Topic:

Radiografía del consumo de vino en España antes de la crisis del Covid-19

 Publicado el por Interprofesional del Vino de España (colaborador)

 (photo: )

El vino está siendo un sector muy castigado en esta pandemia. Además de la desaceleración de las exportaciones por el bloqueo de fronteras, el cierre del sector Horeca (hoteles, restaurantes y cafeterías) ha provocado la paralización en sus ventas en este canal estratégico para el vino.

La Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE) ha impulsado un trabajo extenso y riguroso sobre la realidad del consumo de vino en España, para saber cuánto vino se consume, de qué tipo y, sobre todo, por qué canales de distribución llega a los consumidores. Una información indispensable para encontrar nuevas vías de distribución para el vino y tener una radiografía lo más precisa posible de cómo llega el vino al consumidor en España.

El estudio ha sido realizado por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV) durante el año 2019 y reúne cifras referidas al ejercicio 2018. El informe engloba datos estadísticos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), así como de la empresa de investigación de mercados Nielsen, que ha desarrollado, en particular, la parte referida a vinotecas. Junto a la recopilación global sobre consumo de vino en España, el OEMV ha realizado trabajos específicos sobre clubs de vino, ventas de vino online desde empresas distintas de los grandes distribuidores, y autoconsumos y ventas directas desde bodega.

Tendencia al alza antes de la crisis del Covid-19

La estimación global del consumo de vino en España se desprende de los datos del MAPA recogidos en el informe vitivinícola español o Sistema de Información de Mercados del Sector Vitivinícola (Infovi), donde se registran, mes a mes, las entradas y salidas de vinos en las bodegas españolas al mercado nacional. De ambos datos, se desprenden las salidas netas (descontadas las que van dirigidas a otras bodegas y, por lo tanto, pueden considerarse ventas al público consumidor) que antes de las crisis del Covid-19, durante el año 2019 aumentaron un 9% hasta alcanzar los 1.100 millones de litros y al cierre del estudio en 2018 alcanzaban los 1.008 millones de litros. Cifras, en ambos casos, que muestran una clara tendencia a la mejora del consumo de vino en España, después de 10 años de estabilidad sobre los 1.000 millones de litros y después de que ese consumo hubiera disminuido sensiblemente entre el final del pasado siglo y la primera década del actual. 

Tiendas y el sector Horeca, los principales canales de distribución

Ahora bien, el vino producido en las bodegas españolas llega a los consumidores en nuestro país a través de diferentes canales de distribución. Como pone de mani­fiesto el trabajo realizado, los dos canales principales son los tradicionales: la distribución minorista o ventas en tiendas (supermercados e hipermercados) y el consumo que se realiza en bares y restaurantes, o también denominado sector Horeca. Este último paralizado con la declaración del estado de alarma, lo que ha provocado pérdidas millonarias en el propio sector como en los adyacentes como sería en el vino.

Sin embargo, como reconocen las principales empresas de investigación de mercados, los datos que reflejan estos dos canales principales, de un 35% y un 31% respectivamente, apenas alcanzan a dos tercios del consumo total estimado en España. El resto, aproximadamente un tercio del total, llega a los consumidores por otros canales menos estudiados y donde las estimaciones de cantidad y valor del vino comercializado resultan más difíciles de obtener.

Entre estos canales, el estudio estima las ventas en vinotecas y tiendas gourmets en otros 58,7 millones de litros, las de clubs de vinos en 4,2 millones, las realizadas online (sin incluir la distribución tradicional en su canal digital) en otros 8,1 millones de litros y las ventas directas desde bodega y autoconsumos de empleados y socios en otros 180,5 millones de litros o un 18% del total.

El turismo y Canarias, canales adicionales de ventas

Ventas, todas ellas, a las que deben sumarse también las que se estima se realizan a turistas que visitan España, casi 83 millones de personas que pasan una media de 7,24 días en nuestro país. Asumiendo todas ellas un consumo medio superior al de los nacionales, que equivaldrían a unos 57 millones de litros de consumo de vino. Todo ello consumido mayorita­riamente en bares y restaurantes y, una parte importante también en tiendas y supermerca­dos.

