Topic:

España, cuarto productor mundial de vino espumoso y tercer exportador global

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

Botellas de vino espumoso en rima. (photo: vkph)

Botellas de vino espumoso en rima.

La Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV) ha actualizado su informe sobre la situación del vino espumoso en el mundo, con datos oficiales hasta 2018. Se trata de una de las categorías de vinos más dinámicas en los últimos años, como reflejan las estadísticas. Así, en 2018, la producción de vino espumoso superó, por primera vez en la historia, los 20 millones de hectolitros, con un incremento del +57% respecto a 2002. En 2018, 7 de cada 100 litros de vino producido en el mundo fue vino espumoso.

España, como no podía ser de otra forma, es un actor fundamental en esta categoría de vino, situándose, como veremos a continuación, como el cuarto productor mundial (el segundo con mayor incremento relativo) y tercer exportador global de vino espumoso.

En cuanto a la producción, esos poco más de 20 Mhl producidos se encuentran muy concentrados en cuatro países europeos, con Italia (5,3 Mhl y el 27% del total) a la cabeza, seguido de Francia (4,4 Mhl y el 22% mundial), Alemania (2,8 Mhl y el 14%) y España (con una producción de 2,1 Mhl 11%). Estos cuatro países representan el 75% de la producción mundial de vino espumoso. La OIV destaca que la elaboración de vino espumoso en nuestro país se duplicado desde 2000. El 52% del espumoso español es D.O.P. Cava.

Fuera de Europa, el principal elaborador de vino espumoso es EE.UU., aunque con cifras más comedidas: 1,3 Mhl producidos y un 6% del total. No obstante, las burbujas parecen ser un importante foco de crecimiento de la cultura vitivinícola, pues hay varios países que han irrumpido en el panorama de los espumosos con relativa fuerza, como Reino Unido (donde el espumoso crece a un ritmo del +33% al año en la última década), Portugal (+18%/año), Brasil (+7%/año) y Australia (+3%/año).

Consumo

En cuanto al consumo mundial de esta categoría, la OIV cifra el total consumido en 2018 en 19 Mhl. Sigue siendo una categoría de tendencia, a pesar del impacto que tuvo la crisis financiera de 2009. De hecho, el consumo en el periodo 2002-2018 crece a un ritmo del 3% anual y ya representa el 8% del total del vino que se consume en el mundo (su cuota era del 5% en 2002). El vino espumoso parece haberse liberado de la estacionalización en su consumo, gracias a la popularización de vinos espumosos de precios más asequibles, que ha permitido llegar a un rango de consumidores más amplio.

Del mismo modo que la producción, también el consumo de esta categoría presenta una elevada concentración. Los cinco primeros consumidores mundiales (Alemania, Francia, EE.UU., Rusia e Italia) representan el 62%. Sin embargo, la OIV destaca que el consumo de espumoso va ganando adeptos en cada vez más países del mundo.

El líder en el consumo es Alemania (3,2 Mhl y el 17% del total), seguida de Francia (2,6 Mhl, 14%), EE.UU. (2,6 Mhl, 14%), Rusia (1,6 Mhl, 9% del total) e Italia (1,6 Mhl y una cuota del 8%). El informe destaca el importante crecimiento detectado en Reino Unido (1,5 Mhl a un ritmo de +7%/año); así como los importantes incrementos relativos en “consumidores emergentes” como México (+13%), Suecia (+11%), Canadá (+8%) o Brasil (+8%), entre otros.

Comercio de burbujas

En los últimos años hemos sido testigos del auge de la importancia del vino espumoso en el comercio internacional (tasas de incremento anual del +6% desde la crisis de 2009). En 2018, el volumen mundial de las exportaciones alcanzó los 8,9 Mhl (9 de cada 100 litros de vino exportado fue espumoso). En valor, las variaciones son, si cabe, más significativas, con tasas de incremento anual del +8%, hasta alcanzar en 2018 un récord histórico de 6.200 millones de euros. El 20% del valor total de las exportaciones vitivinícolas corresponde a espumosos.

