Topic:

Demografía

 Publicado el por SeVi (colaborador)

El total de residentes en España a 1 de enero de 2013 era de 47.059.533 habitantes, según el avance del padrón, lo que supone una disminución de 205.788 personas respecto a los datos a 1 de enero de 2012. De este total, 41.539.400 tienen nacionalidad española y 5.520.133 son extranjeros, lo que representa el 11,7% del total de inscritos. El 49,2% del total de registrados en el padrón son hombres y el 50,8% son mujeres.
Entre los españoles hay más mujeres (51,1%), mientras que entre los extranjeros predominan los hombres (51,5%). Desde que en 1998 se comenzaron a publicar las cifras oficiales de población provenientes de la revisión padronal a 1 de enero, la población empadronada en España había aumentado todos los años, siendo este el primero en que experimenta un descenso, según los datos provisionales.
Una disminución que se debe, fundamentalmente, al retorno de ciudadanos extranjeros a sus países de origen (–216.125 en 2012). La edad media de la población empadronada es de 41,9 años, siendo la de los españoles de 42,8 años y la de los extranjeros de 35 años. Las comunidades autónomas más pobladas
siguen siendo Andalucía, Cataluña, Comunidad de Madrid y Comunitat Valenciana.

Perfil agroclimático y seguros agrario

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Artículo con tablas en documento PDF adjunto.
El año 2012 tuvo carácter cálido en España, con una temperatura media estimada de 15,3ºC, que superó en 0,7ºC al valor medio normal (periodo de referencia 1971-2000). El invierno resultó más frío de lo habitual, mientras que en el resto de las estaciones las temperaturas medias superaron los valores normales, con una anomalía cálida especialmente significativa en el verano, estación en la que las temperaturas superaron en cerca de 2ºC los valores medios habituales. El año resultó extremadamente cálido en áreas del extremo nordeste peninsular, tuvo carácter muy cálido en el tercio este peninsular y algunos puntos del centro, mientras que en el resto de España tuvo en general carácter cálido. Tanto en Baleares como en Canarias resultó en general muy cálido. En puntos de Cataluña, Aragón, Navarra, La Rioja, Canarias y sureste de Castilla-La Mancha las anomalías térmicas medias anuales superaron ligeramente el valor de +1ºC.
El verano de 2012 resultó extremadamente cálido en España. Las temperaturas medias trimestrales en el conjunto de España superaron en 1,7ºC el valor medio normal. Fue el cuarto trimestre veraniego más cálido de la serie histórica desde 1961, después de los correspondientes a los años 2003, 2005 y 2009. 
A lo largo del otoño de 2012 las temperaturas medias se mantuvieron ligeramente por encima de sus valores normales, con anomalías térmicas medias de +0,6ºC en septiembre, +0,8ºC en octubre y +0,3ºC en noviembre.
El episodio de frío más importante del año fue, con diferencia, el que afectó a España en la primera mitad de febrero por la irrupción en la Península Ibérica de una masa de aire muy frío y seco procedente del continente europeo. Esta entrada se produjo en tres oleadas, los días 3, 8 y 11 de febrero. El frío fue especialmente intenso entre los días 3 y 4 y del 11 al 13, alcanzándose temperaturas mínimas por debajo de - 10 ºC en zonas altas de los sistemas montañosos y en algunos puntos de las dos mesetas, con valores inferiores a -15ºC en los Pirineos.
 