De hecho, otra de las estimaciones que realiza el estudio y es que normalmente en muchos análisis no se recoge una estimación del consumo de vino en Canarias que asciende a 32 millones de litros, de los cuales 26,2 millones serían consumidos por nacionales y 5,8 millones por turistas. Nuevamente, el cierre de fronteras al turismo y las últimas recomendaciones de los países de origen de no viajar por miedo a un rebrote del coronavirus, también hará que el consumo entre turistas sea ostensiblemente menor.

Estimación del valor de mercado en torno a los 7.000 millones de euros

A las cifras en volumen, el estudio añade igualmente estimación del valor de mercado total del vino en España que cuantifica en 6.810,5 millones de euros en 2018 (el precio medio en el mercado nacional español se calcula en 6,75 €/litro), calculadas a precios pagados por los consumidores. De estas cifras en valor y debido a los diferentes precios por canales, las ventas en el canal de hostelería y restauración supondrían el 54%, mientras que las de tiendas, supermercados e hipermercados alcanzarían los 1.161 millones de euros equivalentes a un 17% del total. Por su lado, las ventas en vinotecas y tiendas gourmet, normalmente concentradas en vinos de mayor nivel económico, supondrían un 12% adicional; las realizadas en clubs de vino apenas alcanzarían el 1% y las ventas realizadas online por empresas distintas de la gran distribución y en Canarias añadirían otro 3%. Las ventas directas de bodega, normalmente a precios más económicos, supondría 309 millones de euros equivalentes al 4,5% del total y las realizadas a turistas supondrían otro 8,4% a una media de casi 10 euros por litro. 

En definitiva, el estudio elaborado sobre la base tanto de datos estadísticos como de las opiniones y entrevistas realizadas a distintos agentes del sector, supone la mejor aproximación realizada, hasta la fecha, sobre la realidad del consumo de vino en España. El informe mostraba una clara recuperación de este consumo en los meses anteriores al Covid-19 y una creciente complejidad en cuanto a la forma de distribuirlo y hacerlo llegar a los distintos clientes.

Accede al estudio completo en estos enlaces:

 

Informe Radiografía Canales de Consumo

Presentación Canales de Consumo de Vino en España

Petición Estudios monográficos de canales (Solo para operadores)

Las elevadas disponibilidades frenaron la importación vitivinícola desde España

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Las importaciones de productos vitivinícolas bajaron durante el pasado año un 26% en volumen, contabilizando 112,5 millones de litros, pero se mantuvieron prácticamente en valor, con una caída de apenas un 0,8%, hasta los 286,7 millones de euros, indicativo, por tanto, de un incremento considerable de su precio unitario medio del 34%, hasta 2,55 €/litro, 0,65 €/l más que en el año anterior. La explicación está en la buena vendimia de 2018. En vino, el volumen importado bajó un 41,1%, para quedar en algo menos de 55 millones de litros. Su valor, en cambio, apenas bajó un 2,6%, para quedar en 209,3 millones, con un precio medio que repuntó un 65,4%, hasta los 3,83 €/litro.

Al margen de vino, las importaciones de otros productos vitivinícolas fueron las siguientes: de vino aromatizado se adquirieron 18,5 Mltr (+9,3%), por valor de 55,5 M€ (+23,2%) y a un precio medio de 3.01 €/litro (+12,7%); de mosto entraron en España 23,7 millones de litros (-4,7%), por valor de 8,2 M€ (-44,5%), centrado en mostos de menor valor añadido (el precio medio cayó un 41,8% y quedó en 0,35 €/l; mientras que de vinagre se importaron en 2019 15,7 millones de litros (-10,2%), con un valor de 13,7 M€ (-4,8%) y un precio medio de 2,55 €/litro (+34%).