En lo que llevamos de siglo (hasta 2018), el principal bache fue la crisis financiera de 2009. La situación afectó gravemente a los espumosos de mayor valor añadido; pero supuso una oportunidad para categorías de espumosos hasta entonces con menor relevancia internacional

Las exportaciones de vino espumoso están lideradas por Italia, Francia y España (suponen el 85% del volumen total exportado), siendo Italia la que mayor evolución ha tenido desde 2002, superando a Francia en el ránking.

Italia exportó en 2018 3,9 Mhl de espumoso, gracias al boom experimentado por el prosecco (representa el 65% de sus exportaciones).  En términos de valor, su exportación quedó en 1.500 M€ en 2018. Italia destina a exportación el 73% de su producción nacional de espumosos.

Francia sacó al mundo 1,9 Mhl de espumoso (de los que 1,1 eran A.O.C. Champagne) y obtuvo unos reembolsos de 3.000 M€ (es el primer exportador en términos económicos y representa el 52% del valor exportado total mundial). Se estima que el 43% de la producción de vino espumoso francés acaba en mercados internacionales.

En cuanto a España, su exportación de espumoso en 2018 alcanzó los 1,8 Mhl (el 88% de su producción se destinó al extranjero). De ese volumen, 1,2 Mhl tenían D.O.P. Cava. En valor, la exportación española de burbujas quedó en 500 M€, a mucha distancia de sus competidores.

Del lado importador, el ránking en volumen lo lideran Reino Unido (1,4 Mhl), EE.UU. (1,4 Mhl), Alemania (0,7 Mhl), Bélgica (0,4 Mhl) y Rusia (0,4 Mhl). Mientras que, en valor, la clasificación la encabeza EE.UU. (1.112 M€), R. Unido (723 M€), Japón (523 M€), Alemania (425 M€) y Singapur.

Descarga aquí el artículo con tablas y el informe de la OIV.

---

La Semana Vitivinícola ha decidido, además, dado su compromiso con la información, ofrecer en abierto sus noticias mientras dure el estado de alarma nacional propiciado por la pandemia de coronavirus. Nuestros suscriptores seguirán disfrutando, en exclusiva, del acceso a las revistas en PDF y la información de Mercados.


Propuestas de la FEV para atenuar el duro golpe del Covid-19 al vino

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

La Federación Española del Vino (FEV) hizo llegar al ministro de Agricultura, Luis Planas, el pasado 4 de mayo, la magnitud del golpe que el Covid-19 ha asestado al sector del vino. Mediante videoconferencia, el presidente de la FEV, Miguel A. Torres; y su director general, José Luis Benítez, reiteraron las estimaciones que maneja la patronal bodeguera y que hablan de una caída del 35% en la facturación de las bodegas durante el primer cuatrimestre del año, a causa de la paralización de la actividad del canal Horeca, tanto nacional, como en muchos de los países clientes del vino español. “Las perspectivas de facturación para el ejercicio 2020 son muy negativas e irán ligadas directamente a la recuperación de un canal clave para los vinos españoles”, comunicaron desde la FEV al Ministerio.

La cita telemática también sirvió para trasladar a Planas la batería de propuestas que defiende la Federación para tratar en la medida de lo posible de atenuar los efectos de esta crisis en el sector y sus empresas. Así, las bodegas reclaman una apertura “rápida y lógica” del canal Horeca que cuente con el consenso de los sectores afectados, “obviamente con todos los condicionamientos necesarios de sanidad y seguridad, además de establecer una serie de medidas en apoyo del canal necesarias para su reactivación”.

Al respecto, se ha elaborado un documento conjunto al respecto, consensuado entre FIAB, Hostelería de España y AECOC, en el que ha colaborado también la FEV, que estaba previsto que se hiciera público al cierre de esta edición.