Superficie

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Artículo con tablas en documento PDF adjunto.
España registró en 2012, según la Encuesta sobre Superficies y Rendimientos de Cultivos en España (Esyrce), 967.055 hectáreas de viñedo total, un 1,8% menos que en 2011. De esta forma, la superficie de viñedo español se volvió a distanciar, al parecer ya sin retorno, de la mítica cifra del millón de hectáreas. El 98,65% de la superficie vitícola correspondió a las plantaciones de uva de transformación, con 954.020 hectáreas (-1,7%), mientras que el 1,35% restante fueron explotaciones destinadas a la producción de uva de mesa, con 13.035 hectáreas de superficie.  
La variedades más implantadas son la blanca Airén y la tinta Tempranillo, seguidas de las tintas Bobal, Garnacha tinta y Monastrell, y las blancas Macabeo/Viura y la variedad Pardina.
Este año, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) publicó el ‘Análisis de las plantaciones de viñedo en España’, que analiza la situación y la evolución del viñedo de transformación (cuyas 954.020 hectáreas representan el 5,6% de la superficie de cultivo total en España. Desde 2005 la superficie de viñedo de transformación ha disminuido un 15,4% en España. En Castilla la Mancha el descenso de superficie es de99.378 ha.Extractamos aquí el contenido de este análisis, relativo, insistimos, solo a viñedo de transformación. 
Distribución territorial
En la distribución de la superficie por CC.AA. destaca Castilla-La Mancha, con el 48,8% de la superficie de viñedo de transformación nacional. Le siguen en importancia Extremadura (8,6%), C. Valenciana (7,2%), Castilla y León (6,7%), Cataluña (5,7%) y la Rioja (5,1%). En el resto de CC.AA. no se llega al 5% de representatividad.
No obstante, las comunidades autónomas de La Rioja, I. Canarias y País Vasco, a pesar de no tener una superficie relevante de viñedo respecto al total nacional, sí tiene este cultivo especial relevancia dentro de su agricultura. En La Rioja, el viñedo representa el 30,6% de las tierras de cultivo de la Comunidad. En I. Canarias y P. Vasco supera el 16% de sus tierras de cultivo. En Castilla la Mancha supone el 12,6%. 
El 34,12% de la superficie de viñedo de transformación ha recibido algún tipo de riego a lo largo de la campaña 2012. El 61,7% de la superficie regada de viñedo está en Castilla la Mancha. En el resto de comunidades no supera el 7% de la superficie regada. En Navarra, La Rioja, I. Baleares y Castilla la Mancha la superficie regada supera el 40% de la superficie total. En las regiones vitícolas de la España húmeda se hace innecesario el riego de este cultivo.
El sistema de riego utilizado en el viñedo de transformación es en su inmensa mayoría (94,9%) de tipo localizado, lográndose una alta eficiencia en la aplicación del agua. Cabe destacar que frecuentemente y a diferencia de otros cultivos, el viñedo recibe únicamente riegos de apoyo con dotaciones menores que las propiamente exigidas por las plantaciones.
Exceptuando Galicia, en todas las CC.AA. más del 73% de la superficie regada se hace por riego localizado. En I. Baleares el 100% del riego es localizado. Tan solo en La Rioja y P. Vasco la superficie regada por aspersión supera porcentualmente el 24% de la superficie regada. En Galicia el riego por gravedad (53,3%) supera al riego localizado (46,1%). También el riego por gravedad adquiere relevancia en I. Canarias con el 14,2% de la superficie regada. El sistema de riego automotriz es prácticamente inexistente, tan solo es utilizado en Galicia, Castilla y León y Castilla la Mancha, y no supera en ninguna de estas comunidades el 0,1%. 
Viñedo de transformación según estado de producción El 89,3% de las plantaciones de viñedo de transformación en España en 2012 están en producción. Las plantaciones comerciales, es decir las que están en producción, las de primer año y las jóvenes se concentran fundamentalmente en Castilla la Mancha, donde está el 47,5% del viñedo productivo. En el caso de las plantaciones de primer año, superan el 50% en Castilla la Mancha, pero también adquieren relevancia en Extremadura con el 10,7% de éstas plantaciones. En Castilla la Mancha, Extremadura y C. Valenciana se supera el 10% de plantaciones jóvenes. El 92% de las plantaciones no comerciales se encuentran en el País Vasco. Estas plantaciones son aquellas que sin llegar a ser de autoconsumo no cumplen los requisitos para ser plantaciones cuyo fruto será empleado con fines comerciales.
En Asturias, el 82,2% del viñedo de transformación está en estado de abandono. En Madrid este tipo de plantaciones también son bastante relevantes con el 22,7% del viñedo abandonado. En Cantabria el 100% de las plantaciones están en producción. En el País Vasco el 46,1% de las plantaciones son de uso no comercial. Por su parte, La Rioja es la comunidad con mayor superficie porcentualmente de viñedo de primer año (4,8%).