El principal proveedor de vino (incluyendo aromatizados) al mercado español fue en 2019 Italia, que vuelve a recuperar la posición que había ocupado Argentina en 2018, con unas compras de 39 Mltr (+1,2%), con un 34,9% del total importado, mientras que en valor el liderazgo fue para Francia, con casi 121 M€ (27,3% del total importado), gracias a sus espumosos, que facturaron 90,8 millones, en su mayoría Champagne, ocupando el segundo lugar en volumen, con 10,4 Mltr (+37%), un 9,3% del total. El tercer lugar tanto en valor, como en volumen, como proveedor es un país “no productor”, como Reino Unido, pero al que le compramos 5,8 Mltr (-6%), un 5,2% del total, por valor de 12,4 M€ (-39%), un 4,3% del total, a un precio medio de 2,13 €/litro (-35%).

Artículo con tablas aquí.

---

La Semana Vitivinícola ha decidido, además, dado su compromiso con la información, ofrecer en abierto sus noticias mientras dure el estado de alarma nacional propiciado por la pandemia de coronavirus. Nuestros suscriptores seguirán disfrutando, en exclusiva, del acceso a las revistas en PDF y la información de Mercados.

 

Saldo comercial exterior del sector vitivinícola español

 Publicado el por SeVi (colaborador)

En 2019, el superávit comercial con el exterior arroja una cifra de 2.728 M€, un 9,6%menos que los 3.016,6 millones de 2018, como resultado de unas exportaciones que aguantaron por encima de los 3.000 millones de euros en valor (3.014,7 M€, un 8,8% menos) y unas importaciones que prácticamente se mantuvieron (leve caída del 0,2% sobre 2018, quedando en 286,7 M€). En volumen, frente a unas exportaciones vitivinícolas de 27,1 Mhl (+6,2%), las importaciones se quedaron en 1,1 Mhl (-25,4%) dejando un superávit claro de 26 millones de hectolitros, un 8,3% superior.

Artículo completo con tablas aquí.

Exportaciones vitivinícolas 2019 por Comunidades Autónomas

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Como hemos podido ver, las exportaciones vitivinícolas españolas crecieron a muy buen ritmo en volumen durante 2019, aunque el “peso” de la abultada vendimia de 2018 condicionó en gran medida la evolución de los precios unitarios de nuestra exportación y, por tanto, el ejercicio se cerró con importantes pérdidas en valor.  La abundante cosecha obtenida en 2018 impulsó un crecimiento del 6,2% en volumen, hasta alcanzar los 2.710 millones de litros. No obstante, como hemos señalado, el precio medio bajó un 14% (de 1,30 a 1,11 €/litro), con la facturación también rojo (-8,8%) y quedando en 3.014,7 millones de euros.

Las 17 Comunidades Autónomas españolas exportaron vino durante 2019, lo que da cuenta de la relevancia socioeconómica del sector vitivinícola en nuestro país. Al efectuar el análisis por CC.AA. de esas exportaciones, como es lógico, el comportamiento exportador del vino de Castilla-La Mancha determina la tendencia nacional, por su cuota en nuestra exportación: el 55,3% del volumen exportado por España, pero el 25,6% del valor, al estar enfocada, principalmente, a la exportación de graneles y mostos, según destaca en su informe el Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV). De hecho, la exportación de vino con origen en Castilla-La Mancha alcanzó en 2019 1.499,2 millones de litros, con una recuperación del 12,4% respecto al año anterior; mientras que, en valor, su facturación, experimentó una tendencia inversamente proporcional, al caer un 13,5% hasta los 771,4 millones de euros. No en vano, su precio medio quedó en 0,51 euros por litro (-23%).

Por detrás de Castilla-La Mancha, las principales autonomías en exportación en volumen son C. Valenciana, Extremadura, Cataluña y Murcia; mientras que, en términos de valor, el ránking tras el vino castellano-manchego lo completan Cataluña, La Rioja, C. Valenciana y el País Vasco. Los mayores precios medios se registraron en Baleares (8,60 €/l), Canarias (6,99 €/l), Castilla y León (5,02 €/l), País Vasco (3,85 €/l) y La Rioja (3,29 €/l). Todas ellas muy por encima de la media nacional (1,11 €/litro). Las estadísticas reflejan que las regiones con un mix de exportación más orientado al vino a granel y a mostos, como Extremadura y la C. Valenciana siguen la tendencia de fuertes caídas de precios medios, con caídas en valor, pese a importantes aumentos en litros; mientras que las CC.AA., con mayor peso de los vinos de más valor añadido, como Navarra, Madrid, Galicia y Andalucía fueron las que más aumentaron sus ingresos respecto a 2018. De hecho, en 2019, solo tres CC.AA. (C. Valenciana, Castilla-La Mancha y Extremadura) registraron precios por debajo de la media nacional, con Extremadura marcando el mínimo (0,47 €/litro de media).