La Federación Española del Vino, igualmente, han subrayado la importancia de promover desde el ámbito público y con la colaboración de entidades e instituciones sectoriales, campañas de promoción dirigidas a potenciar la idea de la seguridad en la vuelta al consumo en el canal y la imagen de calidad y salubridad de nuestros alimentos y vinos. También se le ha pedido al ministro que se ponga el foco en los principales destinos de exportación de vino para recordar al turista internacional que puede seguir consumiendo en su país nuestros productos entretanto se levantan las restricciones impuestas a los viajes y al turismo.

En la misma línea, se ha pedido al Ministerio que se contemple específicamente al enoturismo en el plan de desescalamiento de las diferentes actividades económicas, ya que para muchas bodegas es una fuente de ingresos notable, así como una oportunidad de venta directa de sus vinos y de potenciar su imagen. El objetivo sería que un “nuevo enoturismo” se pueda relanzar este verano 2020, con las pertinentes medidas de seguridad.

La FEV ha valorado la propuesta de medidas extraordinarias de ayuda al sector por parte de la CE, que recoge medidas como el almacenamiento temporal voluntario, la cosecha en verde y la destilación de crisis voluntaria. Tal y como informó SeVi, para la FEV, se trata de una propuesta que, aunque recoge cierta flexibilización y parte de los planteamientos hechos por el sector, es “insuficiente fundamentalmente porque no se dota de fondos extraordinarios que serían absolutamente necesarios para su aplicación en España”.

El Ministerio y la FEV han acordado seguir trabajando conjuntamente en los próximos días para concretar la aplicación de estas medidas en nuestro país, para lo cual desde la patronal bodeguera se ha insistido en que es indispensable que la medida de cosecha en verde pueda ser de aplicación parcial y pueda compensar una potencial reducción de los rendimientos la próxima vendimia en zonas con Denominación de Origen Protegida.

La Eurocámara reclama a la CE incluir al vino entre los sectores y mercados que necesitan medidas urgentes por la crisis del Covid-19

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

La Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo (Comagri) envío el pasado 27 de abril una carta al comisario de Agricultura de la UE, Janusz Wojciechowski, en el que le solicitaba revisar sus tres proyectos de reglamentos delegados, que contemplaban medidas de urgencia para algunos sectores y mercados agrarios, para que incluyesen disposiciones relativas al almacenamiento privado de otros sectores y mercados afectados, como el del vino.

En concreto, el presidente de la Comagri, Norbert Lins, demanda en su carta a Bruselas que reconsidere su decisión de financiar las medidas de crisis del sector del vino solo con los fondos disponibles (no gastados o no ejecutados) de los programas nacionales de apoyo al sector vitivinícola (PASV), cuando estos están casi agotados.

La Comisión de Agricultura proponía también a la CE que introdujera una mayor flexibilidad en los distintos programas de actuación y, más en concreto, permitiendo levantar de manera temporal las limitaciones a las actividades promocionales en el mercado interior, a financiar en el marco del programa de apoyo nacional.

Asimismo, los eurodiputados reclamaban a la CE modificar las normas sobre mezclas de vinos de diferentes añadas, elevando el porcentaje máximo de vino de otro año del actual 15% al 25%, y dejando que la indicación de la añada sea voluntaria.

Por otra parte, desde esta Comisión se considera que, en la actual situación extraordinaria, motivada por la crisis sanitaria del Covid-19, debería eliminarse la regla que impide destinar un máximo del 15% de los fondos de los PASV a la destilación de crisis y, además, se debería permitir que los productores pudiesen acceder a apoyos financieros tanto por almacenamiento privado de vino, como por destilación de crisis.

La Comagri reclama también que se permita voluntariamente al propio sector para proceder a rebajar los rendimientos máximos de producción por hectárea y a reducir los volúmenes de vino producido, invirtiendo en la elaboración de vinos de mayor calidad.