Precios de la tierra

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Los precios de las tierras de cultivo de viñedo volvieron a caer en 2011 por cuarto año consecutivo, situándose en niveles cercanos a los de 2003 (12.664 €/ha).
Este descenso, en cambio, fue más reducido que en el año anterior, de media un 5% y 714 euros menos, hasta 13.670 €/ha en términos corrientes, pero estuvo claramente por encima del recorte medio general de las tierras de cultivo y aprovechamientos en España, que fue del 1,6% y de 160 euros, hasta 10.003 €/ha, de acuerdo a la tradicional Encuesta de Precios de la Tierra, realizada por el Ministerio de Agricultura.
La rebaja de precios fue debida, principalmente, al viñedo de uva de mesa en secano y regadío. En secano, el recorte fue considerable, un 15,7%, hasta 12.642 €/ha, mientras que en regadío se limitó al 3,6%, hasta 42.736 €/ha.
En viñedo de uva para transformación, el precio medio de las parcelas cayó más en secano, que en regadío. En el secano, que representa más del 90% del precio base de la encuesta del Ministerio, el descenso fue del 5,2%, pasando de 13.622 euros de 2010 a 12.918 €/ha de 2011, unos 704 euros por hectárea menos. En el regadío, bajó apenas un 0,7% y en 314 euros, hasta 19.351 €/ha de precio medio.
Si nos centramos en el viñedo de uva para transformación en secano, se observa que los descensos no se producen en todas las Comunidades Autónomas, aunque sí en la mayoría. País Vasco, Navarra y Castilla y León se “salvan” de las rebajas de precios medios del valor de las fincas.

Estructuras

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Artículo con tablas en documento PDF adjunto.
El sector vitivinícola de nuestro país tiene unas grandes dimensiones y un elevado grado de heterogeneidad, por lo que es complejo proporcionar unos rasgos sencillos que sirvan para definirlo en toda su extensión. Según datos del Directorio Central de Empresas (Dirce) del Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2012 figuraban en España 4.083 empresas del subsector de actividad “vinos”, el 14% del total de la industria alimentaria española. Esta cifra supone, además, un incremento respecto a 2011 de 18 mercantiles (+0,44%).
Analizando ahora la estructura de estas empresas dedicadas al vino, destaca que la mayor parte de ellas (3.444 firmas, el 84,35%) son organizaciones de menos de 10 asalariados. De las 4.083 industrias de este subsector, tan solo nueve contaban con más de 200 empleados.
El Ministerio de Agricultura aporta, a su vez, el dato de Sociedades Agrarias de Transformación (SAT) inscritas a 31 de diciembre de 2012. Entre ellas figuran 173 bodegas, con 11.794 socios y un capital social de 11.472.700 euros.
En cuanto a la estructura de las explotaciones de viñedo, según el Censo Agrario 2009 (último disponible), España contaba con 134.980 explotaciones de viñedo, con un tamaño medio de 6,32 hectáreas.
Por su parte, según recoge Mercasa en ‘Alimentación en España 2012’, los cinco grupos empresariales del sector del vino más importantes acaparan una cuota conjunta de casi un 28% del mercado, por lo que los procesos de concentración todavía tienen un largo recorrido. La penetración de capitales internacionales no es todavía muy significativa entre los principales operadores, aunque ya se ha establecido un buen número de acuerdos con empresas de otros países para facilitar las operaciones de comercio internacional, una de las estrategias privilegiadas por los grandes grupos del sector.