector vitivinícola, sino también a otros sectores agrícolas y agroalimentarios afectados, como el aceite de oliva o el queso, desde el pasado 18 de octubre de 2019, inicio del incremento arancelario para entrar al mercado de EE.UU. como represalia a las ayudas públicas al consorcio aeronáutico europeo, Airbus.

Bruselas no descarta, en todo caso, que puedan renegociarse las actuales sanciones durante todo este tiempo con la Administración norteamericana para que en un futuro cercano al menos no vuelvan a subirse los aranceles de los productos agrícolas, sino solo los que afecten al sector aeronáutico. A partir del 18 de marzo, fecha en que entraría en vigor la nueva subida arancelaria del 10% al 15% para el consorcio europeo Airbus, podría alcanzarse un mini-acuerdo comercial entre la UE y Estados Unidos en este sentido.

Largo plazo

La EFOW mostró al comisario de Agricultura su preocupación por que las sanciones de la Administración Trump al sector vitivinícola se alarguen durante mucho tiempo, estimando la importancia de intervenir para que se permita a las empresas seguir exportando al mercado de Estados Unidos y evitar así que pueda producirse una crisis importante en el sector vitivinícola europeo, principalmente francés y español.

Esta Federación recordó a Wojciechowski que las medidas de flexibilidad suplementaria para los programas de promoción del sector vitivinícola, aprobadas y propuestas por la Comisión Europea, y adoptadas por los Estados miembros y los eurodiputados el pasado 18 de febrero, resultan muy insuficientes en la actualidad para aportar una respuesta eficaz y permanente al incremento arancelario impuesto por Estados Unidos.

Por su parte, el comisario de Comercio, Phil Hogan, anterior comisario de Agricultura, indicó en su intervención ante la Comisión de Economía del Comité de las Regiones, que observa cierto nivel de compromiso por parte de Estados Unidos ante la iniciativa comunitaria para tratar de levantar los aranceles que impuso la Administración norteamericana y, en este sentido, recalcó que la CE trabaja con este país para resolver la situación.

No obstante, añadió Hogan, para resolver la disputa comercial, ambas partes, tanto EE.UU. como la UE, “debemos comprometernos totalmente en línea con la regulación de la OMC sobre las ayudas a las aeronáuticas Boeing y Airbus, porque solo así tenemos opciones de lograr levantar los aranceles.”

El próximo 16 de marzo, dos días antes de que entre en vigor la subida arancelaria de EE.UU. hasta el 15% a Airbus, Hogan volverá a viajar oficialmente a Washington para intentar un compromiso sobre las cuestiones comerciales, algo que no se prevé nada fácil, puesto que la Administración norteamericana pide concesiones agrícolas, relativas a flexibilidad ciertas medidas sanitarias y fitosanitarias de la UE.

Nuevo récord de consumo mundial de vino rosado, que alcanzó 25,6 Mhl en 2018

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

Vino rosado. (photo: )

Vino rosado.

Informe completo en pdf adjunto (para suscriptores)

El consumo mundial de vino rosado marcó un nuevo récord en 2018, alcanzando los 25,6 millones de hectolitros, según el Observatorio Mundial del Rosado, en un informe recientemente publicado por el Conseil Interprofessionnel des Vins de Provence (CIVP) y FranceAgrimer. Se trata de un crecimiento de prácticamente un 40% y de 7,3 millones desde el año 2002, diecisiete años después, con los países productores de Europa Occidental y Estados Unidos como los grandes consumidores, representando ya el 11,2% del consumo global de vinos tranquilos.

Los dos principales países consumidores, Francia y Estados Unidos mostraron bastante dinamismo. En el caso francés, este país representa el 34% del consumo mundial de vino rosado, con un alza de 3 puntos porcentuales en 10 años, mientras que el país norteamericano supuso en 2018 un 20% del consumo mundial, unos 4 puntos porcentuales de aumento en 10 años, con un incremento del 43% a nivel comercial durante el pasado año.

A continuación, información para suscriptores.

El stock de vino a 31 de enero (50,1 Mhl) era un 8,74% inferior al de esa misma fecha de la campaña 2018/19

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

 (photo: )

Documentos del Infovi completos en pdf adjuntos (para suscriptores)

Las existencias de vino y mosto sin concentrar se redujeron durante el mes de enero pasado en un 5,66% y en casi 3,26 millones de hectolitros, respecto al inicio de mes, según el avance provisional del Sistema de Información del Mercado del Vino (Infovi), pasando de casi 57,6 millones a 54,33 millones de hectolitros (si suman existencias de otros derivados del mosto, el stock quedaría finalmente en casi 54,58 Mhl).

Fue un volumen aceptable, aunque algo inferior a ese mismo mes del pasado año, debido a que las circunstancias también son distintas, puesto que en enero de 2019 (campaña 2018/19) había más disponibilidades de oferta que un año después y la situación comercial (aranceles EE.UU.) era también algo mejor.

A continuación, información para suscriptores.

Salidas de 4,82 Mhl de vino al mercado durante el mes de enero de la campaña 2019/20

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

Documentos del Infovi completos en pdf adjuntos (para suscriptores)

Durante el pasado mes de enero salieron al mercado un total de 4,82 millones de hectolitros de vino (además de 402.108 hl de mosto sin concentrar), según el avance provisional de datos del Sistema de Información del Mercado del Vino (Infovi), de los que 3,2 millones correspondieron a la demanda interior y 1,62 millones se comercializaron en el exterior.

Enero se inició con unas existencias de 52,93 Mhl de vino y algo más de 4,65 Mhl de mosto sin concentrar en poder de grandes productores (referencia histórica de producción de igual o más de 1.000 hl).

Durante el primer mes de 2020 (mitad de la campaña 2019/20) aún entraron 18.722 kilos de uvas en bodega, de las que 10.962 kg fueron tintas y 7.760 blancas, todas ellas, menos un kilo (Navarra) de La Rioja, mientras que la producción de vino sumó 11.318 hectolitros, de los que 3.422 hl fueron tinto/rosado y 7.896 hl de blanco.

A continuación, información para suscriptores.