Estas peticiones están siendo valoradas por el comisario de Agricultura de la UE, y el mayor problema para su aplicación es el presupuestario. Tanto el sector vitivinícola, como el Parlamento Europeo, demandan que los fondos sean extraordinarios y salgan de partidas no sobrantes de la PAC, como podría ser la reserva de crisis, que cuenta con cerca de 480 millones de euros que, si son utilizados para afrontar las crisis sectoriales, no se devolverían a los beneficiarios de los pagos directos de la PAC.

Los precios medios percibidos por los vitivinicultores bajaron en 2019 tras aumentar la oferta en el año anterior

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

Tras la fuerte remontada de los precios percibidos por los productores de vino y mosto a granel sobre bodega durante 2018, el año pasado volvieron las rebajas, como consecuencia del incremento de la oferta productiva de vino y mosto, que superó en la vendimia de otoño del año anterior los 50,3 millones hectolitros, según el Ministerio de Agricultura.

En 2015, esta producción sumó algo más de 43,26 Mhl, un año después, en 2016, fue de 44,22 millones; en 2017 alcanzó 35,93 Mhl; en 2018, casi 50,36 Mhl, que es la que se tiene en cuenta ahora en este registro, y en el otoño del pasado año volvió abajar a 37,65 millones, según los datos del MAPA, que incluye además de la elaboración de vino, la producción de mostos concentrados y los mostos parcialmente fermentados, convertidos a mosto natural y la de vino y mosto de los pequeños productores para consumo, no sujetos a la obligación de presentar declaraciones de producción.

Así, en vino blanco, el precio medio anual percibido por el vitivinicultor durante 2019 fue de 40,50 €/100 litros, con un descenso de casi el 22% y de 11,35 €/100 litros respecto al año anterior, cuando alcanzó de media los 51,85 €/100 litros, y un 12,6% inferior también al precio medio percibido en 2017 (46,33/100 l).

En vino nuevo tinto/rosado/clarete, el precio medio percibido por el vitivinicultor sobre bodega se redujo también de forma considerable en un 22,8% y en 18,35 €/100 litros, hasta quedar en 62,23 €/100 litro, un importe medio que es, por el contrario, un 12,4% y de 6,86 €/100 litro superior a la media del año 2017 (55,37 €/100 l.).

Por último, el precio medio anual percibido por los productos de mosto de consumo directo en 2019 fue de apenas 30,37 €/100 litros, un 9,4% y 3,14 €/100 litros menos que en el año anterior, aunque bajó un 26,1% y en 10,71€/100 litros en relación al año 2017 (41,08 €/100 l).

Precios percibidos por los vitivinicultores a granel sobre bodega.

Producto

2017

2018

2019

(%) 19/18

(%) 19/17

Vino blanco (€/100 litros)

46,33

51,85

40,50

-21,9%

-12,6%

Vino nuevo tinto/rosado-clarete (€/100 l)

55,37

80,58

62,23

-22,8%

+12,4%

Mosto consumo directo (€/100 l)

41,08

33,51

30,37

-9,4%

-26,1%

Fuente: MAPA. Año base: 2015 = 100.

Tomando como base de referencia igual a 100 el año 2015, los precios medios percibidos por los productores de vino y mosto en 2019 registran incrementos desde entonces de un 34,86%, según el Ministerio de Agricultura, bastante por encima de la media del índice general, que bajó un 1,39 puntos porcentuales respecto al índice base 100 de 2015, que quedó en el 98,61 % y del índice de los precios percibidos por el conjunto de los productos agrícolas, que fue un 5,38 puntos inferior, quedando en un 94,62% sobre dicho índice.

Índice de precios percibidos por los agricultores.

