Topic:

Los Vinos de la Tierra realizaron ventas por 164 M€ en la campaña 2015/16

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

Las 41 Indicaciones Geográficas Protegidas (II.GG.) de vinos, con derecho al uso del término tradicional “Vino de la Tierra”, facturaron en conjunto 164,09 millones de euros en la pasada campaña 2015/16, según el informe del Ministerio de Agricultura, que recalca cierta provisionalidad en ciertos casos, al no haber recibido algunas informaciones solicitadas relativas a determinadas II.GG.PP. De este importe total, prácticamente un 59% y casi 96,8 millones de euros fue facturado en el mercado nacional y el 41% restante por valor de 67,3 millones llegó del comercio exterior.

A continuación, información para suscriptores.

La OIVE ultima un estudio para establecer una base común de cálculo de costes de producción de la uva de vino

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

El estudio se quiere tener concluido a finales de agosto-principios de septiembre. (photo: )

El estudio se quiere tener concluido a finales de agosto-principios de septiembre.

La Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE) presentará este otoño los resultados de un estudio sobre la metodología a aplicar para el cálculo de los costes de producción de uva en la elaboración de vinos. Su objetivo es que sirva de herramienta “universal” para que pueda adaptarse y aplicarse en todas las zonas vitivinícolas y a las diferentes técnicas y usos del cultivo del viñedo de nuestro país.

Este estudio, adjudicado en el pasado enero en concurso público a la consultora Agroalimentación y Calidad S.L., forma parte de las acciones a realizar de interés económico general para el sector vitivinícola español, en aplicación de la denominada “extensión de norma”, aprobada por Orden AAA/124/2016, de 14 de julio. En concreto, de la medida sobre “la elaboración de estudios que permitan establecer una metodología común para posteriores estudios de costes de producción que puedan ser comparables”.

Se trataría, por tanto, de establecer una base objetiva común a partir de la cual se puedan realizar estudios de costes de producción vitícola en distintas zonas representativas de la geografía nacional, que incluya los distintos elementos  a considerar en la conformación del precio de la uva. Posteriormente, con los resultados, puede llegar a desarrollarse una herramienta para todos los viticultores -y también bodegas con viñedo para el control de sus costes- y ser utilizados también en estudios posteriores.

La primera fase del estudio, ya concluida, ha consistido en realizar un análisis comparativo de estudios de costes de producción de uva para vinificación de 13 zonas vitícolas de 8 países de entre los mayores productores de vino: Argentina, Australia, Chile (2), España (4), Estados Unidos, Francia (2), Italia y Sudáfrica. Se analizó de forma pormenorizada cada estudio, se destacaron los factores comunes de las 13 metodologías de análisis de costes, se identificaron los costes de producción que se tuvieron en cuenta y las dificultades encontradas en este análisis, y se elaboraron unas conclusiones de cada estudio analizado.

La segunda fase del estudio, que se quiere tener concluido a finales de agosto-principios de septiembre, se ha puesto en marcha este lunes 3 de julio. Consiste en testar a través de 400 entrevistas los diferentes parámetros a tener en cuenta en la caracterización de los costes de producción de la uva para vinificación con operadores reales (viticultores, bodegas con viñedo…) de 9 Comunidades Autónomas (Castilla-La Mancha, Extremadura, Cataluña, La Rioja, C. Valenciana, Castilla y León, Galicia, Andalucía y Aragón). Estas entrevistas contarán con el apoyo de un cuestionario online (http://estudiocostes.agresta.org), abierto a la participación colaborativa de cualquier operador del sector vitivinícola.

En suma, la OIVE busca contar con una metodología común, rigurosa y práctica, que sirva de herramienta sencilla y válida para que cada viticultor pueda adaptarla y aplicarla de forma efectiva y real al cálculo de los costes de producción propios y característicos de su explotación.

Solo una cuarta parte de la superficie solicitada admisible es autorizada para plantar nuevo viñedo

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

Viñedo en Yecla. (photo: )

Viñedo en Yecla.

El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) comunicó el pasado 30 de junio a las Comunidades Autónomas las superficies a conceder por solicitud de autorizaciones de nuevas plantaciones de viñedo, tras haber centralizado y ordenado, a nivel nacional, las solicitudes admisibles puntuadas, remitidas por las CC.AA., cuya resolución deberán notificar, a su vez, a los solicitantes beneficiados antes del próximo 1 de agosto.