Artículo con tablas aquí.

---

La Semana Vitivinícola ha decidido, además, dado su compromiso con la información, ofrecer en abierto sus noticias mientras dure el estado de alarma nacional propiciado por la pandemia de coronavirus. Nuestros suscriptores seguirán disfrutando, en exclusiva, del acceso a las revistas en PDF y la información de Mercados.

 

España facturó 3.014,71 M€ por su exportación vitivinícola en 2019

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

La evolución de las exportaciones de productos vitivinícola en 2019 se puede resumir en una sola frase: el moderado aumento del volumen exportado no permitió compensar la caída del valor por un descenso considerable del precio unitario de venta. Según el pormenorizado análisis realizado por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV), a partir de las estadísticas de Aduanas y de la Agencia Tributaria (AEAT), las ventas al exterior crecieron el pasado año un 6,2% en volumen, hasta los 2.709,86 millones de litros (cerca de 27,1 Mhl), bajando un 8,8% en valor facturado, con 3.014,71 M€, como consecuencia principalmente del notable descenso de los precios medios unitarios, que se quedaron en apenas 1,1 €/litro, con un descenso del 14,1% y de 0,19 €/l en relación a los del año anterior (1,30 €/l). Si nos centramos solo en el vino, las exportaciones durante 2019 de este producto aumentaron un 6,5% y en 129,9 millones de litros en volumen sobre el año anterior, alcanzando los 2.124,23 millones de litros (21,24 Mhl), pero bajaron un 8% y en 234,66 millones de euros en su facturación, hasta quedar en 2.690,15 M€, debido al claro descenso del precio unitario, que bajó un 13,6% y en 0,20 €/litro, para quedar en apenas 1,27 €/l de media anual. Fueron los vinos sin indicación geográfica a granel, de los que se exportaron 135,6 millones de litros más que un año antes, los que lideraron el incremento del volumen, aunque también mejoraron los vinos de licor y de aguja, así como los vinos con I.G.P. y con indicación de variedad envasados en volumen.

Envasados

Por categorías de productos, en 2019, los vinos tranquilos envasados exportaron un 1,2% más en volumen que un año antes, para quedar en 710,91 Mltr, pero bajando un 2,5% en valor, hasta 1.636,75 M€, con un precio medio unitario inferior en un 3,6%, hasta 2,30 €/litro, unos 9 céntimos de euro menos por litro.

En vinos con D.O.P. envasados se vendieron fuera durante el pasado año un 2,3% menos en volumen, hasta 322,09 Mltr, con una factura un 0,8% inferior, hasta 1.197,74 M€, a pesar de ligero aumento del precio medio unitario en un 1,5%, hasta 3,72 €/litro, 6 céntimos/litro más.

En los vinos con I.G.P. envasados, hubo un importante incremento del volumen exportado del 16,5% respecto a entonces, con casi 116 Mltr, pero aun así en valor recortó un 11,7%, hasta solo 152,54 M€, debido al fuerte descenso del 24,2% en su precio, que se quedó de media en apenas 1 €/l), unos 32 céntimos por litro menos que en 2018.

En vinos con indicación de variedad sin D.O.P./I.G.P., el volumen exportado creció un 23,1%, hasta casi 67,7 millones de litros, y también la facturación en el exterior con un alza del 19,9%, hasta 101,66 M€, gracias a la moderada caída de su precio unitario medio de un 2,6% y de 4 céntimos/litro, hasta 1,50 euros/litro.

Por último, la exportación de los vinos “sin nombre”, sin D.O.P./I.G.P., ni variedad envasados, los antiguos vinos de mesa, registraron, por el contrario, un descenso del 9,9%, hasta 169,15 Mltr, por valor de 184,81 M€ (-13,4%), fruto de un recorte del precio medio en un 4%, hasta 1,09 €/litro, unos 5 céntimos/litro menos.