Producto

2017 (%)

2018 (%)

2019 (%)

Vino y mosto

143,79

158,65

134,86

P. Agrícolas

102,64

103,54

94,62

P. Animales

104,67

101,96

104,22

P. Ganaderos

106,62

102,75

106,15

General de Precios Percibidos

103,48

102,89

98,61

Fuente: MAPA. Año base 2015 = 100

Por último, los salarios medios nacionales de los trabajadores en algunas de las actividades laborales más relacionadas directamente con el sector, como la poda y la vendimia, se mantuvieron durante 2019 en mayor o menor grado bastante estables.

En la vendimia, el salario medio fue el pasado año de 50,10 € por día, apenas un 0,3% más bajo que en 2018, pero un 2,5% más alto que en el año precedente de 2017, cuando fue de 48,88€/día de media.

En la poda, una actividad que requiere de mayor especialización técnica, propia también de otros cultivos leñosos, se registraron salarios medios de 53,09 €/día en 2019, un 1,7% por encima del año anterior (52,22 €/día) y apenas un 0,4% más que los 52,88 €/día de 2017.

Mientras que la vendimia perdió ligeramente algo de poder adquisitivo sobre 2018, aunque no sobre 2017, en la poda continuó el aumento progresivo en estos últimos tres años y la previsión es que lo siga haciendo en los venideros por la falta de suficiente mano de obra al respecto y el incremento del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en estos dos últimos años con carácter general, que afectará lógicamente a un aumento del coste laboral de las explotaciones agrarias.

Salarios medios nacional (€/día)

Trabajo

2017

2018

2019

(%) 19/18

(%) 19/17

Vendimia

48,88

50,24

50,10

-0,3%

+2,5%

Poda

52,88

52,22

53,09

+1,7%

+0,4%

Fuente: MAPA.

Índices de salarios agrarios

Trabajo

2017 (%)

2018 (%)

2019 (%)

Vendimia

365,32

375,49

374,44

Poda

388,82

383,97

390,37

Índice General

384,59

382,63

388,87

Fuente: MAPA. Año base 1985=100.

---

La Semana Vitivinícola ha decidido, además, dado su compromiso con la información, ofrecer en abierto sus noticias mientras dure el estado de alarma nacional propiciado por la pandemia de coronavirus. Nuestros suscriptores seguirán disfrutando, en exclusiva, del acceso a las revistas en PDF y la información de Mercados.


El MAPA acuerda distribuir casi 66,6 M€ entre las CC.AA. para promoción del vino del PASVE 2021

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

El Ministerio de Agricultura acordó con las Comunidades Autónomas adelantar la distribución de los fondos comunitarios del FEAGA para la medida de promoción del vino en mercados de terceros países del ejercicio financiero 2021 (que se inicia el próximo 16 de octubre de 2020 en toda la UE), en el marco del Programa de Apoyo al Sector Vitivinícola (PASVE) 2019-2023.

Se trata, en concreto de una partida de 66.578.245 euros, tras aprobarse la lista definitiva de acciones y programas presentados por parte del sector vitivinícola español, a la espera de ver también cómo evoluciona la situación de crisis sanitaria y económica, provocada por la expansión mundial del Covid-19.

Hay que incidir en que las actuales medidas de promoción del vino del PASVE 2020 están afectadas en gran parte de sus actividades de ejecución (o, mejor, dicho, en su no ejecución), como ya avanzó SeVi, por la declaración motivada de causa de fuerza mayor desde el 31 de enero hasta la conclusión al menos del estado de alarma y la reapertura de las fronteras exteriores, así como por las restricciones en el movimiento de personas y bienes.

En la práctica, eso impide llevar a cabo las acciones de información y promoción previstas en los países terceros de destino que estén afectados por el Covid-19, es decir, prácticamente en todos, y justifica en esta situación excepcional la aplicación inmediata de medidas (plazos, porcentajes y justificación de gastos, avales de garantía, cumplimiento de las acciones, modificación de acciones y destinos, etc.) que salvaguarden a las empresas de los efectos adversos en los que se ven sometidos los beneficiaros de los programas, por no poderlos realizar en su totalidad en los mercados de destino.