A falta de conocer más detalles sobre el procedimiento administrativo llevado a cabo, de las 20.040 ha de nueva plantación de vid solicitadas por los viticultores y consideradas admisibles, se concedieron 4.989 ha, casi una cuarta parte (24,9%) de toda la superficie solicitada admitida.

Este número de hectáreas supone, según el Mapama, la totalidad de la superficie disponible para este año 2017, equivalente al 0,52% de la superficie plantada de viñedo a nivel nacional a 31 de julio de 2016, tal y como se recogió en la Resolución del Ministerio del pasado 24 de enero (BOE, 30 de enero de 2017).

De ellas, 1.418 hectáreas (28,4%) corresponden a solicitudes de jóvenes nuevos viticultores, mientras que las 3.571 hectáreas restantes (71,6%) se destinarán a viticultores que les siguen en puntuación, conforme está establecido en la normativa nacional. Así, según establece en la normativa comunitaria y nacional, la concesión se realiza comenzando por los solicitantes de mayor puntuación (jóvenes nuevos viticultores), teniendo en cuenta también las limitaciones de nueva plantación establecidas en algunas zonas geográficas delimitadas de determinadas Denominaciones de Origen Protegidas.

El pasado 1 de enero de 2016 entró en vigor el nuevo régimen de autorizaciones de plantaciones de viñedo, que sustituye al antiguo sistema de derechos y que permite continuar con un crecimiento controlado del potencial de producción. El nuevo sistema permite obtener una autorización a partir de un cupo que se establece cada año para nuevas plantaciones.

El Mapama, a la vista de las distintas posiciones de las organizaciones representativas del sector, fijó para 2017 (segundo año de aplicación del nuevo régimen de autorizaciones de plantaciones de viñedo) una superficie máxima nacional de 4.989 hectáreas, según estableció el propio Departamento en la Resolución citada de finales de enero.

En este sentido, el Ministerio había estimado también en esa Resolución las recomendaciones presentadas por determinados Consejos Reguladores de las Denominaciones de Origen Protegidas (D.O.P.) y por la Interprofesional del Vino de Rioja, para aplicar limitaciones a las nuevas plantaciones en la zona geográfica delimitadas por esas D.O.P.s. En concreto, estas limitaciones de nueva plantación fueron de 3,96 ha de la D.O.P Txakoli de Bizkaia; de 4 ha de la D.O.P. Txakoli de Getaria; 500 ha de la D.O.P. Ribera del Duero; 68 ha de la D.O.P. Rueda y 645 ha de la D.O.Ca. Rioja.

Las bodegas españolas facturaron por vino y mosto 4.781 M€ en 2016

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

 (photo: )

Durante el ejercicio 2016, las ventas de vino y mosto en España alcanzaron un total de 41,88 millones de hectolitros, por un valor total de 4.780,8 millones de euros, según los datos de la Encuesta Industrial Anual de Productos del Instituto Nacional de Estadística (INE) 2015. Si se comparan estas cifras con los datos corregidos de 2015, a pesar de que los volúmenes experimentaron un descenso bastante significativo (-5,51%), el valor mostró un buen comportamiento (+3,86%), con unos precios medios reforzados.

A continuación, información para suscriptores.

Espumosos y vinos tranquilos con D.O.P/I.G.P., sostenes del consumo en el canal alimentación

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

 (photo: )

Los vinos espumosos con D.O.P./I.G.P. (es de entender que en su gran mayoría cavas), junto con los vinos tranquilos amparados por alguna figura de calidad están actuando como los motores que sostienen el consumo de vino en el canal intradoméstico. Según los últimos datos del panel de consumo alimentario del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama), con datos a marzo de 2017, en el primer trimestre estos vinos registraron incrementos en volumen del 24,38% (espumosos) y del 2,04% (vinos tranquilos con D.O.P./I.G.P.). En estos tres primeros meses del año, los hogares españoles consumieron un total de 106,7 millones de litros de vinos, bebidas con vino y derivados (-1,82%), por valor de 255,7 millones de euros (+1,24%).

A continuación, información para suscriptores.