Por volumen, los principales mercados de destino del vino tranquilo envasado fueron en 2019 Portugal, con 92,7 Mltr (+44,3%), seguido de Reino Unido, con 90,2 Mltr (-8%); Alemania, con 81,1 Mltr (-11,7%); China, con 53,9 Mltr (-15,4%); Francia, con 47,1 Mltr (-1,6%); Estados Unidos, con 45 Mltr (-2,2%), Holanda, con 38,4 Mltr (-5,1%); Japón, con 20,6 Mltr (+22,1%); Canadá, con 20,4 Mltr (+14,1%); México, con 17,8 Mltr (+1,7%); Nigeria, con 15,5 Mltr (+1%), y Suiza, con 14,6 Mltr (-3%).

Por valor, Reino Unido fue el mayor mercado del vino tranquilo envasado español durante el pasado ejercicio, con una factura de 234,6 M€, pese a caer un ligero 3,4%, seguido de Estados Unidos, con 220,5 M€ (+2%); Alemania, con 188,3 M€ (-8,8%); China, con 116,4 M€ (-13,5%); Suiza, con 100,7 M€ (-1,7%); Holanda, con 87,2 M€ (-8,9%); Canadá, con 86,4 M€ (+9,4%); México, con 59 M€ (-3,1%%); Francia, con 55,7 M€ (-14,6%); Japón, con 46,7 M€ (+18,9%), y Portugal, con 40,8 M€ (-12,6%).

A granel

Por su parte, el comportamiento de las exportaciones de vinos tranquilos a granel se vio favorecido por los mayores volúmenes exportados de los vinos sin D.O.P./I.G.P., ni variedad. A grandes rasgos elevaron en un 11,9% su volumen exportado en relación al año anterior, hasta 1.197,8 Mltr, pero facturando un 21,6% menos en valor, para quedar en 396,74M€, como consecuencia de un fuerte recorte del precio medio de venta del 28,6%, hasta solo 0,43 €/litro, unos 18 céntimos/litro menos.

Por categorías de producto, los vinos con D.O.P. a granel redujeron su volumen exportado un 9,8%, hasta 17,73Mltr, y también su valor en un 6,1%, hasta 24,16 M€, con un precio medio unitario que, por el contrario, se incrementó un 4,2% (1,36 €/litro) y en 5 céntimos/litro.

Los vinos con I.G.P. a granel cayeron un 11,1% en volumen, hasta 32,94 millones de litros, y mucho más en valor (-19,7%, hasta casi 26,6 M€), a causa de una importante caída del 9,6% del precio medio unitario, hasta 0,81 €/litro, unos 8 céntimos/l menos.

En cuanto a los vinos varietales a granel redujeron un 0,8% su volumen de exportación, hasta 275,7 Mltr, pero su valor se hundió un 25,5%, hasta solo 122,44 M€, debido a una más que apreciable descenso de su cotización media del 25%, hasta 0,44 €/litro, 15 céntimos/litro menos.

Por el contrario, los vinos sin D.O.P./I.G.P., ni variedad a granel aumentaron su volumen exportado de manera notable un 17,8%, hasta 871,43 Mltr, lo que no fue suficiente para mejorar en valor, puesto que cayeron un 19,2%, hasta casi 345,1 M€, por el fuerte descenso del precio medio del 31,4%, hasta solo 0,40 €/litro, unos 18 céntimos/litro menos que en el año anterior.

Bag in box

Los vinos exportados en envases de entre 2 y 10 litros (bag in box) tuvo un comportamiento más discreto que en meses anteriores, al descender su volumen exportado un 5,7%, hasta 35,5 Mltr, con un valor que bajó un 1,5%, hasta 50,1 M€, con un moderado aumento del 4,4% del precio medio unitario, hasta 1,41 €/litro, unos 6 céntimos/l más.