Aunque ahora se ha decidió avanzar en el reparto de los fondos comunitarios del PASVE 2021, ni MAPA, ni CC.AA. descartan que este ámbito de aplicación extraordinario por causa de fuerza mayor del PASVE 2020 pueda verse ampliado a los nuevos programas del ejercicio FEAGA 2021, si las circunstancias de los mercados se ven alteradas, tras la reapertura de las fronteras y la libre circulación de personas y mercancías.

Mayor cofinanciación

La medida de promoción del vino en terceros países del PASVE 2021 contará con una cofinanciación del 60% de su coste total es decir, el 40% lo tendrá que poner el propio sector, frente al 50% que era lo más habitual en los programas anteriores.

MAPA y CC.AA. acordaron una selección definitiva de 1.000 programas seleccionados, que fueron aprobados mediante acuerdo de la Comisión Nacional de Selección de Programas correspondiente al ejercicio FEAGA 2021.

Los programas de promoción de vino en mercados de terceros países, como es conocido, persiguen fomentar el conocimiento de las características y cualidades de los vinos españoles para mejorar su posición competitiva, consolidación o, en su caso, la apertura de nuevos mercados.

Como viene siendo habitual, Cataluña ha sido la Comunidad que más programas de promoción ha presentado y aprobado, con 438 (43,8% del total), seguido de lejos por Castilla y León, con 124 programas seleccionados (12,4%), Andalucía, con 90 (9%); Castilla-La Mancha, con 79 (7,9%), La Rioja, con 73 (7,3%), etcétera.

Sin embargo, es el País Vasco, la Comunidad que contará con más presupuesto del FEAGA comunitario. En concreto, con 12,33 M€ (18,5%), seguido de Cataluña, con 10,15 M€ (15,2%), La Rioja, con 8,43 M€ (12,7%), etcétera.

A la cola figura, Extremadura, la segunda región vitivinícola en volumen, con apenas 3 programas y una financiación comunitaria prevista de 132.573 euros, así como Canarias, con 4 programas y solo 75.755 euros de financiación.

Hay que destacar la existencia de 3 programas aprobados de organismos públicos nacionales, que el MAPA no describe cuáles son, con una financiación FEAGA de 839.400 euros, pero que podía referirse al ICEX España y a la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE).

 

Distribución de fondos FEAGA de la medida de promoción de vino. PASVE 2021

CC.AA.

Nº programas

(%) s/total

Presupuesto FEAGA (€)

(%) s/total

Andalucía

90

9,0%

4.049.168

6,1%

Aragón

22

2,2%

4.313.871

6,5%

Canarias

4

0,4%

75.755

0,1%

Castilla y León

124

12,4%

8.826.179

13,3%

Castilla-La Mancha

79

7,9%

4.020.414

6,0%

Cataluña

438

43,8%

10.146.675

15,2%

Extremadura

3

0,3%

132.573

0,2%

Galicia

19

1,9%

1.345.072

2,0%

La Rioja

73

7,3%

8.432.557

12,7%

Com. Madrid

36

3,6%

2.946.453

4,4%

Reg. Murcia

23

2,3%

3.471.535

5,2%

C.F. de Navarra

19

1,9%

1.430.657

2,1%

País Vasco

30

3,0%

12.330.588

18,5%

C. Valenciana

37

3,7%

4.216.348

6,3%

O.P. Nacional

3

0,3%

839.400

1,3%

Total

1.000

100,0%

66.578.245

100,0%

Fuente: Conferencia Sectorial de Agricultura y Desarrollo Rural. MAPA/CC.AA. de 30 de abril de 2020.

---

La Semana Vitivinícola ha decidido, además, dado su compromiso con la información, ofrecer en abierto sus noticias mientras dure el estado de alarma nacional propiciado por la pandemia de coronavirus. Nuestros suscriptores seguirán disfrutando, en exclusiva, del acceso a las revistas en PDF y la información de Mercados.