Por categorías de producto, los vinos con D.O.P. envasados en bag in box aumentaron su volumen comercializado en el exterior un 3,3%, hasta 7,8 Mltr, con una factura un 4,4% mayor, hasta 14,86 M€, con un precio medio un 1,1% más alto, con una media del 1,90 €/I, unos 2 céntimos/litro menos.

Los vinos con I.G.P. en esta subcategoría mejoraron aún más, con unas ventas un 39,3% más elevadas en volumen hasta 5,05 Mltr, que se reflejaron también en su valor, que subió un 31,1%, hasta casi 9,11 M€, con un precio medio que bajó un 5,9%, hasta 1,80 €/litro, unos 12 céntimos menos.

Los vinos varietales sin D.O.P./I.G.P. en bag in box bajaron en volumen un ligero 0,6%, hasta 3,52 Mltr, su valor repuntó también un 35,6%, hasta 6,47 M€, gracias al fuerte aumento del precio medio del 36,4%, hasta una media de 1,84 €/litro de medio, unos 49 céntimos/litro más.

Por último, en la categoría de vinos sin D.O.P./I.G.P., ni variedad, las ventas exteriores se redujeron en volumen (-16,5%, hasta 19,12 Mltr) y en valor (-21%, hasta 19,66 M€), con un precio medio que se recortó un 5,4%, hasta 1,03 €/l, unos 6 céntimos/litro menos.

El principal destino de esta categoría de vinos de entre 2 y 10 litros fue Suecia, con una factura de casi 6,44 M€ (-26,2%) para un volumen de compra de casi 2,12 Mltr (-55,2%), y un precio medio de 3,04 €/litro (+64,7%). El alza del precio medio no fue suficiente para compensar en valor la importante caída del volumen de BiB en ese destino.

En segundo lugar, por facturación en bag in box se situó Dinamarca, con 5,76 M€ (+14,2%), pero por volumen fue superado por Japón, que adquirió más de 4,96Mltr (+75,9%), frente a algo menos de 3,7 Mltr de los daneses, pero no en valor, pues el país nórdico logró una factura de BiB de algo más de 5,76 M€ (+14,2%), frente a los casi 4,93 M€ (+70,6%) del País del Sol Naciente.

Tras estos países, por volumen, se situó Reino Unido, con casi 3,93 Mltr (-20,2%), seguido de Alemania, con algo menos de 3,1 Mltr (-1,5%); Noruega, con casi 2,61 Mltr (+3,6%); Francia, con 2,38 Mltr (+2,7%); Países Bajos, con casi 1,6 Mltr (+67,2%), Estados Unidos, con casi 1,41 Mltr (+10,8%), y Finlandia, con casi 988.000 litros (+9,1%).

En valor, tras Suecia, Dinamarca y Japón, se situó Alemania, con 4,711 M€ (+9,8%), seguido por Noruega, con casi 4,36 M€ (+3,5%), Francia, con 3,90 M€; Reino Unido, con 3,23 M€ (-34,1%); Países Bajos, con casi 2,66 M€ (+34,6%), Estados Unidos, con algo más de 2 M€ (+11,1%), y Finlandia, con cerca de 1,5 M€ (-1,5%).

Espumosos, de licor y de aguja

En otros vinos envasados, las ventas al exterior de vinos espumosos durante 2019 descendieron un 4,2% en volumen, hasta 180,51 Mltr, con una factura que también bajó de forma considerable en un 12,4%, hasta 452,73 M€, a causa de un retroceso apreciable del precio medio unitario del 8,6%, hasta 2,51 €/litro, unos 23 céntimos menos. Dentro de esta categoría, el cava registró un retroceso del 6,7% del volumen exportado, con 116,76 Mltr, con un valor facturado también un 12,1% inferior, hasta casi 351,1 M€, con un descenso del 5,8% del precio medio, hasta 3,01 €/litro, unos 18 céntimos/litro menos. El principal destino en volumen de estos vinos espumosos en 2019 siguió siendo Alemania, con 32,5 Mltr, con un alza del 8,2%, seguido de Francia, con 22,7 Mltr (-19,8%); Estados Unidos, con 22 Mltr (+2,9%); Bélgica, con 20,6 Mltr (-12,2%); Reino Unido, con 16,6 Mltr (-18,5%); Japón, 12,7 Mltr (+28,4%); Suecia, con 6,7 Mltr (+5,2%); República Checa, con 3,7 Mltr (+23,1%); Holanda, con 3,4 Mltr (-23,9%), y Canadá, con 2,5 Mltr (+2,6%). Por valor, Estados Unidos destacó como primer cliente de vinos espumosos españoles, con unos 69 M€ facturados, pero bajando un 9,5% respecto a 2018, por delante de Alemania, con 59,4 M€ (-17,4%); Bélgica, muy cerca, con 59,2 M€ (-11,3%); Japón, con 41 M€ (+24,1%); Reino Unido, con 40,3 M€ (-27,0%; Francia, con 27 M€ (-27,8%); Suecia, con 23,2 M€ (+4,0%). Canadá, con 12,2 M€ (+9,5%); Suiza, con 8,9 M€ (-5,6%), y Finlandia, con 9,1 M€ (-25,3%), principalmente.

En los vinos de licor (de Jerez y otros), las ventas al exterior aumentaron en volumen (+4,6%, hasta 17 Mltr), y se mantuvieron en valor (+0,1%, hasta casi 61,73 M€), con un precio medio que, por el contrario, se contrajo un 4,3%, hasta 3,63 €/litro, unos 16 céntimos/litro menos.

Los volátiles vinos de aguja lograron incrementar con fuerza en sus ventas, con un alza del 41% en volumen, hasta rozar los 18 Mltr, y también en valor, con una factura un 24,6% más elevada, hasta casi 21,2 M€, a pesar de reducir su precio medio un 11,7%, hasta 1,18 €/litro, unos 15 céntimos/l menos.

Otros productos vitivinícolas

En esta categoría, las exportaciones de vinos aromatizados bajaron tanto en volumen, al descender un 19,8%, hasta cerca de 51,3 Mltr, como en valor, con 17,6% menos, hasta 67,34 M€, aunque mejorando ligeramente en precio medio un 2,7%, hasta 1,31 €/litro.

Los mostos tuvieron mejoraron en volumen exportado, al haber más oferta disponible, creciendo un 12,3%, hasta 491,9 millones de kilos, pero no evitaron vender un 12,7% más barato, quedando en 226,3 M€, ante la importante caída del 22,2% de su precio unitario medio, hasta solo 0,46 €/kilo; unos 13 céntimos menos.

Los vinagres registraron una adversa evolución. Exportaron un 22% menos en volumen que en 2018, hasta casi 42,6 millones de litros, por importe de 30,43 M€, un 20,1% menos, pero mejoraron ligeramente su precio medio unitario de venta un 2,4%, hasta 0,72 €/litro.

Comparativa anual

En la comparativa anual en los últimos años, se observa que en 2019 se recuperó en parte el volumen de vino exportado respecto al fuerte descenso del año anterior, al contarse con una mayor oferta disponible en el mercado, tras la buena cosecha del año anterior, pero aún sin alcanzar aún las cifras de 2014 a 2017.

El volumen exportado durante el pasado año fue de 2.124 millones de litros de vino (21,24 millones de hectolitros, con un incremento del 6,5% y de 130 millones (1,3 Mhl) menos sobre 2018, año en que se redujo un 13,2% sobre el anterior, bajando a menos de 20 millones de hectolitros.

Por el contrario, la facturación, que experimentó una mejora del 2,3% en 2018 sobre un año antes, marcando un nuevo récord histórico, observó un descenso del 8% y de 234 millones menos, bajando hasta los 2.691 millones de euros, una cifra ligeramente por encima de la alcanzada en 2015 (2.641 M€) y 2016 (2.645 M€), pero inferior a la de los dos años siguientes, de 2017 (2.858 M€) y 2018 (2.925 M€).

Destinos

Por volumen:

La mayor oferta disponible de vino español en el mercado hizo que durante 2019 nuestros principales clientes de granel realizaran sus compras con un descuento importante en precio. Por orden de mayor a menor, Francia encabeza el volumen de vino español adquirido, con 614,1 Mltr (22,7% del total), con un aumento del 3,7% sobre el año anterior, seguido de Alemania, 382,1 Mltr (14,1%), pero al final con un descenso del 2,6%; Portugal, con 279,7 Mltr (10,3%), un 38,6% más. Estos tres principales destinos elevaron sus compras, representando un 47,1% de las ventas totales al exterior de nuestros vinos.

Por valor:

En la facturación, la situación no cambia respecto a otros ejercicios. Quien más factura sigue pagando por nuestros vinos es Alemania, con 347,7 M€ (11,5%), a pesar de gastar un 17,4% menos que un año antes; seguido de Estados Unidos, con 324 M€ (10,7%), pero con un descenso de 0,5%, y de Reino Unido, con unos 307,1 M€ (10,2%) facturados (-8,3%%), relegando al cuarto lugar a Francia, con una factura de 285,9 M€ (9,5%), con un importante descenso del 26,9% respecto al año anterior. Estos cuatro primeros destinos concentraron un 41,9% del total de la facturación exterior de los vinos españoles en el pasado año.

Por precio medio:

La evolución de los precios medios unitarios del vino español exportado se caracterizó por su heterogeneidad, según destinos y categorías o tipos. La media más elevada de 2019 se facturó en Suiza, a 4,40 €/litro, pero un 10, 9% más barato que en el año anterior.

Le siguió Estados Unidos, con una media de 3,61 €/l y un ligero aumento del 0,3%, y Noruega, con 3,15 €/l, un 1,4% más bajo que en 2018.

Por debajo de la media de los 3 €/l estuvo un grupo de países encabezado por Suecia, con una media anual de 2,94 €/l (+17,5%) por el vino importado de España, seguido de Canadá, con 2,84 €/l (+4,3%); Irlanda, a 2,70 €/l (-9,1%); México, a 2,58 €/l (-13,1%); Japón, a 2,22 €/l (-3%) y Bélgica, a 2,15 €/l (-3%).

A menos de 2 €/litro se situó otro grupo de países, encabezado por Reino Unido, que registró una media de compra de 1,83 €/l (-0,8%); China, a 1,78 €/l (-7,1%); Finlandia, a 1,70 €/l (-11,9%); Lituania, a 1,67 €/l (-2,9%); Países Bajos, a 1,47 €/l de media (-15,7%), y Dinamarca, a 1,41 €/l (-8,4%).

A una media inferior a los 2 €/litro se situaron Alemania, con 0,91 €/l (-15,2%), seguido de la República Checa, a 0,81 €/l (-26,6%); Rusia, con 0,59 €/l (-15,3%); Francia, con 0,47 €/l (-29,6%); Italia, a 0,45 €/l (-25,7%) y Portugal, a solo 0,43 €/l (-34,2%).

Saldo comercial

Las importaciones españolas de vino alcanzaron los 209,3 millones de euros en valor, frente a los 2.960,6 millones facturadas en exportaciones, dejando por tanto un saldo ampliamente favorable en la balanza comercial con el exterior de 2.481,3 millones de euros, una aportación que, según el OEMV, supone una gran contribución al balance comercial agroalimentario exterior.

En los últimos 24 años, este superávit de la balanza de comercio exterior del vino español se ha incrementado un 6% de media anual, pues en el año 1995 era de apenas 630,6 millones de euros, añade el Observatorio.

En términos de volumen, el saldo comercial favorable fue de 20,7 millones de hectolitros, un 8,9% y 1,7 millones más que en 2018 (19 Mhl), como resultado de unas ventas al exterior de 21,2 Mhl (+6,5% y 1,3 millones más) y unas compras de alrededor de 500.000 hl (-41,3% y 0,4 millones de hectolitros menos), tal y como ampliamos en este mismo número extraordinario.

Articulo completo con tablas aquí.

---

La Semana Vitivinícola ha decidido, además, dado su compromiso con la información, ofrecer en abierto sus noticias mientras dure el estado de alarma nacional propiciado por la pandemia de coronavirus. Nuestros suscriptores seguirán disfrutando, en exclusiva, del acceso a las revistas en PDF y la información de Mercados.